Solapas principales

La versión más sólida de los Houston Rockets empata la serie (112-108)

  • Los 38 puntos y 10 rebotes de James Harden, determinantes para culminar la victoria texana
  • Kevin Durant, líder de los Warriors una vez más (34 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias)
  • Los Rockets logran lo más complicado, y devuelven la serie empatada al Oracle Arena

Pocos eran los que vaticinaban que pudiera ocurrir. Después de que los vigentes bicampeones de la NBA establecieran un 2-0 en la serie, tenían medio pie en las finales de conferencia. Hasta que apareció James Harden y su séquito.

Después de dos partidos incómodos para los Houston Rockets como visitantes, comenzaron a sembrarse las primeras dudas sobre la plantilla de Mike D'Antoni. Todo dependía del papel que jugasen en el Toyota Center. Y pudieron conseguir lo más difícil. Vamos con el emocionante cuarto partido de la serie que acaban de empatar los Houston Rockets ante los Golden State Warriors.

houston rockets 112-108 golden state warriors y vuelta a empezar

Después de las sensaciones mostradas por los Rockets en el tercer partido, todos esperabamos una igualdad máxima de cara al cuarto partido, antes de viajar de nuevo al Oracle Arena, y no nos decepcionaron.

Los locales comenzaron muy concentrados, especialmente en el ámbito defensivo, donde la presión e intensidad sobre el balón provocó numerosas pérdidas por parte de los Warriors, quienes estaban muy incómodos especialmente con PJ Tucker, el gran pegamento defensivo de estos Houston Rockets. Pese a ello, el potencial ofensivo de los de La Bahía les proporcionó una ligera ventaja al término de los primeros 12 minutos, liderados por un concentrado Stephen Curry que, después de afirmar que no pasa por su mejor momento de juego, trató de ser más agresivo de cara al aro. Muy inteligente, teniendo en cuenta sus malos porcentajes en el triple, que se repitieron una vez más en el quinto partido (4/14 T3). El base de los Warriors se marchó con 11 puntos en el primer cuarto, y daba muestras de lo que iba a tratar de hacer durante el partido, pese a que posteriormente sus porcentajes volviesen a descender.

Y fue en el segundo cuarto donde apareció el protagonista que todos esperamos. Se calentaba la muñeca de James Harden, quien tomó el mismo modo de juego de Curry, y atacó el aro constantemente en cada 1 contra 1, indiferentemente del defensor, ya que llegaron a defenderle cuatro jugadores diferentes, y el resultado desembocaba en el mismo lugar.

Después de una primera parte donde vimos una versión muy seria de los Houston Rockets, conscientes de lo valioso que era el cuarto partido para el devenir de la serie. Y el tercer cuarto fue el verdadero duelo que todos esperabamos ansiosos. Kevin Durant vs James Harden. Ambos superaron los 15 puntos en el cuarto, en un toma y daca que nos levantó a todos del asiento. Hay varios aspectos ajenos a destacar. Especialmente el mencionado de Stephen, pero también se une Klay Thompson (5/15 TC y 1/6 T3). Si los Splash Brothers no acompañan a Durant en el apartado anotador, la presión recae totalmente sobre el 35 de los Warriors, siendo una tarea muy complicada, en parte gracias a la táctica defensiva propuesta por Mike D'Antoni. También influyó en el final de partido la agresividad ofensiva de los Rockets, que provocó muchos problemas de faltas sobre los Warriors, viéndose condicionado para aflojar la intensidad en defensa, algo que permite a James Harden moverse como pez en el agua, y La Barba da un correctivo ofensivo que no sería ni mucho menos definitivo. Por parte del entrenador de los Rockets no podemos pasar por alto su predilección por el small-ball durante todo el partido. Estaba muy satisfecho con el ritmo alcanzado durante gran parte del choque, y parte de ello se refleja en los 21 minutos que disputó Clint Capela

Nunca se pueden dar por muertos a estos Golden State Warriors. Kevin Durant y Stephen Curry combinaron fuerzas para un parcial de 11-0 y meter el miedo en el cuerpo texano. Tras un triple de Curry a falta de 21 segundos, los Warriors se colocaban a 2 puntos de desventaja y un tiro libre fallado por Harden daba oportunidad a los de Steve Kerr de forzar una prórroga que los mismos Durant y Curry tuvieron un triple cada uno para igualarlo, pero el destino llevó a que esos tiros no entrasen, y finalmente el trabajo coral de los Rockets en ambos lados de la cancha les permitieron igualar la serie, y que el quinto y determinante duelo viaje al Oracle Arena, con las espadas en todo lo alto.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 2 meses
#contenidos: 
74
#Comentarios: 
174
Total lecturas: 
107,641