Solapas principales

Christian Wood y John Wall dan mayor ritmo en Houston

  • John Wall promedia 21.3 puntos 4.7 rebotes y 6.3 asistencias en sus tres primeros partidos

Después del tornado de rumores acerca del proyecto de los Houston Rockets y el tiempo que les quedaban, la franquicia texana llevó a cabo movimientos clave durante la agencia libre. Tras su eliminación en la burbuja, especialmente la imagen que ofrecieron, ya no sólo ahí, sino durante toda la temporada, avecinaba una nube de movimientos que podían poner fin a la era de James Harden y sus Houston Rockets.

Russell Westbrook fue el primero en abandonar la nave rumbo a Washington. El MVP de la NBA regresó al lado de La Barba para dar un último coletazo en la búsqueda del ansiado anillo. Las sensaciones mostraban que no encajaban en pista, pese a que su talento les permita seguir haciendo sus números. El sistema no funcionaba, menos si dependemos de conocer actualmente la versión tiradora de Westbrook.

Conclusión: los Rockets lo traspasaron a los Wizards a cambio de John Wall. Un traspaso que conllevó polémica, ya que el base de Washington ha estado durante dos temporadas prácticamente sin competir a causa de las lesiones. Por una parte te quitas un contrato elevado de un jugador que no tiene fit con tu estrella. A cambio, traes otro contrato elevado de un jugador que lleva mucho tiempo en la enfermería, y las dudas acerca de su rendimiento obviamente surgen inmediatamente. Por el momento, Wall ha disputado tres partidos, donde promedia más de 20 puntos por encuentro y, sobre todo, da la sensación de proporcionar otro aire al ataque de los Rockets. ¿A qué puede deberse también? A la llegada desde Detroit en la Agencia Libre de Christian Wood.

Son jugadores que se complementan a la perfección a un equipo más atlético, que puede emplear un baloncesto más rápido, y ofrecer una alternativa a los clásicos Rockets que tiraban más triples que tiros de dos. James Harden tiene motivos para ilusionarse por el momento.

JOHN WALL CAMBIA EL RITMO ROCKET

El que fuera base de los Washington Wizards llega a la franquicia texana a cambio de Russell Westbrook, en el que ha sido uno de los traspasos más sonados de la off season de los Rockets. Tras dos temporadas fuera de las pistas a causa de sus problemas físicos, Wall llega a una franquicia que se acerca peligrosamente a la deriva tras las dudas que genera el futuro de su proyecto. Con James Harden sembrando dudas acerca de su futuro, Wall llega como un base con un fit similar al de Westbrook, por lo que la química juega un papel diferencial.

Tras perderse los dos primeros partidos por protocolos de seguridad ante el Covid-19, Wall promedia 21.3 puntos, 4.7 rebotes, 6.3 asistencias, con un 44.2% en tiros de campo. Su eficiencia se hace notar sobre la pista (18.6 PER), especialmente en ataque, aunque su intensidad defensiva se está haciendo notar.

A diferencia de su etapa en Washington, pese a que llegase a PlayOffs en más de una ocasión, da la sensación de estar mejor rodeado en Houston. Por el momento, es el año que menos contribuye al +/- de su equipo. No acapara el balón de la misma manera, delegando producción anotadora sobre Harden. Liberarle de dichas facetas permite a Wall centrarse en la circulación de balón. El 52.7% de los tiros que anotan los Rockets son tras asistencia, y el 64.1% de los triples. Menor individualismo, en favor del juego colectivo en busca de alternativas en la producción anotadora.

Que delegue protagonsimo ofensivo en el resto no implica que pase a un segundo plano, en absoluto. En cuanto a Uso, el ataque Rocket pasa en el 29.2% por las manos de Wall. Números que ni alcanzan en Washington (27.4%) con Bradley Beal. Es muy precipitado en este punto de la temporada, pero la ofensiva Rocket confía en Wall, y es consciente de que no es la primera referencia ofensiva, pero es la mejor alternativa para apoyar a La Barba. Es más, durante su carrera promedia un 51.9% de True Shooting, por el 54.6% que lleva en Houston. Mejor selección de tiros, pese a que desde el triple siga dando problemas (33.3% T3). De los 64 puntos que ha anotado hasta ahora, 44 le han llegado tras asistencia, reflejando que su individualismo queda como una alternativa para desatascar partidos, pero ha madurado su juego colectivo. 

Sin olvidar su esencia, la transición defensa-ataque. 3.7% de sus puntos son tras transición, y 4.7% tras pérdida rival. La explosividad de John Wall es bien conocida en la NBA, y se encarga aún de recordarnos su explosividad.

APUNTEN BIEN SU NOMBRE: CHRISTIAN WOOD

Si bien los Houston Rockets apostaron en su Agencia Libre por el interior de los Detroit Pistons, parece ser que no se han equivocado en ello. 40 millones durante las próximas tres temporadas para el nuevo pívot de los Rockets. Tácticamente, es un diamante en bruto para los esquemas de Stephen Silas. Jugador interior de gran versatilidad. Más atlético que la mayoría de sus defensores, con capacidad de tiro de media e incluso larga distancia y un especialista del pick & roll

Wood se ha colado en la lista de máximos taponadores del inicio de temporada, con dos tapones por partido, detrás de Myles Turner (3.6), Chris Boucher y Rudy Gobert (ambos con 2.2).

Tras sus primeros cinco partidos, Wood promedia 23.6 puntos y 10 rebotes por partido en casi 36 minutos. Es el jugador no drafteado, junto a Moses Malone y Connie Hawkins, que anota más de 20 puntos en sus primeros 5 partidos de la temporada.

