Solapas principales

El mejor jugador de la historia de los Sacramento Kings

  • “The Big O” fue el primer jugador en promediar un triple doble en una temporada

Elaborar una lista con los mejores jugadores de la historia es tarea ardua y, probablemente, muy polémica. Es muy complicado contar al 100% con una objetividad súper estricta, y nuestro subconsciente siempre hará que nuestros gustos guíen nuestras elecciones, aunque tratemos de evitarlo. Pero como con todo, cuanto más se reduce el campo a estudiar más se simplifica la hipótesis y la posterior ejecución de la demostración. Lo que nos ha llevado a analizar cada franquicia de manera individualizada, creando un serial con los 30 mejores jugadores de la historia... contando con un individuo por franquicia. Y hoy, es el turno de los Sacramento Kings y un jugador que impactó desde el minuto 1 que jugó en la liga, Oscar Robertson.

EL RESUMEN DE SU CARRERA

Oscar Palmer Robertson nació el 24 de noviembre de 1938 en la ciudad de Charlotte, Tennessee. El trascurso de su infancia tuvo lugar en un barrio segregado en Indianápolis en un contexto familiar donde los recursos eran escasos. Este hecho dificultó su desarrollo al principio, el cual cambió con su llegada al instituto Attucks, donde ganó el campeonato estatal en dos ocasiones (1955 y 1956). Al finalizar su etapa en “high school”, recibió numerosas ofertas de distintas universidades, decantándose finalmente por los Bearcats de la Universidad de Cincinnati.

Este base de 1,96m ya deslumbró en su periodo universitario, y es que la ciudad de Cincinnati, como luego veremos, fue su casa durante gran parte de su carrera profesional. Robertson fue el jugador del año tres veces (1958, 1959 y 1960), promedió 33,8 en sus tres años con los Bearcats y llegó en dos ocasiones a la final four (1959 y 1960). Tras estas exhibiciones llegó el momento del draft de 1960 donde los Cincinnati Royals lo draftearon en la primera posición.

De las 14 temporadas que disputó en la NBA, sus diez primeras fueron con los Cincinnati Royals, en las cuales llevó a su equipo a los playoffs en 6 ocasiones (de la 61-62 a la 66-67) donde los Boston Celtics de Bill Russell y Philadelphia con Wilt Chamberlain le apearon de jugar las finales del campeonato en 5 de esas 6 ocasiones. Uno de los puntos negativos que se le puede sacar al bueno de “The Big O” fue que no consiguió el título durante su etapa con los Royals, el cual llegaría más tarde, tras su traspaso a los Milwaukee Bucks y su dupla en el equipo con Kareem Abdul-Jabbar.

Oscar Robertson's Early Career Highlights

¿POR QUÉ ES EL MEJOR JUGADOR DE LA HISTORIA DE LA FRANQUICIA?

El título de liga, el campeonato, el anillo de la NBA… da igual la nomenclatura que se use, pero a la hora de valorar a jugadores pesa. Teniendo en cuenta que los Sacramento Kings solo tienen un título conseguido en 1951, la trascendencia en la franquicia del 14 de los Cincinnati Royals fue brutal desde el inicio. En su debut, contra los Lakers, firmó su primer triple doble con 21 puntos, 12 rebotes y 10 asistencias. Robertson fue el primer jugador que dominó la gran mayoría de facetas del juego sobre la cancha, tenía un físico privilegiado para su época y posición. Su 1,96m en la posición de base, velocidad, IQ y un físico muy trabajado ayudaron a Robertson a batir récords en la liga, en su franquicia y a entrar en el debate de ser uno de los mejores de la historia hasta ese momento.

En cuanto a marcas personales, el base nacido en Tennessee se coronó MVP en el año 1964, fue All Star durante las 10 campañas que jugó con el equipo de Cincinnati (12 apariciones en el total de su carrera), 9 veces en el primer quinteto del All-NBA y otras dos en el segundo equipo y 6 veces máximo asistente de la temporada. Uno de los récords que tenía era el de único jugador en promediar un triple doble durante una temporada, igualado por Russell Westbrook en la 16/17.

Si nos basamos en los registros que ha dejado en el histórico de la franquicia, las dudas se disipan a la hora saber si fue su mejor jugador de la historia. “The Big O” es el primero en puntos anotados, líder en asistencias, tercero en rebotes, tercero en partidos disputados. Todos estos datos reafirman la teoría de que Oscar Robertson es el mejor jugador de la historia de los Sacramento Kings.

robertson_y_westbrook_espn.jpg

The Big O y Russell Westbrook (@espn)

COMPLETAMOS EL PODIO DE LEYENDAS DEL EQUIPO

Dentro de la larga historia de los Sacramento Kings, ha habido muchos jugadores que han hecho méritos para estar en todos los debates de ver quienes son las mejores de esta franquicia. Nombres como Peja Stojakovic, Mitch Richmond, Tiny Archibald, Jerry Lucas o Demarcus Cousins podrían entrar en el debate, pero finalmente me he decantado por situar en el podio a Jack Twyman en segunda posición y Chris Webber completando el podio.

Twyman pasó sus 11 años de carrera en la franquicia y fue una de sus caras más representativas durante las décadas de los 50 y 60. Fue seis veces All Star y es el segundo máximo anotador de la historia tras Robertson. Es parte del Hall of Fame de la NBA y su número cuelga de lo más alto del pabellón del equipo californiano.

En cuanto a Webber, fue la estrella de la última edad dorada de los Sacramento Kings. La llegada de Webber coincidió con la vuelta del equipo a la élite del baloncesto americano. Estuvo una vez en el primer quinteto All-NBA, tres en el segundo y una en el tercero. Y en cuanto a números es el tercero en media de anotación con 23.5 y cuarto en rebotes con 10.6 de media Fue el referente de aquel equipo que perdurará para la historia como uno de los equipos más vistosos de la historia de la NBA.

The best of Chris Webber’s basketball career | NBA Highlights

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 meses 3 días
#contenidos: 
5
#Comentarios: 
6
Total lecturas: 
7,498

Comentarios