Solapas principales

Proyecto Montakit Fuenlabrada 2017/18: Otra cara de la misma moneda

  • Verano engañoso: siguen dos tercios de la platilla anterior, pero hay cambios en la mayoría de los puestos titulares y el banquillo.
  • Buenas sensaciones y dos trofeos en pretemporada.

GUÍA LIGA ENDESA 17/18

  

El del cambio en el banquillo

¿El episodio más importante de esta temporada del Fuenlabrada? Al contrario del primer curso de Jota Cuspinera en la dirección del banquillo de Fuenlabrada, la pasada campaña tocaba su fin sin sobresaltos a la ciudad del sur de Madrid, después de haberse asegurado la permanencia 3 jornadas antes del desenlace y sin opciones de Playoff. La tranquilidad se trasladaba al inicio de la postemporada, después de que varias renovaciones (Pako Cruz o Ian O'Leary) se hicieran efectivas antes de que el curso tocara su fin. Sin embargo, cuando se daba por segura la continuidad de Jota Cuspinera, que incluso llegaba a hablar en alguna entrevista de la planificación para el próximo curso, el técnico navarro decidía abandonar el barco. Esa salida repentina de, junto a la de Marko Popovic, la personalidad más importante del Fuenlabrada post-descenso, hizo tambalearse durante unas cuantas semanas la planificación deportiva de Fuenlabrada, que había logrado convencer a varios de los hombres de la plantilla e, incluso, a alguna llegada que se daba por segura, como la de Xavi Rey, gracias a que era Jota y no otro el que dirigía la nave. La directiva deportiva se movió entonces con la mayor brevedad posible para cerrar una incorporación nada obvia, que llegaba de dirigir a un combinado internacional y que nunca había pisado la liga española o siquiera alguna europea. Nestor 'Ché' García aterrizaba en la ciudad del sur de Madrid con una gran reputación y un larguísimo recorrido al otro lado del charco y después de llevar al combinado venezolano a las cotas baloncestísticas más importantes de su historia. El argentino traía en su libreto, además, todo un manual de intensidad defensiva de la que tanto ha gustado siempre en el Fernando Martín. Una unión que sonaba, por lo tanto, del todo congruente.

El de los pilares de la plantilla

Después de dos veranos largos y complicados, uno de renovación completa y salvación en los despachos y otro de juego de ajedrez, tratando de mantener el mayor número de piezas posibles de la plantilla que obró el milagro de Copa del Rey y Playoff, este verano llegaba con unas sensaciones distintas, después de haber atado a varias piezas importantes, tanto a largo plazo (Rupnik, Cruz o Llorca), como a medio-corto plazo (Sekulic, Popovic y O'Leary), con contratos de más de una temporada de duración además de con un banquillo, como ya hemos dicho, que parecía hospedado por la pieza más importante del proyecto. Nada más lejos de la realidad: las dudas sobre la continuidad de Popovic, la no-renovación de Paunic, el físico en tela de juicio de Sekulic o la figura del pívot titular han planteado, un año más, un verano largo y complejo para Fuenlabrada. Tres nombres importantes se ataron con rapidez: el de Vargas, para suplir la negativa de Hakanson y el Barça a prorrogar un año más la cesión; el de Eyenga, en el momento perfecto para sustituir a un nombre clave como Ivan Paunic; y el de Popovic, cuya continuidad es prácticamente un fichaje más. Se cerraban así tres puestos clave a los que luego seguiría, después de unas semanas de incertidumbre, la guinda del pastel: Gabriel Olaseni firmaba por Fuenlabrada justo antes de que su nombre saliera a la palestra al convertirse en uno de los referentes del combinado británico en el Eurobasket. En efeinitiva, Fuenlabrada solo cerró 5 nombres este verano (llegarían también Llorente y Sulejmanovic), pero 3 de ellos llegan para ser titulares y para hacer olvidar a importantes pilares del pasado.

El de los trofeos en pretemporada

La primera aparición del nuevo Fuenlabrada sería en Navalmoral de la Mata, en un torneo ACB al que el club madrileño llegaría en cuadro: Nestor aún se encontraba con la 'vinotinto' en el Americup y, además, los jugadores de mayor relieve en los puestos titulares de Fuenlabrada estaban disputando o el propio Americup (Pako Cruz, que terminaría formando parte del quinteto ideal de ese torneo) o el Eurobasket (Olaseni, Popovic, Smits). Aún sin Eyenga, además, de puesta a punto, los hombres de rojo, con Raventós en la banda, conseguían completar un torneo competente, aún con dos derrotas claras, en el que nombres como Rupnik o Llorca daban un positivo paso adelante y los jóvenes, Ehigiator, Sikiras o Moreno, se movían con desperpajo en sus minutos. La incorporación de los internacionales y del 'Ché' y la recuperación de Eyenga permitían a Fuenlabrada presentarse a su público con una victoria solvente, echando mano de centímetros y buena defensa ante su público en el Torneo de las Fiestas. La imagen ofensiva, sin embargo, aún era algo pobre, hecho que subsanarían los jugadores de rojo en un Torneo de Getafe en el que terminarían alzándose vencedores tras tumbar a Baskonia y Estudiantes. Desde luego, pocas temporadas han tenido mejores precedentes que la presente para el arranque liguero.

El de la herencia táctica y los nuevos matices

El del Torneo de Fiestas, como he dicho, quizás no fue el mejor partido para calibrar todas las nuevas herramientas que Nestor García propondrá para este nuevo Fuenlabrada, sobre todo en ataque, donde a Fuenlabrada le costó mucho enlazar canastas. Sin embargo, sí se pudieron ver algunas pistas: a la ya presumida intensidad defensiva, este año parece que Fuenlabrada podrá sumar por fin solvencia en el rebote, con un Olaseni que puede ser dominante en ese aspecto y toda la ayuda que recibirá de los O'Leary, Smits, Sulejmanovic o Sekulic. Esta temporada Fuenlabrada cuenta con algo más de músculo y centímetros y el 'Ché,' por lo visto en la pretemporada, parece dispuesto a hacer uso de ello.

Pero la plantilla de Fuenlabrada esta temporada es cuestión de extremos: igual que hay hasta 6 hombres altos que pueden jugar al poste, hay otros 3 que son bases naturales (Vargas, Rupnik y Llorente), otro que se ha reconvertido a escolta con el paso de las temporadas (Popovic), y otros dos que también hacen de su capacidad de dirección uno de sus puntos fuertes (Cruz y Llorca). Sólo Eyenga, piedra básica en el proyecto de esta temporada por razones obvias, es un alero nato, lo que le asegurará muchos minutos. No teme el 'Ché' sin embargo, a disponer sobre el parqué dobles bases. De hecho, en Fuenlabrada y Getafe (aún sin Popovic), Rupnik y Vargas compartieron muchos minutos y esa podría ser, sin duda, una tónica durante toda la temporada.

La plantilla: puesto a puesto, nombre a nombre.

BASES: Gregory Vargas, Luka Rupnik y Sergio Llorente.

vargas-pretem.jpg

Gregory Vargas, sonriente en una acción en su debut en el Fernando Martín (Imagen: Emilio Cobos).

Gregory Vargas (31 años, 1,80m)

Se ha traído el Ché consigo en su aterrizaje a España a la que ha sido su mano derecha en el combinado venezolano en los últimos 4 años. El internacional 'vinotinto' es un base físico, que ha mostrado un nivel defensivo que le ha llevado a ganar el premio a defensor del año en la liga israelí en las últimas dos campañas (aún con su paso fugaz por Nancy) y que además aportará experiencia en la dirección, lanzamiento exterior y un contrapeso ideal para Luka Rupnik.

PROMEDIOS: 15,1 puntos, 4,6 rebotes, 6,7 asistencias y 1,8 robos para 18,3 de valoración por partido.

Luka Rupnik (24 años, 1,86m)

Decía Jota Cuspinera en una de las primeras ruedas de prensa post-partido tras la llegada de Luka Rupnik a Fuenlabrada hace tan sólo unos meses que, tras apenas unas horas como jugador naranja, el esloveno ya se había aprendido varios de los esquemas del navarro y le había planteado algunas dudas. Es una anécdota, sí, pero sirve bastante bien de aproximación a lo que es Luka Rupnik y a su papel en Fuenlabrada. El esloveno es un base de talento, nada excepcional como defensor, pero sí intenso, y que es capaz de generarse tiros y, sobre todo, generarlos para todos sus compañeros, además de, por el camino, dejar algún highlight para el top semanal. Su rol se confundía un poco con el de Ludde Hakanson la pasada campaña, ambos jóvenes y de perfiles talentosos más que de oficio. Este año Fuenlabrada vuelve a partir de ese esquema base veterano-base joven, con un Vargas que será el perfecto contrapunto para un Rupnik que tendrá más espacio para desarrollar sus virtudes para un conjunto, el fuenlabreño, que tiene muchas esperanzas depositadas en él, con un contrato que le vincula a la entidad los dos próximos cursos.

