Solapas principales

El sueño de Steve Mills, que se convierte en pesadilla para los Knicks

  • El presidente de operaciones de los Knicks ha sido cesado de su cargo

En este final de mercado de transferencias, los New York Knicks se han convertido en los protagonistas, y no por movimientos de traspaso, sino por el despido de su presidente de operaciones Steve Mills, que llevaba en el cargo desde 2017. Se especula que su despido se hace a varios fallos en la gerencia como contratar a David Fizdale, o no conseguir a Kevin Durant y Kyrie Irving, no saber paliar las carencias y buscar parches continuos. Pero todo a explotado cuando en el día anterior se informa de que Mills no quería meter a Marcus Morris en el paquete de D'Angelo Russell y lo querían renovar, además de filtrarse una oferta a los Hornets en la que daban a Julius Randle y Dennis Smith Jr (las dos apuestas más grandes en la agencia libre y el pasado trade deadline) por Terry Rozier y Malik Monk.

Se habla de que Masai Ujiri es objeto de deseo de James Dolan para ocupar el puesto de Mills, pero también ha sonado Sam Presti de los Oklahoma City Thunder, esto se haría a final de temporada.

Pero hablando de Mills, no es la primera vez que afronta ese cargo en los Knicks ya que estuvo anteriormente en la temporada 2013-2014 desempeñando esa función y en los últimos 20 años lleva en la gerencia knickerbocker, con cargos importantes, ya que llegó de la mano de Dolan en 2001, y su historia es bastante interesante.

VIDA ANTES DE LOS KNICKS

Nacido en Nueva York en 1960, Steve Mills siempre ha estado ligado al baloncesto en su vida y a los New York Knicks en particular. Su padre era entrenador de baloncesto y la familia era fanática Knickerbocker. Graduado en sociología y especializado en economía en la universidad de Pricenton, Mills intentó probar suerte en el draft de la NBA, pero al no ser seleccionado, jugó un año al baloncesto en Ecuador. Tras la experiencia ecuatoriana colgó las botas ya que palabras textuales suyas “me había comprometido que si no era lo suficientemente bueno para no jugar en la NBA, no iba a jugar en ligas semiprofesionales”.

En 1983, Mills cumpliría uno de sus sueños, formar parte de la NBA, pero no como jugador, sino como ejecutivo de patrocinios de la liga. Poco a poco fue ascendiendo puestos y en 1989 se convirtió en vicepresidente de departamentos especiales de la NBA donde entre otras cosas se encargaba de supervisar la organización del famoso McDonnals Championship en la que un equipo NBA participaba y se enfrentaba a conjuntos europeos, como el Celtics vs Real Madrid en el año 1988.

Más adelante Mills se convertiría en el ejecutivo afroamericano de mayor rango cuando ascendió a vicepresidente del desarrollo de los jugadores. También fue una pieza importante en la fundación de la WNBA. Pero Mills tenía un sueño más por cumplir, ser parte de los New York Knicks.

 

SU ESTADÍA EN LA GRAN MANZANA

En 1999, Steve Mills se unió a James Dolan que desde 1994 era el dueño del Madison Square Garden, y ese mismo año compró a los New York Knicks y New York Rangers de la NHL. En principio se ocuparía de las cuentas del equipo como vicepresidente de operaciones. En 2001 se convertiría a presidente del Madison Square Garden, encargándose de la planificación comercial y la identificación de nuevas fuentes de ingresos. Gracias a sus estrategias para hacer del MSG una fuente de ingresos inagotable, Mills fue tomando fuerza en las decisiones de los Knicks, incluso convirtiéndose en el hombre de confianza de James Dolan. Fue pieza fundamental para traer a Isiah Thomas como General Manager en 2003, o traer “estrellas” como Stephon Marbury o Steve Francis, simplemente para vender más boletos y conseguir más ingresos en el MSG.

steve_mills.jpg

Steve Mills,James Dolan e Isiah Thomas

Excepto en 2009 que estuvo un año en la compañía de Magic Johnson (Magic Johnson enterpises) Mills en estos 20 años ha sido pieza fundamental de la gerencia de los New York Knicks, siendo en dos ocasiones presidente de operaciones (2013-2014 y de 2017 a 2020).

 

ALGUNOS MOVIMIENTOS DISCUTIDOS

Sin duda para averiguar una de las razones de su despido, tenemos que recordar algunas de sus decisiones al estar en la gerencia, tanto en su primera etapa en la 2013-2014 como de 2017 a 2020.

El traspaso de Andrea Bargnani: Tras tener el mejor año en el siglo XXI, Mills pensó que necesitaban más talento para apuntalar el equipo, por ello traspasaron a dos hombres importantes de la campaña anterior como Marcus Camby y Steve Novak, más una ronda del draft de 2016 por un Andrea Bargnani, que estaba siendo un lastre para los Raptors en el plano deportivo y contractual, ya que cobraba 23 millones en 2 años (11 y 12 anuales) en el antiguo convenio, lo que se equipara al actual en aproximadamente unos 41 millones por 2 temporadas. El resultado fue catastrófico.

sm_fiz.jpg

Steve Mills, Scott Perry y David Fizdale

En su segunda etapa tuvimos algunos movimientos cuestionables como firmar a Tim Hardaway Jr por 70 millones en 4 años, Ron Baker 8x2 , el traspaso de Carmelo Anthony y Kristaps Porzingis, contratar y despedir a Jeff Hornacek y David Fizdale, finalizando con la agencia libre de este último verano donde nada ha funcionado. No hay organización en la gerencia, en el cuerpo técnico y no se confía en los jóvenes con potencial, mientras que los veteranos aprovechan el escaparate knickerbocker para hacer números y conseguir un buen contrato en el mercado, esos son los New York Knicks que ha creado Steve Mills, que como última noticia, tenemos que seguirá en la franquicia aún sin puesto oficial pero será parte de los Knicks con un rol menor.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 11 meses
#contenidos: 
75
#Comentarios: 
223
Total lecturas: 
212,505

Comentarios

Es un mago de las finanzas pero no tiene madera para ser gestor deportivo. Por desgracia desde hace mucho tiempo NY se ha convertido en tierra maldita.