Solapas principales

Kevin Magee fundiéndose con los aficionados maños tras la consecución de la Copa del Rey de 1984 (imagen cedida por www.lacasadelbaloncesto.es)

Los 50 históricos ACB de SOLOBASKET (III)

  • Solobasket vuelve con la serie sobre los 50 jugadores históricos de estos 25 años de Liga ACB. Esta vez llega la hora de hablar de los Andrés Jiménez, Fernando Martín o Reggie Johnson, entre otros.

11367_0.jpg

Kevin Magee fundiéndose con los aficionados maños tras la consecución de la Copa del Rey de 1984 (imagen cedida por www.lacasadelbaloncesto.es)
Dentro de la serie de artículos con los que SOLOBASKET está conmemorando los 25 años de la Liga ACB , estamos presentando a los 50 jugadores históricos de la ACB. Desde Mike Ansley a Arvydas Sabonis, los grandes de la Liga iran pasando (por orden alfabético) por esta lista confeccionada por los colaboradores de Solobasket. Vayamos en esta tercera entrega con otros 10 nombres inolvidables:

JASIKEVICIUS, SARUNAS (FC Barcelona 2000-03)
: desde Drazen Petrovic, la ACB no había conocido un jugador con semejante carácter ganador. Se dio a conocer al gran público gracias a su gran actuación en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000 (un triple suyo pudo haber dejado a USA sin final) y tras ese torneo irrumpió con fuerza en la ACB. Sus 3 temporadas con el FC Barcelona fueron triunfantes en lo colectivo y las mejoras de su carrera, en el plano individual. De su mano, el club blaugrana conquistó 2 Ligas ACB, 2 Copas del Rey y la tan deseada Euroliga. Puso broche final a su trienio con el triunfo de su selección en el Eurobasket de 2003. Saras fue durante esas 3 temporadas el auténtico capo del FC Barcelona. Todo el juego del equipo pasaba por él; el lituano decidía cuando se las debía jugar en ataque y cuando debía hacer jugar a su equipo. Y casi nunca se equivocaba. Todo un carácter.

Sarunas Jasikevicius dirige como base y tira como un escolta. Acapara mucho juego en ataque. Lanza a canastas con asiduidad, pero es un buen e inteligente pasador. Cuando las defensas se cierran sobre él, sabe asistir al compañero mejor situado (su promedio de asistencia en la ACB supera los 4 pases de canasta por encuentro). Su tiro, que ejecuta a la velocidad del rayo, es inmejorable. Su acierto en el triple en la ACB llega hasta el 44%, gran porcentaje cuando hablamos de un jugador que lanza al menos 5 triples por encuentro. Además, aunque no sea un atleta de primera línea, es un gran penetrador. Cuando a estas cualidades técnicas se le añaden un carácter indomable, un instinto asesino como pocos se han visto en la ACB, nos encontramos ante un jugador irrepetible.

100 % Saras:





JIMÉNEZ, ANDRÉS (Massana-Ron Negrita Joventut 1983-86, FC Barcelona 1986-98): Jimix es otro histórico del basket nacional. Este jugador de 2.05 era el prototipo de jugador de la nueva era. Comenzó su carrera en Badalona, pero en 1986 fue fichado por el FC Barcelona, equipo con el que disputaría nada menos que 12 temporadas en la ACB. Su llegada coincidiría con la mejor época del club blaugrana, logrando en esa docena de años nada menos que 7 Ligas ACB, 4 Copas del Rey y 1 Copa Korac, quedándose a las puertas de lograr la Copa de Europa en 4 ocasiones. Miembro del inolvidable grupo que logró la plata en Los Ángeles 84, fue también pieza clave de la selección nacional durante toda su carrera, totalizando nada menos que 186 partidos internacionales. Sufrió una grave lesión que le impidió jugar a lo largo de 1991.

