Solapas principales

Una manifestación por el futuro del Baloncesto Sevilla

  • Los sevillanos se concentrarán el martes 21 de julio a las 20:00 en Plaza San Francisco (Sevilla)

Baloncesto Sevilla está a un paso del abismo. La fase regular terminó el 22 de mayo y, desde entonces, el club no ha convocado a la prensa. Ni siquiera para hacer balance de la temporada. Se ha sumido en un profundo silencio institucional que sólo ha roto para comunicar que rechazaba la renovación del contrato de Derrick Byars y presentaba su inscripción para la temporada 2014-15. Finalizada su temporada deportiva, empezaba para Fernando Moral -su presidente y representante de La Caixa- la carrera a contrarreloj para encontrar un nuevo comprador. El banco se limitó a esperar.

El 16 de julio expiró el plazo que el contrato de venta contemplaba para que La Caixa, al no aportar Jefferson Capital Funding las cantidad exigida (500.000 euros), recuperara el club. Fernando Moral llegó a Barcelona con varias ofertas que se decían "serias" pero, cuando lo más que se esperaba era que el banco concediera un nuevo plazo para valorarlas, éste decidió desentenderse y ceder definitivamente el club al fondo de inversión y el desaparecido Jeffrey Meythaler. Si bien llegó a venderlo por la cantidad simbólica de un euro, como demostraría el diario El Mundo, esta vez La Caixa exigía a los compradores proyectos de tres años y una inversión de dos millones de euros. Resuelta su intención de no recuperar el club, lo dejaría solo ante una ampliación de capital convocada para septiembre que, de no realizarse, iniciaría el proceso de liquidación.

1415_sev-cjb_9.jpg

Foto: ACB Photo / B. Pérez

Frustradas las ofertas de los posibles compradores, Fernando Moral ha convocado una rueda de prensa para explicar la situación, el próximo martes a las 12:00. Por su parte, la afición sevillana ha empezado a movilizarse. Desde el hashtag #TodosConElCBSevilla, en una campaña lanzada varios días antes de llegar a esta situación, se ha convocado una manifestación para el mismo martes 21 de julio, a las 20:00 en la Plaza de San Francisco de Sevilla, ante la sede de la Fundación Cajasol.

La afición, considerada minoritaria y público de una de las canchas más frías de la Liga Endesa bajo el imperio de los dos equipos de fútbol, ha logrado difundir esta convocatoria a través de las redes sociales. Ha coincidido con el apoyo del alcalde de Sevilla, Juan Espadas, quien ha pedido al banco que colabore y conceda facilidades para encontrar una solución. La intención de esta convocatoria es hacer un llamamiento a La Caixa para que no facilite la desaparición de un histórico de la ACB, con 28 años a cuestas.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
10 años 10 meses
#Contenidos: 
460
#Comentarios: 
3,213
Total lecturas: 
2,575,900

Comentarios

Hace falta una ampliación de capital, bien, ¿cuantos abonados tuvo el club el año pasado?, vuelvo a repetir el mismo mensaje, 5000 personas, 200 euros, la mitad de la tarea hecha.
Si los equipos no son un negocio, y la afición los quiere mantener, tiene que hacerse con ellos, y la única manera es aportando trabajo y dinero. Ahora mismo un Crowfounding abierto, y que los sevillanos que quieren el club colaboren, y que esa inversión la gestione una asociación de peñas de CB Sevilla, con junta alternativa y capacidad ejecutiva, así no tienen que esperar ningún milagro que venga nadie a rescatarlo, si entre todos se puede.
El que algo quiere algo le cuesta.
Cuando se acostumbra la gente a ir gratis al pabellón, en lugar de pagar un abono, porque al final pueden entrar gratis, pasan cosas así.

Sevilla es una ciudad grande, pero por numerosa que sea su afición (circunstancia que lleva sin darse la última década) es inviable que a través de un crowfounding se logre gestionar un club profesional. Es ciencia ficción. Salvo que estemos cada día más cerca de una ACB semiamateur, nada descartable por otro lado.

