Solapas principales

Jarell Eddie, un rookie escondido en el ascensor de Sito Alonso

  • El tirador de Florida es una de las grandes sensaciones de la Liga Endesa
  • Sus prestaciones, 74 triples en lo que va de curso, recuerdan gestas del siglo XX
  • A pesar de la dupla Booker-Eddie, la más anotadora de UCAM Murcia desde 1999, el equipo no termina de carburar
  • Analizando a Jarell Eddie, amenaza constante desde el 6.75

Si la Liga ACB siguiera el formato NBA, nuestro protagonista sería el “robo” indiscutible del último draft; siempre con el permiso de Axel Bouteille.  Y eso que el expediente de Eddie no era menor: formado en Virginia Tech (All-Academic de la Atlantic Coast Conference), Jarell luchó hasta el final por hacerse un hueco en la liga profesional de Estados Unidos. Estuvo muy cerca en Chicago. Ganador del concurso de triples de la D-League, el de Tampa destacó también en Francia, su primer destino europeo. Sin ir más lejos, se alzó con el MVP de la Copa (17.7 tantos y 6.3 rebotes).  

Fueron los números en Basketball Champions League (10.3 puntos) y su perfil como especialista los que contuvieron las expectativas. El tope esperado, sin embargo, no tardaría en quedar atrás. En transición directa o aprovechando el bloque indirecto de Tumba. Esperando abierto el pase de Booker o explotando la guillotina de Alonso. Desde que Eddie aterrizó en Murcia no ha parado de crecer. Hasta 74 dianas en la larga distancia en 18 jornadas, siempre en porcentajes cercanos al 50%. Insaciable. En el camino, su contribución humana, incluyendo el trabajo junto a su pareja en la “Mr. Eddie Foundation”.

Mecánica de Eddie

Jarell Eddie, tras bloqueo de Kevin Tumba (Fuente: acb Photo / D. Grau)

Prestaciones de otra época

Para ser conscientes del valor de Jarell Eddie debemos compararlo con auténticas leyendas de nuestro deporte. Sin ir más lejos, el récord de triples anotados en una temporada ACB lo ostenta Oscar Schmidt Becerra.

El brasileño cerró la campaña 94-95 con 160 canastas en 38 jornadas y un fabuloso 48.5% de acierto desde más allá del arco. Un año antes, alcanzó la cifra de 148, pero en tan solo 33 encuentros. Aquel curso, Oscar se atrevía más de 11 veces por noche en la larga distancia. Otra época, otro baloncesto. Eddie “solo” suma 8.2 intentos por partido disputado.

Eddie, entre ceja y ceja

Eddie, el aro entre ceja y ceja (Fuente: acb Photo / F. Robledano)

En cualquier caso, la proyección anual de Jarell se sitúa en torno a 140. Un registro insólito a lo largo del Siglo XXI. Tal y como recoge nuestro compañero Luis Hidalgo en redes sociales (@Luisheel), el tope corresponde a Charlie Bell, que en 2005 acabó la temporada con 117. Al de Michigan le siguen Darius Adams y Alberto Corbacho, con 116.  

Además, el tirador universitario ha igualado la marca histórica del Club en lo que a triples en un encuentro se refiere (10, Taquan Dean en 2009), y queda tras el propio Schmidt Becerra con la mejor racha en dos jornadas consecutivas con 17 (Oscar anotó 19). Por cierto, 11 de esos 19 lanzamientos llegaron de una tacada en el Pabellón de Príncipe de Asturias de la capital del Segura, allá por 1994. Durante varios lustros, aquel fue el récord de triples convertidos en un solo partido de Liga (a partir de 2014 en posesión de Jacob Pullen, con 12).  Palabras mayores.

El récord de triples de Oscar Schmidt | Liga Endesa

Un receso obligado

El bueno de Eddie tocaría techo el pasado 11 de enero: 22 triples en tan solo tres encuentros. Tras exhibirse ante Bilbao (7) y en Badalona (10), Jarell completaría el círculo en la jornada 17 frente a Unicaja (5). Absolutamente demoledor. La alerta circuló en buena parte del scouting nacional.

Quizá por eso, o simplemente por una cuestión de probabilidad, el alero norteamericano no ha encontrado continuidad en los tres últimos choques. La marca de Alberto Abalde en Valencia (2 de 9), o ser el blanco manifiesto de las defensas de Fuenlabrada (0 de 3) y Zaragoza (o de 8) han frenado en seco la aportación en el perímetro. Un proceso que, de momento, queda lejos de atisbar dudas sobre su rendimiento. Más pronto que tarde, la puntería de Eddie volverá a brillar.

JARELL EDDIE, 10 triples, historia del UCAM Murcia | Liga Endesa 2019-20

Askia Booker, el otro vértice del modelo alonso

Tampoco hay margen para la confusión en cuanto al potencial de la alianza Eddie-Booker. Ambos coquetean con la historia al amparo del modelo Sito. El ascensor no es la jugada más usada por parte Alonso, solo una más de las opciones que el técnico madrileño ha adaptado para una amenaza tan temible como bien avenida.

Los números no engañan. Entre los dos acumulan 35.7 tantos por partido. La pareja más anotadora de toda la Liga, seguida por la que conforman Prepelic y Omic (34), e incluso por delante de la dupla Mirotic-Davies (32.1). Si echamos la vista atrás, Jarell y Eddie se distancian de otros combos de éxito en el pasado reciente de UCAM Murcia: Douby-Augustine (26.3 en 2011); o Vujanic-Williams (29.8 en 2009).

