Solapas principales

El descenso a los infiernos de Fred Weis y su segunda oportunidad en la vida

  • New York Times relata la terrible historia del gigante que jugó en nuestro país

Tras su salida de Unicaja en 2004, Fred Weis (2.18/1977) se convirtió en el baluarte defensivo de Bilbao Basket durante tres magníficas temporadas (2004-07). Sin embargo, su salida del equipo se produjo por la puerta de atrás en medio de la temporada 2007-08. Aquel jugador no era ni sombra de lo que fue. Había ganado peso y se mostraba abúlico en la cancha. De la noche a la mañana algo había cambiado en el internacional francés drafteado por los Knicks en 1999 y conocido por ser víctima de uno de los mejores mates de la historia de la mano de Vince Carter. ¿Qué había sucedido en ese tiempo en la vida de Fred Weis? En Bilbao eran vox populi algunos de los aspectos de su crisis personal, pero un artículo de New York Times ha relatado con pelos y señales el descenso a los infiernos del francés y cómo tocó fondo en lo personal. 

NY Times sitúa el comienzo de la espiral que llevó a la vida de Fred Weis al caos en, precisamente, su elección en la primera ronda del draft de 1999 por los Knicks. Se desplazó hasta los EE.UU., disputó la summer league con el equipo de la Gran Manzana pero nunca tuvo la confianza de la franquicia, con un Jeff Van Gundy, entonces entrenador de los Knicks, que se mostró muy frío en sus reuniones con nuestro protagonista. Al finalizar el verano, Fred Weis declinó dar el salto a la NBA esa misma temporada para volver a Francia, algo de lo que admitiría arrepentirse, influenciado por su agente en esos momentos, que tiempo más tarde acabaría en prisión por delitos económicos.

Su carrera continuó en Europa, pasando a Unicaja y posteriormente a Bilbao. En 2002 nació su hijo Enzo, al que le diagnosticaron autismo. Una noticia que cayó como una losa sobre el matrimonio Weis, pero particularmente sobre Fred. El galo comenzó a beber en exceso y trasnochar. Comenzaba la espiral autodestructiva de nuestro protagonista. Esos malos hábitos empeoraron cuando se separó en 2004 de su mujer, Celia, harta del comportamiento de Fred Weis. Su mujer se desplazó a Francia con su hijo Enzo. En ese camino hacia la auto-destrucción tuvo como culminación un intento de suicidio que, afortunadamente, no acabó con la vida del gigante galo. 

Este suicidio frustrado fue el detonante en el cambio de Fred Weis. Tocó fondo y fue consciente de ello. La vida le había dado una segunda oportunidad. A partir de ese momento, vino la recuperación personal del galo. Jugó unos pocos años más en nuestro pais (Menorca le dio una segunda oportunidad cuando salió de Bilbao) para retirarse del basket en activo en 2011. Volvió a su país y a día de hoy regenta un estanco en Limoges junto con su mujer. Y ambos luchan por ofrecerle lo mejor a su hizo Enzo. 

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
15 años 1 mes
#Contenidos: 
3,665
#Comentarios: 
36,313
Total lecturas: 
25,447,396

Comentarios

Uno de los recuerdos que tengo grabados en la memoria...es el de, tras finalizar temporada en la Casilla, una oleada de niños y no tan niños entre los que me encontraba..... entrando a la cancha para saltar junto a un rodeado Frederic...sin parar de aclamarlo a grito de ¡Weis! ¡Weis! ¡Weis! ¡Weis! ¡Weis! ¡Weis!.

Recuerdo mirar arriba...muy arriba y ver su cara con una sonrisa.

Sin duda el gigante galo fue la pieza angular de aquel joven Bilbao Basket en los que la defensa del equipo de Txus consistia básicamente en cerrar el aro con él en la zona.

Es aún uno de los jugadores que más cariño se le tienen....para los que vivimos aquellos años de la Casilla.

Por cierto, su %TL era tan horrendo, que cuando resultaba que metía un tiro libre....se celebraba como si hubiera sido un 3+1 o similar.....

¡¡¡Grande Frederic Weis!!! Es una alegría saber que fuiste capaz de enderezar tu vida.

Jugador muy querido en Bilbao, creo que todavía tiene una peña con su nombre, tremenda la historia, afortunadamnte con un final feliz. La noticia ya estaba en las redes, gracias por sacarla así con final feliz, y que no quedara en un titular dramático.
Somos muchos los que recordamos con cariño a este gigante bonachón, nos ha hecho disfrutar mucho, quien no recuerda los ánimos recibidos cuando tiraba personales personales, sus tapones y lo negro que se volvia el día a sus rivales cuando llegaban a sus "dominios" jugador inolvidable en BB y para muchos
Cuando lei la noticia en twitter , algunos hablaban de homenaje, no se, pero una invitación del club a un partido donde pueda recibir el cariño de los aficionados tras haber superado una dramática situación, creo que sería importante para él, un chute de ilusión y seguro que los aficionados participarían encantandos, tanto en la vida como en el deporte la superación es imprescindible, es más fácil caer que levantarse. Reitero somos muchos los que le recordamos con cariño.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar