Solapas principales

NBA Finals 2010

Coast to Coast (XIV): Empiezan las Finales

  • D.Vilares, J.C.Serrano, Meej, J.Navas, J.R.Sanchis y C.B.Dimar buscan los detalles de las Finales y el esperado duelo entre Lakers y Celtics

Lakers y Celtics buscan el anillo que pondrá punto y final a la NBA esta temporada. ¿Cuál es el protagonismo que podría tener Pau Gasol? ¿Qué detalles pueden decantar los emparejamientos? ¿Qué equipo llega en mejor momento? ¿Habrá "venganza" respecto a lo sucedido hace un par de años?

Nuestros colaboradores estudian los aspectos que pueden decantar la eliminatoria, dentro de un espectáculo a punto de empezar

 

David Vilares

David VilaresDe entre todos los aspectos que se pueden destacar de esta final, a mí me llama la atención sobre todos el duelo entre el ataque céltico y la defensa angelina. No es sólo por la debilidad de Fisher y la sospecha generalizada de que Rondo abusará de él; es porque Bynum, sin confianza y sin rodilla, se va a ver expuesto cada dos por tres a los ataques de los exteriores de Boston; y es también porque a Bryant también le van a buscar las cosquillas con Ray Allen, con mayor o menor éxito, para desgastarle y exigirle en los dos lados de la cancha. También hay otros aspectos a favor de Los Angeles: es difícil pensar en un defensor mejor para Paul Pierce que Ron Artest y, en este momento de sus carreras, Garnett no parece capaz de superar globalmente a Gasol. Me parece una clave importantísima para la serie la continuidad que pueda alcanzar la ofensiva céltica y las respuestas de los Lakers ante ella. Por otro lado, será la primera vez en esta postemporada en la que los vigentes campeones se enfrenten a un juego interior de un nivel similar al suyo. Otra vez hay que mirar hacia Bynum, su rodilla, su cabeza y los problemas de faltas que le van a buscar los Celtics. Pero hay muchísimas preguntas más, a cada cual más interesante: ¿cuál será el partido de gloria de Sheed en esta final? ¿Disfrutará de algún minuto DJ Mbenga en su cuarta (sic) final de la NBA? ¿Veremos mucho el show de Nate Robinson? ¿Volverá a ver Vujacic la luz del sol tras sus derrotas personales con Dragic? ¿Algún árbitro le pitará una técnica a Kendrick Perkins?

 

 

Juan Carlos Serrano

Juan Carlos SerranoNo suele pasar que los protagonistas de una Final se hayan apartado de uno de los primeros valores de la axiología NBA: la temporada regular como indicador absoluto de nivel. Unos han enmendado un triángulo degradado durante meses en un juego menos inteligente, sin explotar la superioridad interior al tiempo que le llegaban a Bryant los achaques. Los otros apenas han mostrado debilidades en su increíble vuelco: sólo la incompatibilidad de Rondo y Tony Allen ante una zona de Miami el día que se salió Wade, y ciertos errores defensivos en el tercero ante James. Todo lo demás —los errores de principiante al final del cuarto ante Orlando no cuentan por el 3-0— ha sido maximizado. Ante buenas defensas llegaron hasta el aro y encontraron espacios para los triples (volvió Wallace), aprovechando los restos de Garnett para humillar a Jamison o atacar en P&R a Shaq. En defensa volvió a reivindicarse Allen cogiendo a James, manteniendo ante Orlando las grandes rotaciones y el cierre de la pintura sin doblar a Howard. Ahora falta el do de pecho: ver la explosión Rondo cuando le coja Bryant, a Pierce con el músculo de Artest, y saber si esas últimas debilidades de Garnett, con Howard anotándole fácil en la cara, pueden ser continuadas por Gasol.

 

 

MEEJ

MEEJA pesar de que la referencia obvia es a la final que Lakers y Celtics jugaron hace dos años, algunos comentaristas estadounidenses han empezado a considerar que la mejor referencia para cada equipo es... el otro. Lo cierto es que estos Lakers y estos Celtics se parecen mucho entre sí, más que a sus encarnaciones anteriores. Ambos equipos basan su juego en una buena defensa colectiva, capaz de frenar el juego individual de una estrella rival y también de cubrir todo el campo para que no sea fácil desequilibrarlas con el movimiento del balón. Hacen marcajes duros al hombre, puntean los tiros exteriores y doblan a la zona, haciendo difícil encontrar puntos débiles que castigar. En ataque el juego se basa en el perímetro, pero no vacilan en aprovechar su potente juego interior – especialmente en el caso de Gasol. Es difícil hacer un pronóstico, aunque se pueden señalar algunos factores que pueden ser decisivos: el impacto de Rajon Rondo en los partidos, la selección de tiro de Kobe, la defensa de Garnett sobre Gasol y la aportación de Artest. Ambos equipos han demostrado ser capaces de derrotar a rivales muy variados y jugando partidos a distintos estilos, así que es difícil anticipar demasiado. Especialmente en un año cargado de sorpresas.

