Solapas principales

La cara oscura del juego de Casademont Zaragoza

  • Pese a ver un gran inicio de temporada, Casademont Zaragoza parece no ver luz al final del túnel en su mala racha. Su última derrota ante el FC Barcelona nos ha dejado detalles a analizar para intentar comprender esta situación por la que pasa el equipo.

 

 

El arranque en la presente campaña en Liga Endesa del conjunto maño consiguió ilusionar a todos los aficionados del club, pese a no haber depositada demasiadas expectativas en ellos. 

 

Tanto ante Manresa como en Bilbao vimos una gran versión del combinado dirigido por Jaume Ponsarnau. El ataque pasaba en la mayoría de las ocasiones por referentes como Matt Mobley, Stan Okoye o Adam Waczynski que se prodigaron en abundancia en la faceta anotadora en ambos encuentros. Contra Bilbao Basket se pudo ver una gran versión de Javi Garcia, una de las mayores esperanzas del club en el futuro, con 14 puntos y 2 asistencias.

Todo parecía ir sobre ruedas sobre las ideas que el técnico catalan quería implementar, en un contexto aparentemente favorable tras el buen inicio de temporada. Sin embargo, todo cambió por completo. 

El encuentro en casa frente a Burgos fue el punto de inflexión que iba a marcar la tendencia posterior del equipo. Poca fluidez en ataque, un ritmo excesivamente lento y la falta de líderes de anotación hizo que los maños no pudieran pasar de cincuenta y cuatro puntos en el marcador. 

De nuevo volveríamos a encontrarnos un guión similar ante Valencia. En este caso la actuación de Casademont Zaragoza en el rebote les permitió disputar el partido hasta los instantes finales, sin embargo los problemas para anotar (36.4 % en TC y 18.2 % en T3) no permitieron al equipo dar la puntilla a un Valencia Basket que con un gran Dujblevic se acabó imponiendo. 

Si bien es cierto que la coralidad del ataque de Casademont Zaragoza es uno de los factores positivos de su inicio en la temporada, por otra parte también nos hace denotar la falta de líderes claros que se echen el equipo a la espalda cuando el balón parece quemar. Un rol que en ocasiones hemos visto asumir a Matt Mobley, quien parece destinado a progresar precisamente en esa dirección y asumir ese papel de estrella en el equipo, pero tendrá que seguir progresando para solventar la irregularidad que presenta en muchos partidos.

 

 

El encuentro ante el FC Barcelona fue una muestra más de todo lo que veníamos comentando. Pese a aguantar el marcador durante tres cuartos, en el momento decisivo de partido la falta de clarividencia en ataque hizo que se dejaran ver los problemas en el tiro y la falta de referentes que buscar en ataque. Pese a que vimos una gran actuación de Stan Okoye, con 14 puntos y 4 rebotes.

El desacierto en el tiro exterior fue uno de los factores claves que condenó a los chicos de Ponsarnau. Un 4/16 en triples, con el significativo dato de ver a Mobley intentar cuatro de ellos sin acierto. A todo esto se sumó la gran circulación de balón del conjunto azulgrana, que incluso pudo dar rotación a varios jugadores.

La mejora del conjunto maño pasa evidentemente por dar con la tecla en el ataque, encontrar ese ecosistema donde sus principales piezas en el tablero se sientan cómodas. Evitar ese individualismo que se hace ver cada vez que el partido se vuelve cuesta arriba.

 

rs394183_j06_bar-caz_firmar_acb_photo_-_v_salgado.jpg

Casademont Zaragoza contra FC Barcelona

 

Radoncic, Okoye, y sobre todo, Mobley, van a marcar el estado de salud de la progresión en positivo de un equipo que parece no terminar de despegar pese a que dejara brotes verdes en las dos primeras jornadas.

Este sábado tendrán una nueva oportunidad de dar la vuelta a la situación ante Lenovo Tenerife, veremos si cambian su versión o si por el contrario siguen mostrando la cara oscura de su juego.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 1 mes
#contenidos: 
36
#Comentarios: 
101
Total lecturas: 
63,677

Comentarios

Sí, el artículo no es muy serio que digamos. Después de dos partidos ganados y del mal partido contra el Hereda Burgos (que venía de un inicio terrible), jugó contra dos equipos punteros como el Valencia (perdió de 6) y contra el Barça (líder de la Euroliga). Es todo un tanto absurdo.

Que bueno es poder tener un foro donde dar opiniones subjetivas sin que te las pidan envueltas como un "pseudo reportaje"... "La cara oscura..." UUUUHHH....