PROMEDIOS: 5,2 puntos, 3,3 asistencias, 1 recuperación para 6 de valoración por encuentro.

Sergio Llorente (27 años, 1,85m)

El hijo de Joe Llorente llegaba sin ningún anuncio a bombo y platillo para reforzar los entrenamientos y la pretemporada de Fuenlabrada, a expensas de gustarle a la dirección técnica y de cómo podía resolver Fuenlabrada los cupos de la plantilla en un verano en el que ese quizás ha sido el principal dolor de cabeza de la planificación deportiva. Esa situación, igualmente, no era una novedad para el madrileño, que llegaba a Bilbao el pasado verano en un contexto calcado. Y como ya hiciera con los Hombres de Negro, finalmente el base se ha ganado su contrato por una temporada. Aunque a priori su rol en Fuenlabrada va a ser muy limitado, el 'Ché' ha visto en pretemporada que puede contar con él para unos cuantos minutos de dirección sobria y puntual acierto exterior. Ni más, ni menos.

PROMEDIOS: 0,8 puntos, 0,4 asistencias en 4,5 minutos por partido.

llorente-pretem.jpg

Llorente busca pase en una acción ante el Alba de Berlín (Imagen: Emilio Cobos).

VALORACIÓN SOLOBASKET: Zona superpoblada. En la pareja Vargas-Rupnik cierra Fuenlabrada, a priori, otra gran pareja de bases como las que han significado tanto en el último par de años (Tabu-Uriz primero y Hakanson-Rupnik, después). La presencia de Sergio Llorente se antojaba necesaria por confección de plantilla y es un premio justo a una pretemporada correcta. Su rol, sin embargo, parece difícil que, como ya le pasara en Bilbao, pase de lo testimonial. En cuanto a Vargas y Rupnik, la pareja sí parece compenetrarse ya no solo entre sí, si no con quienes compartirán minutos: Vargas le dará mucho pulmón en la defensa a un Popovic al que ya el año pasado le pasaron factura los problemas físicos; y la velocidad de Rupnik puede ser idel para que Llorca y Pako desplieguen todo su talento ofensivo. En definitiva, garantías para la dirección.

ESCOLTAS: Marko Popovic, Pako Cruz y Álex Llorca.

Marko Popovic (35 años, 1,82m)

Quizás el primer gran triunfo del Ché en su aterrizaje fue sellar la gran piedra de la continuidad convenciendo a Marko Popovic de que Fuenlabrada todavía era su casa. Era el momento más delicado del verano del club madrileño, después de que Jota anunciara una marcha que trastocaba toda la planificación deportiva. Popovic, que había sido su mano derecha durante los dos años de experiencia en Fuenlabrada, tenía ahora por delante una campaña más de contrato con un nuevo proyecto que podía seducirle menos que una última intentona en algún club de Eurocup o Euroliga. 'Ché' se sentó a hablar con él y el croata le dio el 'sí, quiero'. Con él, Fuenlabrada mantiene a su último gran líder.

PROMEDIOS: 13 puntos, 2,1 asistencias, 35% en triples y 92% en tiros libres para 9,9 de valoración por encuentro.

Pako Cruz (27 años, 1,91m)

Todo lo relacionado con la llegada de Pako Cruz a Fuenlabrada la pasada campaña fue algo accidentado. El mexicano llegaba con una lesión en la rodilla más grave de lo que a priori parecía. Poco a poco fue entrando en dinámica, aún renqueante y, en uno de sus primeros partidos, aún con signos de dolor, el internacional azteca se iba hasta los 19 puntos. Esa actuación dejaba ver a la afición lo que luego más tarde repitiría, en más de una ocasión, Jota Cuspinera: el mexicano tenía un talento ofensivo que merecía la pena la espera. Cuando su recuperación fue plena, se pudieron ver un par de meses de un gran Pako, capaz de anotar desde más allá de los 6,75 y en acciones individuales en penetración. Su situación física seguía sin ser ideal y eso lo terminó pagando en el último tercio de campeonato, donde volvió a apagarse. Ahora, con un verano entero de trabajo por delante, con las buenas sensaciones con su selección (quinteto ideal del Americup mediante), con una renovación de contrato que le dará estabilidad y con un técnico que conoce y cree en su baloncesto, es su momento.

PROMEDIOS: 8,9 puntos y 2 asistencias para 4,7 de valoración por partido.

llorca-pretem.jpg

Llorca, en la preparación física de pretemporada en el Fernando Martín (Imagen: baloncestofuenlabrada.com):

Álex Llorca (28 años, 1,92m)

Por todas las dificultades que se ha encontrado el escolta catalán, con una primera campaña en la que no tenía la confianza de un Jota que terminó confesando que quizás debía haberle dado más importancia, y después con una lesión que le mantuvo alejado de los parqués 6 meses, en su segundo curso en Fuenlabrada, justo en el momento en el que estaba aprovechando que Popovic y Cruz tampoco estaban en su mejor estado físico y que gozaba de un buen escaparate como la Eurocup para sumar buenos minutos entre semana, y, por encima de todo, por toda su intensidad mostrada en cada oportunidad en el parqué, Llorca es quizás el jugador que más méritos ha sumado para ser el ojito derecho de la grada fuenlabreña. Este año, además, espera poder demostrar que también tiene unas grandes cualidades físico-técnicas, que le permiten ser uno de los mejores defensores en nómina, un rapidísimo jugador en transición y un solvente pasador.

PROMEDIOS: 3,9 puntos, 0,9 asistencias y 1,1 robos en 10,8 minutos para 5,9 de valoración por partido.

VALORACIÓN SOLOBASKET: La única posición que hace pleno de continuidad. Marko vuelve a ser el referente, aunque este año tendrá en un Pako y Álex dos soluciones solventes y, sobre todo, diferentes para darle unos minutos de descanso que ya le hubieran hecho falta la campaña pasada, bastante accidentada en cuanto a lesiones. Eso, la salud, será algo decisivo para que la posición de escolta no sufra. Si se da, Fuenlabrada tiene tres vías muy diferentes para anotar y, además, tres apoyos importantes para la dirección del juego.

ALEROS: Christian Eyenga y Rolands Smits.

Christian Eyenga (28 años, 1,98m)

Refuerzo de quilates para Fuenlabrada. Olaseni puede que sea la gran esperanza de los recién aterrizados de cerrar un agujero en la pintura que ya dura muchos años, pero Eyenga es, sin duda, su fichaje del verano, y puede que uno de los más destacados de la liga. El congoleño, nivel Euroliga, llega para sustituir a un Paunic que decidió no renovar y tiene mimbres de sobra para replicar su rol, aún partiendo de características físico-técnicas diferentes: brazos largos, mucha actividad defensiva, capacidad para generarse puntos en estático, para jugar por encima del aro, para finalizar transiciones e, incluso, para jugar al poste. Todo lo tiene Eyenga, que llega además en su momento perfecto de maduración. Garantías.

PROMEDIOS: 9,7 puntos, 3,3 rebotes, 0,8 robos y 0,7 tapones en 17,5 minutos para 8,8 de valoración por partido en 6 partidos de Playoff con Málaga.

Rolands Smits (22 años, 2,07m)

Se fueron Wear, Paunic, Hakanson y Hettsheimer. Todas ellas, aunque bajas sensibles, entraban en las posibilidades del guión de este verano, sin un contrato que les atara a la entidad madrileña. El único otro nombre que quedaba subrayado en rojo en la plantilla era el de Rolands Smits, sin duda el más goloso para clubes importantes de Europa (con el Eurobasket como escaparate), del otro lado del charco (siempre pendiente del letón, más tras el éxito de Porziingis en su salto a la NBA) y de los equipos importantes de liga doméstica, con su condición de cupo como mayúsculo atractivo. Con todos estos predadores al acecho de su pieza más codiciada, Fuenlabrada ha conseguido cerrar probablemente el movimiento de "salida" con más sentido de sus últimos veranos. Al letón le restaba un año de contrato, pero Fuenlabrada andaba corto de cupos y su continuidad era algo perseguido por la directiva, satisfecha de su paso adelante el pasado curso. Con ese panorama visto en perspectiva, la salida a Barcelona deja dinero en las arcas y un año más a priori garantizado (aunque también lo parecía con Diagné).

