Solapas principales

Sito Alonso da instrucciones a Pau Ribas (Foto: Sonia Cañada)

Entrevista: Antes Joan Plaza, después ¿Sito Alonso?

  • El técnico maño habló de su futuro, de Ricky, Aíto y tantos temas candentes en los que también se ve inmerso trabajando para el DKV

9255_0.jpg

Sito Alonso da instrucciones a Pau Ribas (Foto: Sonia Cañada)
Sito Alonso acumula más de 20 años desde que empezara con 11 a entrenar en el colegio Compañía María de Zaragoza. ¿Qué resumen haces de los equipos por los que has pasado desde entonces?

Pues sí, llevo 20, 21 años entrenando. A los 11 cogí mi primer equipo. Fue algo circunstancial pero entrené a ese equipo todo el año y no es algo que piense mucho, pero sí que es cierto que hace más de 20 años que entreno. Comencé en Cía. María porque mi padre era presidente técnico y había muchos equipos, así que uno u otro ya me venía bien. Luego me fui a Helios donde estuve muchos años llevando diferentes categorías hasta que me llegó la posibilidad de ir a Monzón.

¿Cómo recalaste en Monzón?

Llegué porque yo quería jugar aún, como jugador tenía todavía la ilusión de poder llegar a hacer algo y allí tenían uno de los equipos más fuertes que había en Segunda División (hoy correspondería a la Leb Plata). Además de poder jugar en un gran equipo, me daban la posibilidad de entrenar a todos los equipos del club y como estudiaba en Huesca podía compaginarlo. Ir a Monzón ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. En Monzón podía trabajar horas interminables sin ningún tipo de impedimento, podía probar cosas, podía equivocarme muchas veces y aprender… tenía mucha libertad y además tenía cerca de Cataluña donde podía ir a ver cómo hacían allí las cosas.

Y además los resultados acompañaban.

Sí. Conseguimos que a Monzón se le respetase llegando tres veces a la final del Campeonato de Aragón Junior. Ese equipo desde que eran Infantiles entrenaba además de los cuatro días semanales, dos días desde las 6.45 de la mañana hasta las 8. Cogían el bocata y se iban al Instituto y piensa que a las 6.45 en Monzón hace un frío y una niebla que si no tienes ilusión te aseguro que no tienes ganas de ir a entrenar. Lo bueno es que todos de esa generación llegaron a debutar con el equipo de EBA. Tuvieron más o menos protagonismo pero conseguimos que todos debutaran.

¿Cómo te llaman del Joventut para pedirte que te hagas cargo del equipo vinculado de EBA, del Prat?

Fue una cosa extraña porque el Prat estaba entrenado por Agustín Cuesta pero cuando se fue Pesic del Barça se hizo cargo del equipo Joan Montes y le pidió a Agustín que fuera su segundo entrenador. Quedó la plaza vacante y no sé muy bien cómo, me lo pidieron. Creo que el mismo día ya dije que sí, hablé con mi presidente Guillermo Uguet que sabía que sólo me iría por una oferta deportiva para mejorar y pase de dirigir un sábado la primera jornada de la Liga EBA con el Cosehisa Monzón a ver al día siguiente a mi nuevo equipo. El año del Prat fue muy bonito porque era un equipo con mucha calidad, con jugadores vinculados a la Penya de mucha proyección como Dimitry Flis y Panchi Barrera. Fuimos primeros de grupo, caímos en semifinales contra el Huesca pero Flis ya no había jugado toda la segunda vuelta con nosotros porque estaba con el primer equipo y ese era el objetivo principal.

Y de repente, te encuentras entrenando con Aito García Reneses.

Me llamo a una reunión para pedirme si quería ser su segundo entrenador y en ese momento, la verdad es que eché la vista atrás y me di cuenta que todos los sacrificios que había hecho habían merecido la pena. Con sólo haber estado un año con Aito ya los hubiera merecido. Ahora imagínate, llevo tres años con una persona que no es que lo haya conseguido todo a nivel de títulos, sino que es un referente en todo. Tengo un aprendizaje diario y él mismo también sigue aprendiendo día a día porque sigue estudiando. Con una persona así, que tiene esa ilusión, es difícil estar mejor.

Que relación diaria mantienes con Aito.

