Solapas principales

Encrucijada en el Carpena

  • Más allá del contundente resultado (112-72), analizamos diversos elementos destacables

Si la expresión “encrucijada” encabeza este artículo como titular es porque cualquiera de las tres acepciones de esta palabra que recoge el diccionario de la Real Academia de la Lengua (en su vigésimo tercera edición, del año 2014), podrían servirnos para describir lo ocurrido en el partido de la jornada 16, disputado en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena, entre Unicaja y Casademont Zaragoza.

Según el diccionario de la RAE, en su primera acepción, una encrucijada es “el lugar en donde se cruzan dos o más calles o caminos”. Y así fue para algunos de los jugadores que se reencontraban con el equipo en el que militaron la pasada temporada. Cruce de caminos para Jonathan Barreiro y Adam Waczynski, que intercambiaban camisetas y pasaban de Zaragoza a Málaga y viceversa. Y sensaciones muy diferentes para ambos. El partido del alero coruñés fue uno de los mejores desde que llegó a Unicaja, logrando su máxima anotación (17 puntos). Barreiro, que está aportando rebote y solidez defensiva a su equipo, tanto en las posiciones de tres como de cuatro, reconocía en una entrevista de Emilio Fernández, en La Opinión de Málaga, que guarda muy buenos recuerdos de su etapa en Zaragoza; que está “muy agradecido al club, a la gente que lo forma y a la Marea Roja”. Y que sentía respeto a una camiseta que lo había ayudado a estar donde está actualmente.

También fue un día muy especial para Adam Waczynski, que volvía a reencontrarse con una afición con la que siempre tuvo un vínculo afectivo extraordinario. En parte por su trayectoria con Unicaja tras cinco temporadas, siendo tercer triplista histórico del club, con quien se proclamó campeón de la Eurocup, pero sobre todo porque durante su estancia en Málaga dejó buena muestra de su generosidad, su solidaridad, y su calidad humana. Y así se lo reconoció Unicaja y su afición, junto a los jugadores de Down Málaga, con quienes entrenaba frecuentemente el propio Adam. Pero no tuvo su día el jugador polaco, muy precipitado en el inicio, con aparente ansiedad por hacer un buen papel, y que concluiría antes de lo previsto, tras un esguince producido a cinco minutos y medio del final del encuentro, tras pisar a su compañero Hlinason. Su balance, 5 puntos (2/9 en tiros de campo) y -3 de valoración.

adam_-_m_pozo_-01.jpg

Adam Waczynski junto a Carlos Cabezas (ACB Photo/ M. Pozo)

También pudo haber sido un día de reencuentro con el Carpena para Deon Thompson, pero el pívot estadounidense dio positivo por Covid-19 (junto a Santi Yusa) antes de viajar a Málaga. Y no nos olvidamos de Omar Cook, que también vistió la camiseta de Unicaja allá por 2008. Pero la lista de equipos por los que ha pasado el prodigioso base de Brooklyn es tan larga, que podríamos decir con ironía que no quedan muchos equipos en Europa con los que Omar Cook no se pueda reencontrar.

Pero volvamos a ver qué nos dice el diccionario de la RAE. La segunda acepción de encrucijada dice que es una "ocasión que se aprovecha para hacer daño a alguien, emboscada, asechanza". Y ciertamente, Unicaja aprovechó el segundo tiempo del partido para hacer daño a la imagen del equipo maño, que vio cómo encajaba 64 puntos tras el descanso. Porque hasta entonces, el partido había estado equilibrado, habiendo logrado Unicaja despegarse levemente en los instantes finales del segundo cuarto. Pero tras la vuelta de vestuarios, el equipo de Jaume Ponsarnau no supo responder a la emboscada táctica y el desafío defensivo de Fotis Katiskaris (2/13 en triples para Zaragoza por 6/10 para Unicaja), y al incremento del ritmo de juego de los locales, facilitado también por las ausencias visitantes. Las transiciones rápidas permitieron a Unicaja lograr su máximo histórico de asistencias, con 31. Destacó en esta faceta Jaime Fernández, que repartió 11 pases de canasta a sus compañeros. Histórico también fue el porcentaje de tiro de 2 puntos de los malagueños (71%), que solo fallaron 11 tiros (27/38) desde esa distancia en todo el encuentro.

Y concluimos este artículo con la tercera entrada de la palabra, que también puede aplicarse en su totalidad: “situación difícil en que no se sabe qué conducta seguir”. Porque en los últimos minutos del partido, el técnico del Casademont Zaragoza vivió una situación muy complicada. Viniendo de ganar con solvencia ante el Baskonia; ante un Unicaja que lograba su récord de valoración en Liga Endesa (153 créditos), y con un equipo diezmado, la debilidad defensiva de su equipo se hacía cada vez más manifiesta, hasta el punto que algunos de sus jugadores parecieron bajar los brazos con resignación. Esa imagen no gustó a Ponsarnau, que se mostró crítico en la rueda de prensa posterior al partido, calificando la actuación de su equipo de "lamentable", y manifestando que estaba enfadado por "lo mal que habían defendido" y por la "debilidad" mostrada.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
16 años 7 meses
#contenidos: 
501
#Comentarios: 
2,386
Total lecturas: 
2,153,276

Comentarios

Muchas gracias por tus amables palabras, Uriz. Eres un histórico de Solobasket, y soy yo quien debe agradecer tu participación en nuestros artículos, siempre constructiva y aportando opiniones interesantes.

Ni que fuera premonitorio el titular. Último articulo de solobasket. Muchas gracias Sebastián por tus escritos y dedicación. Gracias a todo aquel o aquella que puso su granito de arena.