Andrés Jiménez era un 2.05 de estatura de gran movilidad y buenas condiciones atléticas. Se movía perfectamente en la zona, contaba con un buen tiro en suspensión de 4-5 metros y corría a las mil maravillas el contraataque. Efectivo, pero también espectacular (era un asiduo matador), era un tipo de jugador difícil ver en el baloncesto español de aquella época. Comenzó jugando de ala-pívot, pero Aito lo recicló al puesto de alero, donde el técnico pensaba que, por su físico, podía marcar diferencias. En la Selección, con el recordado Antonio Díaz-Miguel, siguió ocupando el puesto de “4”, ofreciendo siempre un rendimiento de gran calidad (en competiciones como el Eurobasket de 1987 o los Juegos de Seúl de 1988, fue, de largo, el mejor jugador de la selección). Le faltó, tal vez, dar un paso al frente en su rango de tiro, ya que no llegó a convertirse en un tirador exterior consistente. A pesar de ello, y de estar a la sombra de estrellas como Epi o Villacampa, Andrés Jiménez es considerado uno de los mejores jugadores españoles de toda la historia.

En su última temporada en activo, Andrés Jiménez todavía era capaz de hacer cosas como ésta:





JIMÉNEZ, CARLOS (Adecco Estudiantes Argentaria-Caja Postal 1995-2006, Unicaja 2006-…): a pesar de no ser una estrella, Carlos Jiménez es un jugador imprescindible. En sus inicios quisieron colgarle el cartel de “El Nuevo Herreros”. Nada más lejos de la realidad. Carlos no es una estrella como lo fue Herreros, pero sí un jugador incomparable e irrepetible por lo mucho que ha aportado a nuestro basket. Durante 11 temporadas defendió los colores de su equipo de toda la vida, el Estudiantes, logrando la Copa del Rey de 2000 y disputando la final de la ACB en la temporada 2003-04. Actualmente juega en Unicaja. Ha sido un fijo de la selección española desde hace una década, siendo pieza fundamental en los grandes éxitos logrados durante este tiempo (medalla de bronce en el Eurobasket 2001, plata en las ediciones de 1999, 2003 y 2007 y oro en el Mundobasket de 2006).

Carlos Jiménez es un alero de más de 2 metros de estatura cuya aportación siempre es fundamental para los éxitos de sus equipos. Es el complemento perfecto, el lugarteniente ideal de las estrellas del equipo. Rebotea como si de un pívot se tratara, llegando a alcanzar en varias temporadas promedios superiores a los 7 rebotes por encuentro. Su nivel defensivo es de primera línea y es un buen pasador. En ataque no suele ser la primera opción, pero en momentos puntuales es capaz de anotar con cierta fluidez. Su lanzamiento en suspensión es ejecutado con una mecánica un tanto lenta, pero con tiempo suficiente para armar el brazo, su tiro de 3 puntos es bastante certero.

A sus 32 años, y tras recoger 2791 rebotes a lo largo de su carrera, se ha situado ya en el 5º puesto en la clasificación de reboteadores históricos de la Liga. Fue nominado como miembro del quinteto ideal de la Liga en la temporada 2004-05.

Carlos Jiménez es un histórico atípico. Es el hombre que, a pesar de no llevarse los titulares en la prensa, ha estado siempre ahí, en la primera línea del baloncesto español.

6974_0.jpg

Carlos Jiménez volvió al Telefónica Arena (foto: FM)
JOFRESA, RAFAEL (Massana-Ron Negrita-Montigala-Marbella-RAM-7up-Pinturas Bruguer Joventut 1983-96, 1999-03, FC Barcelona 1996-98, Girona Gavis 1998-99)
: el nombre de Rafa Jofresa irá para siempre unido a la historia del Joventut de Badalona. En sus 17 temporadas con el club verdinegro logró 2 Ligas ACB, 2 Copa Príncipe de Asturias, 1 Copa Korac y la histórica Liga Europea de 1994. Fue el base titular de aquel magnífico Joventut de mediados de los 80 a mediados de los 90, por el que pasaron grandes de la ACB como Jordi Villacampa, Reggie Johnson, Josep María Margall, Corny Thompson o Mike Smith. A su palmarés se le debe añadir otra Liga ACB conquistada con el FC Barcelona. Vistió la camiseta de la Selección española en 75 ocasiones.

