Solapas principales

El mejor jugador de la historia de los Cleveland Cavaliers

  • Seguimos con la serie de mejores jugadores de cada franquicia NBA

Elaborar una lista con los mejores jugadores de la historia es tarea ardua y, probablemente, muy polémica. Es muy complicado contar al 100% con una objetividad estricta, y nuestro subconsciente siempre hará que nuestros gustos guíen nuestras elecciones, aunque tratemos de evitarlo. Pero como con todo, cuanto más se reduce el campo a estudiar más se simplifica la hipótesis y la posterior ejecución de la demostración, lo que nos ha llevado a analizar cada franquicia de manera individualizada, creando un serial con los 30 mejores jugadores de la historia... contando con un individuo por franquicia. Hoy llega el turno de los Cleveland Cavaliers y de uno de los mejores jugadores de la historia del baloncesto. No puede ser otro que the kid from AkronLeBron James

 

RESUMEN DE SU CARRERA

La trayectoria de LeBron James es el ejemplo de jugador con una carrera deportiva que ha cumplido con las expectativas. Y no eran precisamente modestas. Estamos ante un jugador al que la NBA esperaba de brazos abiertos desde su etapa de instituto. Muchos eran los jugadores profesionales que hablaban abiertamente de la llegada de ese joven de 16-17 años que estaba deslumbrando en high school y que ya había sido portada de una de las revistas más importantes del país, Sports Illustrated. Y ahí surgió, The Chosen One. El elegido. Y con toda esta expectativa y pasando directamente desde el instituto a la NBA sin pasar por la universidad, se declaró elegible para el Draft. Un Draft en el cual no había dudas en qué posición sería elegido, y mucho menos teniendo en cuenta que Cleveland, apenas unos 60 km de distancia de su lugar de nacimiento, escogía primero.

El foco mediático ya estaba puesto en LeBron y se le catalogó, sin apenas disputar un minuto en la liga, como el nuevo Jordan. Más presión. Pero desde el primer minuto ha demostrado que las expectativas no eran infundadas. Él no iba a ser uno de esos proyectos de estrella que se quedan en eso, en proyectos. LeBron era toda una realidad. Rookie del año promediando 20 puntos por partido. En su segunda temporada, 30 puntos por partido (más 7 rebotes y 6 asistencias) y mete a los Cleveland en Finales de Conferencia. Y en el tercer año, los Cavs llegan a las Finales de la NBA. Y ese fue el tope de un equipo que no daba para más. LeBron tiró del carro de unos Cavaliers que dependían total y absolutamente del juego de su estrella, pero que necesitaban de un escudero de garantías para James en los momentos decisivos.

1000x-1.jpg

LeBron dejó huella en Miami (@espn.com)

Por ello, decidió marchar a Miami, en busca de ese apoyo que no encontró en esa primera etapa en Cleveland. Se unía a Dwyane Wade y Chris Bosh para juntar un equipo del cual se esperaba el anillo. Cualquier otro resultado sería considerado un fracaso. Y cayeron en las Finales contra todo pronóstico ante unos Mavs tácticamente excelentes, pero de un talento teóricamente inferior. Y ahí LeBron James tocó fondo. La presión a la que siempre había sido sometido había llegado a niveles insostenibles. Si bien en sus 7 primeras temporadas en Cleveland tenía la “excusa” de no disponer de un equipo como para ser campeón, en Miami ya no valía esa teoría. Se habían juntado 3 jugadores de nivel All-Star y aún así el anillo se resistía. Y en la NBA si no ganas un anillo no te puedes comparar con los más grandes.

LeBron siempre ha reconocido que ese verano fue muy duro, que se alejó de todo y que puso énfasis en su preparación mental para afrontar otra temporada en la que, de nuevo, sólo valía el anillo. Y finalmente, llegó el ansiado premio. Y repitió el año siguiente. Jugaría una temporada más con Miami antes de volver a su casa, a Cleveland.

No era una decisión fácil, esos aficionados que tanto le adoraban al inicio de su carrera, le habían colocado el cartel de enemigo público número 1 una vez se consumó su fuga a Miami. Pero pronto obtuvo el perdón de los fans de los Cavs. Pronto entendieron que necesitaba quitarse el peso de encima de no haber conseguido ganar el anillo. Y ahora que estaba liberado, volvía para intentar la gran machada: ganar el primer trofeo NBA para el estado de Ohio, que no veía a uno de sus equipos en ninguna de las 4 grandes ligas ganar un campeonato en más de 50 años.

Allí se encontró un equipo que no había pisado play-offs desde que marchó el hijo pródigo y en el que emergía la figura de un joven Kyrie Irving como líder del equipo (hasta la llegada de LBJ, claro). Tras un largo culebrón, los Cavs se hicieron con Kevin Love a cambio de Andrew Wiggins, recientemente escogido como número 1 del Draft. Así que LeBron ya tenía a su particular Big Three.

En el primer año de esta segunda etapa en Cleveland se topó con la primera versión de uno de los mejores equipos de la historia: los Golden State Warriors de Stephen Curry, Klay Thompson y Draymond Green. Sin poder contar con Kyrie ni Love (lesionados), la Finales se convertían en un LeBron contra el mundo. Pero un solo jugador no puede vencer a un equipo, y menos a estos Warriors, por mucho que promediara en esas Finales 35 puntos, 13 rebotes y 8 asistencias por partido.

El año siguiente repetían Finales los mismos equipos. Los Warriors llegaban a esa fase final tras conseguir la mejor temporada regular en la historia de la NBA, 73 victorias en 82 partidos. Se llegó al 5º partido con un 3-1 para Golden State, lo que suponía 3 match balls para los de la Bahía. Jamás se había conseguido remontar un 3-1 en contra en unas Finales de la NBA. Alicientes más que suficientes para pensar que los Warriors se harían con su segundo título consecutivo. Y sucedió lo (casi) imposible. LeBron y Kyrie se combinaron para sumar 56 puntos por partido y, tras un memorable séptimo partido, conseguir el primer título para la franquicia. Y con él, el famoso ‘Cleveland, this is for you’ que liberaba a LeBron.

LeBron James NBA Finals Full Series Highlights

 

¿POR QUÉ ES EL MEJOR JUGADOR DE LA HISTORIA DE LA FRANQUICIA?

Los Cavaliers nunca han sido tan exitosos como lo han sido con LeBron James en sus filas. Llegó a un equipo perdedor al cual, de la noche a la mañana, transformó en equipo top del Este y obteniendo billete para la fase final en cada una de las temporadas en las que The King formó parte, a excepción de la primera, a pesar de mejorar en 18 victorias con respecto a la anterior regular season. Ha sido all-star cada temporada (menos la primera) que ha disputado con los Cavs, ha formado parte de uno de los mejores quintetos de la temporada en la NBA en cada temporada disputada con los Cavs (menos la primera), 4 veces MVP (2 con Cleveland) y es líder histórico de la franquicia en puntos, rebotes, asistencias, robos, triples, minutos y partidos jugados. No sólo estamos ante el mejor jugador de la franquicia, estamos ante uno de los mejores en la historia de este deporte.

 

COMPLETAMOS EL PODIO DE LEYENDAS DEL EQUIPO

No puede faltar al lado de LeBron James, Kyrie Irving. Si bien es cierto que el líder del conjunto que derrotó al equipo del 73-9 fue LeBron James, no hubiera sido posible sin Kyrie Irving. Decisivo en las Finales con 27 puntos por partido y con el triple que certificó la remontada, Kyrie fue el jugador que se iba a encargar de liderar el proyecto de los Cavs post-LeBron, cuando éste se fue a Miami. Tras sus 3 primeras temporadas en la liga norteamericana en las que dejó entrever un tremendo potencial, se supo adaptar a la perfección a la llegada de LeBron para formar un dúo que era capaz de generar todo el juego del equipo a través de la desigualdad que provoca intentar defenderles individualmente. En sus 6 temporadas en los Cavs fue 4 veces all-star, hasta que decidió que no quería seguir a la sombra de LeBron y que quería comandar él mismo su propio equipo.

Para completar este podio, 2 jugadores. Difícil escoger uno por encima del otro. Mark Price y Brad Daugherty, contribuyeron de forma capital en la que fue la era ganadora más reciente en la historia de la franquicia antes de la llegada de LeBron. En las 8 temporadas que compartieron vestuario, en 6 de ellas los Cavs llegaron a play-off, durante el reinado de Michael Jordan en la liga. Ambos dotados de una gran calidad técnica, Mark Price era un gran tirador y el organizador de un ataque que contaba con Daugherty como referencia interior, capaz de anotar, rebotear y asistir con relativa facilidad.

Estos serían los acompañantes en el podio de mejores jugadores de la historia de los Cleveland Cavaliers de LeBron James, “título” al que no sigue un gran debate, ya que sin lugar a dudas, The King es el hombre más importante en la historia de la franquicia y también del único título en las vitrinas del equipo de Ohio.    

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
6 meses 1 semana
#contenidos: 
4
#Comentarios: 
4
Total lecturas: 
7,042