Solapas principales

Los mejores defensores interiores de la ACB

En todos los deportes de equipo hay dos términos que tienen una mayor importancia que el resto. Estas dos palabras son ataque y defensa. En este artículo os traigo a los 7 mejores defensores interiores mediante la siguiente fórmula: (media de rebotes defensivos + media de robos + media de tapones). De dicha fórmula saldrá la valoración total, la cuál la expresaré en puntos defensivos, a pesar de no ser porcentajes reales para medir la defensa.

1. Ondrej Balvin (7 puntos defensivos) - Bilbao Basket

Nuestro primer protagonista es un trotamundos de la ACB, y es que a sus 27 años ya ha pasado por cuatro equipos de la competición. Estamos hablando de Ondrej Balvin, pívot checo de 217 cm que esta temporada ha firmado por el Bilbao Basket, equipo recién ascendido desde LEB Oro y dónde ha ejercido como una de las piezas más importantes del plantel junto a Axel Bouteille.

El internacional chegó a Bilbao después de una gran actuación en el Mundial de China, dónde volvió a recuperar sensaciones después de una temporada en Herbalife algo agridulce. Ya en el equipo de los MIB (Men In Black), Ondrej Balvin resultó ser un gran desatascante en ataque, pero sobre todo ejerció muy bien su papel en defensa. El potente pívot demostró qué es un gran taponador, colocando 1.2 chapas por partido y estableciendo su récord personal de tapones, con 4 en el partido ante el Coosur Real Betis. Pero los tapones no lo son todo en defensa, y es que el rebote defensivo también aporta, y ahí demostró una faceta muy sólida, permitiendo que sus rivales le cogieran el rebote en muy pocas ocasiones.

2019-20: 8.6 puntos, 7.3 rebotes (5.3 defensivos), 1.5 asistencias, 1.2 tapones y 0.5 robos en 23 partidos, jugando 22 minutos de media.

2. Walter Tavares (6.9 puntos defensivos) - Real Madrid

El Real Madrid ha sido uno de los equipos más en forma de las últimas temporadas en Europa. Gran parte de esta regularidad se le debe a Pablo Laso, quién jornada tras jornada consigue dar con la tecla adecuada para sacar los partidos adelante. En los esquemas del entrenador vasco tiene mucha importancia nuestro protagonista, Walter Tavares, pívot caboverdiano de 28 años y 220 cm.

El intimidador pívot del Real Madrid es una amenaza constante en ataque, pero sobre todo en defensa, dónde partido tras partido coloca de media casi dos tapones (1.7 chapas). Además, Tavares ocupa el cuarto puesto en la clasificación de mejores reboteadores defensivos, recogiendo 4.8 por partido. A los apartados de tapones y rebotes tenemos que sumarle su movilidad dentro de la zona, que gracias a su gran envergadura le ayuda a intimidar dentro del semi circulo a todos sus rivales.

2019-20: 7.7 puntos, 7.4 rebotes (4.8 defensivos), 0.4 asistencias, 1.7 tapones y 0.4 robos en 23 partidos, jugando 22 minutos de media.

ta.jpg

Tavares le impide el paso a Kadji. ACB Photo / E.Candel

3. Matt Costello (6.4 puntos defensivos) - Herbalife Gran Canaria

Para hablar de nuestro tercer protagonista tenemos que irnos hasta las Islas Canarias, y más concretamente a Gran Canaria. Allí ha debutado en la máxima categoría nacional Matt Costello, pívot de 26 años y 208 cm que ya ha sido incluido en otro de los artículos de esta serie, al ser uno de los mejores fichajes de la temporada. Venido desde el Sidigas Avellino, Matt Costello ha demostrado ser un jugador muy importante tanto en ataque como en defensa para el Herbalife Gran Canaria, pero hablemos de la defensa.

