Solapas principales

Joel Freeland, desde la media distancia (Foto: ACB PHOTO / Jorge Marqués)

Joel Freeland, así se forja una estrella

  • El pívot inglés ha mostrado un crecimiento paulatino año a año, pasando de joven promesa cuando llegó a Canarias a ser el hombre referencia en Málaga y demostrando día a día que aún no se conoce su techo

35563_0.jpg

Joel Freeland, desde la media distancia (Foto: ACB PHOTO / Jorge Marqués)
Joel Freeland está teniendo un gran comienzo de temporada. En la propia Liga Endesa, de seis encuentros disputados, en cinco de ellos ha superado los 24 puntos de valoración, lo que le ha valido ser designado MVP del mes de Octubre y ser actualmente el jugador más valorado, además de aparecer entre los cinco primeros tanto en anotación como en rebotes.

Pero esto no es casualidad, no es el hecho de que haya pillado un buen momento de forma y esté con la inspiración en su máximo exponente. Estos buenos números es fruto de trabajo del jugador, junto con los distintos entrenadores que ha tenido, para intentar llegar al punto que persigue Freeland, ser un jugador grande e importante en la NBA.

Cada temporada se ha podido apreciar como el jugador inglés ha ido mejorando sus prestaciones, como ha ido creciendo y formándose. Todo comenzó cuando en Gran Canaria puso sus ojos en un espigado inglés de 18 años. Corría el año 2005.

7487_0.jpg

Joel Freeland sigue el partido desde el banquillo
Sólo pasó una temporada en el segundo equipo de Gran Canaria, el Fadesa Las Palmas, porque para el año 2006/07 Salva Maldonado ya pensó que ese prometedor jugador debía contar para la primera plantilla. Debutaba en la cuarta jornada ante el TAU Vitoria y terminaría la temporada formando parte de la primera plantilla, aunque disputando escasos minutos. Pero no fue una temporada perdida, pues aprendió mucho de Kornel David y de un Sitapha Savané en lo mejor de su carrera.

La siguiente campaña siguió siendo de formación para Freeland, llegando su explosión en Canarias en la temporada 2008/09. Aquí ya cogió peso en el equipo, fue ganando minutos y haciéndose un nombre en la ACB. Esta temporada fue bastante positiva para Gran Canaria, que estuvo cerca de eliminar a Unicaja en cuartos de final en playoff's con un buen papel del británico, pero finalmente cayeron eliminados.

La casualidad quiso que el último rival de la temporada fuese su destino. Unicaja veía ese verano como su pívot Boniface N'Dong se marchaba ante una oferta irrechazable del Regal FC Barcelona. Los malagueños se planteaban entonces firmar a ese pívot que tan buen año hizo en Canarias y que tan buen papel cuajó contra ellos en playoff's.

Su primer año en Málaga no fue sencillo. En un equipo con varias incorporaciones prometedoras, sólo Freeland daba el nivel esperado, cumpliendo en su papel y mostrando maneras de buen jugador. La decepción de la afición malagueña viendo a su equipo hacer una mala campaña, sin clasificarse siquiera para la Copa del Rey, les hizo resaltar los aspectos negativos de sus jugadores. A Freeland se le tildó de blando defensivamente, algo que le llegó a afectar de forma negativa, aunque supo revertirlo para trabajar más en la materia.

La temporada 2010/11 será clave en la carrera de Freeland. La mala marcha del equipo con Aíto García Reneses, que se volvían a quedar sin Copa del Rey, hizo que la directiva malagueña destituyese al laureado técnico y apostase por Chus Mateo. La primera decisión del madrileño en el banquillo verde afectó directamente al inglés: Freeland jugaría de Ala-Pívot.

22179_0.jpg

Freeland fue el único que superó la defensa valenciana (Foto: Lafargue)
Este cambio de ser un "cinco" falto de peso a ser un "cuatro" hábil y más fuerte que sus pares le hizo convertirse en un bastión fundamental para la segunda mitad de temporada en el Unicaja. Desde la llegada de Mateo al banquillo, sus números no dejan lugar a dudas, 16,6 puntos de valoración media en ACB y sólo en dos ocasiones su anotación y valoración quedaron por debajo de la decena de puntos.

Incluso su crecimiento pudo verse claramente en la Euroliga. En la campaña 2010/11 logró superar la decena de puntos anotados en quince de los dieciséis encuentros disputados, terminando la campaña con 14 puntos y 17,5 de valoración de media.

Tras un Eurobasket donde aún le faltó algo de decisión para liderar a Gran Bretaña, Freeland apenas descansó para poder preparar bien un comienzo de temporada muy importante tanto para él como para Unicaja. Y su trabajo se está viendo recompensado, con grandes números tanto en la Liga Endesa como en Euroliga, mostrando que su crecimiento es paulatino y no se conoce aún cual puede ser el techo de Joel Freeland, un hombre llamado a cosas importantes. ¿Títulos en Europa? ¿La NBA? El tiempo lo dirá, pero no será por falta de empeño y trabajo por parte del jugador inglés.

 

Sobre el autor

Antiguedad: 
8 años 10 meses
#contenidos: 
207
#Comentarios: 
2,393
Total lecturas: 
1,208,127

Comentarios

"Tras un Eurobasket donde aún le faltó algo de decisión para liderar a Gran Bretaña". El principal problema fue la falta de confianza. Todos los galones fueron para Deng, y en un mes es difícil cambiar completamente de estilo y rol. Yo creo que jugará antes en Madrid/Barça que en la NBA.

Muy buen jugador, con buenos fundamentos. La verdad es que no parece inglés jugando con Unicaja pero con la selección no se le bé igual. Tiene pinta de fichar por un grande si sigue asín¡¡¡

Y el dia que se suelte tirando de 5-7 metros y tenga a su lado a un buen 5, que intimide y que tenga kilos, se vera que es mucho mejor aun de lo que hasta ahora se ha visto. Ahora siempre juega en la rotacion con Zoric, que es otro 4 y eso le resta espacio. Sinanovic siempre que juega lo hace con Garbajosa.