Solapas principales

Jordi Trias, veinte años de máxima entrega al baloncesto

  • La pasada semana anunciaba su retirada tras 20 años dedicados al baloncesto profesional
  • Ha acabado su carrera donde la comenzó, en Girona

Dicen que los finales perfectos no existen, pero en este caso parece que se ha dado una excepción. Jordi Trias ponía el punto y final a su carrera en el baloncesto profesional el pasado 24 de octubre tras veinte años, y lo hacía tras disputar LEB Plata con el Basquet Girona, el mismo lugar donde todo comenzó. Con un emotivo mensaje en redes sociales, el catalán se despedía del mundo del baloncesto y agradecía a los equipos en los que tuvo el placer de jugar por la oportunidad dada.

 

 

El idilio de Trias con el baloncesto comenzó desde muy pequeño, cuando jugaba casi cada tarde tras el colegio. Su amor por el deporte de la canasta continuó y no pararía nunca. Así, llegaría su debut en la ACB en la temporada 1999-2000, cuando contaba con 19 años. Fueron pocos los minutos que disputaría en aquel primer encuentro, pero que marcarían el inicio de una carrera en la que siempre daría el máximo y en la que demostró valor al no importarle disputar LEB Oro o LEB Plata siendo MVP de una copa del rey y campeón de una Euroliga.

Y es que esa ha sido la principal característica de Jordi Trias durante su carrera, el saberse adaptar a lo que se le pedía en cada momento y hacer su trabajo de la mejor manera posible. Lo que se llamaría la máxima expresión de la adaptación.

de girona a barcelona: camino al éxito

Tras su debut en ACB, Trias tendría que esperar dos temporadas más para destacar y que llegara su momento, en la temporada 2002-2003. Su buen año con la camiseta del Girona, cuando contó con más minutos, hizo llamar la atención del FC Barcelona, que se haría con sus servicios la siguiente campaña.

Es cierto que tendría que esperar dos temporadas para disfrutar de los minutos para demostrar su valía, pero Dusko Ivanovic le dio esa oportunidad en la 2005-2006 y la supo aprovechar. Llegaron después los mejores años de su carrera en los que ganaría varios títulos entre los que destacaron una Euroliga, dos copas del rey y una ACB. Pero el momento culmen sería ese MVP en la Copa del Rey de 2007, en el que su actuación fue más valorada frente a las de Navarro o Lakovic, y que marcaría una carrera en la que no dejaría de brillar, aunque no siempre con los focos delante de él.

1171225196_0.jpg

Fuente: ACB Photo

Esos laureados años en Barcelona estuvieron acompañados de preselecciones para el Mundial 2006 de Japón y el Eurobasket 2007 en España, pero en las que la competencia era tan alta con jugadores como los Gasol o Felipe Reyes, que nunca llegaría a disputar ninguno de esos torneos.

En 2010, cambiaría la camiseta blaugrana por la verdinegra del Joventut, donde su buen juego quedaría algo ensombrecido por la complicada situación del conjunto de Badalona. Sin embargo, Trias demostró su implicación rebajándose su ficha para ayudar a los problemas económicos que el club arrastraba en ese momento. Aún así, al final se vio obligado a abandonar la disciplina de la Penya y buscar un nuevo proyecto en Andorra.

PRÍNCIPE DE LA LEB ORO

En el principado de Andorra empezaría una nueva etapa en la que brillaría en la segunda máxima competición del baloncesto español, la LEB Oro. Para muchos sería una bajada de nivel, para él fue un nuevo reto que afrontó con ganas. Fue protagonista en ese ascenso de Andorra a ACB y se coronó como MVP de la Copa princesa, “reeditando” ese triunfo individual que ya hiciera en Copa del rey, además de serlo también de la competición liguera.

Como jugador más valorado en LEB, volvería a la Liga Endesa para tener un rol más secundario en Valencia Basket, y aunque no dejaría malas sensaciones, buscaría el refugio de la LEB Oro de nuevo. En este caso, otra vez con la camiseta blaugrana del Barcelona, pero en su filial. En un equipo en el que era el más veterano, aportaría la experiencia que se necesitaba para mantener la categoría.

bc_river_c_principe_martin_imatge-0014.jpg

Trias, MVP de la Copa Príncipe (Foto: Martin Imatge)

Y en eso que le llamaría Manresa para un proyecto similar al de Andorra, con la intención de lograr el ascenso. Jordi Trias volvió a demostrar que se sentía cómodo en esa situación, y volvió a brillar en la categoría, siendo una pieza clave en la vuelta a la ACB de los catalanes, aunque no contaría en los planes de estos para el equipo de Liga Endesa.

Con esta decisión, Trias comenzaría a pensar en la idea de la retirada tras casi veinte años dedicados al baloncesto profesional. Así hasta que Marc Gasol le contactó para que formara parte de la plantilla del Girona en LEB Plata. El jugador vio entonces la manera perfecta de cerrar un ciclo, y tuvo el inicio soñado: con una actuación de 46 de valoración. De nuevo, se hizo dueño de una competición siendo el más destacado, hasta que a finales de este mes ha decidido que era hora de empezar una nueva etapa.

Dio sus primeros pasos como jugador profesional en Girona, y los últimos en el mismo lugar. El final perfecto para una bonita historia de dedicación al baloncesto.

ESTADÍSTICAS EN ACB:

ESTADÍSTICAS EN LEB ORO - LEB PLATA:

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 3 meses
#contenidos: 
357
#Comentarios: 
334
Total lecturas: 
801,696

Comentarios

Grandísimo jugador que, como tantos otros (Vidal, Doblas, Rafa Martínez), ha sido parte de una generación extraordinaria (la de 1980-82) que ha tapado en parte los fabulosos logros alcanzados.

Trias ha sido un jugador del que siempre se ha esperado más en la ACB (en el Juventut fue muy criticado por el público, que tenía otras expectativas sobre él), pero que siempre ha contado con el respaldo de los entradores, lo que indica que hacia lo que debía y tenía que hacer (de ahí su palmarés y los equipos en los que ha jugado). En sus años jóvenes, estaba entre el “3” y el “4” (y afortunadamente se vio rápido que se tenía que inclinar hacia el último y con la madurez (sobre todo en las LEBs) se ha ido desplazándose al “4’5”.

Magnifico en el uso de la línea de fondo y seguro a 3-4 metros, posiblemente su gran “pero” haya estado en su inconsistencia en el tiro, tanto de 3 como libres, pero ha aportado otros aspectos como el rebote ofensivo o su visión de juego que ha compensado con creces ese “pero”.

Una pena que no se pudiera retirar con un nuevo ascenso. La mejor de las suertes en su nueva vida.

PD: pensando en presente y viendo a Pesic en el Barça, me pregunto se Trias y Claver no tendrán muchas cosas parecidas: muy criticados por la grada, pero grandísimos jugadores muy necesarios para hacer que los equipos ganen.

El tema de Trias con la Penya fueron las circunstancias de su fichaje:

- Contrato muy largo, creo que 4 años.
- Nómina muy alta.

El primer año pudiera ser que la Penya pudiera asumir su contrato, a los dos años era inasumible y mas para un jugador de rotación o reserva.

Eran tiempos en que las agencias tenían un tinglao impresionante, de hecho Trias ficha en una megaoperación montada alrededor de Pepu Hernandez donde se fichó a un quinteto titular de cero - Russell Robinson, Carl English, Quinton Hosley, Jordi Trias, Will McDonald - para volver a poner en el candelero a Pepu junto a varios jugadores de lista.
Al final el proyecto acabó mas en el "candelabro" que en el candelero y la Penya asumió el contrato ruinoso de Trias, ruinoso rindiese mas o menos - mas bien fue tirando menos - porque las cifras creo que eran muy elevadas.