Solapas principales

Carmelo Anthony y Chauncey Billups fueron presentados como Knicks antes de su primer triunfo (Foto Captura de pantalla MSG)
  • Los dos flamantes fichajes de la franquicia neoyorquina tomaron las riendas del equipo con 21 y 27 tantos respectivamente para conseguir el primer triunfo desde su llegada a NY ante unos Bucks que se centraron demasiado en el acierto exterior

29618_0.jpg

Carmelo Anthony y Chauncey Billups fueron presentados como Knicks antes de su primer triunfo (Foto Captura de pantalla MSG)
Luces, cámaras, acción. Carmelo is in the city y esto le encanta tanto a Nueva York como a un Madison que refleja una de las mejores entradas de los últimos años. Todo vendido para ver el debut de la que debe ser la segunda gran pieza de un proyecto que pueda dar el ansiado y preciado título. Feliz en el calentamiento, la televisión local se centra en el que puede ser uno de los tapados del traspaso, o, al menos, la otra gran pieza. Chauncey Billups. Ambos salen como titulares en el primer encuentro que disputan como Knicks, junto a Landry Fields, Ronny Turiaf y el gran Amar´e Stoudamire. Y, antes de empezar, por si no hubiera ya suficiente desgarabío en el Madison, un vídeo más que motivacional de Carmelo como Knick. Con el número siete a la espalda, Carmelo se saluda, antes de saltar a la cancha, con todos los compañeros del equipo y, como último, se abraza con un buen amigo como Anthony Carter con el que ha compartido muchos momentos especiales. Salto inicial... ¡y empieza el show!

Los Bucks golpean primero buscando a Bogut, referencia clara ante un Turiaf mucho menor físicamente. Amare ejerce de líder y se juega los primeros lanzamientos e incluso Turiaf nos deleita con una jugada de fuera hacia dentro sensacional. El primer lanzamiento de Anthony se topa con la parte frontal del aro en un difícil fadeaway desde el tiro libre. Sigue tranquilo, tendrá más oportunidades. Y lo consigue en una jugada de trabajo, rebote ofensivo tras un mal tiro de Stoudamire y primera vez que suena el "Carmeeeeelo Anthooooony" en el Madison Square Garden. Billups se suma a la fiesta, además, sumando su primera canasta con un triple (44% esta temporada). Pero sería Landry Fields el que diera la primera muestra del "Showtime" que Amare vaticinaba, con un tremendo mate a una mano remontando la línea de fondo... justo antes que, Carmelo, en una jugada de garra y carácter, anotara un gran 2+1 superando por fuerza a Delfino y dejando a los Knicks con una primera importante ventaja (10-20 al ecuador del primer cuarto). Quizás algo descentrado por todo lo que ha rodeado estos días a su vida, Melo cometió dos faltas prácticamente seguidas y, a 3.40 para el fin del primer periodo, se fue al banco, dejando paso a Bill Walker y con 5 puntos (2/5 en tiros) y 2 rebotes en su cuenta particular. Un par de minutos más tarde se sentaba un muy productivo Billups (5 puntos, 4 asistencias y 2 rebotes). Sin la pareja en la pista, Stoudamire debía recuperar, ahora sin Felton a su lado, el liderazgo del equipo, pero acabarían siendo los jugadores de rotación como Walker o Douglas quiénes dejaran a los Knicks arriba en el marcador al fin del primer periodo (24-33)

Los Bucks hacían su trabajo y se mantenían en el marcador pese a la exhibición de un Douglas, que, sin Chandler ni Gallinari, pedía, de esta forma, más minutos e importancia en el equipo. Pancartas en la grada ("The promised land", "Melo+Amare=Title") precedían el primer mate de Carmelo, después de una gran acción defensiva robándole el balón a Delfino y escapándose a la contra. Melo tomaba responsabilidad en el equipo, pidiendo tiros (hasta 10 intentados en los primeros 14 minutos) y peleando muy bien el rebote en ambas partes de la cancha. Ideas muy claras sobre lo que hacer y una pesadilla, desde el primer momento, para unos temerosos Bucks. Eso sí, partiendo siempre de una misma posición: el poste medio ante Maggette. Billups retornaba a la pista al ecuador del segundo periodo y lo hacía con la misma eficiencia de sus primeros minutos, siempre con los Knicks por delante en el marcador, evidentemente. Carmelo volvía a sumar tras cuatro fallos y lo hacía en una fantástica penetración tras un mano a mano con Turiaf que finalizaba cerca del aro. Parecía que el resultado fuera lo de menos para el público, más parecido al aficionado de la gran obra de teatro de la temporada que de un importante partido de baloncesto... y los Bucks se acercaban, igualando el partido a 53 aprovechando la pobre carta de tiro de un Carmelo bastante lejos de sus mejores porcentajes (5/14 en tiros para 14 puntos) y que veía como su compañero Chauncey Billups se erigía protagonista de la primera mitad (8 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias), llevando a los Knicks por delante en el marcador (57-59).

Curioso en el descanso era ver como Amar'e empezaba a reducir su número de oportunidades (sólo siete tiros) ante un Carmelo que declaraba "estar disfrutando muchísimo de algo completamente nuevo". También pintaba diferente para el liderazgo de la franquicia... con un Anthony más intenso y metido en el partido de lo normal, quizás en un exceso contando el poco conocimiento de sus compañeros.... ¿demasiado protagonismo?

Billups era el protagonista tras la reanudación, sumando y permitiendo a Carmelo sumar, pese a que los Knicks no conseguían despegarse en el marcador. Los tiros tampoco le entraban a un entregado Stoudamire y los Bucks, una vez más, se mantenían muy cerca en el electrónico. La baja de un jugador como Gallinari se notaba en exceso, ya que era muy difícil de encontrar un jugador que pudiera anotar con garantías desde el exterior. Ese rol lo ejercía por momentos un racheado Douglas, pero los Knicks necesitaban más. Y es que incluso Amare se contagiaba de la mala noche en tiro del equipo neoyorquino, en un momento en que Anthony se cargaba, con Delfino delante, con dos faltas más (un total de cuatro) que le mandaban de nuevo al banco. Sin la referencia de Carmelo, Billups conseguía un grandísimo 2+1 (¡pasando el balón por debajo de las piernas de Delfino en bote!) y los Knicks parecían ofrecer una cara completamente diferente, con el equipo, obviamente, mucho más conjuntado, aunque con menos calidad y muchas lagunas en defensa, que, una vez más, permitían a los Bucks acercarse con un parcial de 10-2 pero que Douglas se encargó de romper con cinco puntos (¡triplazo de nueve metros incluído!) para llegar siete arriba al último cuarto (79-86) <f>

Douglas estaba siendo el gran baluarte anotador del equipo (21 tantos con 9/10 en tiros) ante la desesperación de Anthony (16 con 6/17 en tiros) y Amare (5/11 para 13 tantos), mientras que Billups se erigía en un hombre eficiente (15 puntos, 4 rebotes y 6 asistencias). Todos ellos debía ofrecer su mejor imagen en el periodo decisivo si no querían sufrir más de lo esperado ante unos Bucks que no daban su brazo a torcer. Rápidamente, Carmelo en pista, ahora sin Amare. Otra vez, clara referencia... ¡y esta vez empezando con un canastón ante Maggette... y un triple sensacional en la siguiente jugada! Ahí aparecía por fin el gran crack, en los momentos claves, ya sin tantos nervios y desatando todo su talento. Eso sí, como en la primera parte, creando juego desde el posteo a Corey Maggette. Siete tantos seguidos de los Bucks, pese a todo, hacían que D'Antoni volviera a meter a Stoudamire y Billups para replantear, de nuevo, el final del partido. ¿Quién sería el líder en los últimos minutos? La dirección del base empezaba siendo esencial, produciendo cuatro puntos seguidos en las dos primeras jugadas aunque los Bucks seguían muy cerca gracias al acierto en el triple. El Madison empezaba, en estos momentos decisivos, a ver lo que realmente produciría el traspaso de Carmelo. Y era que Anthony libraba a Amar´e de la misma forma que Amar´e daba espacios a Carmelo, conexión y complemento perfecto. Y, si, además, conseguían sumar a un inteligentísimo Billups y a un enchufado Douglas, el partido no debía escapárseles... si no fuera por una tremenda laguna defensiva que mantenía a los Bucks en la pelea por el encuentro hasta el final (100-104; 1:32 para fin). Carmelo tomaba ahora el mando y machacaba una buena penetración, pero Salmons volvía a castigar (¡sexta falta personal de Stoudamire, y, además, 15ª técnica de la temporada!) a los Knicks.

Pero era el momento de un enchufado Melo... que sentenciaba después de un gran rebote ofensivo de Douglas, con una bella suspensión, un nuevo triunfo para los Knicks, que cerraba definitivamente Billups desde el tiro libre. Primera victoria, primera alegría, aunque primer sufrimiento (108-114). No todo será un camino de rosas para Carmelo y Chauncey en NY. De momento, en el primer partido, exhibición de eficiencia del base (21 puntos, 8 asistencias y 6 rebotes) y liderazgo en el momento clave del alero (27 puntos con 11 en el último cuarto y 10 rebotes, con el Madison de pie ovacionándole). La próxima estación, visitar a los débiles Cavaliers, dónde tanto estos Knicks como Carmelo deben recargar pilas antes de visitar la dura Florida (Miami y Orlando). Este únicamente ha sido el primero de muchos pasos.

Imágenes de un momento histórico:

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
12 años 7 meses
#Contenidos: 
246
Visitas: 
2,366,662
Comentarios: 
3,230

Comentarios

que camiseton jajajajajaja y la sudadera tb eh?detallitos aparte,¿señores un buen debut?

me refiero a k a estado algo fallon en el tiro y eso,pero anporto sus 27 puntos y 10 rebotes,es lo que se espera de el,el publico totalmente entregado

Con todos mis respetos para los que opinais que los knicks han pagado mucho por Melo... Por mí que tengan mucha suerte los cuatro (cinco en total) que se han pirado. A mi me pone los pelos como escarpías ver a Melo con la camiseta de los Knickersbokers, más Billups que me parece mejor que cualquiera de los que se han ido... En la última posesión y teniendo que hacer el tiro ganador, tener en pista a Melo, Amare y billups, es un plus.... Go knicks!!!

Malos porcentajes ante los Bucks... cuando jueguen con Orlando, Boston, Atlanta, Miami... le dan la del pulpo.

No seamos tan alarmistas Pekovic, Carmelo seguro que no te hará un 80% en tiros, pero es de los pocos que te puede hacer 40 puntos o más en un pertido importante. Yo creo que si de aquí al PlayOffs pueden reforzarse con algún jugador veterano aunque sea para la segunda unidad (Gadzuric y Murphy serán cortados, aunque mi predilecto seria Grant Hill) pueden dar guerra a los equipos punteros del Este

Pienso que se deja de lado la presencia de Billups. Los últimos años donde ha estado el equipo ha mejorado y cuando se ha ido lo han notado muchísimo. Veterano pero con mucho presente.

pues al loro con Gadzuric que es holandés y el Madrid no tiene pivots. uno mas para la rotación iria de lujo. AH estamos o no estamos jajajaja

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar