Solapas principales

Carlos Boozer (Foto: NBA)

Agencia Libre 2010: Sonrisas en Miami y Chicago

  • Terminó el anticipadísimo gran verano de 2010 de los grandes agentes libres. Miami asombra a la liga con su Big Three. Pero no le pierdan ojo a Chicago

Verano para la historia al sur de Florida, que de la noche a la mañana ve cómo un proyecto de dudoso gusto se convertía en un flamante equipo al que se va a exigir de manera irremediable la instauración de una dinastía en los años venideros. Así somos, impacientes. No puede ser menor el objetivo cuando reúnes bajo la misma camiseta a Dwyane Wade, LeBron James y Chris Bosh.

Maniobra magistral de Pat Riley en los despachos, que engrandece aún más su leyenda. Muchos sueñan con su retorno al banquillo, mezcla de morbo por verle regresar a los mandos de un equipo campeón y de miedo por ver cómo podría hacerse con el control de todo esto Erik Spoelstra. Utopías que no deben distraer del trabajo que todavía queda por delante.

El esfuerzo para dar cabida a las tres superestrellas (y eso que han perdonado 15 millones por barba en el total de sus contratos) obligó a dejar a Mario Chalmers y Michael Beasley como únicos jugadores bajo contrato. Traspasado el alero a Minnesota (a cambio de dos segundas rondas), se consiguieron liberar 5 millones de dólares que ya se han invertido en la renovación de Udonis Haslem. El ala-pívot formado en Florida declinó las ofertas de Dallas Mavericks y Denver Nuggets para renovar a la baja (20 millones por 5 años) con su equipo de toda la vida.

Hasta aquí los movimientos confirmados de manera oficial, una base sólida a la que, sin embargo, quedan por añadir piezas de no menor importancia. Al menos, un base, un pívot y un tirador exterior. Huecos que desde los Heat confían en rellenar sin grandes dispendios gracias al inestimable atractivo que ejerce el Big Three.

Todo parece apuntar a que los próximos refuerzos serán Zydrunas Ilgauskas y Mike Miller. En un movimiento que ya dan por hecho desde Cleveland, el pívot lituano acompañaría a LeBron en su viaje al sureste del país después de catorce temporadas jugando para los Cavaliers (una campaña por el mínimo más una segunda opcional). Un cinco abierto que aún conserva su calidad en ataque pero que por edad, físico y movilidad no cierra el debate del juego interior. Por ello, se sopesa la contratación de Juwan Howard, ademá de la posibilidad de renovar a Joel Anthony y ofrecer contrato a los novatos Dexter Pittman y Jarvis Varnado.

Por lo que respecta al alero, su fichaje parece hecho (30 millones por 5 años), pero aún no ha firmado y está pendiente de pasar el reconocimiento médico. De echarse atrás, la incógnita del tirador se uniría a la del director de juego, donde Derek Fisher representa el único fracaso de Riley este verano. La continuidad de Carlos Arroyo parece la opción más factible a la espera de que algún veterano ofrezca sus servicios a bajo coste.

Con ese efecto llamada no faltarán pretendientes.
 

Chicago encuentra consuelo en el mercado

Los Bulls acudían a este proceso de agencia libre con grandes expectativas. La condición de nativo de Wade y el atractivo del equipo para LeBron les hacían candidatos a una de las dos piezas más codiciadas. Y no sólo eso. Tan convencidos estaban de sus posibilidades que aprovecharon la noche del draft para regalar a Kirk Hinrich a los Wizards para poder soportar dos grandes contratos.

Empezaron por lo más sencillo y quizá más urgente: una presencia interior de primer nivel en ataque, algo que no veían en Illinois desde tiempos inmemoriales. Para eso llegó Carlos Boozer (que cobrará entre 75 y 80 millones por cinco temporadas), con el que esperaban aumentar su atractivo de cara a los peces gordos. La estrategia no funcionó, pero el buen trabajo de estos últimos años le permite olvidar sus penas y construir una plantilla que dará que hablar en el Este.

En busca de tiro exterior, otra de las carencias de la plantilla, han puesto sus miras en dos de los mayores especialistas de la liga. Kyle Korver ya ha sido presentado como nuevo ‘bull’ (a cambio de 15 millones por tres años) y a él se podía unir en los próximos días JJ Redick. El escolta de Duke firmó una ‘offer sheet’ por 19 ‘kilos’ por el mismo periodo (contrato descendente) y sólo falta esperar a que Orlando decida igualar o no antes del viernes. Todo parece indicar que será posible verle de rojo, puesto que los Magic han contratado a Quentin Richardson y ya pagan 14 millones en impuesto de lujo.

Por si acaso, los Bulls buscan alternativas y ya se han reunido con Adam Morrison, además de hombres de otro perfil como Ronnie Brewer. Sin embargo, la principal preocupación que queda es encontrar un sustituto para la marcha de Hinrich. Shaun Livingston, nacido en Chicago y con sus eternos problemas de lesiones aparentemente superados, aparece como el favorito. Sea como sea, el buen trabajo permite a Chicago seguir mirando con esperanza al futuro.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
12 años 11 meses
#Contenidos: 
45
Visitas: 
320,288
Comentarios: 
436

Comentarios

No creo como dice el titular que en chicago esten con sonrisas, solo se han llevado un segundo plato, ya que las primeras opciones para el puesto de AP eran Bosh o Amare, y encima se tienen que conformar con Korver par el de escolta, cuando estaban pensando en Lebron o en Wade, vistos los cambios y habiendo regalado a Hinrich yo no estaria muy sonriente. Lo que me ha estrañado es por que no han intentado fichar a Quentin Richarson, de exterior es de lo mejorcito que quedaba, bastante por encima de JJ Ridick. En definitiva sonrientes estaran en Miami, pero en Chicago y New York no creo. PD: por que NY traspasa a D.Lee a cambio de casi nada hubiese hecho una gran pareja junto con Stoudamare.

Todo parece indicar que los Magic no igualarán la oferta por Redick, o al menos eso dicen los reportes. Se antoja maja la presencia de dos finos estilistas del tiro, que otorgan un sabor añejo a unos Bulls más que interesantes.

Poco nuevo que decir sobre el "TRIO" de Miami. La parte de bussines, esta más que
hecha, conseguida, y puesta en valor inmediato. Tener a 3 estrellas mediáticas de la liga
juntas le da a la franquicia de Florida una proyección y repercusión brutal en el mercado
estadounidense, y por ende en el mundial como nunca tuvo.
Se me hace difícil no relacionar la puesta de largo de esta plantilla con la bajada al
ruedo por enesima vez de Mr. Riley. Una inversión de este calibre, y un elenco de
estrellas de la Liga compartiendo taquilla y banco, no son para dejarlos en manos
de un "segunda espada" con todos los respetos para Mr. Spoelstra.
Lo que venga después, en cuanto a conseguir el título ya esta próxima temporada,
no lo tengo tan claro. Lo de Boston, el episodio de reunión de "cracks" más cercano
en el tiempo, no tuvo nada que ver con esto del "glamour" de las playas y cayos de
Florida. Lo tejido por Ainge y cocinado por Rivers, bebía del coraje y la más rancia
épica bostoniana integrada en el ADN de Pierce, Garnett y Allen, más el resto. Estos
nuevos chicos de Riley, son harina de otro costal. Aquí veo más la exuberancia, la
potencia, y la vanidad de unos "jóvenes" (pese que a Wade y Bosh sean dos "kurrantes",
y el primero ya tenga un anillo) que tendrán que demostrar algo más que su enorme
calidad y su pretensión de crear dinastia ganadora. El ejercicio más interesante que
se adivina en el horizonte de la próxima regular season es observar como Mr. Gomina
trajina en la trastienda del vestuario y ordena sus peones en la pista.
Que curioso Miami carece de un gran director de juego, respecto a circulación de
balón y ser gran asistente.
Y que curioso, un base de Villanueva de la Serena, que no necesita hacer muchos tiros, es un buen defensor, y un gran asistente, están "sin equipo".

Pues si finalmente fichan a redick y se queda brad miller me parece un mejor equipo que el año pasado:rose,redick,korver,deng,james jhonson,boozer,noah,brad miller,gibson...me falta un segundo base y creo que es un gran equipo,a mi particularmente me gusta más boozer que bosch,me parece más sóldo

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar