Solapas principales

Kenan Sipahi, la gran esperanza de futuro de Turquía (Foto: FIBAEurope)

Analizando a Kenan Sipahi: Talento puro turco en busca de la regularidad

  • Debutó con quince años en la Liga turca y con dieciocho ya vestía la elástica del Fenerbahce
  • Base muy irregular a lo largo de su carrera, con una gran visión de juego y un físico débil

Uno de los fichajes más ilusionantes del Coosur Real Betis es el del base turco Kenan Sipahi. Este base nacido hace 24 años en Kosovo e internacional turco ejercerá de base titular en un Betis donde compartirá puesto con Albert Oliver. El nuevo fichaje bético generó en sus inicios unas expectativas que, sin embargo, no ha llegado a cumplir. Las expectativas se crearon, sobre todo, en el verano de 2013, cuando la selección turca ganó el Europeo U18 que se celebró en Lituania. El MVP de dicho torneo fue el nuevo refuerzo verdiblanco, con unos números de 10,5 puntos y 5 asistencias.

Como todo niño promesa, sus inicios en la élite fueron pronto. Sipahi comienza a jugar en la Basketbol Süper Ligi con el Tofas Bursa cuando Sipahi tenía tan solo 15 años. En la temporada siguiente ya tenía un sitio fijo en la primera plantilla del equipo, jugando una media de 14 minutos por encuentro. Su talento llamó la atención de muchos equipos de Europa, entre ellos el Fenerbahce, quien se hizo con sus servicios de cara a la temporada 2013/14.

En el gigante turco estuvo tres temporadas. Allí, Sipahi no tuvo suerte. En las dos primeras campaña su rol fue muy secundario. A ello se le sumó que en los primeros meses de 2014 sufrió una rotura en el brazo durante un partido de la Copa Turca contra el Trabzonspor. Sipahi recuperó sensaciones en la temporada 2015/16, cuando fue cedido al Pinar Karsiyaka, donde fue uno de los líderes indiscutibles del equipo tanto en la competición doméstica (7,6 puntos, 3,5 asistencias) como en Europa (5,3 puntos y 3,7 asistencias en Euroliga y 6,4 puntos y 2,4 asistencias en Eurocup). A pesar de ello, Fenerbahce decidió no renovarle y el albano-kosovar cambió Fenerbahce por Besiktas. A pesar de ser una de las referencias del equipo, su rendimiento ha continuado siendo muy irregular.

FORTALEZAS

Gran asistente y especialista en el pick and roll: Quien piense que Kenan Sipahi es un base con grandes dotes anotadoras, estará  errado. Es un base muy inteligente, con una gran visión de juego y que sabe leer las situaciones que genera el partido.

Saca provecho de su altura: Los casi dos metros que mide Sipahi hacen que no sea un base especialmente veloz. No obstante, gana más rebotes de lo normal en un base. Defensivamente, Sipahi también destaca por robar balones. Su altura también le ayuda en ataque, ya que en muchas ocasiones busca la penetración a canasta.

Talento puro: Si en el Betis dan con la tecla, Kenan Sipahi puede recuperar la mejor cara que le condujo a jugar en los mejores equipos turcos. Curro Segura el año pasado hizo de sus bases uno de los pilares del juego bético. Además, Sipahi estará acompañado en su puesto por un viejo rockero como Oliver, quien puede ser un buen maestro para Sipahi, cuyo talento es incuestionable. 

DEBILIDADES:

Físico débil: Es un jugador bastante delgado para jugar en la élite, lo que le hace sufrir cuando le toca enfrentarse a jugadores más musculados. Sufre especialmente en defensa, donde suele tener problemas con las faltas personales.

Demasiados balones perdidos: A pesar de su gran visión de juego y su buen manejo del balón y dribbling, es un jugador que pierde demasiados balones durante los encuentros.

Pocos tiros y malos porcentajes: Sipahi no es un jugador que lance mucho durante los encuentros. La mayoría de sus lanzamientos suele ser penetrando a canasta. Tampoco tiene mala mano desde el exterior, aunque no lanza muchos triples. Desde la línea de personal su media es baja, sin superar el 70%.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 2 meses
#contenidos: 
47
#Comentarios: 
151
Total lecturas: 
121,207