La relación es sobre todo muy respetuosa. Lo primero que tiene que hacer un entrenador ayudante es hacer honor a esa función, la de ayudante. Poco a poco te vas ganando la confianza que él te va dando y te deja hacer muchísimas más cosas cada día. Ver que esa persona tiene una confianza en ti, te hace todavía motivarte más para intentar seguir trabajando un aún más. La relación es muy cordial. Él sabe que nunca me voy a callar una cosa que pienso y así me lo pidió él. Aito acepta todo tipo de comentarios, tanto en partidos como en entrenamientos. Luego puede estar de acuerdo o no, pero quiere que el trabajo sea constante a nivel mental no sólo a nivel de ejercicios sino a nivel personal. Él quiere que el jugador y el entrenador que estén con él estén trabajando constantemente a nivel mental, que no paren de pensar en lo que sería mejor para el equipo y en lo que sería mejor para su formación personal.

8946_0.jpg

DKV Joventut, campeón de la Copa del Rey 2008 (Foto: JM Benito)
La confianza de la que hablabas te la está demostrando. Eres probablemente el segundo entrenador de un equipo de ACB con mayor protagonismo en pista y también de los más querido por la afición. Sólo hay que ver la pancarta que había en la final de la Copa del Rey. (Sito queremos un hijo tuyo)

No es una cosa tampoco que me preocupe en exceso. Para mi lo importante es que Aito piense que merece la pena que yo esté a su lado y que esté contento con el trabajo que hago. Si además, el público está contento y los paisanos de Monzón van a la final de la Copa del Rey con una pancarta, es una maravilla. Pero sí que es verdad que el protagonismo no es lo que más me importa. El protagonista único es el equipo y del cuerpo técnico, está claro que con una diferencia abismal el más importante es Aito. Todo lo que sea pasar desapercibido y que él sea el protagonista de todo es mejor para mí. Pero si la gente además te coge cariño, no lo vas a rechazar, todo lo contrario, me gusta que la afición de Badalona esté contenta porque es señal de que las cosas van bien. Afortunadamente en tres años hemos conseguido una FIBA Eurocup, una Copa del Rey, hemos entrado en semifinales de la ACB tres veces seguidas, hemos conseguidos dos ligas catalanas… difícilmente pueden estar descontentos. Habría que ver si no fuesen tan bien las cosas si estarían contentos conmigo.

Tras la Copa del Rey, sólo queda ganar la Liga ACB.

Sí, pero es muy difícil competir con tantos buenos equipos aunque sí que hay una cosa con la que podemos competir con ellos sobradamente que es con la ilusión. La Copa del Rey es un título importantísimo. Me acuerdo cuando quedaban cuatro o cinco segundos y fuimos conscientes de que íbamos a ganar… Es muy complicado imaginárselo, así que cuando ves que tú vas a ganar, dices madre mía como es posible que estés ganando al TAU, en su casa, con el Joventut, con muchísima gente de la cantera siendo protagonista, con un jugador de 17 años metiendo los dos tiros libres finales… sólo puede entenderse con el trabajo y la ilusión. La ilusión parte del cabeza del grupo, de Aito, que es una persona con la que es mucho más fácil conseguir algo así ya que además de ilusión tiene conocimientos.

Y la cabeza del grupo en la pista es Rudy Fernández que inevitablemente quizás se marche el año que viene pero que está demostrando ser el mejor jugador de la ACB y de los mejores de Europa.

Rudy ha dado un cambio radical en los últimos años. Está claro que despuntaba cuando ya empezó en ACB con esa final de Copa en Sevilla donde destacaba sobre todo por su espectacularidad, por su desparpajo… pero es mucho más difícil mantener ese nivel e incluso mejorarlo. Su nivel defensivo ha mejorado muchísimo, no es un jugador sólo anotador, es capaz de anotar 11 puntos y hacer una valoración de 24, sumando rebotes, balones robados, asistencias… y eso es muy difícil de ver.Cada día es más completo y ha mejorado su tiro exterior de una forma increíble. Es capaz a veces de llevar 6 de 7 o 5 de 6 en triples al descanso en un partido ACB y eso es muy complicado. Estamos muy contentos con él y con la progresión que tiene y de momento tiene contrato con el Joventut de Badalona. Lo que tenga que pasar pasará y dependerá de muchos factores, pero ahora es un jugador mucho más importante que hace dos años. Ha sido capaz de hacer que su equipo sea campeón de un título muy importante y además ser MVP de esa competición y ser el primer jugador que lo consigue por segunda vez.

