Se encuentra usted aquí

Essie Hollis, Nate Davis y 40 años de historia del Askatuak

  • Leyendas como Essie Hollis, Nate Davis y 40 años de historia acompañan en el día de su aniversario al club por antonomasia en el baloncesto guipuzcoano: el Askatuak. 61 puntos contra La Penya, ascensos, descensos y el recuerdo de los que ya no están. Repasamos sus mejores y peores instantáneas.
  • Su presidente, Iñaki Almandoz, sobre Jose Antonio Gasca: “Cuando en España apenas llegaba ninguna revista de baloncesto profesional, él recibía revistas de la NBA, de la ABA, Sports Illustrated… él manejaba una información privilegiada que otros no tenían y eso le hacía acertar en el 99% de los casos”

Ascensos, descensos, apuros económicos, nombres de leyenda y 40 años de historia. Fue el club que trajo a España a hombres como Nate Davis o Essei Hollis. Fue es y será el sinónimo de historia del baloncesto en San Sebastián. Es el Askatuak, y con quien hablamos, su presidente, el que fuera el más joven de la ACB en otros tiempos de bonanza; quién dio la vida a este club y lo sigue acompañando en todos sus periplos… Iñaki Almandoz.

Pregunta: Usted lleva en este club desde sus inicios. ¿Cómo los recuerda? ¿Cómo recuerda aquel 1975?

Respuesta: Yo era entonces un chaval, tenía apenas 24 años. Tengo grandísimos recuerdos de aquella época, pero ahora haciendo balance creo que no me daba mucha cuenta de lo importante que era lo que estábamos haciendo. Fue una gran sorpresa que en la primera temporada que participamos en la Segunda División (LEB ORO a día de hoy), quedásemos campeones y ascendiéramos. Aquello hasta parecía fácil. Parecía fácil hacer un buen equipo de baloncesto. En el primer año en primera división quedamos quintos y nos clasificamos para la Copa Korac y en nuestra tercera temporada volvió a pasar lo mismo. Parecía que era pan comido pero con el tiempo nos dimos cuenta de lo que costaba de verdad aquello, sobre todo lastrados por las dificultades económicas.

P: El club comienza con otro nombre Dicoproga. Cuando y por qué adoptan el nombre de Askatuak?

R: El primer año fuimos Dicoproga, el segundo fuimos Dicos, la misma empresa que nos patrocinaba que por aquel entonces entró en suspensión de pagos y nos quedamos sin patrcinador. Ya que la industria de aquí no estaba por la labor de apoyar el Basket optamos por una opción popular. Autofinanciarnos con el apoyo de la gente. Le pusimos un nombre popular y empezamos a autofinanciarnos vendiendo rifas e iniciativas similares. Desde luego que es un camino difícil y de hecho a día de hoy seguimos luchando po encontrar una empresa que quiera ligar su nombre al nuestro y llevar un camino juntos. En la actualidad estamos muy agradecidos al “Cafés Aitona” y a todos los anteriores porque con la coyuntura actual, sin un buen patrocinador no se puede cabalgar por ningún deporte.

img_0332.jpg

Nate Davis charlando con ex compañeros y amigos

P: En relación a las dificultades económicas, ha habido momentos duros. Años en los que se les ha impedido competir, otros en los que ha habido que renunciar a una categoría superior por falta de presupuesto... ¿Cómo han sido las vacas flacas?

R: Efectivcamente en una ciudad pequeña como la nuestra y situada en un extremo del país, simplemente en el capítulo de viajes tienes una gran desventaja respecto a los equipos del centro. Estamos en una esquina y tenemos que atravesar la península de lado a lado cada fin de semana. Recuerdo un año que formando parte de la Liga EBA, estábamos en un grupo catalán que contaba con once equipos catalanes más nosotros. Nos veíamos obligados a recorrer cada semana 500km y volver para medirnos a equipos que por aquella época contaban por cierto con Pau Gasol y Juan Carlos Navarro. Lo cierto es que en un territorio tan industrial como Gipuzkoa resulta complicado encontrar empresas deportivas que congenien con un club como el nuestro.

P: La receta para que un club como este siga vivo 40 años después la cocinan usted mismo, Fran  Ochoa, Alberto Cimientos... Muchos hombres importantes para este club, pero qué significa el nombre de José Antonio Gasca para Askatuak? 

