Solapas principales

Unicaja se ahoga ante Brose Basket a 4,60 metros de la orilla (76-80)

  • El fallo en el tiro libre, clave
  • Poca ayuda encontró Nedovic en ataque

La puesta en escena de Unicaja fue bastante buena, con Mc Callum y, sobre todo, Nedovic muy enchufados, siendo auténticos protagonistas del inicio. Y cuando no acertaban, allí estaba Augustine recogiendo la basura. Pero todo cambió al salir la segunda unidad, pues el equipo malagueño perdía sus ideas en ataque, no era capaz de anotar en los últimos 4 minutos de cuarto, encajando un parcial de 0-9 que convertía un plácido primer cuarto en una derrota parcial (22-24).

Si durante el primer cuarto el ataque alemán tuvo como protagonista a Hackett, Ricky Hickman fue el encargado de dar las primeras ventajas al Brose Basket. Nedovic evitaba la escapada, pero no encontraba aliados para volver a poner a Unicaja por delante. Ni siquiera el deseado Musli, muy aplaudido cuando Plaza ordenaba que entrase a pista. Visto lo visto, buena noticia era estar sólo cuatro puntos por debajo al descanso (35-39).

Cuando las ideas no fluyen, un equipo debe construirse desde atrás. Y eso ordenó Joan Plaza en el vestuario. Claras intenciones mostraba su quinteto inicial tras el descanso, jugadores de trabajo, que complicaban cualquier acción ofensiva del equipo alemán. Así, a poco que Mc Callum y Salin se unieron a la exhibición de Nedovic, el Unicaja volvió a tomar las riendas del marcador, entrando al cuarto decisivo en ventaja (58-54).

Durante el último parcial, en los primeros cinco minutos, el electrónico se encontraba en el columpio, ahora manda Brose Basket, ahora Unicaja. Llegó entonces un parcial de 0-8, provocado  sobre todo por encontrarse el conjunto malagueño en bonus y aprovecharlo el equipo alemán para sumar desde la personal (seis de los puntos en el parcial llegaron desde el 4,60), que daba una ventaja importante a los visitantes (66-73).

No se rendía Unicaja, y a base de casta ( y también tiros libres, en este caso de Milosavljevic), lograba poner el empate en el marcador cuando se entraba al último minuto (76-76). Dos tiros libres de Rubit dieron ventaja al Brose Basket, teniendo Unicaja hasta dos opciones de empatar, pero en ambos Nedovic no acertó con el aro, el segundo con algo de polémica porque pudo ser falta, pero finalmente la victoria terminó cayendo del lado visitante (76-80).

Nedovic, muy solo. El escolta de Unicaja Málaga tiraba del carro local, mostraba su calidad y su facilidad anotadora, pero no encontraba el respaldo de sus compañeros, lo que permitía a Brose Basket intentar cerrar más la defensa contra el jugador serbio. Aún así, Nedovic se las ingenaba para sumar hasta 26 puntos, aunque sólo dos en el último cuarto.

El acierto en el tiro libre. En un choque tan igualado los pequeños detalles marcan mucho el resultado final. Y los tiros libres suelen ser decisivos. En este caso, muy elocuentes. Unicaja lanzó 28 y Brose Basket 29, prácticamente igual. le problema, que los malagueños anotaron 18 y los alemanes 25. 

Rubit hizo estragos en la pintura malagueña. Ni Augustine, Ni Shermadini ni Musli pudieron con el pívot del conjunto alemán, que logró un doble-doble, con 15 puntos y 11 rebotes, y mostrándose muy seguro desde la línea de personal cuando estaba el partido en sus momentos decisivos.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
9 años 3 meses
#Contenidos: 
207
#Comentarios: 
2,393
Total lecturas: 
1,233,187

Comentarios

Jugando con fuego, de nuevo. Diaz sigue perdido, mcallum intermitente, los 3 pivots no hacen uno alemán y para inri, 2 partido de euroliga perdido en el libre, lamentable.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar