Solapas principales

Zalgiris conquista Vitoria y deja a Baskonia al borde del K.O. (60-74)

  • Victoria doble del equipo lituano, que se llevó el 'average' particular con Baskonia
  • Zalgiris se mete en la pelea, Baskonia en cambio se queda contra las cuerdas
  • Dominio abrumador del rebote por parte de Zalgiris. 38 por 22

Victoria lituana para seguir vivos, a costa de Baskonia: Con este vital triunfo cosechado por los pupilos de Sarunas Jasikevicius en el Fernando Buesa Arena, el equipo lituano se mete de lleno en la pelea por los puestos de ‘playoffs’, hundiendo en los puestos más bajos de la clasificación a un Baskonia al que se le pone prácticamente imposible soñar con la hazaña. De esta manera, Zalgiris se coloca con 10 puntos en su casillero; una más que Baskonia, al que también ha ganado el ‘average’ particular. El conjunto lituano se queda de esta manera a tan solo una victoria del equipo que marca la octava plaza, metiéndose en el ‘pelotón’ de equipos que se disputa esa plaza igualados a 11 victorias.

El salvavidas del rebote: El concepto del rebote, muchas veces infravalorado en este deporte llamado baloncesto, hay días, como hoy, en los que sencillamente te gana partidos. Acostumbrados a ver a Russell Westrbook capturar rebotes con la facilidad que recoge caramelos un niño el día de reyes, podemos caer en el error de pensar que no son más que una simple e intrascendente estadística. ¡Que miren el partido de hoy! 38 rebotes de Zalgiris por tan solo 22 de Baskonia. El conjunto lituano ha capturado los mismos rebotes ofensivos que Baskonia defensivos. Esto ha otorgado al equipo de Kaunas la posibilidad de, sin unos porcentajes muy superiores a los de su rival, disponer de segundas oportunidades que al final han decantado la balanza hacía su lado.

Semaj Christon no puede con todo: Un día más, el recién llegado base estadounidense ha realizado un ‘señor partidazo’. 17 puntos para el ‘playmaker’ proveniente de ‘Limoges’, pero la sensación en todo momento de encontrarse muy solo en ataque. Él era el único que aportaba soluciones en ataque. El único con ideas, el único con cierta clarividencia ofensiva. Pierria Henry, recién llegado de su lesión, y un intranscendente Sergi García obligaron al base americano a asumir toda la responsabilidad en la dirección de juego, y pese a que realizó un gran partido, fue insuficiente en el aspecto colectivo.

Tras diez días de absoluta inactividad en lo que a competición se refiere, Baskonia volvía esta noche a la acción en Euroliga.  Las heridas que Baskonia llevaba sufriendo toda la temporada parecían ir poco a poco cicatrizándose los partidos anteriores. Todos imaginábamos que la bautizada por Dusko como ‘minipretemporada’ que había podido realizar el equipo al no lograr el pase a la Copa del Rey de Málaga daría sus frutos en la vuelta a las canchas, pero nada de eso. Los nubarrones oscuros volvieron al Buesa Arena para desatar una tormenta que finalizaría con la derrota de los vitorianos en un transcendental duelo directo ante un Zalgiris que llegaba con el mismo número de victorias (9).

Desde que el balón comenzó a botarse, en el ambiente se palpaba la importancia que tenia este partido para ambos conjuntos. Prácticamente una final a vida o muerte, en la que el ganador seguiría vivo en la batalla por los ‘playoffs’ y el perdedor vería esfumarse la gran mayoría de sus opciones.  Pese a que el partido se disputaba en el Buesa Arena y no en el Anfiteatro Flavio o Colisseo de Roma, Él Cesár’ indicó con su pulgar hacia abajo, firmando la sentencia de muerte de un Baskonia al que esta derrota ‘doble’ le deja con remotas posibilidades. Por si la derrota en casa fuese poco, Baskonia no pudo aferrarse al ‘average’ particular con Zalgiris, teniéndolo favorable tras su victoria en Kaunas la primera jornada de Euroliga.

El partido comenzó con un Baskonia muy serio, jugando con pacienciay basando su juego en la defensa. El equipo de Ivanovic sabía como secar a Zalgiris, y así lo hizo. El primer cuarto terminó con un 20% en tiros de campo por parte de Zalgiris, pero Baskonia no pudo aprovecharse de esa ventaja ya que carecía de ideas en ataque. El primer cuarto finalizó 17-13, pero rápidamente la tendencia fue cambiando.

La telaraña defensiva de Baskonia comenzó a hacer aguas, y cada cuarto Zalgiris se fue sintiendo mas a gusto, más como y con más ideas. El conjunto lituano anotó 13 puntos en el primer cuarto, 17 en el segundo, 21 en el tercero y 23 en el último. Mientras la línea grafica de Zalgiris era paulatinamente ascendente, con la de Baskonia ocurría todo lo contrario. Cada cuarto encontraba menos soluciones, menos ideas y por consecuencia; menos puntos.

Bien entrados en el tercer cuarto estuvo la clave del partido. De un igualadísimo 45-45 que indicaba el marcador, Zalgiris emergió con un contundentísimo parcial de 0-11, para dejar a Baskonia en tan solo 10 puntos en este cuarto y amarrar una ventaja que ya no soltaría hasta el final.

Lo más interesante de los últimos minutos fue la particular partida de ajedrez que disputaron Dusko Ivanovic y Sarunas Jasikevicius por el ‘average’ particular. La moneda cayó de parte de los lituanos, sellando así una victoria doble en el Buesa Arena, que mete a los de ‘Saras’ de lleno en la pelea y deja al borde del K.O a Baskonia.

baskonia_stast.png

Euroleague

zalgiris_stats.png

Euroleague

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
6 meses 3 semanas
#contenidos: 
33
#Comentarios: 
103
Total lecturas: 
44,218

Comentarios

Sabes quien coge los rebotes? El que tiene ganas de cogerlos y hoy Baskonia ni rebotes ni nada. Julen me alegro que veas tantas cosas para contar ,yo solamente que me aburrí como todos los que veia alrededor.