El jugador estadounidense ha mostrado ser un jugador bastante sólido en defensa, apartado del juego dónde destaca sobre todo por su capacidad taponadora y reboteadora. Su agilidad y velocidad sobre la cancha le permite ser un jugador importante para el Herbalife Gran Canaria a la hora de defender las jugadas, dónde ejerce de líder junto con Omar Cook. A su agilildad y velocidad hay que sumarle la explosividad y garra que tiene el americano, y es que no da un balón por perdido, lo que le da un plus de energía al equipo.

2019-20: 10.7 puntos, 7.3 rebotes (4.9 defensivos), 1.2 asistencias, 1 tapón y 0.5 robos en 23 partidos, jugando 21 minutos de media.

4. Toko Shengelia (6.2 puntos defensivos) - Baskonia

En el cuarto puesto de la lista de los mejores jugadores defensivos interiores de la Liga Endesa nos encontramos con el primer y último ala-pívot de la lista, el jugador georgiano Tornike Shengelia. El interior lleva seis temporadas en el Baskonia demostrando que es uno de los mejores jugadores del viejo continente tanto en ataque como en defensa. Pero esta vez, e igual que en los dos casos anteriores, y en los casos venideros, nos vamos a centrar en el aspecto defensivo.

Si hay algo que caracteriza a Toko Shengelia es que nunca da un balón por perdido, y eso es algo que los aficionados del baloncesto tenemos que agradacerle. El georgiano es uno de los mejores recuperadores de la liga (1.4 robos), pero también es uno de los jugadores que más pérdidas realiza por partidos (2.4 pérdidas), y es que su importancia en el equipo es tal que esta temporada ha jugado más de 30 minutos en 19 de los 23 partidos disputados. Su importancia en defensa también es clave por qué gracias a su movilidad y a su fuerza, Toko captura gran parte de los rebotes defensivos por los que pelea.

2019-20: 16.6 puntos, 6.3 rebotes (4.5 defensivos), 2.7 asistencias, 0.3 tapones y 1.4 robos en 23 partidos, jugando 33 minutos de media.

rs178398_alt_18212.jpg

Toko Shengelia rechaza el tiro de Rudy Fernández. ACB Photo/ A.Bouzo

5. Dejan Kravic (6 puntos defensivos) - Monbus Obradoiro

Siguiendo de cerca a Tornike Shengelia, jugador del Baskonia, nos encontramos a un viejo conocido de estos artículos, y es que ya lo nombramos en el artículo sobre los mejores rookies de la ACB. Si, estamos hablando de Dejan Kravic, jugador del Monbus Obradoiro que ha sido la principal referencia interior del equipo gallego a lo largo de la temporada 2019-20.

El internacional serbio ha demostrado que en ataque tiene muchos recursos para aportar al equipo, ya sean sus típicos ganchos o su tiro de 3-4 metros. Pero ciñiéndonos al aspecto defensivo, Dejan Kravic ha demostrado ser un titán en la zona, dónde se hace fuerte y protege de manera excepcional su aro. Su defensa es tal, qué el jugador de 211 cm ha promediado 1.3 tapones por partido, lo que le hace ser muy temido por sus rivales. Otro aspecto en el que llama la atención Dejan Kravic es la facilidad con la qué se mueve, y es que a pesar de ser un tio de 211 cm y casi 110 kilos, Dejan Kravic ha demostrado tener un buen movimiento y un buen uso de las manos, que le han permitido consagrarse como uno de los mejores ladrones interiores de la ACB (1.1 robos por partido).

2019-20: 13.8 puntos, 6.7 rebotes (3.7 defensivos), 1.1 asistencias, 1.3 tapones y 1.1 robos en 22 partidos, jugando 27 minutos de media.

6. Gio Shermadini (5.8 puntos defensivos) - Iberostar Tenerife

En el sexto puesto, con 0.2 puntos de diferencia respecto al quinto clasificado, nos encontramos con uno de los claros candidatos al MVP como es Gio Shermadini, pívot del Iberostar Tenerife y segundo jugador georgiano de esta particular clasificación. El impotente pívot es un viejo rockero de la ACB después de pasar por el CAI Zaragoza, Morabanc Andorra, Unicaja y ahora Iberostar Tenerife, pero a pesar del paso de las temporadas, no nos deja de sorprender.

