Solapas principales

Conociendo a Simon Birgander, la nueva perla del Divina Seguros Joventut

  • Llega procedente del CB Clavijo, donde ha promediado 4 puntos y 4,6 rebotes.

Por todos es conocida la querencia del Joventut de Badalona por el talento joven y aún por explotar, la última pieza en llegar ha sido Simon Birgander (19 años, 2.09 metros), un joven pívot sueco que ha firmado por 3 temporadas con el conjunto verdinegro.

Para conocer mejor a Birgander, nos hemos puesto en contacto con Alejandro Labad, nuestro Solobasket-man en Logroño, que nos cuenta lo siguiente:

Simon me parece un diamante. Ofensivamente todavía tiene mucho que mejorar, sobre todo en poste bajo, la mayoría de sus puntos vienen en jugando sin balón (continuación del roll, jugando por línea de fondo, etc.) Es un jugador con mucho futuro, que en la Penya con Ocampo mejorará mucho. A nivel defensivo posee una gran capacidad para taponar, tiene brazos largos y un buen timing. El defensa de 1c1 sufre un poco por su físico, pero es capaz de aguantar frente a jugadores más pesados y muchas veces se anticipa y evita que éstos reciban cerca del aro. Me parece un poco pronto para ACB, pero sin duda alguna de aquí a unos años puede ser un jugador de esa liga.”

Una nueva apuesta de futuro del Joventut de Badalona, procedente del CB Clavijo, donde ha promediado 4 puntos y 4,6 rebotes en 24 partidos, con una media de 13 minutos por encuentro. A sus 19 años da un paso adelante importante en su carrera, y consigue plantarse en la Liga Endesa. La paciencia, la confianza y el trabajo deberán ser necesarias en el proceso de mejora de Birgander, pero su potencial invita al optimismo.

En Birgander llaman la atención su envergadura y coordinación, capaz de correr el campo con velocidad y de encontrar ventajas gracias a su buen juego sin balón. Cerca del aro es un verdadero seguro, tanto por su contundencia en movimiento, como por su buen toque de dedos para finalizar. Tiene una buena visión de juego, y es capaz de pasar bien el balón tanto desde poste bajo como desde poste alto. Tiene una buena mecánica de tiro, aunque poco fluida, y se recrea poco en su utilización.

Su envergadura y timing le convierten en un buen reboteador, aunque debe cerrar mejor su posición. En defensa, aunque sufre al poste como nos indicaba Alejandro, es activo y molesto, y soporta bien los cambios en situaciones de bloqueo.

Esto es lo que decía Antonio Pérez, entrenador del CB Clavijo, a su llegada al club riojano: “es un jugador muy joven y todavía en construcción física y técnica, con mucha proyección y margen de mejora si el trabajo es bueno y la mentalidad, correcta”. Entrando en detalles, apuntaba además que “sorprende por su coordinación y movilidad pese a sus 100 kilos de peso y 2,09 metros, tiene una gran facilidad para el rebote y el tapón y ofrece mucha presencia física e intensidad en su juego”

El Joventut, una vez más, hace una apuesta por la juventud y el talento. Habrá que estar atentos a la progresión de Birgander de la mano de Diego Ocampo. Aquí os dejamos un vídeo elaborado por ScoutBasketball, en el que ver al joven sueco en acción:

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 8 meses
#Contenidos: 
311
#Comentarios: 
2,774
Total lecturas: 
1,479,005

Comentarios

Bueno, más que perlas son melones...unos salen bien y otros no,pero hasta que no lo abres no lo sabes, y la mayoría de equipos no pueden ir por valores seguros

¡¡Otra!!
He metido el adjetivo "PERLA" en el buscador de esta web y aparecen mas de 50 titulares de reportajes con la mencionada palabra. Esta palabra ha sido usada en el pasado copa describir a los jugadores Nacho Guigou, Mili Servera, Jonathan Barreiro, Albert Homs, entre otros.
En fin. Ahí lo dejo.

Y un tal Splitter, Saric, Macvan, Sedekerskis, Diop, Causeur, Mantzaris... Si te vas a por los que han fallado claro. Son "perlas", porque brillan en sus categorías y tienen una tremenda proyección. Pero luego hay que saber pulirlas y, que no sea una "perla falsa". Como comentan por ahí arriba, una acepción mejor sería melón (en el buen sentido de la palabra). Cuando lo abres, es cuando sabes lo que hay dentro. Hasta entonces, sería un poco el "melón de Schrodinger".

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar