Solapas principales

La vuelta de la NBA: mucho más allá del baloncesto

  • El movimiento antirracista Black Lives Matter ha tenido gran presencia en Orlando.
  • Los jugadores también se han encargado de mandar sus propios mensajes.

El regreso de la NBA ha supuesto una gran noticia para el baloncesto mundial. Pero hablar de su reanudación significa hacerlo sobre algo mucho más grande que el baloncesto. En la “burbuja” de Orlando la organización de la liga estadounidense ha dado un paso mucho más allá, mostrando mensajes antirracistas que han dado la vuelta al mundo. Porque, al final, no todo es deporte. La vida no va de razas y colores, sino de personas, derechos y libertades.

Y en este sentido, hay que felicitar a Adam Silver y compañía por todo el trabajo que han realizado. Puede haber críticas que digan que solo es marketing e imagen, pero la realidad es bien distinta. La NBA es un auténtico escaparate mundial con influencia sobre millones de personas y, lanzar este tipo de mensajes reivindicativos, solo puede significar algo positivo.  

Como bien sabemos, la lucha anti racial es algo que ya viene de muy lejos, pero la muerte de George Floyd a manos de un policía el pasado 25 de mayo hizo resurgir el movimiento. Por eso, bajo el lema “Black Lives Matter”, las movilizaciones han sido más multitudinarias que nunca. Y la NBA, técnicos y jugadores no han querido quedarse de brazos cruzados. Su voz es, ahora, más importante que nunca.  

ARRODILLARSE DURANTE EL HIMNO

Sin ninguna duda, es la gran imagen de la “burbuja”. En los instantes previos al encuentro, cuando suena el Star Spangled Banner, todos los jugadores -vistiendo una camiseta negra con el lema Black Lives Matter- y los cuerpos técnicos de ambos equipos se arrodillan en uno de los laterales del parqué. Un momento para la historia donde las emociones y, sobretodo, el simbolismo, se convierten en el único protagonista. Una imagen que habla y reivindica por si sola.

 

 

Pero el gesto de poner una rodilla en el suelo tiene su gran porqué detrás. En primer lugar, porque fue así como mataron a George Floyd: el exagente Derek Chauvin presionó el cuello del afroamericano con su rodilla hasta asfixiarlo. Pero, por otro lado, ya se había utilizado anteriormente como protesta ante el racismo y la brutalidad policial. Concretamente, hace tres años, fue el jugador de fútbol americano Colin Kaepernick el primero en hincar su rodilla en el suelo como reivindicación. Algo que pasó desapercibido en su momento y que, estos últimos meses, se ha hecho viral. Lebron habló de ello en una rueda de prensa la semana pasada, donde “King James” volvió a dar una lección de cómo es la vida siendo una persona negra y todo lo que comporta. Leyenda dentro y fuera de las pistas.

MENSAJES EN LAS CAMISETAS

Pero la iniciativa de la NBA no acaba aquí. Y es que, como ya sabemos, des del comisionado de la liga también se decidió que los jugadores llevaran algunos mensajes de protesta en las espaldas de sus camisetas durante los partidos. Una decisión que se tomó junto al sindicato de jugadores, que también han jugado un papel importante.

say_their_names.jpg

Reivindicaciones en Orlando, Washington Post

Un total de 29 términos a elegir que van des de los más conocidos, como Black Lives Matter (las vidas negras importan), Say Their Names (decid sus nombres), I Can’t Breathe (no puedo respirar, palabras de George Floyd antes de morir), Vote (vota), Justice Now (justicia ahora), Equality (igualdad), Freedom (libertad), Enough (suficiente), Power to the People (poder para la gente), Yes We Can (sí se puede), Liberation (liberación), See us (visualizadnos), Hear Us (escuchadnos), Respect Us (respetadnos), Love Us (querednos), Listen to Us (esuchadnos), Stand Up (levantaos), Ally (aliado), Anti-Racist (antirracista), Speak Up (hablad), How many more (¿cuántos más?), Education Reform (reforma de la educación) a otros con grandes historias detrás como I Am a Man (soy un hombre) o Say Her Name (di su nombre).

En el caso de I Am a Man, utilizado en su camiseta por Mike Conley, la historia viene de muchos años atrás. En las protestas por la grave situación sanitaria que se dio en Memphis el año 1968 (Memphis Sanitation Strike), donde participó Martin Luther King, la población negra salió a la calle con multitud de pancartas en las que se podía leer este lema. Un símbolo de protesta contra las duras condiciones de trabajo, el racismo y la discriminación hacia los afroamericanos.

i_am_a_man.jpg

I Am a Man (Protesta), Pinterest

Pero uno de los términos que ha sido más protagonista ha sido el Say Her Name. Un emblema perfectamente conocido de la lucha antirracista y de las protestas contra la brutalidad policial ante las mujeres negras en los Estados Unidos. Unas palabras que han ganado simbolismo ante el caso de Breonna Taylor, una chica de veintiséis años que fue tiroteada por la policía en su casa cuando estos buscaban a dos personas que ya estaban bajo custodia. Otro gran ejemplo de discriminación que la NBA ha querido denunciar.

EL PAPEL DE LOS JUGADORES

Pero más allá de las decisiones tomadas por la propia organización interna de la liga, los jugadores también han querido lanzar sus propios mensajes. Lebron James, Jaylen Brown, Malcom Brogdon o Greg Popovich han sido grandes protagonistas a la hora de alzar su voz. Pero uno de los gestos que ha dado más vueltas ha sido el de Donovan Mitchell.  El escolta de los Utah Jazz, en su primer partido, mostró ante las cámaras de televisión un chaleco antibalas con los nombres de algunas víctimas que murieron en manos de la policía en el que se podía leer “Estamos hartos de tener miedo”.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
7 meses 3 semanas
#contenidos: 
22
#Comentarios: 
36
Total lecturas: 
27,828

Comentarios

Yo también me alegro de que los jugadores de NBA hayan dado este"pequeño paso para el hombre pero grande para la humanidad" adelante. Ganan mucha pasta y no son losers,como dicen allí, y este paso ayudará en la igualdad y justicia en USA. Es solo un paso,como lo fueron To.Smith y J.Carlos en JJOO del 68, pero es el camino.