R: Lo significa todo. Tanto para Askatuak como para el Atlético de San Sebastián (club fundado también por Gasca). José Antonio Gasca lo era todo. Era vicepresidente del club pero entrenaba, buscaba dinero, organizaba, era muy imaginativo, tenía mucha información, visión de futuro… nosotros aprendimos mucho con él, muchísimo; y lo que hacemos ahora es intentar aplicar todo aquello que aprendimos de él a la práctica aderezándolo con nuestras propias experiencias. Yo siempre lo comparo con Jorge Oteiza porque Josean era un gran creador. Aparte de un líder era un gran creador.

fullsizerender.jpg

Essie Hollis y Segun Azpiazu charlando en su reencuentro

P: Hablemos de jugadores... Porque también hay un buen número que los más veteranos recuerdan aún con ganas de ponerse en pie para ovacionar, muchos de ellos han cruzado el charco sin dudarlo para estar presentes celebrando este 40 aniversario. Es el caso de Nate Davis e Essie Hollis. ¿Son conscientes en Gipuzkoa del privilegio de haber contado con estos hombres?

R: Desde luego que desde el club sí somos conscientes. Nos hemos dado cuenta de su valía sobre todo cuando ya no estaban con nosotros. Cuando los tienes en casa todos los días y los ves hacer mates y pasársela por detrás y meter 40 puntos en un partido parece que esto es fácil, como he dicho antes, pero cuando se van es cuando lo valoras. El mérito de haber contado con ellos fue de José Antonio Gasca. El trajo a Essie Hollis que en su primer año en Primera División hizo una media de 39 puntos por partido. Recuerdo un partido contra el entonces Joventut de Badalona en el que les anotó 61 puntos ganando sólo de tres. Nate Davis estuvo con nosotros y después de aquello fue cuatro veces máximo anotador de la ACB. Son jugadores irrepetibles; irrepetibles al menos para nosotros porque a día de hoy se escapan por completo de nuestra capacidad económica. Solamente al recordarlos nos hacen sentir satisfacción por esas paginas históricas que gracias a ellos hemos escrito en el baloncesto estatal.

P: ¿Cómo llegan entonces a recalar aquí? ¿Qué carambolas se tienen que dar para que jugadores como ellos lleguen a un club como éste?

R: Exactamente y con detalle no puedo responder porque quien llevaba ese aspecto era Jose Antonio Gasca. Él tenía muy buenos amigos en Estados Unidos, entrenadores, él tenía muy buenos contactos y muy buena información. Cuando en España apenas llegaba ninguna revista de baloncesto profesional, él recibía revistas de la NBA, de la ABA, Sports Illustrated… él manejaba una información privilegiada que otros no tenían y eso le hacía acertar en el 99% de los casos. Ese mérito es suyo.

P: Para terminar, sí recorremos estas cuatro décadas, ¿Cuáles son las mejores y las peores instantáneas que guardamos en el recuerdo?

R: La peor, la peor, la peor fue sin duda cuando falleció mi mujer. Quizá no sea algo relacionado con el baloncesto, pero fue algo que a mí me salpicó de manera brutal. Si miramos a las positivas, me quedo sin duda con la amistad de los directivos que colaboran, también su lealtad, y basándome en el aspecto deportivo, los ascensos. Hemos ascendido dos veces a la ACB y verdaderamente produce la satisfacción de saber que has hecho las cosas bien. A nosotros no nos gusta ganar por ganar y de manera injusta, nos gusta ganar haciendo bien las cosas y que las victorias sean producto de un trabajo bien hecho y bien planificado.

Sobre el autor

 
Imagen de leyregg Leyre González Grande@LeyreGgrandeEnamorada del baloncesto, licenciada en Comunicación por Deusto. Me dejan divertirme en You First Sports y Solobasket.
Antiguedad: 
12 años 7 meses
#contenidos: 
146
#Comentarios: 
1,096

Comentarios

Los nostálgicos de aquella época no olvidaremos a estos jugadores: Essie Hollis fue un jugador irrepetible, aunando espectáculo y efectividad; qué bueno sería poder enseñar a los más jóvenes vídeos de aquella época!! Y Nate Davis fue un tirador impresionante, bajito pero con dos muelles como piernas.

Que grandes!!! Anotadores de los que ya no se ven por ahí, y además Hollis era el jugador total.

Vaya lujazo! el mayor espectáculo baloncestístico que pisaba la piel de toro! Enhorabuena a todos, directivos,y juadores!