Solapas principales

Un Manresa inconsistente se ve superado en Bélgica (85-72)

  • Angola y Mwema se combinaron con 40 puntos

La segunda parte, letal para Manresa: Tras una primer periodo esperanzadora para los intereses del conjunto manresano, la luz se apagó tras la vuelta de vestuarios. El Oostende tiró de orgullo para acabar llevándose el partido con un parcial favorable de 51-29 en los dos últimos cuartos, anotando con consistencia e impidiendo a sus rivales continuar con el vendaval que les había dado una amplia ventaja minutos atrás.

Dani Pérez y Pere Tomàs, desaparecidos: Pérez y Tomàs, dos de los máximos refentes en ataque para el equipo de Pedro Martínez, no fueron capaces de jugar al nivel que de ellos se esperaba. Pese a que ambos salieron desde el inicio, la aportación conjunta fue de apenas 4 puntos y 3 asistencias, todas del jugador balear. Luka Mitrovic y Luke Nelson, con 15 y 10 puntos respectivamente, anotaron desde el banquillo los puntos que sus compañeros no pudieron conseguir.

El quinteto de Oostende, autosuficiente: La anotación belga dependió en gran medida de sus titulares. Entre los cinco hombres que iniciaron la partida para los locales consiguieron anotar la friolera de 76 puntos, 4 más que la anotación conjunta de Manresa. Destaca el trío formado por Angola, Mwema y Thompson, que se convinó para anotar un total de 56 puntos. El banquillo de Oostende, sin embargo, tan solo pudo aportar 9 puntos, que fueron suficientes para ampliar la renta conseguida por el quinteto inicial.

En una jornada marcada por el reciente fallecimiento de Kobe Bryant, Filou Oostende y Baxi Manresa se vieron las caras en un partido fundamental para mantener con vida sus aspiraciones de clasificarse en los Play-Offs. Los belgas venían de perder su último enfrentamiento ante Türk Telekom por 67-85, mientras que los catalanes hacían lo mismo luego de caer en casa ante el Hapoel Holon por 65-67.

Luego de unos primeros minutos imprecisos por parte de ambos equipos, el partido comenzaba a ponerse de cara para el conjunto belga, que veía en Amar Sylla su gran referencia en ataque durante los primeros instantes. Los errores iniciales de Manresa desde el triple suponían un gran obstáculo para conseguir alguna ventaja en el marcador, para contraste de sus rivales, que acabaron el cuarto con todos sus intentos convertidos desde la línea de tres puntos. Eulis Báez daba el susto del partido para su equipo luego de quedarse tendido en el parquet tras un golpe en su rodilla izquierda, del que pudo reponerse tras su paso por el banquillo. Las aportaciones ofensivas de la dupla formada por William Magarity y Guillem Jou le daban a los suyos los puntos que tanto necesitaban, sin embargo, los flamencos supieron sacar provecho de los errores defensivos del conjunto catalán, consiguiendo sumar desde la pintura con relativa facilidad. Al final primer cuarto, el resultado era de 27-18.

Los compases iniciales del segundo cuarto fueron de dominio manresano, que consiguieron un parcial de 0-7 en menos de dos minutos para reducir la amplia diferencia en el marcador. La inexactitud de Oostende de cara a canasta y la firmeza en defensa del equipo de Pedro Martínez cambiaban las tornas del partido. Un dos más uno de Luka Mitrovic, una de las piezas principales ponía el 27-28, dándole la primera ventaja del partido a su equipo. La única buena noticia para los locales fue la actuación del jamaicano Shevon Thompson, que consiguió capturar 8 rebotes al margen de sus 11 puntos anotados en el primer cuarto. Mientras tanto, Manresa se hacía con las riendas del partido estableciendo un parcial favorable de 7-25 para poner el definitivo 34-43 al descanso. 

Las sensaciones seguían siendo favorables para los visitantes tras el paso por vestuarios. Mitrovic volvía a pista tal y como se fue, anotando. El serbio registraba un impecable cuadro de tiro con un 7 de 7 en tiros de campo para irse hasta los 16 puntos, al igual que Báez, que llevaba 12 puntos sin fallo. Tras cinco minutos de juego consumidos, el parcial de 6-15 les permitía ponerse 18 arriba en el marcador. La furia de Dario Gjergja contra los arbitros derivaba en la expulsión del técnico de Oostende, un hecho que inicialmente parecía darle a Manresa un incentivo más para hacerse con el partido, pero resultó ser totalmente al contrario. Luego de las dos técnicas contra su entrenador, los belgas conseguían un parcial de 14-0 con el que volver a meterse de lleno en el encuentro. Braian Angola fue el jugador más relevante en la remontada de su equipo, poniéndose con 16 puntos al final del cuarto. Tras la reacción local, el resultado era de 57-61.

Las fuerzas se igualaban al comienzo del último cuarto. Un triple de Jean-Marc Mwema y una acción individual de MiKyle McIntosh volvían a poner por delante a su equipo con tres minutos de juego transcurridos. Con tanto en juego, ninguno de los dos equipos quería quedarse atrás en el marcador. La ventaja favorecía a Oostende y con el calor de su afición parecía no estar dispuesto a dejarlo marchar. Todas las canastas manresanas se veían respondidas por los flamencos, quienes además sacaron provecho del triple para poner un 79-70 a falta de dos minutos. La luz terminaba de apagarse para Manresa en los instantes finales, para acabar perdiendo el encuentro por 85-72.

oostende_estadisticas.png

Estadísticas Filou Oostende

manresa_estadisticas.png

Estadísticas Baxi Manresa

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
9 meses 4 semanas
#contenidos: 
24
#Comentarios: 
34
Total lecturas: 
29,809

Comentarios

Es demostrable, se está dando jornada tras jornada de que el equipo de Manresa a los jugadores que tiene lesionados (Ferrari, Toolson), sin fecha de posible alta, hay que añadir ahora, la baja de Kravish por motivos burocráticos... El jugador actualmente más determinante en la posición de 5.
No sé, pero es que son demasiadas las bajas, ausencias, en las que está immerso este equipo y de manera continuada...