Solapas principales

Una incomprensible decisión de Stauskas da la victoria al Real Madrid (70-69)

  • Facundo Campazzo, con 10 puntos y 11 asistencias, más los 20 puntos de Trey Thompkins guían al conjunto blanco
  • Los 14 puntos de Shavon Shields, insuficientes para llevarse la victoria
  • Nik Stauskas provoca una falta incomprensible con empate en el marcador y 3 segundos restantes

Las competiciones europeas no descansan, y ya está aqui la jornada 23 de Euroliga. Un Real Madrid necesitado de victorias, después de una serie de derrotas en los últimos partidos que siembran las primeras dudas en el feudo blanco. Kirolbet Baskonia llega en tierra de nadie en la clasificación, con buenas sensaciones tras su última victoria en el WiZink Center hace apenas dos semanas.

Kirolbet Baskonia lleva el partido a su terreno. Con 37-38 al descanso, los escasos porcentajes de acierto desde el triple y 5 tiros libres que reflejan una defensa pegajosa, pero que no elevó al máximo su nivel de intensidad. A un partido sin gran anotación colectiva, el conjunto baskonista ha dado motivos para creer en la victoria tras una meritoria y trabajada ventaja tras los primeros veinte minutos.

La conexión Campazzo - Thompkins como salvavidas blanco. Ante una defensa muy correosa de Kirolbet Baskonia, muy del estilo de Dusko Ivanovic, la asociación entre ambos jugadores da un soplo de aire a un Real Madrid que se ahogaba en ataque. Especialmente el norteamericano, quien anota 20 puntos, y las 11 asistencias de Facu, se echan el equipo a la espalda.

Incomprensible decisión de Nik Stauskas. Kirolbet Baskonia consigue consolidar el empate a falta de 4 segundos. Todo parece destinado a la prórroga, cuando ocurre la sorpresa del partido: Nik Stauskas realiza una falta a Campazzo tras saque de fondo. El argentino anota el primero de los tiros libres, fallando a propósito el segundo y cerrando la victoria blanca.

 

Partido muy táctico en los primeros compases del duelo, donde el Real Madrid da la sensación de tomar el mando especialmente en ataque, y cerrando la defensa para un Kirolbet Baskonia que aprovecha la capacidad física y concentración de un Michael Eric más vertical de lo que nos tiene acostumbrados. A su vez, un enchufado Matt Janning aprovecha la creación de espacios tras bloqueo del nigeriano para poner los primeros 10 puntos del conjunto vasco. Los de Pablo Laso juegan situaciones estáticas de 2 contra 2 entre Campazzo y Randolph, creando un missmatch favorable al esloveno, quien crea situaciones liberadas para Taylor. El tiempo muerto salió perfecto para Dusko Ivanovic, quien paró el choque con 14-10 en contra, y acabó el cuarto 14-19. Partido más físico e intenso, que provocó numerosas pérdidas en la transición de balón blanca y se lleva los primeros 10 minutos.

Kirolbet Baskonia consiguió llevar el partido a su terreno. Niveles bajos de anotación, siendo el equipo con peor porcentaje de triple y con peor offensive rating de la temporada. Las defensas se alzaron para cerrar las zonas, y los hombres exteriores presionan la línea de pase para jugar un partido estático, algo a los que no nos tiene acostumbrados el Real Madrid. Los de Pablo Laso cuentan con un bajo porcentaje desde el triple (5/15), por el 6/10 baskonista, liderados con un perfecto 3/3 de Matt Janning. Ambos equipos viajaron poco a la línea de tiro libre (5 veces el Real Madrid, por 4 de Kirolbet Baskonia). Datos que reflejan escasa intensidad y agresividad que provocó más de un enfado, especialmente, para el técnico montenegrino.

La vuelta de vestuarios fue un auténtico vendaval blanco. Si la primera parte se fue al terreno baskonista, el Real Madrid impuso el ritmo alto que más nos acostumbra, y anotaron 10 puntos en contraataque al que Kirolbet Baskonia no supo frenar y Dusko estuvo obligado a parar. Tras el tiempo muerto, el técnico montenegrino volvió a mostrar su capacidad de lectura de partidos, y vimos un Baskonia más agresivo en defensa y con mejor circulación de balón en ataque, para aguantar la embestida blanca. El Real Madrid se atascó en ataque, dejó de correr tanto como al comienzo del cuarto, y las imprecisiones volvían a surgir conforme transcurre el cuarto. Un problema grave de Kirolbet Baskonia llega en la falta de organización y comunicación en los bloqueos directos. Provocaron numerosas pérdidas del conjunto visitante que genera situaciones favorables para un Real Madrid que da la vuelta al marcador y se va con 4 de ventaja a la batalla del último y definitivo cuarto (53-49).

El partido fue más lento en cuanto a velocidad del mismo. Baskonia adormeció el juego, donde más sufre el Real Madrid, quien depende de la asociación Campazzo-Tavares para mantener el nivel anotador. El propio base argentino se precipitó en numerosas acciones de dirección, y las defensas vascas han provocado dos posesiones sin tiro del Real Madrid.

La incertidumbre de donde caerá la balanza se erige sobre el WiZink Center. Nueva búsqueda de missmatches: poste medio de Trey Thompkins, quien se empareja con el defensor de Campazzo, y consigue anotar cinco puntos de manera consecutiva para mantener las tablas en el marcador. El temor también comienza a surgir, con máxima igualdad en anotación y menos de 3 minutos de juego. La sangre fría de los jugadores y la veteranía de jugadores como Toko Shengelia, el alma de Kirolbet Baskonia. Nuestro protagonista del último cuarto, Campazzo, genera auténticos quebraderos de cabeza a sus defensores, quienes no pueden contrarestar la electricidad con la que arranca el base argentino. Tres rebotes orientados están dando nuevas oportunidades al Real Madrid, que finalmente encuentran la anotación en Thompkins, quien pone tres arriba a los suyos a falta de 16 segundos. Baskonia consigue empatar el partido a falta de 4 segundos, pero una falta incomprensible de Nik Stauskas sobre Campazzo le regaló dos tiros libres, de los cuales anotó el primero y falló a propósito el segundo, que sentencia el partido y evita la prórroga.

 

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 3 meses
#contenidos: 
126
#Comentarios: 
266
Total lecturas: 
204,407

Comentarios

Por encima de todo, la clave estuvo para mi en la quinta falta de crhiston, acababa de anotar varias canastas seguidas y una asistencia que creo recordar que acabo en tapón. En ese momento estaba caliente y creo de haber seguido en pista hubiera anotado con bastante facilidad

Por encima de todo, la clave estuvo para mi en la quinta falta de crhiston, acababa de anotar varias canastas seguidas y una asistencia que creo recordar que acabo en tapón. En ese momento estaba caliente y creo de haber seguido en pista hubiera anotado con bastante facilidad

Fue involuntario, Nik no quería hacerlo aunque alguno pueda pensar que fue para no jugar la prorroga. Un N8 del draft! Con todo el trabajo que había hecho Baskonia .....pero todos cometemos errores.