Hablemos ahora de Ricky Rubio. Esta pasando muy bien sus etapas y ha pasado de ser un jugador muy bueno defensivamente a comenzar a anotar cuando el equipo lo necesita. Otro jugador que como decías con Rudy es capaz de anotar 8 puntos y acabar con 20 de valoración.

Ricky es muy inteligente y sabe cuando el equipo necesita de su anotación. Ha habido partidos que se ha ido a los 15 o 16 puntos y que ha arriesgado mucho más en lo que es el ataque. Otras veces el equipo no ha necesitado esa aportación y es capaz de estar 17,18 minutos sin haber tirado nada más que una sola vez. Este año se ha hablado en ocasiones de que si está bajando en anotación. Quizás está bajando en anotación pero no en valoración. El otro día anotó once puntos y logró 23 de valoración. Tiene que mejorar muchas cosas e ir paso a paso pero es que sería imposible que un jugador de su edad hiciese todas las cosas perfectas en este nivel. Ha evolucionado en su lanzamiento exterior, está haciendo con mucha más elasticidad todo tipo de entradas y defensivamente tiene un don innato, natural, pero ha mejorado mucho en su posición. Además con el trabajo del preparado físico y el suyo propio está ganado en cuanto a cuerpo. No es el mismo Ricky el que debutó con 14 años en Granada que el que vemos ahora con más hombros y más cuerpo y eso se nota en su juego.

Además de estos dos jugadores de la cantera, Pau Ribas ya es jugador del primer equipo, Pere Tomas está comenzando a despuntar, está Dimitri Flis, viene gente de abajo… son muchos los jugadores jóvenes con los que cuenta el DKV.

Para nosotros es algo muy importante y los principales protagonistas de que se consiga son los entrenadores de base. Sin ellos el club tiene poco sentido porque además ellos están tomando el reflejo de Aito. El Joventut siempre se ha caracterizado por formar jugadores muy buenos técnicamente pero ahora también están haciendo un muy buen trabajo defensivo y salen jugadores más agresivos y eso es importante para el club, el fijarse en una persona como Aito que a nivel de cantera lo ha conseguido todo y han debutado con él no sólo Pau Gasol, Navarro, Ricky Rubio, Rudy Fernandez, sino otros jugadores menos conocidos. La cantera no tiene nada que hacer sino tiene una buena base de entrenadores abajo y una parte muy grande del mérito es de ellos y luego también de los jugadores porque Aito no da la oportunidad al jugador, la oportunidad se la gana el jugador y cuando están preparados para jugar es cuando Aito está en disposición de sacarlos.

La agresividad defensiva que comentabas antes, la intensidad, el no descansar ni un segundo en defensa mientras se está en pista, es uno de los aspectos claves en tu forma de ver el juego.

A mí siempre me ha gustado la agresividad defensiva porque yo pienso que el descansar en una pista de baloncesto es un síntoma de inmadurez. No estás jugando un partido 7 horas seguidas. Un jugador si tiene mucho talento y buena condición física puede jugar de 12 a 15 minutos seguidos, un periodo de tiempo relativamente corto. Si un jugador no puede mantener esa intensidad tanto tiempo lo mejor es dar paso a otro jugador. La agresividad me gusta en todas las facetas del juego y siempre me he considerado un amante de la técnica individual, lo que pasa es que veo que cada vez es más difícil hacerla porque las defensas son cada vez más duras, más agresivas y entonces el detalle técnico se debe mejorar todavía aún más y eso es lo que más me interesa ahora. El intentar aprender de otros jugadores y de otros entrenadores, es lo que forma parte de mi filosofía. Aquí afortunadamente se aprenden muchas cosas porque aparte de los entrenadores de cantera, tenemos a Josep María Margall, del que aprendo muchas aspectos del tiro, tenemos a Raventos, entrenador del Prat, y luego tenemos un grupo de entrenadores en Cataluña, y fuera también que te enseñan mucho cada día. Esa es mi filosofía. Estar en un nivel 4 de entrenador e intentar llegar a un nivel 6 dentro de poco.

Cuando consigas a evolucionar a ese nivel 6 o 7, ¿te ves en medio plazo en algún equipo ACB como primer entrenador?

Creo que planteármelo ahora mismo sería un error sobre todo por respeto al primer entrenador del equipo. Cuando eres segundo entrenador tienes que pensar únicamente en la faena como segundo entrenador. En el momento en que empiezas a pensar si puedes llegar a ser primer entrenador, no sólo del Joventut sino de cualquier otro equipo de ACB, estás dejando de hacer las cosas bien. Nunca me he planteado nada, sólo la mejora individual propia de cada día y creo que lo mejor es seguir así. Si algún día alguien confía en mí pues fantástico y sino lo hacen será porque aún quedan muchas cosas que aprender y como sé que las hay prefiero aún no pensarlo.

Cuales han sido tus entrenadores referentes en todos estos años además de en la actualidad Aito.

Hay muchos, pero principalmente mi padre. Él me obligó a tener una disciplina dentro de la cual es importante el trabajo, el esfuerzo, el sacrificio, el intentar luchar por algo… todo eso me lo enseño mi padre que fue entrenador profesional muchos años consiguiendo grandes cosas para el baloncesto femenino de Zaragoza. Tras él podría citar a muchos, a Joaquín Arnal en Zaragoza a Guillermo Uguet en Monzón y más tarde a grandísimos entrenadores como Pedro Martinez, Alfred Julbe… todos los entrenadores tienen algún detalle que has cogido de ellos o por lo menos que te ha hecho pensar en otros. Hay un entrenador que me hace pensar mucho cada vez que hablo con él que es Ricard Casas. A nivel internacional, Obradovic el año pasado en la Euroliga aparte del partido y estar ahí jugando la Euroliga, ver los videos para preparar el scouting era un clinic diario de las cosas que estaba haciendo. Lo que sí es cierto que tengo muchas más cosas de mi padre que de otros pero sobre todo me quedo con la constancia y el esfuerzo que me inculcó.

Qué jugadores te han marcado a lo largo de tu vida, no necesariamente por su importancia en el baloncesto sino por lo que has disfrutado viéndoles como aficionado y entrenador.

El que más me ha marcado a nivel técnico es Drazen Petrovic. Es un jugador que unía la técnica individual con la constancia. Siempre intentaba ser el mejor donde estaba y cuando veía que necesitaba coger más tiro, tiraba más, cuando vio que en la NBA siendo tan delgadito no tenía nada que hacer, se puso como un toro. Tenía un nivel de trabajo y de constancia que me impresionaba. También la técnica individual de Ginobili me encanta, la de Magic Johnson me volvía loco por sus pases, su visión de juego… También es importante no olvidar a los grandes jugadores. Por ejemplo, cuando ves a Michael Jordan en un video, es cierto que tienes que tener sus cualidades físicas para hacer lo que él hace, pero ver e intentar hacer sus movimientos y sus gestos técnicos es toda una enseñanza. Tampoco podemos olvidarnos de los jugadores que tenemos aquí y de los que también podemos aprender. Aprendo de Pau Ribas, aprendo de Ricky Rubio y Rudy Fernandez… son gente que tienen un talento especial o que les han enseñado cosas en las que tu no habías pensado y de las que puedes aprender.

Cómo entrenador que has vivido tantos años en Zaragoza, ¿crees que es posible que por fin suba este año el CAI Zaragoza a ACB tras tantos intentos?

Es muy difícil subir a ACB. Lo tienen complicado sobre todo por la presión que tiene el club por conseguir un ascenso tan deseado, con ese pabellón, con esa afluencia de público, con esas ganas, con la historia que hay dentro que yo por fortuna conozco porque fui jugador del CAI Zaragoza hasta junior. Es una pena que ahora no estén en ACB pero es realmente complicado conseguir el objetivo porque la tranquilidad en un club así no existe casi nunca. El CAI este año me recuerda al DKV por la facilidad que tenía en las 10-11 primeras jornadas para ganar pero luego tiene que llegar un bajón habitual y saber afrontar ese bajón. El CAI tuvo ese bajón con dos partidos seguidos perdiendo y lo superó con una paliza al Breogan que realmente me llama la atención. Yo creo que van a subir. La verdad es que también lo deseo porque yo tengo amigos en Zaragoza y creo que es una ciudad que se merecer tener un club en ACB porque no bajó deportivamente y nunca se ha ganado ese descenso. Este año se ha llenado de experiencia con el fichaje de Turner que les puede dar más tranquilidad en los momentos importantes de la temporada. No se deben obsesionar con subir en la Liga regular. Tienen que ir cada día a mejor y sino lo logran en la liga siempre queda el Playoff. Lo están haciendo muy bien y yo apostaría por que lo van a conseguir.