PROMEDIOS: 7,5 puntos, 3,9 rebotes en 21,5 minutos para 5,8 de valoración por encuentro.

VALORACIÓN SOLOBASKET: Eyenga es el fichaje del año en Fuenlabrada y su naturaleza de alero le da unas características casi únicas en una plantilla llena de jugadores interiores o ball-handlers. Su rol será tan importante como lo era el de Paunic y veremos cómo se las ingenia el 'Ché' para que Smits pueda sumar también unos minutos que a buen seguro reclamará dada su progresión mostrada la pasada campaña y su reciente fichaje + cesión con Barcelona. Si algo le sirve de consuelo a Nestor García es que Smits y Eyenga no podrían parecerse menos.

ALA-PÍVOTS: Ian O'Leary y Emir Sulejmanovic.

oleary-pretem.jpg

Suspensión de O'Leary ante el Alba de Berlín (Imagen: Emilio Cobos)

Ian O'Leary (30 años, 2,01m)

Llegaba el norteamericano con pasaporte irlandés de una trayectoria descendente en la liga, donde ya quedaban lejos las buenas sensaciones de su salto a la ACB desde la LEB de la mano de Valladolid. El cambio de aires de la pasada campaña se antojaba necesario y con Cuspinera en el banco, la afición fuenlabreña en la grada y Rolands Smits en la cancha, se volvió a ver una excelente versión de Ian O'Leary. Pieza clave fue para el dorsal 4 su buen entendimiento con el alero letón, que le garantizó muchos minutos por su buen hacer a la hora de permutarse en las tareas de '3' y de '4'. Con esos cimientos el ala-pívot construyó una buena base de confianza sobre la cual terminó alzándose un rol que demostró ser capaz de absorber mucha más responsabilidad. Este año, de hecho, no tendrá a Wear como competidor en su puesto y su camino parece haberse allanado para una mayor participación e importancia acordes a su nuevo contrato, que le mantendrá dos años más en el sur de Madrid, y a su recién estrenada co-capitanía.

PROMEDIOS: 6,3 puntos y 4,1 rebotes para 7,3 de valoración por partido.

Emir Sulejmanovic (22 años, 2,04m)

Ha llegado Emir Sulejmanovic de una manera un poco accidentada. Su traspaso tardó en confirmarse unas semanas después de haber sido cerrado y en pretemporada no ha tenido muchos minutos, puesto que Nestor García aún no parece tener claro su rol en el equipo para él. Sí que aprovechó, sin embargo, la oportunidad que le dió el técnico argentino ante Estudiantes por la baja por molestias de Sekulic para mostrarse un competente reboteador y una buena amenaza jugando abierto. Esas son las herramientas que guarda para hacerse un hueco en la rotación el interior bosnio con pasaporte finlandés y pasado balugrana: buena envergadura, certo talento natural para capturar rechaces y una muñeca que ha ido puliendo en su paso por la liga adriática.

PROMEDIOS: 7,2 puntos y 4 rebotes por partido.

VALORACIÓN SOLOBASKET: Es probable que durante varios minutos esta temporada veamos a Smits, un jugador que a priori no entra en la rotación interior y sí en la de los aleros, ocupar este puesto de '4'. O'Leary ya mostró su capacidad para entenderse con el letón y para sumar desde esa polivalencia. Un poco más en el aire queda por el momento el rol de Sulejmanovic, un jugador bastante más interior que a buen seguro intentará mostrar al 'Ché' sus cualidades para jugar abierto en los minutos que éste le dé.

PÍVOTS: Gabriel Olaseni, Blagota Sekulic y Chema González.

Gabe Olaseni (25 años, 2,08m)

Después de la negativa de Hettsheimeir, que decidió continuar su carrera al otro lado del charco, y de Xavi Rey, que se marchó a la segunda división turca, volvieron a sobrevolar ciertos nervios sobre lo que Fuenlabrada terminaría cerrando en el puesto de '5', la demarcación que más dolores de cabeza le ha dado en las últimas campañas (por ella han pasado Stevic, Sobin, Diagné o Hettsheimeir para que ninguno de ellos se quedara con el sitio). Se puede calificar entonces de gran acierto el fichaje de Gabriel Olaseni, que llegaba con buenos precedentes de las ligas francesa e italiana antes de la disputa del Eurobasket y que terminó de convencer a técnicos y afición en su participación en la cita baloncestística continental. El interior británico, con sus 2,08, es un jugador principalmente físico, buen reboteador, pero que tampoco anda corto de recursos para finalizar de espaldas al aro o con lanzamientos de 3-4 metros. Su buen 'timing' atrás, además, volverá a darle a Fuenlabrada la intimidación perdida con la marcha de Diagné.

