Solapas principales

Shaquille O'Neal (Foto: NBA)

Agencia Libre 2010: Los que se quedaron... y los que quedan

  • Hombres como Pierce, Allen o Nowitzki renovaron. Otros como Josh Howard, Shaquille O'Neal o Tracy McGrady siguen buscando acomodo

En el que se presumía verano del cambio, hubo quien prefirió prometer lealtad a su equipo. Destacados son los casos de Paul Pierce (61 millones de dólares por 4 años) y Ray Allen (20 y 2 respectivamente), que presumiblemente pondrán fin a sus carreras en los Celtics después de firmar sus nuevos contratos. Tendremos Big Four asegurado en Boston para los dos próximos años.

Tan longeva como la de Pierce es la relación de Dirk Nowitzki con los Dallas Mavericks. Y lo mismo se va a extender después de que el alemán (una de tantas ausencias notables en el próximo Mundial) firmara por cuatro campañas y 80 millones de dólares. Grandes cifras, pero no tan escandalosas como las conseguidas por Joe Johnson (119 kilos a repartir en 6 campañas) o Rudy Gay (82 y 5). En estos dos últimos casos, el miedo de los equipos a perder un atractivo al que difícilmente aspirarían en el mercado jugó a favor de ellos.

También anduvo listo Richard Jefferson, el más reciente en haber prorrogado su contrato con San Antonio. En su caso, sacrificó un último año de contrato valorado en 15 millones para ganar en seguridad de cara a años venideros. Inteligente jugada la suya, pues con el rendimiento ofrecido esta pasada campaña no hubiera podido aspirar a cifras mejores.

Saldado este frente, posiblemente el nombre que mayor interés suscita de cuantos jugadores están todavía sin contrato sea el de Josh Howard. Un interés sólo equiparable a las dudas que genera. Lejos quedan los tiempos de su nivel All Star, y tras un decepcionante comienzo de campaña en Dallas que abrió las puertas a su traspaso con destino Washington, una grave lesión de rodilla puso fin a su año.

Cómo se habrá recuperado de ese percance es una de las grandes dudas que guardan los equipos. Lo que sí parece claro es que le costará una buena reducción de su salario. Muy grande tendría que ser esa rebaja, eso sí, para verle en Boston, uno de los equipos que ha mostrado interés por él. Los Bulls también, aunque parece que los Knicks y Wizards son los que más opciones tienen de contar con él de cara a la próxima temporada.

Otro de los atractivos que aún guarda el mercado es O’Neal. O al menos parecía serlo, pues ya no son muchos lo rumores que protagonizan. Aunque en un primer momento Dallas y San Antonio entraron entre los posibles miembros del cortejo, sólo Atlanta mantiene vivo el interés por esta mole. El principal problema es que no dejan de ser los Hawks, cuando es de suponer que si Shaq quiere alargar su carrera es para optar al título. El otro, son sus pretensiones económicas.

Al menos le queda el consuelo de saber que hay muchos en su situación. Si buscamos en la maquinita por la entrada de “estrellas veteranas venidas a menos” nos encontramos con una caterva de escoltas con un futuro incierto. Tracy McGrady se ha entrevistado con Clippers y Chicago; desde Miami se apunta que Michael Finley y Jerry Stackhouse podrían entrar en los planes de los Heat; y Allen Iverson no descarta un regreso a las canchas; sería cruel incluir aquí a Larry Hughes, más aún cuando no hay quinielas su nombre.

Algo más cierto parece el futuro de Shannon Brown. A pesar de la reciente incorporación de Matt Barnes, en los Lakers parecen dispuestos a mantenerle y el agente del jugador se muestra optimista al respecto. Situación contraria a la de Adam Morrison, aunque ofertas puede que no le falten. Desde Boston a Washington, no han faltado equipos que muestren interés en él.

Más que interés hubo entre Luther Head y New Orleans, aunque finalmente los Hornets decidieron retirar la oferta por el jugador por culpa de los resultados de las pruebas médicas. Un base – escolta anotador que serviría como recambio es Roger Mason, cuya mala actuación en San Antonio ha hecho olvidar aquella magnífica sustitución que tiempo ha hizo de Gilbert Arenas. Acie Law y Eddie House son otros de los que entran en la descripción.

Como puede verse, el mercado no está falto de opciones para aquellos equipos que busque un base con el que completar la plantilla. Algunos como Earl Watson, Earl Boykins y Jamaal Tinsley también están a la espera de firmar un contrato.

Algo menos prolífico parece en opciones interiores. Eso sí, a pesar de lo vivido durante estos días en Miami, hay jóvenes que quieren otra oportunidad. Mientras hay quien no entiende que Johan Petro haya dejado sin hueco en la plantilla de los Nets a Josh Boone, otros no se entienden que pasó con lo que un día no muy lejano apuntaron Ike Diogu y Sean May. Un pívot de brega o dos ala-pívtos con buenas condiciones en ataque. Todo para que Josh Powell sea el que más cerca esté de firmar, pues ayer surgió la noticia de que sus contactos con los Hawks están muy avanzados.

En las alas, las opciones más destacas son las de un tirador como Rasual Butler y otros de corte defensivo como Antoine Wright (desde Dallas se apunta que fichará con los Kings) y Jarvis Hayes ofrecen una opción muy interesante para los banquillos de la liga.
 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
12 años 11 meses
#Contenidos: 
45
Visitas: 
320,261
Comentarios: 
436

Comentarios

a que espera el "tito" Floren a presentarle una oferta a Shaquille O'Neal para que sea la piedra angular del nuevo proyecto blanco, jeje

Jugadores de menos de dos metros interiores cornelius. ¿Cuáles han triunfado en los últimos 20 años en la NBA? Elton Brand y Charles Barkley? Alguno más? Porque todos sabemos, y más siendo de aquí, que la altura no hace a un buen jugador; y si los cojones que le ponga en la zona.

Los que dice shifty, además del típico escolta bajito y con un talento anotador increíble (Bullock es un buen ejemplo), a los cuales generalmente quieren reconvertir a bases o simplemente no les dan ni la oportunidad de triunfar.

Es que la NBA tiene una cosa muy particular. A veces potencian las ventajas de una manera brutal, haciendo especialistas mortales de jugadores mediocres que acaban funcionando una decada por aquellos lares.. Y otras veces, en vez de potenciar las ventajas, sólo se fijan en las desventajas de ciertas posiciones próscritas: ese 4 bajito, ese comboguard de 1.90, ese pívot que no intimida, ese playmaker muy organizador y poco anotador... Cuando muchas veces esos jugadores si pueden triunfar si se potencian sus ventajas y no sus ''pegas''

Cada vez más, la NBA es para hacer negocio, no para hacer probaturas ni apuestas... van a lo seguro y con la premisa de cuanto más alto, mejor. Para apuestas, ya está Europa... Que tiempos aquellos en los que disfrutábamos del gordo Barkley... qué jugadorazo!

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar