Solapas principales

Ivanov y Panko luchan por un rebote (ACB Photo/Óscar Gimeno)

Llegar a la Copa, un lujo cada vez más accesible

  • 15 clubes distintos han participado desde 2011
  • Lagun Aro GBC, Lucentum y Mad-Croc, del cielo al infierno en un año
  • Solo Caja Laboral, Real Madrid y Barça Regal han hecho pleno en las últimas ediciones

Es tiempo de Copa. Ocho equipos ya velan armas para disfrutar y tomar parte en el mayor evento que ofrece el baloncesto nacional. Los ocho mejores equipos durante la primera vuelta de la competición se han ganado el premio de estar esta semana en Vitoria.

Echemos la vista hacia atrás. Un año atrás. En la edición 2012 de la Copa que se celebró en Barcelona solo encontramos a tres equipos de los que participarán este año en la Copa 2013 (Real Madrid, Barcelona Regal y Caja Laboral). Los otros cinco participantes de esta edición no estuvieron el año pasado en el Palau Sant Jordi.

Dando otro paso hacia atrás nos encontramos con la misma situación. De los ocho participantes en la Copa 2011 solo Real Madrid, Barcelona Regal y Caja Laboral repitieron un año después en Barcelona 2012.

En total, en estas tres ediciones han sido 15 clubes los que han podido participar en la Copa del Rey. Nunca había habido tanta variedad de equipos ni se encontraba un abanico tan abierto de equipos que participaran en la Copa del Rey. De los actuales equipos de la Liga Endesa solo Canarias, UCAM Murcia, Bàsquet Manresa y Blusens Monbus no han participado en las últimas ediciones coperas.

Es llamativo ver como tres de los cuatro últimos clasificados de la liga regular estaban hace un año participando en la Copa del Rey. Más extremo todavía es el caso del Lucentum que ha pasado de disputar la Copa y los Playoff a tener que militar esta temporada en la Adecco Oro como única vía para evitar su disolución.

En el extremo opuesto tenemos a un Asefa Estudiantes que hace unos meses acababa la liga en posición de descenso pero que tras la renuncia de Menorca Basquet ha podido seguir en la Liga Endesa y que se ha metido en la Copa después de una gran primera vuelta. El Gran Canaria llega a la Copa tras una gris temporada 2011-12, y el propio Blusens Monbus ha pasado de luchar por la permanencia el año pasado a quedarse a las puertas de la Copa 2013.

Equipos más consolidados y con más recursos como Cajasol, Unicaja o Valencia Basket se han perdido dos de las tres últimas ediciones, lo que es una muestra de que cada vez están más cerca de la clase media de la liga que de la élite marcada por Real Madrid, Barcelona Regal y, en menor medida, Caja Laboral.

La situación actual hace difícil la consolidación de proyectos y el éxito o fracaso depende del acierto de cada temporada en los fichajes. Los equipos modestos y con recursos limitados están teniendo que apostar cada vez más por fichajes que no acaban de tener protagonismo en los equipos grandes de la Liga Endesa, o directamente buscar en caladeros como la Adecco Oro, la NCAA u otras ligas europeas, todos ellos caladeros de costes moderados y con un factor riesgo importante. Si se acierta en los fichajes y se compone un buen equipo se opta a estar arriba y lograr éxitos, si no se consigue se está condenado a luchar por la permanencia, casi con la misma inversión inicial.

Pero esos éxitos no suelen tener las patas muy largas. Esos fichajes que han resultado exitosos o esos jugadores que han dado un salto de calidad acaban siendo reclutados por equipos con mayor potencial económico, de la propia Liga Endesa o, cada vez más, de otras ligas donde el potencial económico de sus clubes es mayor. Este fenómeno obliga a los equipos más modestos a "reiniciarse" cada temporada y a volver a asumir los mismos riesgos al componer una nueva plantilla.

Lo positivo es que en estos últimos años parece que el llegar a la Copa del Rey es un sueño alcanzable casi por cualquier equipo y no una quimera al alcance de los mismos de siempre. En el lado negativo queda la constatación de que los éxitos deportivos no sirven para que los clubes puedan consolidar su crecimiento.

La Copa del Rey se convierte en ese carpe diem de los equipos menos potentes en el que se sienten grandes por unos días. Fruto efímero en unos tiempos difíciles para estos clubes.

Galería

Sobre el autor

Antiguedad: 
12 años 2 meses
#contenidos: 
1,429
#Comentarios: 
5,001
Total lecturas: 
7,482,053

Comentarios

Estaría bien,Ramón, una vuelta de tuerca más, cuando acabe la Copa, extendiendo el estudio a los finales de temporada y con su comparativa poder extraer unas conclusiones más exactas de la realidad de nuestra liga.
Felicidades por el artículo.