Solapas principales

Proyecto Real Betis Energía Plus 17/18: Hay mimbres... y un pasado muy reciente

  • Salvo Alfonso Sánchez, el resto de jugadores han aterrizado en Sevilla este verano
  • Alejandro Martínez señala la Copa y Europa como objetivos
  • Ryan Kelly y Nobel Bongou-Colo, los principales referentes del plantel

GUÍA LIGA ENDESA 17/18

 

Este artículo ha sido escrito junto a Borja de Diego

Otra temporada más con mención a un verano largo. La marmota de Harold Ramis debía de ser aficionada del Club Baloncesto Sevilla y este año se planta con un abono cargado de incertidumbre, con unos meses en el hilo y una mochila cargada de ganas de resarcirse otro año más en la ACB. No es la más convincente carta de presentación para la segunda temporada del Real Betis Energía Plus.

¿De dónde venimos? Del primer descenso en treinta años de baloncesto en Sevilla, claudicando en Málaga tras una segunda vuelta de campeonato espeluznante. El Betis se fue al pozo en llamas que otras veces consiguió librar milagrosamente. En una ciudad con tanta cofradía, la fe se tornó en lágrimas a final de campaña. Al día siguiente del descenso, lejos de aceptarlo, el club se agarró a la ACB como el pan lógico y necesario para muchos trabajadores en un negocio, el del baloncesto, no sobrado de rentabilidades. Dos meses más tarde se confirmaba el descenso a LEB, por fin. Días posteriores, la justicia le concedía una cautelar para devolverle a la ACB. Ahora se dispone a disputar la máxima competición pendiente de lo que resuelvan los tribunales y con un aviso de la liga: a pesar del ejemplo de Bilbao Basket, quedarse en ACB dependerá del veredicto.

Inverosímiles, cada vez más. Así son los veranos de baloncesto en Sevilla. Cambio de planes, y del objetivo de arrasar en LEB, a evitar a toda costa un segundo descenso consecutivo (sin olvidar el asuntillo de los despachos, claro).

A medias entre LEB… y ACB

La primera consigna para analizar el plantel del Real Betis Energía Plus es conocer su contexto de confección. Nada más certificarse el descenso a la segunda categoría del baloncesto español, el club se movió rápido para armar una plantilla con la que volver. Llegó lo mejor de la categoría: Mikel Úriz, Josep Franch, Iván Cruz-Uceda, Saúl Blanco y, procedente de la ACB, Jordan Swing. En cuestión de días, se armó un equipo para convertir la Leb Oro en un paseo militar. La cautelar devolvió a los verdiblancos a la máxima categoría, por lo que los planes cambiaron radicalmente. Los ya fichados, que serían referencia en LEB, ahora debían servir de fondo de armario ante la llegada de nuevos jugadores referencias, para ACB.

blanco_cb_canarias.

Blanco durante un partido con el CB Canarias. Foto Somosbasket"

La tarea siguió en manos de Alejandro Martínez, entrenador y mánager a la vez, después de la destitución de Berni Rodríguez como director deportivo justo después de materializarse el descenso en la asamblea de la ACB. Se aspiró a un perfil notablemente más alto (los casos de Samardo Samuels o Ryan Kelly lo demuestran), se cerró la renovación de Alfonso Sánchez y se formó una plantilla en la que sólo el jienense repite con respecto a la temporada pasada. Un plantel irreconocible, como es lógico.

No obstante, este trasiego entre LEB y ACB no debe ser un inconveniente para el equipo sevillano. Los jugadores firmados durante la breve estancia en la segunda categoría son válidos para jugarse los cuartos en la primera, con dos de ellos (Franch y Blanco) con experiencia, y buena, en ACB.Un equipo destinado a arrasar en LEB no debería encontrar amparo en la diferencia con la máxima división.

Trece fichajes… y tres cortes

Pero el verano bético/cajista no acaba en el lío de despachos, o de una plantilla para LEB que ahora pasa a ACB, sino que ha querido dibujar en la pizarra táctica trazos más kafkianos. En total son trece incorporaciones, pero a ojo de buen cubero se observa que la plantilla no posee catorce jugadores (contando la renovación de Alfonso Sánchez). El Real Betis Energía Plus, al más puro estilo Supermanager, ha cortado a tres jugadores que había fichado para esta temporada. Estancias tan breves como la del propio equipo en LEB.

Jordan Swing ni siquiera jugó un solo partido con el equipo, pese a que venía como principal referencia ofensiva para el ascenso. Taylor Brown duró días en Sevilla, el tiempo que tardó en subir a las redes sociales su gusto por el hedonismo nocturno. Según el club, no pasó el reconocimiento médico. El último, Samardo Samuels, se peleó con Alejandro Martínez, que no toleró indisciplina alguna y, tras otro culebrón por redes sociales, el club desvinculó al estadounidense. Un caos y un guión para contar.

Objetivos

Sin duda, un equipo que viene del descenso no puede tener otra cosa en mente que conseguir la permanencia aunque sea en el último suspiro. Ése es el objetivo superlativo del Real Betis Energía Plus, y equipo tiene para ello. Sin embargo, en la entidad hispalense también hay cuentas pendientes que resolver  y este año, de una vez por todas, deben comenzar a cimentarse.

samardo-samuels.jpg

Samardo Samuels, Real Betis Energía Plus (ACB Photo)

Principalmente, la estabilidad de un club que verano tras verano vive en un limbo institucional y deportivo. Aquellos dorados años del Caja San Fernando se han quedado en la memoria residual de una Sevilla que se ha olvidado del baloncesto de competición. Malas temporadas, el dramático cambio de nombre del verano pasado y un proyecto que no se sabe muy bien hacia dónde va dejan herido el porvenir de un club que acumula la friolera de más de 25 años en la élite. Es el contraste el que agrava la situación: con dos subcampeonatos de ACB, uno de Copa y otro de Eurocup, la entidad sevillana está instalada en una mediocridad que pide a gritos salir para relucir. Por potencial no debería de ser.

En consonancia con este último párrafo se hace necesario reencontrar una masa social que el club ha visto moldearse de manera inestable. El gran apoyo de una institución como el Betis debería ayudar a ello, aunque hiriera de muerte la esencia del cajismo. Pero nadie debe llevarse a engaños. La masa y la afición vienen con resultados y, sobre todo, un orden. El club adolece de ambas cuestiones, fundamentales para crecer.

Bases

El año pasado el puesto de base se erigió en auténtico lastre para el Real Betis Energía Plus. No encontró en ningún momento el equilibrio y arrastró hacia la deriva al resto del plantel, que se hundió en la segunda vuelta sin apenas argumentos para rebatir. La ausencia más dolorosa será la de Nikola Radicevic, que volvió a su Serbia natal para jugar en el Estrella Roja tras tantos años en Sevilla. Para esta temporada, la dirección de juego, como la del año pasado, genera dudas.

Donnie McGrath (33 años l 1’93m l Estados Unidos): A priori, será el principal timón de los verdiblancos.  Todo un trotamundos que ha pasado, no obstante, por muy buenos equipos del continente europeo y que conoce la liga española tras su paso por Obradoiro. Destaca su capacidad de asistir y de encontrar espacios, por lo que será fundamental que se halle entonado para ampliar los recursos ofensivos de un equipo que los necesitará. El club llevaba varios años detrás de él y este verano ha conseguido su ansiada contratación. De momento en pretemporada ha aportado mucho menos de lo que se le espera.

Josep Franch (26 años l 1’90m l España): Conoce la casa y fue partícipe de aquella mágica temporada con Aíto García Reneses en la que se alcanzó el Playoff, aunque ocupando un rol secundario, cediendo todos los honores a Tomas Satoransky el año antes de su marcha al Barça. Fue más bien un escudero del cometa checo. Tras un año gris en Gipuzkoa Basket, quiso probar suerte en  LEB para reencontrarse con sus mejores sensaciones. Lo hizo en Melilla y apostó por el Betis, con el que finalmente disputará la ACB. Eléctrico, ágil, aprendiz de mago, aunque deberá mejorar el control de los partidos, asunto primordial.

Mikel Úriz (28 años l 1’82m l España): Jugar en ACB le relega protagonismo por la llegada de McGrath. Será el tercer base y, a priori, no tendrá demasiados minutos salvo problemas físicos de sus otros dos compañeros. Base referencial en LEB que tendrá la oportunidad de ganarse un sitio en un escalafón más alto en el que ya jugó tres partidos con Bilbao Basket. Destaca su promedio de asistencias y capacidad anotadora, aunque deberá adaptarse al nuevo nivel de competición.

Valoración Solobasket: El año pasado dio quebraderos de cabeza y, para éste, probablemente sea la posición que quede más en entredicho. De las sinergias que puedan ofrecer los tres bases dependerá el éxito en la dirección de juego de un equipo que tiene distintos registros a adoptar. La experiencia de McGrath y el dinamismo de Franch y Úriz permiten alternativas al Real Betis, pero el primero no será un base referencia en la liga y los dos últimos proceden de la LEB, donde ahí sí, han sido referentes en la competición.

Escoltas

La sombra de Scott Bamforth, el último gran guerrero, aún colea. El año pasado se hizo un esfuerzo notable por tener un buen juego exterior, con jugadores suficientemente contrastados como Stojanovski o con buenas referencias, como Marc García. Ninguno de ellos estará después del descenso, que les hizo buscar lugares acordes al nivel de sus carreras. El equipo necesita puntos por fuera, referencias casi fijas a las que agarrarse y no depender de la inspiración individual de cada uno. Falta por ver quién es el nombre que asume tal batuta.

Luke Nelson (22 años l 1’91 l Reino Unido): A priori, él será quien aporte los principales puntos por fuera. Escolta que también puede actuar de base y de amplia vocación ofensiva. Nelson llega cedido por el Herbalife Gran Canaria, que desea una cocción externa antes de entrar en el gran guiso insular. Buen lanzamiento exterior, con capacidad para crearse sus propios tiros y el espíritu de asumir las responsabilidades. Debe ser un anotador.

jackson_sanchez.jpg

Jackson busca el aro frente a Alfonso Sánchez l ACB Photo/Berni Pérez

Alfonso Sánchez (30 años l 1’95m l España): Será el capitán en su tercera temporada como jugador del club sevillano. Su primera temporada en el Baloncesto Sevilla mostró un muy buen nivel desde el rol de sexto hombre. En el club gusta por su empeño sobre la pista, con lo que intenta compensar la falta de calidad, pero es un argumento que no basta tratándose de la ACB. El año pasado no le salieron las cosas y el equipo lo notó. Capacidad para anotar de tres, deberá ser alternativa en la anotación para otorgar a los de Alejandro Martínez un colchón. Además de darle la capitanía, se le ha convertido, hablando de marketing, en el emblema para la campaña 2017-18. Ahora tiene que ganárselo.

Valoración Solobasket: Alfonso Sánchez no es en absoluto una incógnita. Su actitud será muy necesaria y desde pronto ya ha cogido los galones de este nuevo equipo. Si, además, encuentra sus promedios del primer año, su aportación será redonda. La clave, sin duda, estará en Luke Nelson. Si este combo consigue liderar las ofensivas béticas, los sevillanos tendrán mucho recorrido a lo largo de la temporada. Posee talento y capacidad para crearse sus propios tiros. La cuestión es: ¿tendrá la regularidad necesaria?