Gio Shermadini es uno de los jugadores más altos de la competición (2.17 metros), por lo qué en teoría parte con ventaja ante la mayoría de sus rivales. Gracias a esto, el pívot georgiano está en el quinto puesto de esta clasificación, y es que su intimidación le sirve para ser un gran reboteador, faceta en la que esta temporada ha logrado su segunda mejor marca personal en la ACB con 7.1 rebotes, sólo por detrás de los 7.6 rebotes capturados en la temporada 2016-17 con el Morabanc Andorra. Sin embargo, y a pesar de ser un gran reboteador, llama la atención de que Gio Shermadini es uno de los pívots con un menor porcentaje de tapones, promediando 0.5 chapas por partido.

2019-20: 18.3 puntos, 7.1 rebotes (4.7 defensivos), 1.5 asistencias, 0.5 tapones y 0.6 robos en 22 partidos, jugando 26 minutos de media.

165528scr_cdf31f73d645d6e.jpg

En defensa es difícil mover a Gio Shermadini. ACB Photo/ E.Cobos

7. David Kravish (5.7 puntos defensivos) - BAXI Manresa

En las siguientes líneas cambiaremos las Islas Canarias por la Costa Mediterránea. Nuestro protagonista es un jugador del BAXI Manresa, y del qué podemos decir que también fue incluido en el artículo de los mejores rookies de la ACB. Estamos hablando de David Kravish, jugador llegado a Manresa el pasado verano desde el Avtodor Saratov, equipo de la VTB League, y que no ha desentonado para hablar de su primera experiencia en ACB

David Kravish llegó a Manresa para ser importante y ocupar el puesto de pívot titular en un gran número de jornadas. Pues dicho y hecho, así fue. El interior estadounidense ha disputado 14 de 21 partidos como titular, lo que es un muy buen porcentaje de participación. En estos 21 partidos, Kravish ha demostrado tener un gran potencial tanto en ataque como en defensa. En este último apartado, el interior ha mostrado ser un gran protector del aro, a pesar de ser uno de los jugadores con menos envergadura (208 cm) de los de esta lista. 

2019-20: 12.1 puntos, 6.3 rebotes (4 defensivos), 1.6 asistencias, 1 tapón y 0.7 robos en 21 partidos, jugando 22 minutos de media.

177621scr_5746caf19d259e9.jpg

Kravish busca taponar a Lammers. ACB Photo/ J.Alberch

Mención especial: Ben Lammers (5.6 puntos defensivos) - Bilbao Basket

Para cerrar este artículo, a modo de mención honorífica, tenemos que irnos hasta uno de los equipos revelación de la temporada, el Bilbao Basket. El equipo vasco logró asentarse en lo más alto de la clasificación de la Liga Endesa después del ascenso desde LEB Oro, y gran parte de ese mérito ha sido de Ben Lammers, jugador que cierra este artículo. El pívot americano ha sido un habitual para Álex Mumbrú saliendo desde el banquillo, y es que a pesar de ser su año rookie en la ACB, Lammers no desentonó.

El interior texano cuenta con la competencia de Ondrej Balvin como pívot titular, por lo que su rol en el equipo se ve relegado al de pívot suplente. A pesar de ser suplente habitualmente (sólo ha jugado un partido como titular), Ben Lammers nos ha dejado uno de los mejores registros defensivos, y es que es el máximo taponador de la temporada, con 1.9 chapas por partido. Además de ser un gran taponador, Lammers también ha destacado por su rapidez de manos, siendo un buen ladrón, tanto en las transiciones como en los balones que quedan muertos, haciendo valer su fuerza ante rivales superiores.

2019-20: 7.7 puntos, 4.9 rebotes (2.7 defensivos), 0.4 asistencias, 1.9 tapones y 0.9 robos en 23 partidos, jugadno 19 minutos de media.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 11 meses
#contenidos: 
248
#Comentarios: 
628
Total lecturas: 
583,956