Silas le da las llaves de la pintura (primera vez que juega el 100% de sus minutos como center), y esta cumpliendo con creces. Wood es el tercer jugador que más puntos anota en la pintura (14.8), solamente por detrás de Zion Williamson (15.4) y Ja Morant (16.7), números 1 y 2 del pasado draft. Ni más ni menos que el 87.2% de sus puntos se generan desde la "zona restringida". De media y larga distancia puede causar problemas, pero como reciba en la pintura, genera ventajas y finaliza jugadas a la perfección. Con dos pasadores y organizadores con gran IQ como son James Harden y John Wall, Wood es el mayor beneficiado y el que mayor aporta al ataque rocket

No le ha podido la presión a Christian Wood a la hora de acaparar protagonismo en la pizarra ofensiva. Durante su carrera ha promediado 4.9 tiros en la zona. En estos cinco partidos con Houston ya ha lanzado una media de 12.6, de los cuales anota 8.2 de ellos.

Su dominio en la pintura es claro, y también se está animando desde la línea exterior. Wood ha lanzado una media de 4.4 triples por partido, anotando 1.2 de ellos. Son sus máximos personales, y le queda rodaje durante la temporada regular para afinar la puntería. Por cada 100 posesiones, Wood anota 31.8 puntos, con un notable 24.4 de PER, siendo uno de los más destacados en la presente temporada en la NBA.

Sin duda alguna, el 35 de los Rockets es uno de los mejores finalizadores de la liga, y numerosas estadísticas le avalan. Del total de sus tiros de campo, el 27.1% son mates. Especialista en pick & roll, su primer paso tras bloqueo es muy potente, dejando en el bloqueo a su defensor y creando espacio bajo el aro. Es la manera en la que se libera y crea ocasiones de canasta, ya que es asistido en el 73.2% de sus canastas, por lo que no necesita el balón para generar ofensivamente.

Además, en lo que llevamos de temporada, Wood ya ha marcado su tope en rebotes (15), en triples lanzados (7) y en tiros intentados (20). También refleja que no es un mero finalizador de pick & roll, que es capaz de hacer daño desde media y larga distancia si le esperas bajo el aro. Todoterreno ofensivo y líder en el bloque defensivo. El 4.9% de los tiros que realizan los rivales con él en pista terminan siendo taponados. Se está convirtiendo en un gran intimidador.

EL IMPACTO SE REFLEJA EN EL COLECTIVO ROCKET

Durante el último lustro especialmente, hemos asociado a los Houston Rockets como una de las franquicias que mas abusa del tiro de tres. Desde la dinastía de los Golden State Warriors y su imposición del triple, los texanos focalizaron su rotación ofensiva en penetraciones que liberen jugadores en las esquinas y a tirar triples. Llegando al punto de promediar más tiros de tres puntos que de dos. Datos abrumadores con el que parecía que iban a ir a morir con el proyecto tras el traspaso de Clint Capela a mitad de la pasada temporada a Atlanta Hawks. El small-ball llegó para quedarse, al parecer. Digo al parecer, porque sin Mike D'Antoni y con Stephen Silas se palpa un cambio en la pizarra ofensiva. 

Los Rockets son el tercer equipo que más anota desde la zona. Bajo el aro le han dado la batuta a Wood, y los tiros de media distancia tras bloqueo y en uno contra uno muestran un dominio claro en los tiros  interiores. Concretamente, el 71.1% de los tiros de Houston son desde la zona restringida. Únicamente Miami Heat (74.4%) y Brooklyn Nets (71.5%) lanzan desde dicha zona con mayor volumen.

Se ha mostrado en el ritmo de juego que ofrecen los Rockets. Más atléticos, mayor uso del físico y la potencia para generar ventajas, pero corriendo menos. Con un 100.11 de PACE, son uno de los equipos con menor ritmo de posesiones, cuya tabla lideran los Warriors (107.7) y donde los Rockets se encuentran en la posición número 22. Quién nos iba a decir durante la presente temporada, que los Rockets iban a correr menos y a abusar menos del triple (54.1% de sus tiros son de 2 y 45.9% son triples). El cambio es posible y puede ser progresivo, aspecto que agradaría a Harden y las aspiraciones de la franquicia.

Los Rockets anotan 112.2 puntos por partido, 12º equipo en dicha estadística. El 46.7% de dichos puntos son desde la zona, 3.9 de media distancia, y 34.2% desde el triple. El 11.2% restante llegan en transición, apartado que, personalmente, opino que progresarán a lo largo de la temporada.

El 66.5% de sus tiros son a menos de dos metros. El siguiente lugar ya es desde el triple y tras bote. Pick & roll, cortes y movimiento de balón. Tiros a aro pasado, sobre bloqueos y bote y alley oops, además del step-back clásico de James Harden.

Los números muestran un cambio en el rumbo de los Houston Rockets, quienes necesitan un progreso en defensa para alcanzar el equilibrio que necesitan al comienzo de la presente temporada. John Wall Christian Wood han llegado para calmar a Harden, mostrar sus credenciales y convencerle de que debe quedarse en la franquicia y seguir soñando con el ansiado anillo que tantas temporadas lleva intentando alcanzar. Desde la Agencia Libre y mediante uno de los traspasos más sonados de la presente temporada han trabajado para mantener el proyecto a flote, y Stephen Silas se encargará de tomar el timón y enderezar el cohete de Houston.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 10 meses
#contenidos: 
159
#Comentarios: 
347
Total lecturas: 
274,171

Comentarios