Solapas principales

Sevilla repite manifestación bajo el lema 'El Caja no se liquida'

  • La concentración tuvo lugar en la Plaza de San Francisco a las 21 horas de la tarde y llegó hasta la sede de La Caixa
  • La actividad del club sigue: Casimiro se marcha a Herbalife y Bamforth esperará a la resolución del club

La historia se repite. Con ella la agonía, la ira, la tristeza, la desesperación y algún atisbo de esperanza en un comentario de incredulidad. Un centro de emociones complejas que trae a la realidad aquel ingenio de la película Del revés. Un año más tarde los aficionados del Baloncesto Sevilla se echaron a la calle para gritar, protestar y pedir la continuidad de su equipo. La continuidad de las quedadas de antes de los partidos, de la cerveza bisemanal, la de la ilusión y el derrocamiento, quien sabe si en el mismo encuentro. Algunos ya van por 30 años, los mismos que tiene el club.

Alrededor de unas 500 personas se congregaron en la Plaza de San Francisco de Sevilla, justo en la fachada trasera del Ayuntamiento hispalense, a las 21 horas de la noche para mostrar su fuerza, su apoyo y visibilidad cara a la no extinción de los suyos. Con pancartas y gargantas cargadas, el verdirrojo enfundado, e incluso los más veteranos, con los más primitivos símbolos, recorrieron durante una hora una redonda que les llevó hasta la sede de La Caixa, en la calle Sierpes, donde los cánticos se hicieron aún más fuertes.

Tras esa visita obligada, sin saber si cada uno de esos alaridos llegó hasta Barcelona, la manifestación volvió sobre sus pasos para concluir en la puerta del Ayuntamiento, donde Juan Espadas, alcalde de la ciudad, salió para reunirse con los allí presentes, mostrarles su apoyo y su firme intención de que el barco no morirá. De momento, Caixabank ya ha desestimado la oferta de compra del Grupo Torrot, valorada en 5’5 millones de euros en el equipo.

En lo que a jugadores se refiere, informa nuestro compañero Borja de Diego que Scott Bamforth esperará hasta el día 21 de julio, justo después de la junta de accionistas (donde se tratará la posible disolución de la entidad), para determinar su futuro, esperando así al Baloncesto Sevilla. El club espera una respuesta de Pierre Oriola, quien se encuentra en la misma situación. El catalán ha estado entrenando con el equipo hasta la última semana, apurando al máximo la temporada. La peor de las noticias fue la marcha de Luis Casimiro a Las Palmas de Gran Canaria para ser el entrenador del Herbalife Gran Canaria las dos próximas temporadas.

Las redes sociales se inundaron de mensajes de apoyo al club, sus aficionados y la ciudad. Jugadores cajistas como el propio Oriola, Berni Rodríguez, Alfonso Sánchez, Bostjan Nachbar, así como los empleados del club, y otros activos que pasaran por aquí como Luka Bogdanovic, Guillermo Corrales, Willy Hernángomez, o viejos conocidos de la Liga Endesa nunca vinculados a Baloncesto Sevilla como los casos de Igor Rakocevic o Jaka Lakovic, han mostrado su apoyo a través de dichas plataformas.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 años 7 meses
#contenidos: 
126
#Comentarios: 
407
Total lecturas: 
396,594

Comentarios

Ya no es por nada pero el Sevilla no puede quejarse mucho de LaCaixa ya que si no fuera por ellos ya haría años que habría desaparecido el club... Que sería una gran pena, eso si.

Mira la que lisron los 300 espartanos en la batalla de las Termopilas, así que 300 sevillanos seguro que con agún apoyo más.... Sevilla tiene que tener equipo en Acb.