Aleros

Sobresalió, sin duda, Trent Lockett la temporada pasada. El estadounidense fue el más regular en todo y demostró que tiene mucho más nivel que el de un equipo ACB de mitad de tabla para abajo. Al igual que los escoltas, será fundamental que encuentren una pieza anotadora regular para evitar vivir de la inspiración individual de cada choque... que no siempre llega.

Saúl Blanco (32 años l 1’96m l España): Las lesiones han lastrado las últimas temporadas de un jugador que ha llegado a estar concentrado con la absoluta en dos ocasiones. Tiene talento, capacidad de tiro exterior y está acostumbrado a aportar puntos a su equipo. La duda en él no radica en su calidad sino en su capacidad física. Si los contratiempos le respetan y el asturiano vuelve a recobrar sensaciones, el Betis tiene un magnífico exterior para sus propósitos esta temporada.

Nobel Bongou-Colo (29 años l 2’03m l República del Congo): De nombre complejo, el alero con pasaporte francés es una de las grandes apuestas del Real Betis Energía Plus para la próxima campaña. Sobresalió sobre todo en el Limoges, donde cuajó buenas actuaciones en competición europea (Euroliga y Eurocup). Deberá ayudar a cerrar el rebote y, sobre todo, a tener una cifra de puntos estable. Nadie ha de extrañarse si acaba el curso como el máximo anotador del equipo. Buenos porcentajes de tres, pese a una mecánica no excesivamente ortodoxa.

Valoración Solobasket: De reforzarse la plantilla, llegará un alero (el equipo trabaja en ello), porque Saúl Blanco es más escolta. Mientras tanto, deberá ocupar el '3'. Bongou-Colo va a ser un jugador que sorprenda en la ACB, aunque quien haya seguido su trayectoria europea, sabe sobradamente lo que puede dar. De aquí tienen que venir muchos puntos... y capacidad defensiva, para evitar que el cuadro verdiblanco se desangre. Blanco, por su parte, aportará veteranía y talento, una pieza que encaja muy bien en este plantel.

Ala-Pívots

No sigue la gran referencia, Bostjan Nachbar. Pero, como en estos últimos años con el esloveno en plantilla, el jugador franquicia también será un ala-pívot. Fundamental que funcione, porque la construcción de este equipo está muy ligada al '4'.

Ryan Kelly (26 años l 2’11m l Estados Unidos): Sin duda, la gran esperanza de la pretemporada bética. Kelly, con cuatro temporadas en la NBA a sus espaldas, ha demostrado tener dotes de anotador y una capacidad de lanzamiento exterior importante. Será, probablemente, el jugador referencia del equipo. Por él pasarán un gran porcentaje de balones en ataque, pero deberá fajarse también en defensa, donde su capacidad reboteadora también habrá de estar a buen nivel. Si sale bien, puede ser el punto de partida para iniciar una buena carrera en Europa. El jugador franquicia que necesita el Betis para alzar el vuelo.

Iván Cruz-Uceda (25 años l 2’08m l España): En LEB ha sido de los mejores interiores y está capacitado para tener un hueco en la ACB. Deberá adaptarse, claro, pero el Betis tiene que apoyarse en su gran capacidad para coger rebotes y en los espacios que pueda encontrar ante su nada desdeñable lanzamiento de media-larga distancia. Esperar de él un impacto inmediato es imprudente, pero su caso recuerda al de Pierre Oriola, sin demasiado nombre cuando aterrizó en Sevilla y pocos años más tarde internacional absoluto y campeón de liga. La parroquia bética estará encantada si consiguiera la mitad de aquello. De momento, su perfil es de los que gustan en San Pablo. 

Valoración Solobasket: Ryan Kelly está llamado a ser la estrella del Real Betis Energía Plus. Muchísima calidad, multitud de recursos y capacidad para sobrellevar la responsabilidad. Si está a su nivel, será de los mejores jugadores de la ACB. Por el contrario, si cojea, el equipo pierde a uno de los puntales para conseguir el objetivo. En pretemporada, de momento, ha esperanzado a todos. El fichaje de Iván Cruz-Uceda aportará garra, ilusión y esos intangibles tan necesarios para un equipo que desee eliminar malas rachas. Su rol debe ser más importante de lo que, aparentemente, pueda parecer.