Para finalizar danos un consejo para los entrenadores jóvenes como yo que admiramos tu trabajo.

Pues un consejo que me aplico a mí mismo. Lo importante es tener una ética de trabajo. Por ejemplo, entrenar en varios clubs diferentes en equipos de base es muy complicado. Hay que tener una identificación con la gente que trabajas y con el club y no dejar de aprender de los demás. En el momento en que haces una temporada buena y te piensas que ya estás preparado para retos mayores y te pegas un batacazo que por suerte te lo dan los que te rodean y te ponen en su sitio, te das cuenta que lo más importante es el aprendizaje diario. También es muy importante no desanimarse nunca. Un día puedes estar de segundo entrenando en el Joventut de Badalona y a los cuatro años te puedes quedar sin trabajo. Entonces, si tú tienes la misma ilusión cada día, creo que puedes conseguir hacer cosas, pero sin pensar que puedes conseguirlas, sino intentar progresar y mejorar día a día.

 

Sobre el autor

Antiguedad: 
10 años 10 meses
#contenidos: 
424
#Comentarios: 
4,498
Total lecturas: 
2,778,510

Comentarios

Quien q los suyos parece honra merece. Don Alfonso Alonso inoculó el virus del basket en los 80 y 90 a muchas chicas de Zaragoza, entre ellas mi mujer, que aún dice que juega gracias a él, no hay mejor piropo. Y Sito qué decir, es un adelantado a su tiempo, un currante y un enamorado del basket, que llegará tan alto como le dejen en este negocio. Creo que será el entrenador del CAI en la ACB, aquí los entrenadores añoramos su regreso y sería un lujo para el club y la ciudad. Suerte Sito, que tengas sólo lo que te mereces...
PD:La entrevista es brutal. Enhorabuena.

Tuve la gran suerte de tenerlo de entrenador a él y como coordinador a su padre el gran Alfonso Alonso , alla por los dulces tiempos de Helios (zaragoza) en infantiles. Realmente unicos...

Pues sí: gran entrenador y buena persona. Una gran persona, a la que la fama y la gloria no se le ha subido a la cabeza. Después de muchos éxitos sigue igual de amable i de humilde con sus conocidos. Sito Alonso es una muestra para todo el mundo del baloncesto de esfuerzo, dedicación y honradeza. Tanto Sito cómo su padre son dos personas encantadoras. Suerte, Sito!

¿Quien nos lo iba a decir en Mequinenza hace unos años? Ya podemos decir que tú padre fue maestro de maestros. Os añoro a los dos y espero verte en Zaragoza pronto. Un abrazo y sigue así. Ricardo.

He podido compartir con él una semana de trabajo en su campus. Por desgracia, y circunstancias se perdió el contacto, que espero poder recuperar, pero puedo decir, sobre todo, que conocí a una grandisima persona

Creo que el trabajo del segundo entrenador es más importante de lo que la gente piensa y por eso valoro muchísimo el trabajo de este señor. Haciendo alusión a la última pregunta, tengo una ilusión enorme y esperando una oportunidad para poder seguir aprendiendo. Te deseo todo lo mejor del mundo para esta etapa y seguramente no tardemos mucho en verte de primero en algún equipo puntero. Un abrazo.

Gran entrenador y buena persona. Espero que dentro de un tiempo, que solo se marcará él mismo, pueda tener la oportunidad de demostrar todo lo que sabe de basquet. Hasta entonces bien hallado y buena suerte.

He sufrido como jugador, nunca mejor dixo su sabiduria como entrenador. Ahora mismo digo y diré que es el mejor entrenador que he tenido y voy a tener. Los conocimientos qu tiene Sito no los tiene ningún entrenador en España. Un enamorado del baloncesto, trabajador, humide y una enorme persona. Le deseo como mi compañero la mitad de lo que se merece, es decir, TODO.