PROMEDIOS: 10,2 puntos y 8 rebotes.

Blagota Sekulic (35 años, 2,10m)

La pasada temporada de Blagota Sekulic con Montakit Fuenlabrada se puede tildar sin tapujos de negativa. Al interior le costó, primero, sentirse sano después de jugar varios partidos con infiltraciones y dolores en la espalda y, después, encontrar un rol, con un Diagné que ya se había asentado como titular con un juego físico y una intensidad defesiva que él no podía replicar y un Xavi Rey que llegó con un contrato temporal para suplir su baja y que ya casi se había adueñado de ese puesto. Con Hettsheimeir quizás trabajó algo mejor, aunque eran perfiles similares, pero lo cierto es que Sekulic no terminó de sentirse cómodo en todo el año. Ahora ha tenido la oportunidad de trabajar sano todo el verano y cuenta con muchas piernas y brazos en la pintura que pueden darle descanso y hacerle gran parte del trabajo defensivo para el que ya no está capacitado. En otras palabras, tiene vía libre para la anotación, el que siempre fue su talento.

PROMEDIOS: 7,1 puntos y 4,6 rebotes para 9,6 de valoración por encuentro.

Chema González (26 años, 2,06m)

Tercera campaña del maño en la primera plantilla de Fuenlabrada. Ya poco queda de aquel chico que llegó a deslumbrar a la afición del Fernando Martín en los últimos partidos de la 2013/14, donde se presentó como un chico enérgico e intimidador. No es que su energía haya desaparecido, pues puede que sea el que más intensidad ofrece en sus minutos en cancha junto a Llorca, pero su papel se ha diluído mucho y ha quedado ya en minutos muy localizados, aunque no residuales, en determinados partidos. El interior de Zaragoza tiene como reto intentar sumar regularidad en esas pequeñas oportunidades para que el 'Ché' pueda darle más immportancia a su rol en la pintura de Fuenlabrada.

PROMEDIOS: 0,8 puntos y 1,2 rebotes en 6,6 minutos por encuentro.

VALORACIÓN SOLOBASKET: Tampoco suena descabellado, que, si Olaseni se consolida como pívot titular, se vean bastantes minutos de Sekulic como ala-pívot, gracias a su capacidad para jugar de cara al aro y de anotar tiros más alejados, o que Sulejmanovic pueda rondar este puesto de '5' aprovechando el 'Ché' su capacidad reboteadora. Nestor dispone de 3 pívots de características diferentes en una rotación que parece perfectamente cubierta tanto con sus huéspedes naturales como con todas las ayudas que recibirá de aleros y alas-pívot.

GUÍA LIGA ENDESA 17/18

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 años 3 semanas
#contenidos: 
136
#Comentarios: 
310
Total lecturas: 
286,004

Comentarios

Un equipo al que el backguard, siempre le ha brillado, y mantiene, Con Eyenga ,Sekulic (un seguro de vida) y la irrupcion de Olaseni, con numeros de escandalo en eurobasket, deben divertirse en el sur de Madrid

Después del Eurobasket veo a Smits casi mas de 4 que de 3, lo veo un poco justo en el perímetro pero como 4 mejor.

Como bien apunta el redactor los escoltas pueden ser el punto fuerte del equipo siempre que la salud los respete. Va bien que sean tres porque llevan muchas lesiones encima últimamente.

Lo de Vargas "contrapeso ideal" va con segundas? :)

Botón de muestra de la entendida afición fuenlabreña este texto de Iván Carrascal. Impecable. Coherente, estructurado, documentado y sin necesidad de recurrir a tópicos o adjetivos gruesos. Hablando de lo que hay y no de los escenarios ideales de lo que pudiera ser. Enhorabuena.

Respecto al equipo le veo competitivo, será intenso con Ché como no puede ser de otra manera. Polivalente, en cuanto a varias posiciones de jugadores intercambiables. Y ciertas dosis de intriga por dentro, tal vez Olaseni se deba multiplicar para tapar agujeros. Y que el Barcelona no reclame a Smits antes de tiempo...