Pívots

Rasid Mahalbasic fue un fichaje que gustó, y mucho, la temporada pasada, ya con el curso empezado. No continua en la disciplina verdiblanca, y no hay un perfil que se parezca a él. Posición fundamental que el año pasado dio un quebradero de cabeza importante tras el adiós de Luka Zoric.

oderah_anosike.jpg

Oderah Anosike (Legabasket)

Oderah Anosike (26 años l 2’03m l Estados Unidos): Rebote, rebote y más rebote. Fue el mejor en este apartado en la Lega italiana, dato que no habla mal de él. El año pasado el equipo tuvo un déficit terrible en este aspecto y Anosike viene a ponerle remedio. No habrá que esperar demasiados alardes ofensivos más que canasta bajo aro o rechace en ataque. No es su papel y su capacidad defensiva y de intimidación serán claves en el devenir de la estructura sevillana. Mucho más importante de lo que parece. Atentos a cómo se adapta.

Vladimir Golubovic (31 años l 2’12m l Serbia): Viene tras el despido de Samardo Samuels. Un perfil completamente distinto, muy contrastado en Europa y que conoce la Liga ACB tras su paso por Baskonia, Zaragoza y Unicaja. Buenos promedios en el rebote y buen nivel en la Euroliga en años pasados, está por ver el papel que asume en el equipo. En principio, sumará desde la rotación y su experiencia será vital para dar aire a la segunda unidad y cargarse de responsabilidad cuando la situación se ponga complicada.

Valoración Solobasket: Puede haber problemas de puntos en el '5'. Ni Anosike ni Golubovic parecen ser referencias ofensivas, aunque ambos van a aportar un solidez interior de la que careció el equipo la temporada pasada. El estadounidense competirá por ser el máximo reboteador de la liga, cuestión que ya debe hacer al equipo soliviantar ciertos apuros. Golubovic dará veteranía y conocimiento muy necesario al plantel. La pintura verdiblanca tiene dos rocas.

Entrenador

Alejandro Martínez: El barcelonés sigue en el Real Betis tras su breve periplo en las últimas jornadas de la temporada pasada. Es necio achacarle un descenso del que es el menos responsable, pero también es cierto que no ganó un solo partido. Ahora tiene el proyecto desde cero, ha sido el principal aval de los fichajes y tendrá que cargar con esas responsabilidades el resto de la temporada. Su buen hacer en Tenerife, desde el silencio y en un equipo pequeño, invitan al optimismo, pero tampoco tendrá excesivo margen de error. Además, el año pasado ya se le dejó ver un defecto: la falta de ese carácter tan necesario para aferrarse en las rampas más empinadas. La papeleta que tiene por delante no es fácil, pero eso no valdrá como excusa.

 

GUÍA LIGA ENDESA 17/18

Sobre el autor

Antiguedad: 
6 años 11 meses
#contenidos: 
126
#Comentarios: 
407
Total lecturas: 
433,986

Comentarios

Por desgracia Alfonso Sanchez es una incógnita y no lo hubiese renovado para este año. Por lo demás, se trata de una temporada rara que ojalá se resuelva con tranquilidad.

Este año creo que el betis no va a quedar tan mal como el año pasado. Hay equipos mucho peores en ACB este año. Auque tampoco me lo imagino en playoff, no van a ser los boston celtics españoles vamos.

Es una configuración un tanto raro puesto que Nelson parece 1. Entre Franch y Mikel, uno si no los dos se quedará fuera. Y se habla del acercamiento a Shilb, lo que supone Saul al 2. Han tirado de cartera para evitar sustos mayores que den de nuevo con sus huesos en LEB, y no parecen mal encaminados. A falta de ver cómo funcionan como equipo.