Solapas principales

John Jenkins, la demostración que los tiradores puros están para decidir partidos

  • El americano fichado a mitad de temporada suma 4 puntos más de media que créditos de valoración

John Jenkins fue el fichaje estrella de RETAbet Bilbao Basket para intentar encauzar una temporada que no ha ido en ningún momento como se esperaba. El ex de Burgos llegó para convertirse en un peso pesado en el juego de los de Álex Mumbrú y si nos atenemos a la estadística de valoración podríamos pensar que su rendimiento no ha sido acorde a esas expectativas. Jenkins es tan solo el cuarto MIB en valoración por partido con unos discretos 8'5 créditos, por debajo de Balvin, Rousselle, Brown y Kulboka

La valoración se ha convertido en la estadística estrella de los últimos años, tras los años históricos donde los fans se fijaban especialmente en la anotación y de forma secundaria en rebotes y asistencias. El auge de juegos como el Supermanager ha terminado de consolidar esa sensación de que el mejor jugador es el que más valora y suele ser también la estadística decisiva a la hora de valorar los MVP, tanto de partidos concretos como semanales, mensuales o de la temporada. Y aunque comparte un debate con los defensores de los intangibles y con los modernos expertos en estadística avanzada, la valoración sigue manteniéndose como principal fuente de información del "boxscorismo".

Pero en esta época en que se aprecia y exige que los jugadores aporten en múltiples facetas sigue habiendo especialistas y John Jenkins es uno de ellos. El exterior nacido en Tennessee se gana el sueldo con su tiro exterior. El no fichó por Bilbao para aportar en el rebote (1'7 por partido) o generar juego (1'3) si no para acribillar desde el triple o la media distancia. Jenkins suma 12'6 puntos por partido con un 41'5% en tiros de tres, de los que suma 2'7 aciertos por jornada. Ahí si destaca en los MIB siendo el segundo anotador tras Brown y el que más veces suma de tres en tres.

Una característica clásica de los francotiradores es que siempre confían en su tiro y nunca van a dejar de tomarlo por mucho que no tengan el día más acertado. En el decisivo partido contra Urbas Fuenlabrada, Jenkins llegó al último cuarto con una planilla de 8 puntos, con un 2 de 8 en triples y -1 de valoración. En este último período comenzó fallando su primer intento desde la línea de tres pero todo esto no le afectó ni lo más mínimo.

Puso el 70 a 66 a falta de 7:53 para el final pero su gran momento llegó ya en los últimos tres minutos cuando los madrileños habían conseguido ponerse por delante. El 75 a 73 llegó otra vez con un triple suyo, sumó de dos para el 81 a 78 y prácticamente sentenció el partido con el 84 a 80 a falta de 30 segundos. El resultado: 3 de 4 en triples, 11 puntos, victoria, RETAbet Bilbao Basket dependiendo de si mismo y fichaje justificado. Todo en tres minutos de acierto en los que ya nadie fue a mirar que solo había alcanzado 8 créditos de valoración. Para eso vive John Jenkins y para eso lo ficharon.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 años 2 semanas
#contenidos: 
1,286
#Comentarios: 
3,079
Total lecturas: 
3,368,541

Comentarios