Solapas principales

Unicaja aplasta al Mornar Bar en el Carpena de los sueños (113-76)

  • El Unicaja regala una oda al baloncesto ante el Mornar Bar, al que arrolló por 37 puntos de diferencia (113-76), y confirma que es uno de los equipos más en forma del continente.
  • Séptima victoria en Eurocup del Unicaja, que va lanzado como uno de los grandes candidatos al título continental.

EL MEJOR UNICAJA DESDE LA LIGA DE 2006. Quizás esta afirmación sea demasiado contundente, teniendo en cuenta que el visitante hoy en el Carpena es uno de los más flojos de la temporada, ACB incluida, pero el baloncesto que ha desplegado esta noche Unicaja ha sido absolutamente bárbaro, en ataque y en defensa, de principio a fin, sin aflojar en ningún momento y alcanzando cotas anotadoras más propias de los Golden State Warriors. Y es que, tras muchos años en los que, por lo general, las decepciones han superado a los éxitos, y jugando un baloncesto que no era muy del gusto del Martín Carpena, la plantilla que dirige Luis Casimiro posee un caudal ilimitado de recursos, viéndose probablemente el mejor baloncesto en Málaga desde aquella campaña 2005/06 en la que los Garbajosa, Berni, Cabezas y compañía levantaron el título de Liga. El Unicaja es uno de los equipos más en forma de Europa, sin ninguna duda, y ahora debe pelear el liderato del grupo con el Unics Kazan. 

BOBBY BROWN, UN ILUSTRE VETERANO MUY SOLO. El combo-guard americano de 34 años es uno de los nombres más destacados de esta Eurocup. Con más de 150 partidos de experiencia NBA, y el trofeo Alphonso Ford como máximo anotador de la Euroliga en 2013, hace apenas tres semanas firmó un contrato temporal con el equipo esloveno, en principio por un mes y medio, aunque prorrogable si el Mornar Bar supera la primera fase de la Eurocup (lo que parece improbable, pues quedan dos jornadas y está a un partido del Fraport Skyliners, que marca el corte). Hoy demostró su calidad con 18 puntos y 9 asistencias.

PABLO SÁNCHEZ METE SU PRIMERA CANASTA. El jugador más joven de la historia del Unicaja tuvo de nuevo minutos, como se esperaba por otra parte viendo la enorme distancia en el marcador entre los malagueños y los balcánicos. Luis Casimiro le confió la dirección en los últimos cinco minutos, y el cachorro de 16 años se estrenó como anotador con una bandeja a pase de Mathias Lessort. También intentó una bomba y un par de triples, que no anotó. Seguro que los próximos sí entrarán. 

 

El Unicaja salió arrollador de inicio, como se preveía por otra parte viendo las diferencias entre la plantilla del cuadro malagueño y la del Mornar Bar. Tras apenas cinco minutos de juego, la pareja interior formada por Wiltjer y Shermadini ya había colocado al Unicaja diecisiete puntos arriba (19-2), con 13 puntos entre ambos jugadores. Los eslovenos solo aguantaban gracias a los triples del ex de Andorra Landing Sané y de Nemanja Vranjes, para estabilizar un poco una diferencia que no obstante era ya enorme para ser el primer cuarto (31-15). 

En la segunda manga continuó el ritmo infernal de un Unicaja que volvió a anotar 31 puntos en el segundo cuarto, gracias a la inspiración exterior de Sasu Salin (15 puntos y 4/5 triples al descanso) y Jaime Fernández (10 puntos y 15 de valoración a la entrada de vestuarios). Los malagueños corrieron prácticamente en cada ataque y tiraron con mucho acierto, y ni siquiera el buen ataque de los de Pavicevic en este cuarto (26 puntos metieron, con Lukovic y Brown alternándose en la anotación) les permitía reducir una desvemtaja que superaba los 20 al descanso (62-41). 

dq3emdpxcaai9db.jpg

Jaime Fernández, decisivo

El Carpena disfrutaba de un partido que no tenía más historia que la de saber cuántos récords podría batir el Unicaja. Si bien es cierto que su rival dio una imagen más propia de una escuadra de LEB Oro que de una de Eurocup, no se pueden restar méritos a un Unicaja cuyo fondo de armario le permite no bajar el pistón en ningún momento. De hecho, los de Luis Casimiro anotaron 26 y 25 puntos, respectivamente, en el tercer y cuarto periodo, y la diferencia no paraba de crecer (88-54 al final del tercer cuarto, 101-59 a mitad del último). Casi todos los jugadores hicieron sus números (19 puntos de Shermadini, 17 de Salin, 14 y 8 asistencias de Jaime, 13 y 8 asistencias de Roberts, 17 de Wiltjer, Pablo Sánchez anotó su primera canasta como jugador de Unicaja...). En el Mornar Bar, el máximo anotador fue, con 18 puntos, Bobby Brown. Un veterano (34 años) que llegó a ser el máximo anotador de la Euroliga en 2013, en las filas del Siena. Al final, tras un ligero maquillaje de los eslovenos, 113-76, en la que supone la mayor anotación malagueña en Eurocup, y 162 de valoración (su mejor valoración también). 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 6 meses
#contenidos: 
58
#Comentarios: 
130
Total lecturas: 
153,682