Solapas principales

Analizando a Talib Zanna, un reboteador polivalente para Montakit Fuenlabrada

En un verano con calma chicha por Fuenlabrada, con muchas renovaciones y pocas incorporaciones que afrontar por parte del cuerpo técnico, las posiciones interiores han sido las que mayores cambios han sufrido en la plantilla del próximo curso. Tan sólo O'Leary continua en la nómina de pívots en una plantilla a la que vuelven Chema González y Daniel Clark, incorporaciones con asterisco, pues son jugadores con un pasado bastante reciente en Fuenlabrada, especialmente en el caso del pívot maño, que tan solo ha estado 6 meses fuera de Fuenlabrada. Es por ello que la incorporación de Talib Zanna, que ahora nos ocupa, es la que más riesgos entraña para Fuenlabrada.

El nigeriano es la única incorporación que debutará en ACB por el momento, viene de promediar con el Ironi Nes-Ziona 13,9 puntos y 9,5 rebotes que le llevaron a ser máximo reboteador de la liga israelí y ocupará un puesto en el '5', con Olaseni ya fuera del equipo y Sekulic lesionado hasta Diciembre. Las dudas llegan en lo físico, puesto que Zanna es un pívot de 2,06, con capacidad de rebote pero bastante móvil y ligero (104 kilos). No parece descabellado que por momentos pueda jugar en el puesto de '4', alternando con hombres de más centímetros como Daniel Clark. Su rol será importante, aunque parece que Fuenlabrada se reserva su última plaza en la pintura para un '5' titular de mayor peso, que pueda liberar a Zanna de enfrentarse a los interiores más altos de los rivales.

FORTALEZAS

Rebote: el principal valor que ha acompañado a Zanna durante toda su carrera, ya desde su entrada a la Universidad, era su gran capacidad de rebote. El interior nigeriano fue mejorando sus números desde su primera campaña, en la que ya promedió 3,4 capturas en algo menos de 12 minutos en cancha y fue elevando su efectividad hasta las 8,6 capturas por partido en su última campaña, con algo más de 30 minutos en el parqué. Especialmente llamativa era, además, su capacidad para la captura ofensiva, llegando a coger hasta 3,3 rebotes ofensivos por partido en su última campaña y acercádonse al 50% de sus rebotes en el aro rival en su segundo y tercer año en Pittsburg. El nigeriano siguió rebotenado de manera consistente en sus dos años en D-League con los Blues (11,1 rebotes en su primera campaña y 10,1 en la segunda) así como el mismo año pasado en Israel, donde acabó como líder en los cristales con 9,5 rebotes por partido.

Aquí, un pequeño scout de su tercer año en Pittsburg de ScoutBasketball:

Buena rapidez en el desplazamiento: sin ser un jugador eléctrico, Zanna es un jugador con cierta capacidad atlética, que además ha trabajado especialmente en su agilidad y en aligerar sus movimientos desde su salida de Pittsburg, lo que le permite correr bien la pista tanto en transiciones como para generarse tiros en el corte. Atrás, su velocidad le sirve para recuperar terreno en puestas atrás y tiene buenos movimientos laterales, aunque se le puede achacar cierta falta de intensidad.

Reconversión al 'stretch 4': tanto en trabajo en el predraft como durante sus dos campañas en la Liga de Desarrollo con los Blues de Oklahoma, Zanna decidió ponerse en manos del preparador personal Koran Godwin. Con Godwin, Zanna trabajó para poder convertirse, principalmente, en un '4' abierto adaptable al juego NBA actual (lo que Godwin llama 'stretch 4'). El preparador trabajó especialmente su tiro y su manejo. En las manos de Godwin, Zanna, que apenas llegaba a un 65% desde la personal y que sólo había intentado 3 triples en sus 4 años en Pittsburg, fue elevando sus prestaciones en el tiro hasta superar el 70% de acierto en el tiro libre (71,6% en la 15-16 con los Blues) y asomarse a la línea de 7 metros hasta una vez por partido en su última campaña en Estados Unidos. La otra faceta vital para el propio Godwin es el manejo. El entrenador explica que en el puesto de '4' actual a nivel NBA los jugadores han de saber tanto tirar como echar el balón al suelo, ampliando su juego a todo aquello que puedan hacer de cara al aro, en una NBA en la que ya apenas solo un jugador de todo un quinteto juega de espaldas al aro. En esa faceta el fichaje fuenlabreño ha mostrado mejora desde su salida de la Universidad, aunque en Europa se le ha exigido bastante menos en este aspecto.

Una muestra de su trabajo con Koran Godwin del propio canal de YouTube del entrenador:

DEBILIDADES

Adaptabilidad: centímetros y kilos. La mayor amenaza a la adaptación de Talib Zanna a la ACB es su difícil capacidad de adaptabilidad a las pinturas españolas. Zanna, en otras palabras, no se ha mostrado consistente ni, sobre todo, con el suficiente rango en el tiro en Europa (aunque sí lo suficientemente móvil) como para jugar de '4' abierto en una plantilla en la que Fuenlabrada ya cuenta, además, con dos jugadores que sí lo son, como Daniel Clark e Ian O'Leary; ni lo suficientemente pesado para sobrevivir en emparejamientos con los pívots, especialmente esta temporada en la que el 67% de los equipos ha conseguido firmar ya algún pívot por encima de los 7 pies.

Adaptación a Europa: su año en Nanterre y su retroceso en el tiro. Esto también es cuestión de adaptación y la mejora de sus números y sensaciones a su paso por Turquía tras un primer año irregular en Francia (7,8 puntos y 3,6 rebtoes en 16,6 minutos) invitan a pensar en que Zanna simplemente está cogiéndole el nivel al baloncesto europeo. Con todo y con ello, el paso de Israel a España sigue siendo un escalón bastante alto para dar con firmeza. En ese aspecto, podría ayudar bastante al nigeriano tener, como parece que será, un pívot como primera alternativa con el que alternar minutos. No ayuda, sin embargo, su regresión en el rango y en el propio tiro desde su paso por la por entonces D-League: el nigeriano ha vuelto a bajar sus porcentajes desde la línea personal a mínimos en su carrera, por debajo del 60%, y tan solo se asomó dos veces por el triple, las dos en Francia. Tira de manera sólida, pero ha reducido el rango.

Un breve scout de I Luv Basketball de su participación en Eurocup con el Nanterre:

Capacidad limitada en uno contra uno: la mayoría de puntos que llegan de las manos de Zanna lo suelen hacer en segundas oportunidades, catch&shoot o transiciones y cortes al aro, aprovechando tanto sus virtudes físicas, como su trabajo en el tiro o su innato posicionamiento para el rebote. Sin embargo, no es el nigeriano un jugador especialmente dotado en su juego de pies para jugar de espaldas al aro. Eso limita sus posibilidades de anotar en ISO y uno contra uno a suspensiones tras bote, siempre emparejado con marcas más lentas que él.

Todos los análisis realizados hasta el momento los podéis encontrar aquí:

-Scout fichajes ACB

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 11 meses
#contenidos: 
105
#Comentarios: 
281
Total lecturas: 
211,232