Solapas principales

Mike Brown (Foto: NBA)

Coast to Coast (XXII): El ritmo no baja en los Playoffs NBA

  • De la mano de nuestros colaboradores, seguimos repasando los aspectos más llamativos de la postemporada

"Solo puede quedar uno". Las eliminatorias se suceden, las anécdotas, los elogios y las críticas se multiplican a medida que avanza la fase decisiva de la liga, y hemos querido que, de nuevo, nuestros colaboradores comentasen los puntos que más les están llamando la atención según se desarrollan los partidos.

 

 

Gonzalo Vázquez

”GonzaloEl enigma más grande en lo que llevamos de PO’s pertenece curiosamente al equipo invicto. Los Cavs han firmado la mejor actuación posible y sin embargo, ocho partidos después y noventa de iniciado el curso, no disponemos todavía de un baremo fiable que permita calibrar la verdadera temperatura de competición de LeBron y sus muchachos aquí y ahora. Detroit fue una caricatura. Y unos Hawks para colmo lisiados tan sólo ofrecieron aislados minutos de empuje. Pero nada más en dos rondas. De manera que Cleveland ha ingresado en postemporada sin advertir un cambio notable de ritmo y resistencia. Es como si prosiguiera la Regular y continuaran jugando alegremente su baloncesto sin toparse con nada serio ni peligroso. No hay nada que reprochar a los Cavs. No han permitido ningún riesgo. Pero tal vez se antoja como riesgo toparse bien ahora bien en las Finales con un rival de superior entidad a los anteriores que para colmo venga caliente de competir. Hasta entonces Cleveland seguirá siendo un enigma. Pero ojo, para cuando sepamos la respuesta seguramente ya estén compitiendo en el último peldaño por el mismísimo anillo. Y a fin de cuentas de eso se trata.

 

 

Meej

”Meej"Como sucede cada año, los playoffs de esta temporada están sirviendo para que algunos jugadores reciban más atención que durante la fase regular, y como consecuencia que su "estimación pública" suba o baje como si fueran un Jerome James o un Steven Hunter de la vida. Andrew Bynum, por ejemplo, no se está haciendo ningún favor desde que volvió de la lesión. Al igual que en el caso de Greg Oden, está claro que el jugador no está al 100% y eso sirve de excusa, pero en playoffs se aplica lo de "si puedes andar entonces puedes jugar", y los aficionados piden rendimiento, no excusas. En cambio, Glen Davis está sacando jugo de una lesión, concretamente la de Kevin Garnett. En un futuro muy próximo podemos ver a Davis siendo sobrepagado de manera grosera a cuenta de estos playoffs. Se podría decir lo mismo de su compañero Rajon Rondo, pero Rondo ya era un jugador con buen cartel antes de estas semanas, igual que Billups e incluso Anthony (con bastantes salvedades). Pero Dahntay Jones era solamente "otro de esos paquetes de los Grizzlies" antes de surgir de la nada en Denver para convertirse en un especialista defensivo y matador compulsivo. Ojalá pudiera decir lo mismo Dwight Howard, al que una discutible dirección desde el banquillo y un pésimo acierto exterior está dejando tirado en esta segunda ronda. Puede no ser culpa suya, pero una vez más los aficionados quieren victorias, no excusas. Como las que proporciona Aaron Brooks, a quien se le perdonan sus múltiples carencias y defectos porque de vez en cuando sale a la pista y gana el partido por la patilla, ignorando por igual las aportaciones de compañeros y rivales. Para terminar, quizás el caso más intrigante sea Stephon Marbury, enterrado en vida en la serie contra Chicago que parece haber retornado de más allá de los mares en esta ronda, en la que está haciendo algo inesperado: aportar.

 

 

Juan Carlos Serrano

”JuanFue una pésima señal para Orlando llegar a la sensación de igualdad del cuarto partido, tras todos los vaivenes energéticos y de acierto de los Celtics; por el riesgo extremo de Rondo, y las idas y venidas de Pierce y el deliciosamente ajado Allen para incorporarse a la serie. No seremos crueles con el colapso Magic del último partido (Marbury tuvo la racha que merecía), que los tres primeros cuartos también hablan de los mínimos en que se mueven al no ir sobrados: Alston sólo en la canasta que cerró el primero y creando la ventaja ayer; Dwight de defensor del año únicamente en el tercero; Turkoglu que no acaba de ejecutar; dificultad para usar junto a él dos piezas válidas como Pietrus y Lee, la esperanza del equipo, como en el final del cuarto. Lewis desde fuera es su ventaja más constante, pero el momentum es de Davis. Cuerpos grandes como el suyo y el de Perkins han bloqueado a Howard. Que no se queje que, tras olvidar el tiro, la redondez de sus mates no perdona la dificultad de esos ganchos con la zurda. En un tercero con mil faltas no se pitó la más importante en las narices de Cuban. Había que hacerla mejor. La superioridad Nugget en forma de fisuras Mavs: más físico con Wright por Barea a partir del segundo, que confirmó la soledad terrible del gran Nowitzki; uso hasta de zonas ese día para protegerse de las oleadas; y lesiones (Dampier y Howard muy tocado) que llevan a suplentes menores. El compromiso por el esfuerzo en el transformado Denver se manifiesta en el decisivo rebote ofensivo o los cambios en todos los bloqueos, algo que dio problemas medio cuarto hasta el empujón de Martin a Dirk; macarras desde el abismo provocando no sólo pérdidas, robos y tapones. Con media pista vía Billups (¡hasta meten balones interiores!) y la madurez de Melo, y manteniendo la vieja penetración con Smith y Martin. Toda una amenaza para unos Lakers dependientes de Bryant –como si fuera un problema–, que encontraron el triple en el tercero de una serie que podría haber sido preciosa. Siguen buscando a Bynum y con la duda enorme de si no se hundirán los bases más adelante. En el sweep las intermitencias de Atlanta fueron pisoteadas por James. Paso a paso, pero su camino dependerá de si Josh Smith quiere convertirse en un gran jugador.

 

 

J.R.Sanchís

”J.R.Sanchís"En la temporada 70-71 Oscar Robertson se juntaba con Kareem Abdul Jabbar en Milwaukee para conseguir su primer y único anillo de la NBA. “Big O” inició una gran trayectoria individual en los Cincinnati Royals tras ser elegido como número 1 en el draft del 60. En su segundo año como profesional ya promedió un triple doble espectacular: 30.8 puntos, 12.5 rebotes, y 11.4 asistencias. Los premios individuales se sucedían por doquier siendo nominado MVP en su cuarta temporada aunque tuvo que esperar 11 temporadas hasta saborear el anillo.   Esta temporada es la de LeBron James, el tercer all around player más espectacular tras Robertson y Earving Johnson, lo tiene todo a su favor para plantarse en la final y ganarla. Ha tardado más temporadas que Robertson en ser MVP pero puede ser campeón mucho antes. Las dos primeras rondas han sido un paseo para los de Mike Brown. LeBron no ha encontrado a ningún oponente que le hiciera la más mínima sombra -Wade ha llegado fundido- y el equipo ha respondido a las mil maravillas. Mo William y Delonte Anotando, Ilgasuskas sobrio y efectivo en el centro, Varejao ofreciendo el nivel que hemos visto en gente como Noah o Chris Andersen….Puede servir de excusa que sus dos oponentes en la serie han llegado rotos. Los Pistons dejaron de funcionar como equipo tras el traspaso de Billups y se han acabado de romper con el fiasco Iverson. La rotura de los Hawks ha sido más física poniendo de manifiesto que tiene un notable grupo de siete jugadores pero nada más. Oscar Robertson se quedó en “Big O” mientras que a LeBron le obsequiaron con el King a las primeras de cambio. Esta temporada puede que inicie uno de los reinados más sólidos en la historia de esta gran república.

 

 

Xesús Serrano

”XesúsUno de los aspectos con los que más estoy disfrutando en esta fase de la temporada es con los Celtics. Y eso, pese a que deseaba que venciesen Bulls o Magic. El espíritu de lucha, ese “no nos rendiremos jamás”, unido a los aciertos de Pierce, Rondo, o incluso Perkins, Allen y Davis están compensando su clara debilidad defensiva. La baja de Garnett se ha unido a las ausencias de Brown y Posey, multiplicando las carencias del banquillo y obligando a tirar de la épica. Y de qué forma, que incluso Marbury y Scalabrine han llegado a aparecer. Es difícil saber cuál es el techo de estos Celtics, que podrían perfectamente haber quedado eliminados “a la primera”, o caer con Orlando, y ahí están, peleando por llegar a lo más alto.

Más allá de la estructura defensiva de Thimbodeau o de un Rivers que pasó de la crítica unánime al elogio encendido con la llegada de Ray y Kevin, el “más difícil todavía” con el que nos están deleitando los Celtics, con sus rachas de anotación, es digno de admiración. Aunque yo siga queriendo que pasen los Magic, qué se le va a hacer.

 

 

Sobre el autor

Antiguedad: 
13 años 3 meses
#contenidos: 
65
#Comentarios: 
769
Total lecturas: 
410,856

Comentarios

El año pasado pensaba lo mismo de los LA...Y que pasó? Que Boston jugó muchos partidos, pasando apuros, y llegó a la final y dió 3 repasos a LA de órdago...Veremos que hace Cleveland

Por eso digo conejero, que no se han enfrentado a ningún equipo de verdad. Playoffs es otra historia, y todo el mundo lo sabe. Y lo vuelvo a repetir, no me fio de los Cavs. Mucho descanso y mucha superioridad, pero cuando se enfrenten a uno de los gallos, veremos su verdadero potencial

¿Cleveland no se ha enfrentado aún a un equipo de verdad? Seguramente Detroit era el peor equipo de los 16 de playoffs, y Atlanta el más flojo de los 8 de segunda ronda. Pero que nadie se olvide que los Cavs fueron el mejor equipo de la regular, y van a llegar descansados a la final de conferencia, y seguramente a las finales. Salvo lesión de Lebron, Cleveland es el máximo favorito al título, ya que tiene el factor cancha, y este año hizo 39-2 como local, además de tener al MVP y al mejor entrenador.

Yo no me fio de la supuesta superioridad de Cleveland, cuando se enfrenten a un equipo de verdad en playoffs veremos como rinden. Lakers deciden esta noche, si quieren ser campeones eso es lo que haría un equipo campeón y ojo, que puede ser la final de conferencia Oeste más apretada desde hace mucho, obviando alguna de LA-SA

Por lo visto en estos play-offs, los Cavs són los máximos favoritos, jugando a un nivel impresionante y con un James que asusta. Sencillamente da miedo. Los Lakers no estan acabando de funcionar del todo bien en la post temporada, y unos Rockets sin Yao no deberían ser, en teoría rival. Cómo bien dice Pivlow5, los Nuggets y su juego alegre y de un ritmo altísimo de anotación, les pueden dar más de un susto.