Solapas principales

Birdman extiende sus alas para celebrar un gran acabado (www.adamriff.com).

Birdman estrena nuevas alas para volar más alto

  • Chris Andersen ha vuelto con más fuerza que nunca tras dos años de retiro forzoso. Ahora es una pieza clave en el juego de los Nuggets, un equipo que puede dar la campanada en los playoffs

Los poco más de 6 puntos y 6 rebotes por partido pueden pasar por números mediocres en la NBA si nos ceñimos únicamente a la valoración estadística pura y dura. Si añadimos 2.5 tapones la cosa cambia un poco. Nos puede venir a la mente algún estilizado africano especialista en la materia del contrachapado. Si además decimos que todo eso se consigue en 20 minutos, se engrandece la figura del personaje. Sin embargo no son los números –que también lo son- lo que dignifican a nuestro héroe. Cuando Chris Andersen, conocido mundialmente por el sobrenombre de Birdman, salta a la cancha, el equipo se contagia de una agresividad especial, de una pasión desbocada que sirve para mejorar a sus compañeros.

Viendo su intensidad, uno piensa que el ala-pívot mantiene una lucha contra el crono en cada acción; en cada partido. Como si le fuera la vida en ello. A Birdman le cortaron las alas. Mejor dicho, se las cortó él mismo. En su segundo año como jugador de los Hornets, en enero del 2006, la NBA decía suspenderlo por dos años por haber violado la política anti droga. Anteriormente ya había incurrido en tres faltas. A la cuarta llegó el destierro. La tipología del delito definió el objeto del mismo como “drogas de abuso”, de las que crean adicción. Por su parte su silencio no le ayudó ya que nunca dijo qué sustancias fueron las que le condenaron.

El mal concurso de mates en el 2005, donde falló 8 intentos y quedó en último lugar, fue tal vez un mal presagio. El hombre pájaro se había estrellado primero contra lo que más le gustaba, el mate. Un año antes había maravillado con sus vuelos, acabando en un meritorio tercer lugar, por detrás de Fred Jones y, el ganador, Jason Richardson.

 

 

 

 En la presente temporada Andersen ha vuelto a sus orígenes, a los Nuggets, al equipo que lo rescató de la liga de desarrollo tras haber probado suerte en China (Jiangsu Nagang) y en la International Basketball Association (IBA), de donde procede, por ejemplo, Damon Jones . Los cinco partidos de la temporada anterior con los Hornets fueron una anécdota.
Birdman ha estrenado alas adornadas más si cabe por muchos más tatuajes. Esta ornamentación ha sido definida por el jugador como una crónica de su propia vida. En su cuerpo se dan cita lo bueno y lo malo, el Ying y el Yang a la vez que hay alusiones a su pasión, el baloncesto, y a sus humildes orígenes de “chico de pueblo” -country man- en Iola. La melena setentera que mostró antaño ha dado paso a la gomina  -en otro guiño a sus comienzos en Denver- aunque los vuelos siguen siendo los de sus inicios, los que le hicieran popular en el Blinn Junior College donde ya era conocido como el hombre pájaro por la manera en que celebraba sus contundentes mates.

Como indicábamos en la introducción, sus números no son de escándalo. En todo caso su facilidad taponadora (cuarta mejor marca de la regular season), pero las estadísticas nos dicen que en caso de que jugase una media de 36 minutos sus números rondarían los 11 puntos, 11 rebotes y 4.3 tapones. Su porcentaje de tapones por 48 minutos jugados sería de 5.68, el mejor de toda la NBA.

 

 

Ahí ya nos da pistas sobre su intensidad defensiva ya que hablamos de un 2.08 no de un mastodonte de 2.15. Siguiendo con los números, podemos decir que Andersen ha cuajado una gran regular season en su primer año de renacimiento deportivo. A nivel global podemos destacar los 18 puntos, 11 rebotes y 6 tapones con los que obsequió a los Wizards a finales de marzo o los 7 puntos, 10 rebotes y 8 tapones –marca personal- ante los Jazz en abril.

 

 

Su importancia en los playoffs

Si la marcha de Iverson y la llegada de Billups significó el triunfo de la coherencia, la aportación de Andersen permite agrandar las posibilidades los Nuggets en playoffs. Al menos hasta las finales de conferencia. Una vez allí –en caso de imponerse la lógica- todo es posible. Gonzalo Vázquez, en un excelente artículo, habla de la eclosión reciente de Joakim Noah tras atravesar por un calvario de más de año y medio como profesional. Su renacimiento ha sido una de las causas por los que los Bulls han forzado el séptimo partido y su futuro rendimiento será importantísimo para que Chicago vuelva a situarse en el mapa donde se encuentran los mejores. Birdman no es Noah y su universo ha sido diametralmente opuesto pero ambos comparten una tipología de juego que contagia y mejora. Denver ha pasado como una exhalación ante los Hornets y una parte de culpa –además del excelente rendimiento de Billups, Smith y cía- la tiene Andersen. Ahora, en las series ante su ex equipo no se ha mostrado excesivamente contundente pero ante Dallas ha vuelto a mostrar sus credenciales con los 11 puntos, 6 rebotes y 6 tapones en el segundo partido de la serie.

Los Nuggets, casi de rebote, se han encontrado con un hijo pródigo que ha optado por la redención. La evolución, además, de Nené Hilario, el asentamiento de Kenyon Martin, la consolidación del juego de Melo en esta serie más la regularidad mostrada por Billups, JR Smith y los extras de Kleiza, Jones o Carter hacen del equipo de Colorado un rival muy peligroso. Han alcanzado el equilibrio entre defensa y ataque, un equilibrio que también parece que ha conseguido Birdman, una de las muchas aves Phoenix de los Nuggets.
 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
11 años 5 meses
#Contenidos: 
1,133
Visitas: 
9,074,295
Comentarios: 
11,671

Comentarios

Estos jugadores de rotación son los que hacen a un equipo grande, yo puse en mi porra particular que Denver alcanzaba final de conferencia...Veremos

lo que esta claro es que en su dia se ritico a denver por deshacerse de 'crack' camby,pero visto como tienen lo delos salarios ahora se entiende...basan su gran papel en la faceta de los secundarios,y tienen dificil el ofrecer dineo a los que acaban contrato,como jones,andersen,petro,carter,kleiza y jr smith..posiblemente tendran que buscar algun traspaso como kenyon martin para hacer hueco y renovar a esta gent que tanto aporta...thor acko,tu dices que el 95%es billps pero para mi el 99% es karl...me parece un superequipo y verlos jugar 'mola' mucho...yo creo que a los lakers los pueden eliminar

Hombre, el hecho de tener a George Karl, de haberse desprendido de un cancer de vestuario como Iverson y de tener a un jugadorazo como Billups son las respuestas al éxito de Denver junto con el rendimiento de los "jugadores de apoyo". Igual lo que digo es muy descabellado, pero creo que si de repente no estuviera Melo no sería algo tan grave para este equipo.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar