Solapas principales

Binomio Abós-Villar, un paréntesis temporal tras cinco años ininterrumpidos de éxitos

  • Repasamos las cinco temporadas repletas de éxitos del Basket Zaragoza desde la llegada de José Luis Abós y Willy Villar

El obligado paréntesis que tendrá que tomarse José Luis Abós por problemas de salud hasta que se recupere de su enfermedad invita a hacer repaso a su gran trayectoria al frente del banquillo caista.

La historia de éxitos recientes del CAI Zaragoza no se entiende sin la figura de Jose Luis Abós de la misma manera que tampoco se entiende sin Willy Villar. La primera decisión del director deportivo cuando aterrizó en la temporada 2009-2010 tras que el equipo descendiese a LEB Oro después de su primera experiencia en ACB, fue la contratación del técnico zaragozano con el que había coincidido en el Drac Inca. Desde la llegada de ambos el club de la capital aragonesa ha crecido de forma ininterrumpida en cinco temporadas que pasarán a la historia del Basket Zaragoza.

El binomio Abós-Villar trajo las victorias muy pronto a un conjunto que en esa campaña tenía como único objetivo regresar a la ACB para no hacer peligrar la viabilidad del proyecto. Con un equipo liderado por Paolo Quinteros y Darren Philip y que permaneció imbatido en casa durante toda la temporada, se logró el primer gran éxito del paso de José Luis Abós por el banquillo del CAI. A pesar de las continuas lesiones que obligaron a realizar incorporaciones durante la temporada, el club llegó a final de campaña con opciones de ascenso y lo culminó con la victoria ante el Sant Josep de Girona en una noche mágica para los aficionados rojillos.

Ascenso CAI Zaragoza 2010 en ANTENA3

De nuevo en ACB el club mantuvo la columna vertebral del equipo al mismo tiempo que dijo adiós a históricos como Matías Lescano. La contratación de un desconocido Van Rossom, la cesión del Real Madrid de Pablo Aguilar e iniciada la temporada la llegada de Carlos Cabezas, aseguraba un bloque competitivo para no pasar apuros. El equipo siguió siendo casi imbatible en el Príncipe Felipe perdiendo solo cinco encuentros y acabó con un balance de 16-18, que les permitió salvarse a falta de ocho jornadas para el final y acabar en décima posición. Para el recuerdo quedará la victoria en el Palau Blaugrana tras una prórroga con Quinteros y Van Rossom como protagonistas y el encuentro en Zaragoza ante el Real Madrid, en que los blancos también cayeron ante los de Jose Luis Abós. Quinteros y Hettsheimeir fueron los más destacados estadísticamente en el plano individual.

28166_0.jpg

Jose Luis Abós dando instrucciones a sus jugadores durante el tiempo muerto. Foto: victorsalgado.com
Jose Luis Abós dando instrucciones a sus jugadores durante el tiempo muerto. Foto: victorsalgado.com

Ya sin el escolta argentino ni Darren Philip en la plantilla, la temporada 2011-2012 buscaba afianzar la posición del equipo en la ACB. Para ello se fichó a jugadores con experiencia en la competición como Bracey Wright, Jon Stefansson o Robert Archibald. El equipo logró los mismos resultados que la temporada anterior, un balance de 16-18 en ACB, en que se mejoró los guarismos en el Principe Felipe. Fuera de casa el equipo sufría sin el apoyo del público y aunque estuvo coquetando con entrar en playoff se quedó de nuevo a las puertas repitiendo la décima posición en la tabla.

En una ciudad tan exigente como Zaragoza no fueron pocos los aficionados que en esos momentos llegaron a cuestionar al cuerpo técnico por sus resultados fuera de casa olvidando de dónde se venía solo unas campañas atrás. Aún así desde la dirección deportiva se mantuvo la misma filosofía de continuidad y el tiempo no tardaría en darles la razón. La campaña 2012-2013 se convirtió en la mejor del Basket Zaragoza hasta la fecha. Abandonaron el equipo los Cabezas, Wright y Hettshemeir y se apostó por dar mayor protagonismo a jugadores que ya estaban en el club como Van Rossom, Aguilar y Stefansson. A ellos se les sumó un poker de jugadores que permitirían obtener un grupo más unido y con mayor talento si cabe. Llompart, Norel, Rudez, Jones y Michael Roll cumplieron con las expectativas y el CAI se metió tanto en la Copa del Rey como en Playoffs dando un paso adelante en su corta historia. Willy Villar seguía acertando una y otra vez con las incorporaciones a realizar en verano.

