Solapas principales

La mejor actuación en PlayOffs de... Danny Green

  • Sucedió en las finales de la NBA de 2013.

Ahora disfruta del sol primaveral de Los Ángeles mientras continúa su carrera tras haber vuelto a ganar un anillo el pasado año, jugando esta temporada al lado de aquel que una vez fue su enemigo. Porque cuando LeBron James estaba en Miami, y Danny Green, el sujeto de esta pieza, servía para Gregg Popovich en San Antonio, se enfrentaron en una de las series más dolorosas para los aficionados texanos. Unas series, que para Green, han sido el momento más álgido de su rendimiento individual sobre una pista de baloncesto. A todos los niveles. En defensa, en lectura de juego y, por supuesto, en el lanzamiento de tres.

Pero antes de llegar al momento en que batió un récord e hizo historia -hasta que Curry se lo arrebató- pongamos algo de contexto. En la temporada 2012/13 Danny Green había ayudado a los Spurs a llegar a las 58 victorias en la Temporada Regular y había estado en máximos de carrera en puntos anotados, robos conseguidos, asistencias realizadas y triples anotados e intentados. Es decir, 11 puntos, 1 robo, 2 asistencias y más de 2 triples por cada 5 intentos -un 43%-. Y en PlayOffs, donde dejaron por el camino a Lakers, Warriors y Grizzlies en 14 partidos -4 a 0, 4 a 2, 4 a 0-, volvió a estar a la altura, aunque empezara algo flojo.

Tras promediar 7 tantos ante los Lakers en Primera Ronda, ante Golden State casi dobló su anotación, registrando 12 tantos cada noche y llegando en dos ocasiones a superar los 15 puntos. Y dejando 15 triples anotados en 39 intentos. Su muñeca, su mayor arma, empezaba a entonarse. Haciéndolo por completo en el 4-0 a Memphis, rozando el 50% con 8 aciertos y 9 errores desde la línea de 3. Y, ante Miami, y a pesar de perder, su momento llegó.

ALL of Danny Green's Record-Breaking Finals Threes

En 5 iniciales e intrépidos encuentros ante los de Florida logró 12, 17, 27, 10 y 24 tantos antes de "desinflarse" y firmar un mal 2 de 11 desde el perímetro en los últimos dos asaltos, que fueron dos derrotas. Pero esa racha en la que llegó a estar en 18 tantos de media anotó 25 triples, siendo especialmente destacado el encuentro que aquí comentamos.

El 17 de junio, con 2 victorias para San Antonio y 2 victorias para Miami, la serie no podía estar más igualada. Y Danny Green estaba siendo una parte crucial de esto mismo. De las dos victorias de los Spurs. Y ese día, tras haber anotado 3 triples como mínimo en cada uno de los primeros cuatro partidos, Green llegaba enrachado. Por eso, cuando anotó su 4º triples del partido -el 23º de la serie-, estableció un nuevo récord de más triples anotados en una serie de las Finales de la NBA. Había acabado de escribir su nombre en la historia.

Añadiría otros dos lanzamientos esa noche, llegando hasta los 25, y avanzando hasta los 27 con ese 2-11 que ya mencionamos. Manteniéndose como el único en lograr algo parecido hasta que Stephen Curry le quitó el puesto 3 años después, en 2016. Y aunque ya no sea el que ostente este logro en su haber, aquella exhibición de anotación perimetral quedará intacta en la memoria de aquellos que vieron su rendimiento con una mezcla de estupor, fascinación y, por supuesto, maravilla.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 11 meses
#contenidos: 
139
#Comentarios: 
331
Total lecturas: 
336,367