Al parecer no hay dinero en el club, no hay un patrocinador, no hay empresa o empresario que se haga cargo de la dirección y haga frente a la ampliación de capital, los actuales dueños no lo quieren, y los anteriores, menos aún, entonces solo quedan los aficionados, ¿que pueden hacer? manifestarse delante de la sede está muy bien, pero ya se ha dicho por activa y por pasiva que ni hay dinero, ni el que hay se va a emplear en el CB Sevilla.
Nadie dice que tenga que ser semi amateur, hay gestores muy capacitados que lo pueden dirigir, lo que tiene que salir es una voluntad económica en la afición para ponerse al frente de esto (las sociedades deportivas se han gestionado siempre así, vease FC Barcelona o Real Madrid)
Solo espero que no salga el ayuntamiento a rescatarlo, me parecería un agravio comparativo con tantos y tantos clubes que pasan problemas, y acaban desapareciendo porque no consiguen dinero para alquilar el campo, pagar las equipaciones, los viajes, etc.

Saludos: Un par de detalles. El primero, a efectos legales el club parece estar en manos de Jeffrey Meythaler. Teniendo en cuenta que este señor vino a Sevilla para vivir 6 meses de lujo a gastos pagados, se marchó sin decir cuándo iba a volver y nunca cumplió los compromisos del contrato de venta, es un poco complicado que la afición se anime a poner parte de su dinero. No ha dado señales de vida, no parece interesado lo más mínimo porque haya o no haya club. Como para dejar dinero en sus manos. También sería interesante saber cuántos clubes de la ACB viven a día de hoy con el patrocinio de sus propios aficionados. El segundo. Desde el Ayuntamiento de Sevilla han aclarado que no pueden ofrecer ayuda económica. No van a rescatar el club. Lo único que están ofreciendo es presión e intermediación con La Caixa para llegar a un acuerdo.

Hay dos opciones, compra de los derechos sobre el club al señor Meythaler o compra de la totalidad de la ampliación de capital, y que el nuevo accionista asuma la dirección.
En ambos casos hace falta dinero, y seamos claros, si los aficionandos son los únicos interesados en que esto siga, y no ponen de su parte más, todos sabemos donde va a acabar el club.
Una asociación de pequeños inversores se puede hacer con el control del club, y no implica que sean 1 o 1000, implica que reúnan el dinero y presenten a la dirección un proyecto viable para hacerse con el control de la junta.

Un "grupo de pequeños inversores" no tiene ningun interés en comprar un club de la liga española de baloncesto en el contexto actual, esa es la realidad. El caso de Sevilla no ha sido caso de mecenazgo al uso, como puede serlo el del Sr Roig. Es un caso que en economía -desde mis escasos conocimientos- se conoce, creo, con el nombre de "Management Buy In (MBI) ", y que me deja dudas sobre esa titularidad legal de derechos sobre el Club supuestamente en poder del "fondo buitre", más cuando el Ayuntamiento trata de mediar con La Caixa. La solución pasa por poner en alza el valor de la competición para que a personas adineradas les dé por pensar invertir su patrimonio en el mundo de los cestos. Modelo pensado en franquicias y no en clubs. Si como entiendo de tu comentario no se puede dejar en manos del presidencialismo de un "señor feudal" las riendas de un club, ni es viable la intervención de la esfera pública, solo queda entonces el semi-amateurismo.

Amén de que en este caso ese grupo de gente anónima organizada que planteas no tiene ninguna capacidad de influir en lo que una entidad bancaria -a la sazón dueña- estime que es su mayor oportunidad de negocio. En otras palabras, no es algo que pueda contextualizarse en una asamblea de socios compromisarios.

el club se jugo su futuro a una carta, al "apostar" por el dólar de esta chiste-fundación, que no ha hecho sino acelerar el proceso, que muchas entidades deportivas han sufrido (sobre todo en el mundo del futbol) es necesario la ciudad recupere a "su equipo".

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar