Solapas principales

El Carpena guillotina a un viejo conocido

  • Acaba la corta y gris aventura de San Pablo Burgos y Zan Tabak, teniendo que volver al punto de partida diez jornadas después

Los duelos cargados de necesidad suelen aterrizar con emoción y riesgo a partes iguales. Si bien es cierto que cada canasta se celebra con más rabia y tensión que jolgorio, el acabar por debajo en el marcador acostumbra a brindar consecuencias tan desagradables como necesarias. El claro ejemplo de ello se vivió en el Martín Carpena en la noche del sábado, siendo Unicaja y Hereda San Pablo Burgos los combatientes y Fotis Katsikaris y Zan Tabak, los cuestionados.

A pesar de encontrarse ambos en el alambre, la situación del croata ostentaba mayor delicadeza que la que tiene el griego. Y si para hacer referencia al primero empleamos el pretérito es porque el choque en cuestión era aún más decisivo de lo que en un principio parecía, a pesar de que el peor parado de la noche tratase de restarle importancia al duelo asegurando que "no era un partido a vida o muerte". Parece que se equivocaba.

Quizá esa equivocación fue más fruto de querer transmitir tranquilidad que del desconocimiento que corría su puesto, pues el Coliseum Burgos ya evidenció su enfado y descontento con el equipo, llegando incluso a escucharse pitos en gran cuantía tras la derrota ante Baxi Manresa. La sombra de Joan Peñarroya es demasiado alargada, y la temporada (o lo que ha dado de sí la misma) de Tabak y sus pupilos no se ha acercado a cubrirla.

El sábado tan sólo fue una ejemplificación de lo que va de curso, siendo la quinta derrota consecutiva -obviando los partidos de BCL- de las siete que ha encajado en los diez partidos disputados. Errores absurdos mezclados con el acierto malagueño en triples en la primera mitad echaron abajo a los visitantes, que no fueron capaces de imponerse en ningún cuarto. No pudieron evitarlo Alex Renfroe, quien cuajó una buena primera parte en la parcela anotadora pero que se desinfló en la segunda, quedando en 20 puntos y Vitor Benite, quien fue anulado individualmente por la defensa verde, tal y como comentó Tabak en la que fue su última rueda de prensa al frente del cuadro burgalés. Curiosamente, el partido que puso punto y final a dicha etapa tuvo lugar ante el equipo en el que lo hizo su carrera como jugador, en 2006.

Mientras la crisis gana profundidad en Burgos, sus rivales obtienen un balón de oxígeno que debe seguir siendo inflado sin reparos, antojándose también clave en el futuro de Fotis Katsikaris, quien no solo se alegró por el triunfo sino por las sensaciones de Yannick Nzosa, pues lideró el rebote tras un dubitativo comienzo de curso, con 9, en un choque especial, ya que su madre aterrizó en Málaga escasos días atrás y presenció el partido, algo de capital importancia para el pívot ya que acumulaba dos años sin verla.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 meses 2 semanas
#contenidos: 
2
#Comentarios: 
5
Total lecturas: 
2,897

Comentarios

Ni para nivel acb, ni para inferiores. Aunque Fotsis tampoco frena su imparable caida a los abismos de la mediocridad, baloncestistica.

Con todos mis repetos personales hacia Tabak, ya lo escribí aquí en Verano: Mal fichaje. Este hombre no es un buen entrenador en el nivel ACB, y lo ha vuelto a demostrar.
Burgos eligió mal entre sus opciones para sustituir a alguien insustituible (Peñarroya). A lo mejor deberían mirar al mercado LEB Oro, donde hay buenos entrenadores. Se habla de Casimiro ... otra mala opción.