Solapas principales

Blake Griffin destila calidad por los cuatro costados (www.nba.com).

La NBA que viene: Blake Griffin, ¿misión posible?

  • Segundo año para la gran esperanza ¿negra? del baloncesto USA junto con Durant. Del highlight a los playoffs. Esa debe ser la principal misión que debe asumir el fornido chicarrón de Oklahoma

"Lo único que puedo garantizar es que los Clippers jugarán la segunda fase de la temporada en el 2012".

Mo Williams, otrora escudero de LeBron James en los Cavaliers, lo ve muy claro. Sin necesidad de bola mágica y con una confianza ciega en unos Clippers con un líder claro, pero con mucho trabajo por hacer.

El legado de Yo el halcón

Dominique Wilkins era un hombre nacido para el baloncesto NBA; incluso más para la ABA del Doctor J. o de David Thompson. Ya en los Bulldogs de Georgia recibió el sobrenombre de 'The Human Highlight film', título que ejemplificó en sus mejores años en la NBA. A Nique, sin embargo, le faltó una capacidad de liderazgo que sí tuvo su gran rival en la época, el todopoderoso Michael Jordan. Wilkins no consiguió de entrada hacer grandes a los Hawks, equipo medio del Este y el impacto, tras unos años de mediocridad, sobrevino en gran parte a la llegada a los banquillos del joven Mike Fratello. Bien es cierto también que aquel equipo de la segunda mitad de los 80 era mejor que el de principios de década, hasta el fracaso del 89...aquellos Hawks tricéfalos (D.Wilkins, Theus, Malone). Tampoco tuvo un gran impacto colectivo cuando fue traspasado a unos Clippers con un equipo más que arregladito: Ron Harper, Danny Maning, Loy Vaught, Mark Jackson o Gary Grant. De acuerdo, también a los corporalmente inmensos Stanley Roberts y John 'Hot plate' Williams.

Aunque sea por espacio de una veintena larga de partidos Wilkins y Griffin comparten vínculo Clipper. Pero no sólo eso. Si hay alguien capaz de heredar su apodo es el fornido mestizo de Oklahoma. De hecho, la temporada pasada se le empezó a acuñar el sobrenombre de 'Mr Highlight Reel' y es que la espectacularidad del juego del pecoso de los Clippers llegó a alcanzar la omnipresencia en todos los resúmenes de las jugadas más espectaculares. 

La irrupción de Blake Griffin, después de una temporada en el dique seco, resultó francamente espectacular. El portentoso alero interior totalizó 214 mates. En algunos de ellos llegó a subyugar a algún oponente  - pongamos Timofey Mozgov- acostumbrado a martillear los aros en Europa. Aquí vemos toda la secuencia de dunks. Una animalada, se mire por donde se mire.

Sus  números como rookie reflejaron y constataron una realidad: 22.5 puntos, 12.1 rebotes, 3.8 asistencias. De pocos jugadores que han dado el salto prematuramente a la NBA se ha dudado tan poco. Griffin, evidentemente, se llevó el premio al mejor novato, lo que era una extensión de sus logros universitarios, en los Sooners de Oklahoma State. Para ejemplificarlo mejor, la Liga Endesa- por citar un competición puntera del otro baloncesto- necesitaría a un Griffin para dar el salto a una galaxia superior.

Sin embargo ese merecido personal no se ha tornado colectivo. El curso pasado los Clippers volvieron a ofrecer otro paupérrimo balance (32-80), mejorándose tan sólo en 3 victorias la floja campaña anterior. El principal binomio debutante Griffin+del Negro no conseguía rehabilitar al paciente como tampoco consiguieron hacerlo a la primera Mike Fratello y Dominique Wilkins. Este dúo de moda en la NBA de mediados-finales de los 80 tardaron 2 cursos en recuperar al equipo, aunque el cocido se quedó a medias tras la ebullición de los primeros años del renacimiento.

¿Será capaz de conseguirlo?

Es la que pregunta que nos hacemos de cara a este curso. No tardamos ni un partido en aceptar a Blake Griffin como animal baloncestístico de magnitudes todavía insondables, pero ¿podremos calificar a los Clippers como un equipo medianamente competitivo a partir de esta temporada?

Por Griffin que no quede. Empezó a trabajar duro con algunos de sus compañeros cuatro días antes de que se pudiera entrenar en las instalaciones de la franquicia. "He estado sin dormir desde que me enteré del fin del lockout" decía a un periodista del Washington Post. Suscribe las palabras de Mo Williams y apuesta por la salud y la calidad de las piezas de estos Clippers. "Todos sabemos de qué situacion venimos".

Duelen las 50 derrotas que empañaron un debut inmaculado. Por ese camino, el de la motivación, el de querer subirse el equipo a la espalda, es por donde los Clippers pueden acogerse a una redención que no llega nunca.

Pero no basta con buenas intenciones y las muchas ganas tampoco son suficientes. Hacerse con Griffin fue muy fácil. Bastó con que tocara la lotería en el año adecuado y con que hubiera tal diferncia entre el Gordo y el resto de premios para no fallar. Olowokandi fue una pesadilla y ya han pagado por semejante atrevimiento. Formar un equipo competitivo alrededor de un jugador franquicia requiere algo más que suerte. De momento parece que hay consenso entre los aficionados al baloncesto: El fichaje de Caron Butler es todo un acierto. También lo sería la renovación de DeAndre Jordan, un jugador que debe saber crecer a la sombra de Griffin, que seguro que le deja unos cuantos highlights. De Eric Gordon ya sabemos que es un grandísimo jugador de baloncesto y que es pieza codiciada por otros equipos. Se antoja fundamental para asegurar ese paso adelante en los Clippers.

Por cierto, Jordan también la tiene tomada con Mozgov.

Éste lo debe dar también Al-Farouq Aminu, jugador que debe de adaptarse a un nuevo rol en la NBA, y será interesante ver lo que ofrece el rookie Thompkins.  De Kaman no sabemos si seguirá y parece que se quedan Ryan Gomes, Randy Foye y Eric Bledsoe, un grupo de extras muy válidos.

Griffin confía plenamente en Mo Williams. Éste debe confiar realmente en el pariente pobre como equipo de Playoffs. De palabra ya lo ha hecho, pero falta constatarlo sobre la pista. El escudero de Bron debe serlo ahora de Griffin a no ser que le encuentren otro destino. En este sentido poco se sabe sobre el futuro de Kaman. O mucho. De momento hasta que no haya nada seguro sobre Jordan no moverán ficha en Kaman ¿Sería feliz junto a Nowitzki?

Tal vez en esta ocasión la mente debe ser más dominante que el juego aunque la fuerza bruta también tenga un papel destacado. Griffin deberá buscar el equilibrio entre ambas. Ya sabende su desatada furia, ahora también le quieren ver ganando partidos. Ayudando a ganarlos. No olvidemos de que esto es un juego colectivo.

Sobre el autor

Antiguedad: 
11 años 8 meses
#contenidos: 
1,133
#Comentarios: 
11,666
Total lecturas: 
9,186,314

Comentarios

Muchas dudas en lo que pueda hacer del Negro con un buen grupo de jugadores. Falta saber si Jordan cambiará de equipo aunque la oferta de los Warriors es menor.

Hombre pues es un alero de 20 puntos. Que con gordon, Mo, foye y bledsoe tiene cubierto por fuera, mas la ayuda de gomes y aminu en el puesto de 3-4 y jordan si renueva. Es algo mas que apañado. El que no me convence es del negro

Mucho mate y de vez en cuando decidiendo partidos. Ha demostrado que es bestia parda pero eso solo no sirve en los clippers. No creo que caron butler mejore mucho el equipo. Igual un veterano como Rip Hamilton les viene de cine pero creo que Chicago ya lo tiene medio pillado.