Solapas principales

Valencia Basket se deja una vida en casa del Asvel Villeurbanne (72-65)

  • Oportunidad pérdida para el conjunto español

Partido correspondiente a la jornada 27 de Euroliga el que iban a disputar Asvel Villeurbanne y Valencia Basket.  Primer partido de la doble jornada que se avecina en la máxima competición continental en un entorno algo enrarecido, con un aforo limitado a 4500 personas a causa del coronavirus.

El encuentro comenzaba frío. Asvel Villeurbanne hacía una defensa agresiva, subiendo líneas y tapando líneas de pase. Quino Colom no conseguía dirigir con claridad pero conseguía castigar la agresiva defensa con penetraciones. Kahudi cometía dos faltas en 2 minutos y se tenía que sentar en el banquillo. Mientras que a Valencia Basket los triples no le entraban, Lomazs si encontraba el aro anotando 5 puntos seguidos (14-7, min.5). La agresiva defensa local hacía que entrasen en bonus cuando quedaban más de 5 minutos de cuarto. El equipo taronja parecía algo desubicado y tan solo conseguían anotar a base de penetraciones y desde el tiro libre. Lighty seguía castigando el aro rival permitiendo que los galos amenazaran con irse en el marcador (20-12, min.18). Dos buenas acciones visitantes consiguen arreglar el desaguisado y con un 0-5 de parcial se acercan en el luminoso al final del cuarto (20-17, min.10). La fórmula para los de Ponsarnau estaba clara: controlar las pérdidas y mejorar el porcentaje del triple.

Asvel Villeurbanne seguía con el mismo plan de partido y continuaba siendo agresivo en defensa. Al igual que en el primer cuarto, entraban en bonus a falta de más de 5 minutos. Los triples seguían sin entrar por ambos bandos y el partido entraba en una espiral de fallos (29-25, min .16). Maledon entraba en trance y con 5 puntos seguidos obligado a Ponsarnau a parar el encuentro para reorganizar ideas (34-28, min.18). El intento caía en saco roto, Maledon estaba desencadenado y con 4 puntos más mandaba el partido al descanso con ventaja local (38-30, min.20).

Lighty comenzaba inspirado anotando 8 puntos consecutivos poniendo la máxima ventaja en el marcador (48-34, min.23). Vives trataba de sostener a los taronjas y 5 puntos suyos capeaban el temporal. Sin embargo, Valencia Basket seguía cometiendo los mismos errores: pérdidas y escaso acierto en el triple. Dubljevic tenía un día horrible en el tiro y, para más inri, tampoco generaba acciones positivas al poste bajo. La defensa visitante no era dura , cometiendo su primera falta cuando quedaban 4 minutos de cuarto (55-45, min.27). Con Lighty y Maledon en el banquillo el ataque galo se secaba y no lo aprovechaba para romper el partido. Tanto es así que encadenaban 3 minutos sin anotar. Valencia Basket no desperdiciaba la ocasión con Colom forzando tiros libres y Labeyrie sumando a base de buenas acciones (56-52, min.30). La escuadra española salvaba un momento crítico y las espadas estaban en todo lo alto a falta de un cuarto.

El último cuarto seguía por los mismos derroteros. A ambos equipos se les encogían –aún más- las muñecas y anotar se tornaba en misión imposible. Tras un triple de Yabusele contestado inmediatamente por Labeyrie, el marcador estuvo 3 minutos sin moverse (59-55. min.34). La igualdad era latente y pequeños detalles iban a decidir el encuentro (62-59, min.36). Los fallos se sucedían y el marcador parcial reflejaba un pírrico 7-7 (63-59, min.38). Sastre dejaba a los suyos más cerca. El rebote defensivo se tornó en problema en el último cuarto, permitiendo a los locales ir a la línea del 4,60 tras una captura ofensiva. Taylor no titubeaba en el tiro libre al contrario que Sastre, que si lo hacía en el ataque siguiente perdiendo el balón cuando buscaba a Dubljevic en la zona. Taylor anotaba una bandeja y más se le torcían las cosas a los visitantes cuando fruto de la frustración Dubljevic era sancionado con falta técnica (68-61, min.39). Sastre, otra vez, volvía a cometer otra perdida y Taylor desde el tiro libre dejaba el partido sentenciado hasta el 72-65 final.

1- PÉRDIDAS Y T3. Las pérdidas fueron un martirio para los de Ponsarnau. En ningún momento se sintieron cómodos con el balón en las manos ante la agresiva defensa local y no encontraban posiciones cómodas de tiro. 14 pérdidas, si bien no es algo insalvable, es un número elevado. A ello hay que sumarle dos pérdidas en el último minuto del mismo jugador. Si a este factor se le suma el horrible porcentaje en el triple (4/20, 20%) y que tu jugador estrella, Bojan Dubljevic, tiene una tarde para olvidar se hace realmente difícil poder ganar un partido de Euroliga.

2- REMAR Y MORIR EN LA ORILLA. Valencia Basket se encontró durante todo el partido por detrás en el marcador. En ocasiones cerca y en ocasiones lejos. Salvó un momento crítico en el tercer cuarto, llegando a estar 14 puntos abajo. Se acerco en el último a 2 puntos, pero nunca llegó a culminar la remontada. Ir a contracorriente todo el encuentro y no llegar a liderar el partido para meter presión al conjunto local pudo ser clave.

3- JORDAN TAYLOR, “CLUTCH MAN”. Jordan Taylor, que hasta entonces no llevaba un partido demasiado lúcido como así lo atestiguan sus 13 minutos disputados saliendo de titular, se tornó en clave en los momentos calientes. 6 puntos, 2 robos, 1 asistencia y 3 faltas recibidas en los últimos 3 minutos de partido. Mucho merito ser capaz de aparecer cuando más pesa la bola tras un partido discreto.

estadisticas_asvel.jpg

Estadísticas Asvel Villeurbanne. Vía: Euroleague

estadisticas_valencia.jpg

Estadísticas Valencia Basket. Vía: Euroleague

 

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 10 meses
#contenidos: 
35
#Comentarios: 
187
Total lecturas: 
77,434