 

 

Jose Navas

Jose NavasLas dos grandes franquicias en la historia de la NBA y el baloncesto mundial vuelven a verse las caras en una final, Celtics vs Lakers, los fantasmas de las grandes batallas del pasado vuelven a hacer acto de presencia con nuevos protagonistas, casi los mismos que se enfrentaban hace dos temporadas. A priori Los Angeles Lakers parten como favoritos, eso al menos se lo da el simple hecho de contar antes de comenzar la batalla con el factor cancha a su favor. Lo cierto es que el camino hasta la final de Boston y Lakers ha sido muy diferente, los Celtics han llegado luchando mucho más para dejar en el camino a Cleveland y Orlando, grandes favoritos antes del comienzo de los Playoffs; los Lakers por su parte pasaron con algún sobresalto la primera ronda ante los Thunder, se pasearon contra unos debilitados Jazz y tuvieron una final de Conferencia con un digno rival en los Suns, pero la final será muy diferente. Los Celtics no son ni Oklahoma City,ni Utah, ni Phoenix, Boston planteará la final con su estilo, el estilo defensivo que hace dos años les dio la victoria e intentaran llevar su defensa hasta el limite, veremos mucho juego sucio, algo con lo que L.A. tendrá que lidiar,pero con un nuevo invitado Rajon Rondo,el base céltico se ha convertido en otra estrella en este equipo y de su aportación en esta final depende y mucho el que Boston gane o no el titulo. Otro jugador clave para los Celtics es Kevin Garnett, un jugador que desde que comenzaron sus problemas de rodilla parece no ser el mismo de hace dos años, quién sabe, nadie contaba con Boston en esta final y quizás nadie cuente con un KG como el de hace dos años, lo cierto es que es justo en el juego interior donde Boston puede sufrir en esta final, Gasol, Bynum y Odom van a poner las cosas muy difíciles a Garnett, Perkins, Wallace y Davis, se enfrentan la clase contra la fuerza y el que consiga dominar las zonas tendrá muchas papeletas para ganar esta final, sin olvidarnos de los que seguro que nos nos fallaran Kobe Bryant, Ray Allen y Paul Pierce. Señores hagan sus apuestas, la mía es una serie que se irá a 6 o 7 partidos, pero por que no ver a los Celtics ganar el titulo en el Staples en un 7º partido como ya sucediera en 1969, los Celtics llegaron como cuartos del Este y los Lakers como primeros del Oeste, se llegó a un séptimo partido y allí los Celtics de Bill Russell vencían contra todo pronóstico a los Lakers de Jerry West y Wilt Chamberlain

 

 

J.R. Sanchis

J.R. SanchisHubiera podido ser un mejor reclamo para la cultura del consumismo, pero también del espectáculo, que una final que enfrentase a los sucesores de Jordan: LeBron James vs Kobe Bryant. Pero LeBrON hizo OFF y los viejos Celtics se colaron en su segunda final en tres años. Y además lo hacen no cómo víctimas sino habiéndose ganado el respeto de sus rivales a base de un duro trabajo y dejando las individualidades de lado. Garnett es menos estrella que en el 2008 pero pieza importantísima en el esquema de Thibodeau, donde también son fundamentales Perkins y Glen Davis. Objetivo: frenar a Gasol, Bynum y las embestidas desde fuera que provocará Odom. Rasheed Wallace continúa intermitente pero más efectivo que en la regular season, Tony Allen ha dado un paso hacia adelante en su carrera consolidándose como un gran defensor y ya no hace falta que mencionemos a Pierce, su mejor hombre en las pasadas eliminatorias y Allen, todo un seguro de vida, año tras año. Mención aparte merece Rajon Rondo, el Dartagnan de los Tres Mosqueteros, el hombre que puede decidir la serie. Hay que ver cómo ha cambiado todo tras las semifinales de conferencia. Los Celtics eran los tapados y los Lakers, los grandes favoritos. Teniendo a Kobe y Pau muchos dirán que siguen siendo favoritos pero el de Sant Boi ha ofrecido los primeros signos de cansancio y existen demasiadas dudas en cuanto a la regularidad del resto de actores principales. Vale que Odom ha mantenido una línea notable en producción de puntos y rebotes pero Artest -fundamental para las aspiraciones de los Lakers- sólo ha aparecido en un partido y un segundo ante los Suns, y Bynum da la sensación de que no es malo pero que ya no da para más. La gran incógnita en el quinteto sigue siendo Fisher, capaz de lo mejor y de lo peor, sobre todo en Playoffs. En cuanto al banquillo, bienvenido sea todo lo que aporten Vujacic, Farmar y Brown pero, salvo Odom, está muy lejos de lo que puede aportar la segunda línea de los Celtics. Antes de que empiece la gran fiesta, destilan mejores sensaciones los Celtics pero ya sabemos que será el día a día el que ponga a cada cual en su lugar.

 

 

C.B.Dimar

C.B.DimarNos sumergimos todos en el enrevesado mundo de estadísticas, estrategias de juego, contratos, renovaciones, salidas, crónicas rosa, la edad, lesiones, ritmo de juego, y un largo etc., y al final, todo se resume en unos pocos nombres, a lo sumo, un cinco titular que lo tiene claro, que tiene hambre, y a uno o dos jugadores singulares, que más que hambre tienen un apetito voraz, desmedido, por llegar al final de la escalada como campeones. Claves en las series finales: Vayamos primero al equipo bostoniano. Lo suyo, lo conseguido hasta la fecha es de libro, como un repentino desempolvar las telarañas de las hemerotecas NBA y volver al concepto de EQUIPO de los Celtics de Bird & cia, o los chicos de Russell & Auerbach. Pero hay algunas cuestiones esenciales para explicar esto, que pienso, están por encima de los consabidos temas "técnico-tácticos". Lo resumo en: entrenador y general manager en sintonía, y con las ideas muy claras (y mucha hambre: Ainge por carácter y los anillos que ganó, y Rivers por carácter y lo que no ganó con los Hawks); y un trio de jugadores veteranos, que decidieron unir fuerzas por encima de egos y demas historias para conseguir un objetivo común. Son el mismo trío que ganó hace dos temporadas, y se le ha sumado el crecimiento exponencial de Davis y especialmente de Rondo "triple doble Robertson". Sumadle que llegó un tal Wallace y el resto del banquillo va a muerte. Lakers. Si tuviera que sintetizar al máximo porque son firmes candidatos al título, simple y llanamente, tienen dos grandísimos jugadores (el mejor pívot y escolta de toda la liga) que se complementan y uno de los mejores entrenadores de toda la historia NBA. Visionad por favor, una vez más, aquella maravillosa jugada de bloqueo y continuación de las Series Finales del 2009, donde Pau, aunténtico "tahur" (cual Magic de los ochenta) le marca la jugada y el guiño a Bryant para rematar a los tiernos Magics. Que Bryant era uno de los más grandes no era un secreto, pero lo de Gasol, ¡ay Gasol!. Cada año el de Sant Boi hace la muesca en el fusil, y sube prestaciones ¿Donde están sus límites? Ya lo dijo el bueno de R. Trecet en 2008, Gasol había cruzado la frontera que separa a los buenos de los grandes, en su enfrentamiento de Playoffs de aquel año contra Duncan, un auténtico doctorado cum laude. Y, aunque fuera perdiendo, contra Garnett en aquel mismo año, accedió al master. Añadid que Gasol & Bryant tienen de complemento un extraña y desconcertante pócima odombynumartesiana, aderezada con las últimas gotas de un tal Fischer. El resto, será historia. Mi pronóstico: 4-3 Lakers

 

 

Sobre el autor

Antiguedad: 
13 años 3 meses
#contenidos: 
65
#Comentarios: 
769
Total lecturas: 
411,047

Comentarios

Que un aficionado medio se equivoque en el nombre de un jugador tiene un pase. Pero no que lo haga un columnista. Fisher es un jugador lo bastante conocido como para confundirse...

Por otro lado, coincido en mi pronóstico con José Navas: una victoria Celtic en el 7º partido en L.A. sería épica. Y cuidado con una posible salida de Jackson: cada vez que abandona a un equipo, éste se desmorona. Saludos

Es bastante fluido pero la calidad de la imagen deja bastante que desear. En los planos generales a veces no veo si el balón entra o no y no tengo mala vista. De todos modos muchas gracias por la información.

Por cierto, me estreno en el foro así que saludos a todos.