1213_zza_mur_22.jpg

José Luis Abós durante un tiempo muerto (ACB Photo)
A los buenos resultados habituales en el Príncipe Felipe esta temporada se consiguió mejorar en los desplazamientos, lo que permitió al equipo meterse entre los ocho mejores tras la primera vuelta y clasificarse por primera vez para la Copa del Rey que se disputaría en Vitoria. Cayeron en cuartos de final ante el Baskonia dando una buena imagen en la primera mitad pero demostrando su inexperiencia en estas citas en la segunda parte. El equipo siguió creciendo durante la segunda vuelta hasta el punto de acabar la temporada en una meritoria quinta posición con un gran balance de 21-13 y disputando los cuartos de final de la Liga ACB contra el Valencia Basket. Tras un primer partido nefasto, el equipo se sobrepuso y logró la machada de dar la vuelta a la eliminatoria. En Zaragoza se venció tras tres prórrogas en uno de los mejores encuentros que se recuerdan en la Liga ACB y con el 122-120 forzó el tercer partido. En la Fonteta se culminó el sueño convirtiendo al Basket Zaragoza en el primer debutante en playoffs que llega a semifinales. El Real Madrid fue una prueba demasiado dura para un equipo que ya había cumplido todos sus objetivos y que por primera vez se clasificaba también para competición europea.

La última campaña del club aragonés ha servido para descubrir a jugadores como Sanikidze y Shermadini, para afianzar el liderato de jugadores como Rudez y para disfrutar de la experiencia de estar en dos competiciones. A pesar de bajas importantes como las de Aguilar y Van Rossom el club buscó reforzarse para mantener la buena línea de las últimas campañas. En la Liga Endesa el equipo se clasificó por segunda temporada consecutiva para la Copa del Rey superando en cuartos de final al Unicaja y rompiendo una nueva barrera en el club. El Real Madrid se cruzó otra vez en semifinales y les barrió de Málaga pero el equipo puso de nuevo la mente en la Eurocup.

solobasket_2.jpg

José Luis Abós da instrucciones a sus jugadores

Tras pasar la primera fase de la competición el CAI quería alcanzar los octavos de final pero se quedó a las puertas ante el Besiktas. Buena nota para el debut en la Eurocup y momentos para el recuerdo como el triple desde la esquina de Rudez en Zagreb ante el Cedevita que hizo soñar al CAI con que la clasificación era posible. Con Shermadini en Olympiacos el equipo sufrió para meterse en Playoff. La octava plaza permitía cumplir el objetivo del club pero les obligaba a enfrentarse de nuevo ante el Real Madrid que en cuartos de final de la Liga ACB no tuvo piedad y eliminó a los de Abós a pesar de los problemas que tuvieron en el segundo encuentro donde el Príncipe Felipe apretó para forzar el tercer partido. Ese espectacular partido que hizo vibrar a los aficionados caistas fue el último hasta el momento de José Luis Abós en el banquillo del Basket Zaragoza. Cuando se cierre este parentesis vendrán muchos partidos más.

Deseamos una pronta recuperación al técnico maño para que siga cumpliendo historia en el club. Seguro que Willy Villar habrá sido y será un apoyo durante estos duros meses de enfermerdad.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
13 años 3 meses
#Contenidos: 
424
Visitas: 
3,096,040
Comentarios: 
4,499

Comentarios

Forman un tandem casi perfecto.

En mi opinión Villar es la pieza mas importante del CAI Zaragoza.

Mucho ánimo Pepelu que seguro que consiges vencer a la enfermedad !!!!

Saludos !!!

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar