Solapas principales

Analizando a Juan Pablo Vaulet, intensidad argentina para BAXI Manresa

BAXI Manresa afronta una nueva temporada de reconstrucción con el difícil papel de lograr repetir la gran temporada pasada y dejar muy atrás los fantasmas de LEB Oro. Para este nuevo proyecto, Manresa trajo a un conocido de la casa como Pedro Martínez. Un entrenador consagrado cuya filosofía de juego siempre ha incluido “guerreros”. Esos jugadores capaces de dar todo en la pista por el equipo (Eulis Báez es un gran ejemplo que vuelve a juntarse con Pedro este verano) y en esa saga de luchadores hay que meter a Juan Pablo Vaulet.

Un joven alero argentino destacado por su entrega en pista y lucha, que debutará en España de la mano del conjunto manresano tratando de repetir los éxitos conseguidos hace 19 años por su compatriota Andrés Nocioni. El Chapu logró en Manresa consagrarse en la competición aprovechando la oportunidad para ganarse un nombre en la liga. No es la misma situación que Vaulet, pero el objetivo es el mismo: ganarse un nombre en la liga Endesa.

Tras pasar por varios equipos en categorías inferiores, en 2014 daba el salto al baloncesto profesional firmando por Weber Bahía Estudiantes. En el club de la leyenda albiceleste Pepe Sánchez, Juan Pablo firmaba una primera temporada más que aceptable con unos promedios de 7,2 puntos y 4,1 rebotes por encuentro. Pese a tener solo 19 años y no llegar a los dos metros de estatura (1,98), Vaulet se ganaba un nombre en la liga como jugador físico y de gran intensidad bajo aros. Al cierre de esa temporada, el joven jugador se presentaba al Draft de la NBA siendo escogido en segunda ronda por Charlotte Hornets.

Durante las tres siguientes temporadas, Juan Pablo seguiría defendiendo el azul de Bahía Blanca compartiendo plantilla con su hermano pequeño Santiago. En noviembre de 2018, ambos hermanos dejaban el equipo por expresa solicitud de los jugadores. En ese momento, algunos medios de la prensa local sostenían que esta desvinculación se debía a que ambos hermanos sufrían una cardiopatía. Esta información fue desmentida por los propios jugadores sosteniendo que Santiago paraba de entrenar por un tratamiento (no ha vuelto a jugar en ningún equipo desde entonces) y Juampi quería un cambio de club para buscar nuevas oportunidades.

Con el inicio de 2019, Juan Pablo firmaba por uno de los equipos más emblemáticos del país como Peñarol Mar del Plata tras dos meses en el dique seco. Poco tiempo le llevo a Vaulet adaptarse al equipo, ganándose rápidamente un puesto en el quinteto inicial y finalizando la temporada con unos promedios de 13,2 puntos, 7,1 rebotes, 1,2 asistencias, 0,5 robos y 0,6 tapones por partido.

FORTALEZAS

Condiciones atléticas: su mejor cualidad como jugador de baloncesto. Vaulet posee unas condiciones físicas formidables para este deporte: salto vertical, velocidad, resistencia, … Un jugador capaz de capturar más de 7 rebotes por partido sin llegar a los dos metros, defender con gran intensidad durante todos los minutos que esta en pista, liderar los contraataques del equipo y finalizar con mates cada balón que pilla cerca del aro. Con las diferencias de altura y juego, por condiciones físicas podría compararse con su compatriota Gabriel Deck.

Rebotes: un formidable gladiador de los aros capaz de promediar 7,1 rebotes (1,5 ofensivos) esta última temporada desde sus 1,98 metros de estatura. Un jugador inteligente en la lectura del rebote, capaz de ganar en las capturas a jugadores más altos gracias a su intensidad y gran capacidad de salto.

Todoterreno: de esos jugadores que siempre aportan estando en todas partes. Jugador “hiperactivo” que lo da todo en cada acción: ya sea anotando (13,2 puntos de media), asistiendo a sus compañeros (1,2), reboteando (7,1) o “bajando el culo” en defensa (0,5 robos y 0,6 tapones por partido).

Margen de mejora: no se puede olvidar que estamos hablando de un jugador de 23 años con potencial para seguir creciendo año a año. Con unas condiciones físicas perfectas para este deporte, el crecimiento de Vaulet vendrá marcado por su mejoría en el tiro exterior y adaptación a la competición europea. Unas facetas que seguro podrá mejorar como demuestra el gran crecimiento del jugador en los últimos años.

DEBILIDADES

Tiro exterior: el talón de Aquiles de este jugador reside en su muñeca. Vaulet tiene que mejorar con urgencia su tiro exterior para poder dar un salto cuantitativo de nivel. Sus problemas desde la línea de tres (25% de acierto) convierten a Juampi en un jugador muy predecible en ataque.

Cabeza: si antes hemos destacado la hiperactividad del jugador argentino, es importante también mencionar la parte mala de tanta explosividad en la pista. En algunas ocasiones, Juampi no toma decisiones con cabeza precipitándose en la toma de decisiones. Unas precipitaciones que suelen terminar mal tanto en ataque (con malas selecciones de tiro, pérdidas de balón (1,4 de media)) como en defensa (2,5 faltas por partido).

Adaptación a la liga: Vaulet da el salto al baloncesto europeo y debe adaptarse rápido pese a ser un jugador muy joven. Sus ventajosas cualidades físicas no tendrán el mismo impacto ante las defensas de la liga Endesa y los nuevos rivales. Su entendimiento de la competición así como su acoplamiento a los sistemas de Pedro Martínez marcarán el futuro del joven jugador argentino.

LNB 2018/2019 - Peñarol 95 Quilmes 89 - Vaulet MVP

Juan Pablo Vaulet Draft NBA

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 4 semanas
#contenidos: 
386
#Comentarios: 
1,045
Total lecturas: 
1,136,667