Solapas principales

Un Real Madrid de récord mantiene su racha ante Zalgiris Kaunas (88-82)

  • El Real Madrid iguala su tope como local con 13 victorias de manera consecutiva
  • Trey Thompkins fue nombrado MVP del partido, con 20 puntos y 5 rebotes
  • Lukas Lekavicius, con 21 puntos, acompañado de los 19 y 6 asistencias de Thomas Walkup, lo más destacado de Zalgiris

Y llegó la decimoctava jornada de Euroliga al WiZink Center, con un duelo en el que se respira rivalidad. Zalgiris Kaunas, uno de los rivales más duros del Real Madrid en los últimos años, tratará de proporcionar la primera derrota al conjunto merengue como local de la temporada. La imagen de los hombres de Sarunas Jasikevicius debe mejorar y mucho en la competición internacional, ya que se sitúan en los puestos más bajos de la clasificación. Mientras tanto, el Real Madrid busca seguir la estela del liderato, propiedad del Anadolu Efes.

 

Lukas Lekavicius evitó que Rudy Fernández dinamite el partido en el segundo cuarto. El balear del Real Madrid mostró, una vez más, el dulce momento que atraviesa en su juego. 5 triples y 17 puntos en un cuarto con el que amenazaba la conclusión del partido. Sin embargo, el habilidoso base del Zalgiris Kaunas anotó 16 de los 18 puntos con los que se marchó al descanso. Ante la defensa zonal de los de Laso, Jasikevicius sacó un arma de la segunda unidad para revolucionar la velocidad en el movimiento de balón, y se sobrepuso al muro defensivo blanco y mantuvo a los suyos en el partido de cara a la segunda parte.

Las pérdidas de balón asustaron al Real Madrid. 20 del conjunto blanco por 6 de Zalgiris Kaunas. Dato que refleja uno de los motivos por los que los de Jasikevicius se mantuvieron en el partido hasta los instantes finales. Una tarea pendiente de Pablo Laso, que por poco le cuesta la imbatibilidad como local.

Jasikevicius trató de innovar con los combo guard sin éxito. El técnico lituano, por una parte, acertó en el cambio sistemático. Zalgiris mantuvo un alto ritmo de partido y un buen movimiento de balón y alta intensidad sobre las líneas de pase en defensa. Gran parte de culpa de las pérdidas blancas fueron suyas. Sin embargo, dicho cambio provocó que el Real Madrid tuviese una superioridad física en ambos lados de la cancha que, sin duda alguna, permitió a Pablo Laso seguir contando con armas para soportar el envite y la ventaja en el marcador.

Ambos equipos salieron con claros sistemas defensivos. Los lituanos presionaron a todo campo para buscar imprecisiones en la circulación del balón, y una gran solidez en mano a mano para evitar que el Real Madrid anote con facilidad en situaciones de cinco contra cinco. Los de Pablo Laso, en cambio, arrancaron el partido con una defensa zonal, frenando la capacidad física y agresividad rival y obligarles a realizar tiros forzados desde el primer momento. 

Al otro lado de la cancha, Facundo Campazzo esta siendo completamente superlativo. Está en todas partes, repartiendo cuatro asistencias y anotando un triple en los primeros 4 minutos de juego. Trey Thompkins, muy participativo, trataba de hacer daño en el poste bajo, mientras Jordan Mickey ataca la zona con una maravillosa verticalidad que le caracteriza. La circulación de balón de Zalgiris no sorprendía a la zona 2-3 del Real Madrid, y dependían al inicio de Thomas Walkup y sus siete puntos consecutivos para mantener a los lituanos en el marcador. Sensación de igualdad y toma de contacto. Zalgiris Kaunas ha venido a pelear el partido desde la defensa y la intensidad, pero necesitan una mayor velocidad en la circulación de balón si quieren sobrepasar la defensa zonal del Real Madrid.

)68Precisamente Zalgiris hizo lo que debía hacer. Jasikevicius realizó algunos ajustes defensivos, proponiendo otra defensa zonal 2-3, para frenar el ataque en el poste bajo y la superioridad interior del Real Madrid. A su vez, un hombre salió desde la segunda unidad para revolucionar y meter la tan ansiada marcha que demandamos al primer cuarto. Ese hombre es Lukas Lekavicius. Un jugador habilidoso, descarado, y muy eléctrico. En jugadas de bloqueos indirectos se movía como pez en el agua, y anotó 16 puntos en el cuarto. Nos extraña entonces la diferencia que hay en el marcador a falta de cuatro minutos para el descanso (40-27). Todo ello tiene un culpable, y es que a sus 34 años, está ante uno de los momentos más dulces en cuanto a rendimiento individual. Dicho protagonista es Rudy Fernández, quien siguió su racha desde el triple, y anotó 5 triples en el cuarto, además de un robo finalizado en mate, lo que concluye en 14 puntos en el cuarto.

Abre la brecha y el partido comienza a revolucionarse. La seña de identidad de Jasikevicius, plasmado en su equipo, es que van a pelear hasta el último instante, y así lo demostraron en el festival de transición y fast break points. El duelo Lekavicius-Rudy sin duda ha abierto la lata del partido, francamente vibrante y que de momento domina el Real Madrid (47-41).

Si en el primer cuarto disfrutamos de un baloncesto más old school, donde priman las defensas, Jasikevicius trató de modernizarse en ataque, utilizando a Walkup como base y manteniendo a Lekavicius como combo guard. Puro estilo NBA con el que busca hacer daño en la transición ofensiva. El Real Madrid arriesga en la decisión de pases y no consigue sorprender el entramado lituano, sumando diversas deflections. La superioridad física del conjunto blanco se hizo notar de la misma manera en defensa y se aprovechó en ataque, impidiendo que su rival se acerque en el marcador.

Las pérdidas de balón están siendo un quebradero de cabeza para el Real Madrid, terminando a un Pablo Laso que no consigue mantener -el tempo del partido por ello, pero sigue cómodo en el marcador (68-59).

Precisamente, fijándonos en la valoración total a falta de 5 minutos del último cuarto, hay una diferencia de 21 entre ambos equipos (86 a 65). Sin embargo, el resultado no lo refleja. La razón podemos encontrarla en cómo aprovechan las pérdidas blancas y les mantuvo en el partido en todo momento. Precisamente es la ventaja física del Real Madrid y los ritmos rápidos donde se sienten más cómodos, y su talento les sigue proporcionando una inquietante ventaja por la dinámica de juego (75-69 min. 34). Es precisamente uno de los mayores talentos del Real Madrid, y es su facilidad con la que aprieta los tornillos defensivos para provocar pérdidas y desajustes ofensivos de su rival. En este caso, Zalgiris Kaunas fue una víctima más, y fue el detonante del partido. La sólida defensa nubló las ideas en ataque del conjunto lituano. Perdieron numerosos balones, se encontraron con diversos tiros forzados y un cortocircuito en la circulación de balón. En ataque, situación de dos contra dos de Campazzo y Jordan Mickey que obligaba a mover pieza en defensa y saltan las ayudas, lo cual liberó en dos ocasiones a Trey Thompkins en su terreno: las esquinas. Lógicamente, no perdonó desde su zona y detonó una ventaja en el marcador insalvable.

Finalmente, Pablo Laso ordenó una defensa en caja y a Rudy de manera individual con Walkup, para evitar cualquier situación de tiro liberado. Zalgiris Kaunas murió de pie, pero no fue capaz de asaltar el feudo blanco, igualando la mejor marca de victorias de su historia.

 

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 2 meses
#Contenidos: 
124
#Comentarios: 
266
Total lecturas: 
202,175

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar