Solapas principales

Analizando a Nick Kay: Comienza el baile australiano

  • El Betis le ha asegurado un rol importante en el equipo de Curro Segura
  • Anotación, rebotes y sus capacidades atléticas, principales fortalezas del ala-pívot

Cuando el nombre de Nick Kay (27 años, 2,06 metros) se empezó a relacionar con la disciplina del Coosur Real Betis, muchos eran pesimistas respecto a la llegada del australiano a las filas béticas. Con una competencia muy potente –Unicaja Málaga o Galatasaray, entre otros-, los verdiblancos apostaron muy fuerte por el ala-pívot, asegurándole un rol principal en el equipo de Curro Segura.

El Betis será la primera experiencia fuera de Oceanía para Kay, quien se formó en la Universidad de Denver entre 2011 y 2015. El refuerzo bético se presentó en el draft de la NBA en la temporada 15/16, donde no fue seleccionado por ninguna franquicia. Tras ello, abandonó el sueño americano y regresó a la NBL. En la liga de aussies y kiwis, Kay jugó para los Northside Wizards, Townsvlle Crocodiles, Soutland Sharks, Illawarra Hawks, Wellington Saints y Perth Wildcats. Además de ganar dos veces la NBL, Kay se convirtió en un jugador destacado en el apartado anotador y reboteador durante su etapa en dicha liga.

Las actuaciones del nuevo fichaje bético le han creado un hueco en la selección australiana desde 2018, año en que el combinado aussie conquistó la medalla de oro en los Juegos de la Commonwealth. Un año después, en el Mundial de China fue partícipe de la selección que alcanzó el cuarto puesto tras perder con España en un partidazo donde Kay sumó un doble-doble con 16 puntos y 11 capturas.

FORTALEZAS

  • Anotador puro: Con una dinámica de tiro atípica desde el triple, Kay tiene mucha destreza en el catch&shoot. En su último año se ha ido hasta el 46% de acierto en sus intentos. Sin embargo, el australiano tiene un amplío abanico de movimientos bajo el poste que lo convierten en una pieza muy interesante en el puzle que están componiendo Curro Segura y Juanma Rodríguez.

 

  • Imán para los rebotes: El Coosur Betis se ha hecho con un jugador con instinto para el rebote, aspecto del juego al que Curro Seguro da mucha importancia en sus análisis de los partidos. El pasado curso los andaluces sufrieron mucho en este apartado hasta la llegada de Jerome Jordan, por lo que la llegada de Kay debe desahogar al equipo en ese aspecto.

 

  • Atletismo, velocidad y baile: En el Mundial de China, la selección australiana practicó un baloncesto atractivo para el espectador. Kay ha asumido en su juego la receta del combinado. A partir de su velocidad, tiene mucha facilidad a la hora de crear movimientos sin balón y hacer cortes en la canasta para sus compañeros. Kay debe ejercer de líder de una banda de rock para el Coosur Real Betis.

DEBILIDADES

  • La siempre peligrosa adaptación: Sorprende que Kay haya dado el salto a Europa con 27 años. El interior deja atrás el país donde ha madurado como jugador y persona para emprender la primera aventura europea. Un nuevo país, idioma, cultura recibirán al nuevo jugador bético. La adaptación influirá mucho en su baloncesto.

 

  • Una liga con un nivel muy superior: En la NBL, Kay ha demostrado que su nivel estaba por encima de la liga oceánica. Con la selección también ha puesto en apuros a interiores de primer nivel. Si Kay ha pegado el salto es porque se siente preparado para demostrar su repertorio de baloncesto en una liga con más nivel. Aunque ya saben, la teoría es una cosa y luego la práctica puede ser otra.

 

  • Dudas en la competencia en una temporada muy larga: La posición de ‘4’ en el Betis será cosa de Nicks: Kay y Spires. El australiano parece encaminado a jugar muchos minutos en una de las temporadas más atípicas por la pandemia. Además de la ACB están los Juegos Olímpicos de Tokyo. Si Spires no rinde a la altura de lo esperado, Kay se va a ver aún más cansado, con los riesgos que ello conlleva.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 1 mes
#contenidos: 
72
#Comentarios: 
211
Total lecturas: 
181,533