El mayor de los Jofresa era un base serio y sobrio. No era un jugador eléctrico (como lo era su hermano Tomás), ni espectacular, pero se constituía en un seguro de vida en la dirección. Distribuía bien el juego y surtía de balones de manera efectiva a las referencias ofensivas del equipo (Villacapa, Corny Thompson…), pero, a su vez, era un buen anotador. Destacaba por su tiro desde la línea de 6.25, distancia desde la que era una auténtica amenaza.

Rafa Jofresa mantuvo un muy buen nivel de juego durante las 20 temporadas que disputó en la ACB. Su carrera ACB se desarrolla a lo largo de 3 décadas y siempre será recordado por su eficacia y profesionalidad. Es el jugador que más partidos ACB ha disputado (756), lo que le permite situarse en la 3º posición entre los jugadores que más minutos han disputado en al Liga (18062). Además es el 11º jugador que más puntos ha anotado en la liga (6327), el 8º que más asistencias ha repartido (1573), el 4º mejor triplista (712) y el 4º mejor ladrón de balones (756).

JOHNSON, REGGIE (Ron Negrita-RAM Joventut 1987-90, Elosua-Elmar León 1991-95): en el verano de 1987, y de cara a la campaña que se avecinaba, el Joventut de Badalona se hacía con los servicios de dos veteranos jugadores extranjeros: Joe Meriweather (34 años), un pívot de corte defensivo con 12 años de experiencia en la NBA, y Reggie Johnson (30 años), un “4” con amplia experiencia NBA y en la Lega italiana, poseedor de un anillo de campeón de la NBA, lograda con los 76ers en la temporada 1982-83). El primero defraudó con su rendimiento inconsistente y con una actitud un tanto indolente. Sin embargo, Reggie Johnson ofreció unas prestaciones de primer nivel (19.6 puntos, 8.8 rebotes y 1.1 tapón de promedio por encuentro en la temporada regular) y una actitud profesional irreprochable. Johnson continuaría en Badalona otras 3 temporadas más, manteniendo una gran regularidad y un liderazgo silencioso en la cancha. En esas campañas el Joventut no acertó en buscarle una pareja adecuada; fracasó Meriweathers, pero también lo hicieron posteriormente jugadores como Greg Stokes o Earl Jones. Solo cuando el club verdinegro fichó a Lemone Lampley en la temporada 1989-90, el bueno de Reggie pudo disfrutar de las mieles del triunfo, ya que en esa campaña el Joventut se haría con la Copa Korac. Tras dejar Badalona, seguiría dando muestras de su profesionalidad y ofreciendo lecciones baloncestísticas durante otras 4 temporadas en León, donde se retiraría del baloncesto en activo con 37 años.

Reggie Johnson era un jugador elegante y de juego sobrio (era difícil verle machacar la canasta) que, pasando prácticamente desapercibido en la cancha, llegaba con asiduidad a los 20 puntos y 10 rebotes. Tenía un gran repertorio ofensivo; buenos movimientos de espaldas a canasta, que acababa con un medio gancho o un cómodo tiro a tabla, un decente lanzamiento en suspensión desde los 4-5 metros… Además, en defensa se sacrificaba como el que más y recogía una buena cantidad de rechaces por encuentro. Era un jugador de otra época, de los extranjeros que marcan la diferencia sin tener que ofrecer espectáculo en la cancha. Un profesional como pocos se ha visto en la ACB.

999_0.jpg

Sarunas Jasikevicius intentado sobrepasar a Ed Cota (Foto: Ben Oscar)
LASO, PABLO (Caja Alava-Taugrés Vitoria 1984-95, Real Madrid 1995-98, Cáceres CB 1997-98, Unicaja 1998-99, Casademont Girona 1999-2002, Forum Valladolid 2002-2003, Caprabo Lleida 2002-03)
: Laso pasó por 7 equipos ACB a lo largo de su longeva carrera en la ACB (19 temporadas), pero siempre será recordado por ser el base del Baskonia de mitad de los 80 a mediados de los 90. Era el director de juego que hacía jugar al equipo gasteiztarra y ofrecía los pases calculados al milímetro para que inolvidables estrellas de la liga como Hollis, Arlauckas, Bannister o Green desplegasen todo su espectacular juego. Fue pieza básica en las primeros éxitos del Baskonia, como la Copa del Rey de 1995 (fue además nominado MVP del Torneo), o los subcampeonatos de la Copa del Rey de 1994 y las Copas de Europa de 1994 y 1995. No tuvo tanta suerte fuera de su equipo de toda la vida, pero siguiendo durante muchos años ofreciendo un gran rendimiento.

Pablo Laso es sinónimo de asistencia. El menudo base vasco (no llega al 1.80 de estatura) fue en 5 ocasiones el mejor asistente de la Liga durante su carrera, llegando en algunas temporadas a promedios espectaculares, como los 9.2 pases a canasta de media logrados en la temporada 1993-94. Siempre tuvo a su alrededor a grandes anotadores a los que abastecer con pases medidos al milímetro. No era un gran anotador, pero aportaba en ataque en momentos puntuales, llegando a promediar unos 10 puntos de media en sus mejores temporadas. Tenía un lanzamiento de 3 puntos bastante efectivo y, gracias a su rapidez, solía finalizar un buen número de contraataques. En defensa no desentonaba y destacaba por su habilidad para robar un buen número de balones a sus pares.

A lo largo de sus 19 temporadas en la ACB, Pablo Las repartió nada menos que 2896 asistencias (una media superior a los 4.6 pases de canasta por encuentro), por lo que es, de largo, el líder histórico en esta categoría del juego. Dada su longeva carrera deportiva, se sitúa en el 5º puesto en la clasificación de número de partidos ha disputado en la Liga y 4º en la de minutos disputados.

MAGEE, KEVIN (CAI Zaragoza 1983-84, 1990-91): su paso por la liga fue fugaz (únicamente 57 partidos), pero, a pesar de ello, forma parte de la leyenda de nuestra liga. Su recuerdo perdurará para siempre en la ACB y, en particular, en Zaragoza. Llegó al CAI en la temporada 1983-84, para sustituir, ya iniciada la campaña, a Harry Davis. Contaba por entonces con 24 años y en una breve experiencia en el baloncesto italiano. Pronto se convirtió por su sólido juego en el ídolo de los aficionados al CAI. Su momento álgido llegó con la victoria del CAI en la Copa del Rey, en una final disputada en casa y frente al todopoderoso FC Barcelona (su imagen aporreando un bombo de un aficionado es un icono de nuestra liga). En esa temporada promedió 25.5 puntos y 10.4 rebotes por encuentro (sin contar el playoff). Tras la finalización de la temporada, dejó la ACB por el Maccabi de Tel Aviv, equipo con el que jugaría los siguientes 6 años. Ahí también dejaría su impronta (en Israel es considerado el mejor foráneo que ha jugado en aquella liga). En 1990, el CAI cumplió con el sueño de sus aficionados, lograr el retorno de Magee. Por entonces era ya un veterano de 31 años. Su juego no era tan explosivo, pero su clase seguía intacta. En aquella temporada hizo pareja con otro recordado norteamericano, Mark Davis. El CAI llegó a la final de Recopa de Eurocopa, sucumbiendo a la presión y a un PAOK que jugaba como en casa (menuda presión ejercieron sus aficionados). Sus promedios en esa campaña llegaron a los 25.5 puntos y 12.7 rebotes de media por encuentro. Ahí acabo su experiencia ACB. Magee falleció en accidente de tráfico hace pocos años.

El Magee que conocimos en la ACB tuvo dos caras. En su primera experiencia, vimos a un Magee todo potencia y clase. Una auténtica pantera en la zona, que se pegaba con cualquiera y que luchaba por cada rebote que escupiese el aro; pero, a su vez, un jugador de grandes fundamentos, capacitado para anotar tanto de espaldas como de cara al aro. En su vuelta a Zaragoza, Magee demostró que su clase estaba intacta, pero no así su físico, ni su capacidad de sacrificio. Ya no entraba al choque en la zona y prefería anotar a través de un tiro en suspensión muy efectivo que fue perfeccionando a lo largo de su carrera. Su juego había perdido la frescura de la juventud. De todas formas, se erigió en el mejor reboteador de la ACB en aquella temporada 1990-91.

3827_0.jpg

Navarro lanza una bomba (Foto: José María Benito Espinar)
MARGALL, JOSEP MARÍA (Ron Negrita-RAM Joventut Massana 1983-90, Valvi Girona 1990-91, Festina Andorra 1992-93)
: miembro de una saga de jugadores de baloncesto de primer nivel, el matraco Margall fue el instructor y tutor de un grupo de jóvenes y brillantes jugadores que iban a escribir el futuro del baloncesto español. Nos referimos a los Villacampa, Jiménez, Montero, Jofresa etcétera. Su palmarés pre-ACB ya contaba con 1 Liga Nacional, 1 Copa del Rey y 1 Korac (en 1983, Margall era un jugador de 28 años con una amplia experiencia en el baloncesto profesional). Durante sus años ACB, lograría con su club de toda la vida 2 Copas del Príncipe y 1 Korac. Tras dejar el Joventut de Badalona con 35 años cumplidos, aún disputaría otras 2 temporadas ACB en Girona y Andorra. Margall vistió la camiseta de la selección en 187 ocasiones, siendo miembro del equipo que logró la plata en el Eurobasket 1983 y la plata de los Juego Olímpicos de 1984.

Josep María Margall es uno de los mejores tiradores puros que ha dado el basket nacional. Su tiro en suspensión era elegante y ortodoxo, de clínic (de hecho, actualmente se ocupa de adiestrar en el arte del tiro a las nuevas generaciones). Era un hombre serio, que nunca se precipitaba. El hombre tranquilo en el que se podía confiar en los minutos calientes.

Su camiseta con el dorsal 7 fue retirada por el Joventut de Badalona (club con el que jugó desde 1972 hastas 1990) hace algunos años.

Clinic de tiro de Josep María Margall durante los Juegos Olímpicos de 1984:





MARTÍN, FERNANDO (Real Madrid 1983-86,1987-89): el primer español que disputó la NBA (concretamente en la temporada 1986-87, defendiendo los colores de los Portland Trail Blazers), el tristemente fallecido Fernando Martín (accidente de tráfico en 1989) fue, junto con Epi, el mejor y más importante jugador español de la década de los 80. Fuerte, luchador y poseedor de una personalidad arrolladora, fue el estandarte del Real Madrid durante las primeras temporadas de la ACB. De su mano, el club blanco se llevaría 3 Ligas ACB, 3 Copas del Rey, 2 Recopas de Europa y 1 Copa Korac. Era un líder nato, un ganador por naturaleza. Su fuerte carácter chocó en algunas ocasiones con otro jugador inolvidable, Drazen Petrovic, con el que compartió vestuario en la temporada 1988-89 (por ejemplo, aquella final de la Recopa de 1989 en la que Petrovic se llevó todo el protagonismo) . Fue 86 veces internacional y fue uno de los máximos responsables de la consecución de grandes éxitos como la medalla de plata del Eurobasket 1983 o la plata de Los Ángeles 1984.

Fernando Martín es un jugador de leyenda. Un pívot, que tras su vuelta de la NBA se recicló al puesto de “4”, de grandes fundamentos técnicos, fuerte y con una garra espectacular. Su sola presencia imponía respeto a los rivales. En ataque se movía como pez en el agua en la zona, anotando contra tabla, en semi-gancho e incluso a través de ganchos de bella factura. A su vez, poseía un tiro en suspensión más que decente. Siempre se movía en torno a los 20 puntos de promedio por partido (en la temporada 1985-86 fue el mejor anotador español de la ACB con un promedio de 23.3 puntos por encuentro). Su capacidad reboteadora era también destacable. En defensa, se empleaba con ardor guerrero. Sus duelos con Audie Norris marcaron una época en la liga. Dos rivales que se respetaban deportivamente porque conocían y valoraban la calidad y el carácter que atesoraba su contrincante.

Video homenaje al gran Fernando Martín:





NAVARRO, JUAN CARLOS (FC Winterthur Barcelona 1998-2007): uno de los jugadores más destacados de la magnífica generación de 1980, es uno figuras más importantes de la ACB de lo que llevamos de nuevo milenio. Con la veintena recién estrenada, en la temporada 2000-01, ya era un hombre importante en el FC Barcelona, y un par de temporadas más se eregiría en el líder del equipo. Antes de dejar la ACB por la NBA, lograría 4 Ligas ACB, 3 Copas del Rey, 1 Euroliga y 1 Copa Korac, palmarés al que todavía pueden ser añadidos más títulos tras su retorno a la ACB para la próxima campaña. Fue nombrado MVP de la Liga ACB en la temporada 2005-06, nominado como miembro del quinteto ideal de la Liga en las temporadas 2005-06 y 2006-07 y fue máximo anotador de la competición en la temporada 2006-07. Es un fijo en la Selección española absoluta desde el 2000, habiendo logrado hasta el momento la medalla de oro en el Mundobasket de 2006, las medallas de plata de los Eurobasket de 2003 y 2007 y el bronce logrado en 2001.

Juan Carlos Navarro es un escolta anotador casi perfecto (sus prestaciones defensivas, sin embargo, bajan bastantes enteros). Su tiro exterior, que es ejecutado a una velocidad endiablada, es demoledor. No es un gran atleta, pero sus bombas (el tiro marca de la casa), casi imposibles de taponar, le hacen prácticamente imparable cuando penetra. Es también, por su rapidez, un gran finalizador de contraataques. Ejecuta todas sus jugadas con tal naturalidad que hacen parecer el baloncesto un juego sencillo. Uno de los mayores talentos ofensivos que ha dado nuestra basket. Será un lujo volver a verlo por la ACB la próxima temporada.

Demostración ofensiva de JC Navarro en las semifinales del Eurobasket 2007 (España-Grecia):





Otros artículos relacionados:

Primera parte de los 50 históricos ACB

Segunda parte de los 50 históricos ACB

Los mejores anotadores, tiradores, matadores, pasadores y reboteadores de los 25 años que cumple la ACB

Sobre el autor

Antiguedad: 
15 años 1 mes
#contenidos: 
3,665
#Comentarios: 
36,313
Total lecturas: 
25,456,668

Comentarios

Hello! I have many Dražen Petrović games on dvd ( 100 games ), Šibenka, Cibona,Real Madrid, New Yersy, Ex-Yu, Croatia,and more another games ( 400 games ).If someone interesanting for this games, ,and have some games for exchange,please send me message on my E-mail: utakmica@net.hr

Ostras, larry micheaux!uno de esos jugadores sobrios, gran profesional, como granger hall. Sus numeros en el taugres asustaban; luego en valencia tambien cumplio

¿Os acordais de Larry Micheaux? Kevin McGee era muy parecido pero con más clase y menos capacidad atlética. Fue unos de mis jugadores favoritos

Franjo, no he dicho lo contrario, solo el apunte de como barlow le marcaba en la final porque le conocia del maccabi, ya que eran la pareja de americanos del equipo israeli. Por supuesto que era un gran jugador, de esos que a uno siempre le queda en el recuerdo.

Kevin Magee era un extraordinario jugador de baloncesto quienes le hemos visto jugar siempre queriamos tener a ese jugador en nuestro equipo, porque simbolizaba la garra, no tendría grandes recursos técnicos pero si un gran espíritu que hacía ganar partidos

Grande Kevin McGee y a pesar de ello, como me dijo una vez manel comas en un clinic para chavales jovenes (en un pueblo de la provincia de barcelona), era incapaz de botar con la mano izquierda; en la final con el paok, ken barlow le marcaba dejandole libre el lado izquierdo (del atacante), porque sabia que por ahi no entraba. Bueno, ya se que no viene a cuento, pero me he acordado del detalle. Un saludo