De hecho, hay que remontarse hasta 1999 para encontrar un dúo pimentonero con más pegada, el que construyeron Tony Smith y James Bryson (36.5). En el recuerdo quedan Anderson-Rogers (44.9), Washington-Wright (38.9) o Kea-McPherson (38.5). Por encima de todos ellos, el endiablado talento de John Ebeling y Jim Thomas (45.9), que lograron evitar el descenso en 1994. Precisamente en Valladolid, frente al Fórum de Oscar Schmidt, defensa de Quini García mediante.

Todo ello no impide que el debate sobre la excesiva dependencia en Eddie y Booker siga sobre la mesa. La aportación de ambos ha superado el 40% de la anotación del equipo en 10 de los 20 partidos de la actual campaña; en 5 de ellos estuvo incluso por encima del 50% (Andorra, Valencia, Bilbao, Joventud y Unicaja). 6 victorias parecen un pobre bagaje para una plantilla llamada a rozar Europa, sobre todo cuando algunas de sus piezas deambulan a la sombra de los dos referentes ofensivos.

Habrá que esperar para saber si la llegada de James y Malmanis cuadra el potencial del grupo. De momento, parece que la grada esperaba otro tipo de refuerzos. El tiempo, como siempre, dará y quitará razones.

A sus pies, Eddie

Jarell, el Palacio a sus pies (Fuente: acb Photo / J. Bernal)

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 6 meses
#contenidos: 
60
#Comentarios: 
214
Total lecturas: 
75,088

Comentarios

Un pedazo de artículo. Con el estudio de la actual dupla Booker-Eddie has mostrado unas claves muy interesantes. Me ha emocionado que recordaras la defensa que Quini García le hizo a Óscar Schmidt en aquel playoff angustioso por el descenso, que fue una de las claves. Quini es hoy un grandísimo entrenador de cantera. Recuerdo que Jim Thomas, que nos caía bien a todos, fue sustituido por Darren Morningstar, que se partió la cara junto con Ebeling -uno de los mejores cojos que han pasado por aquí junto con Russell Cross- para superar un 2-0.

desmoulins! Gracias por leer también el artículo. Viendo tu respuesta creo que tengo que escribir más sobre la historia del Club.

 

Por cierto, que Morningstar no sustituyó a Thomas, si no a Jeffries. No fue una gran mejoría, pero Darren sabía usar bien su cuerpo a pesar de ser tan lento, y en ataque era decente jugando de espaldas. Jim, que efectivamente dejó muy buen sabor de boca, fue el mejor en ataque en aquel quinto partido en Valladolid. 15 puntos y sensación de dominio como base. Hace unos años le perdí la pista, pero estuvo como ayudante en NBA varias temporadas.

 

El regreso a Murcia de aquellos 11 autobuses que fueron a Pucela me pone la piel de gallina. Ufff. No entiendo muy bien por qué no se pone en valor aquella batalla épica, Quini incluido.

 

Sobre los fichajes, suscribo tus palabras. Vamos a ver si se integran bien durante estas tres semanas.

 

Un abrazo!!!

La pareja Kea-McPherson además sumaba un burrada de rebotes. Sin embargo, esa centralización de puntos en el baloncesto moderno es poco rentable pero bueno... veámos con el nuevo fichaje, James... por cierto ¿Qué te parece Diego?

 

Gran repaso a la historia ;) 

Hola Carlos!

Muchas gracias por leer el artículo.

 

Efectivamente, hablar e Clarence Kea es hablar de rebote. Tengo recuerdos nítidos sobre la noche de Navidad en la que fijó el actual record de ACB: 29 en un solo partido. Y sin saltar; qué animal. Sobre McPherson, qué puedo decir? Me abrió los ojos la tarde que acribilló al Real Madrid de un tal George Karl. Quería ser como él. Fue un error, como bien dices, aquel baloncesto ya no volvería.

En cuanto al fichaje de James, la verdad es que me genera ciertas dudas. Por el estilo y las últimas declaraciones de Alejandro Gómez, esperaba un jugador con recorrido ACB y/o en equipo próximo (viene de Korea). No tendría por qué ser un problema, pero tampoco me cuadra demasiado en lo deportivo. Es cierto que es fuerte, pero aunque puede lanzar de tres parece que su mejor virtud ofensiva es el descuelgue del pick and roll, un arma que Sito utiliza poco. ¿Mejorará la defensa de Eddie, Sakota o incluso Radoncic cuando defiende al 4? Seguro, pero el equipo necesita talento en ataque para salir de la dependencia Askia-Jarell.

Claro que, puestos a dudar, lo de Malmanis me ha dejado en fuera de juego. Un cromo casi idéntico a Radoncic y que a corto plazo no creo que pueda aportar lo suficiente como para cambiar la dinámica del equipo. Y bien que lo necesita.

En cualquier caso, hay que darles tiempo. Los movimientos de UCAM Murcia a mediados de cursos suelen ser buenos. Sigo teniendo fe, sobre todo en James.

Un abrazo

No puedo estar más de acuerdo en lo que dices de Radoncic y Malmanis. El primero tiene una torrija sin fin y el segundo es una incógnita, por decirlo suavemente. En cuanto a James, veremos qué es lo que aporta y si es o no un jugador cuyas características están superadas por el baloncesto moderno (los hombres altos que no son capaces de jugar de 5, pero tampoco de 4 porque no se abren para tirar o carecen de manejo de balón o de movimientos exteriores). Sí me parece interesante el intercambio de Lecomte (que estaba en la inopia) por Radicevic (cuyo juego me dejó buenas sensaciones cuando vino el Betis hace 3 años).