Solapas principales

Los premios de la NBA del decenio (2010-19)

La década de 2010, como tal, no acaba hasta el año que viene. Hay que empezar con la verdad de cara. Y es que por haber empezado en el año I d.C. -no tuvimos un año 0- la primera década de la historia duró hasta el año 10, este incluído. Una situación similar que sucede con los siglos. Pero este año sí que hay un suceso que debe ser celebrado, pues el decenio de 2010 finaliza. A partir de ahora ya no habrá años que tengan un 1 en la posición de las decenas, pues llevaremos 20 años en el siglo XXI. Y por este motivo estas próximas semanas tendremos artículos analizando los mejores momentos del decenio de la ACB, de la Euroliga o, en este caso, de la NBA.

En las últimas 10 temporadas -desde la 2009/10, año en el que arrancaremos- la NBA ha vivido cosas sensacionales. La irrupción de Stephen Curry y los Golden State Warriors como el mejor equipo de la historia -al menos en Temporada Regular-. La retirada de Kobe, Dirk, Garnett, Pierce, Wade... y un interminable etcétera. La coronación "anillística" del rey, LeBron James. El cambio de rumbo y mentalidad por completo de una liga que ahora es más espectáculo que nunca. Los récords imbatibles de Russell Westbrook y James Harden. El asentamiento de los Spurs como la franquicia más ganadora de las dos primeras décadas del siglo XXI. Y, por ponerle un acontecimiento final a esta concatenación de eventos, el primer anillo no-estadounidense en la historia de la NBA, los Toronto Raptors. Es decir, ha habido acontecimientos colectivos e individuales inolvidables e insuperables.

Y hoy, aunque lo individual siempre esté irremediablemente relacionado con el conjunto, trataremos lo segundo. Pero dándole un sentido, un formato, una nueva forma de hablar de ello. Y es que puede que no estemos en junio, el año aún no haya acabado o no haya un presentador en una gala como tal, pero es hora de repartir los Premios del Decenio de la NBA. Los "NBA Awards of the Decade", si queremos darle un punto anglosajón. Y lo haremos de la siguiente manera.

En los últimos 10 años ha habido 7 MVP's, 10 Rookies del Año, 10 Most Improved Players, 7 Defensive Players, 6 Sexto's Hombre's, 8 Entrenadores del Año y 9 Ejecutivos del Año. Y, de todos ellos, nosotros hemos votado entre los redactores y escogido uno, el más seleccionado, por categoría. Y ese será el MVP, Rookie, Jugador Defensivo... del decenio. Pero no indica, evidentemente, que el resto no haya hecho méritos de sobra para optar a esa denominación. Lo único que ha sucedido es que, entre la excelencia, alguien ha sido incluso más sobresaliente.

Estos premios los repartiremos, para hacerlo más sencillo de consumir, por decirlo de alguna manera, en 3 artículos. El primero de los 3, este en el que nos encontramos, tendrá el MVP, el ROY y el DPOY. El segundo contará con el 6MOY y con el MIP, y el terceró con los entrenadores y ejecutivos que más han destacado.

MVP del decenio

Si echamos un vistazo al pasado cercano veremos grandes nombres, y gestas, entre los últimos 7 MVP's. El pasado año de Antetokounmpo, el triple-doble promediado de Westbrook, el MVP más joven de la historia de Derrick Rose o los 3 galardones recibidos por LeBron James. Pero, sin unanimidad entre los redactores -nunca mejor dicho- pero con más del 60% de votos, la temporada más eficiente y productiva a la vez que se recuerda ha sido la "vencedora". Es decir, nuestro MVP del decenio es el Stephen Curry de la temporada 2015-16, el único MVP unánime de toda la historia de la NBA. Y es que, evidentemente, tiene motivos para serlo. Y, además, el tiempo ha acabado dando la razón a la unanimidad.

Por empezar con lo más básico, Curry promedió en 79 partidos 30 puntos, 5 rebotes, 9 asistencias y 2 robos. Además de entrar en el club del 50-40-90 con un 50% en TC, un 45% en T3 y un 91% en TL. Es decir, una temporada absolutamente histórica, legendaria y, probablemente, irrepetible. Y además jamás lograda. Ya que entre aquellos jugadores que han entrado en este prestigioso club -con al menos 100 intentos en cada una de las 3 áreas- Steph es el jugador con más puntos, robos, triples -récord de 402- y, además, cuenta con el mejor eFG% y TS% de toda la lista. Con tan sólo 5 tiros libres intentados por partido.

Pero esto no es todo. Y es que aquella temporada Curry lideró al mejor equipo -objetivamente- de la historia de la Regular Season, con 73 victorias y 9 derrotas, y además supuso un auténtico "rompimiento de gloria" para la NBA y su futuro más cercano. Ya que en las 3 temporadas que le precedieron -16/17, 17/18, 18/19- se aumentó en 9 puntos la media de la liga y en 8 triples el promedio de intentos por equipo, pero el número de lanzamientos realizados de campo subió apenas 4 y medio. Es decir, se relativizaron los tiros, y el triple pasó a tener una importancia brutal. Y por ver un cambio aún mayor, vamos a ver el % de tiros que fueron de 2 y de 3 antes, durante y después de esta temporada de Stephen Curry.

 

 

En la temporada 2014-15, primer MVP del base de los Warriors, los triples supusieron el 26,8% de los intentos de tiros de campo de toda la liga. En la 2015-16, año del logro histórico, esta cifra pasó a ser el 28,5%. Es decir, un incremento normal, lógico, nada pronunciado. En la 2016-17, primer año de Durant en la Bahía y primer año después de Curry, los triples ya eran el 32% de los tiros de los equipos. Y de un año a otro la cifra de equipos que superaba los 30 intentos de 3 por noche pasó de 2 -Warriors con 32 y Rockets con 30- a 6 -Rockets con 40, Cavs y Celtics con 33, Nets y Warriors con 31 y Mavs con 30-. Curry, y sus Warriors, lo cambiaron todo. Y demostraron que en esta nueva NBA había que utilizar el triple para ganar. Y el resto de equipos decidieron "lanzarse a la piscina", y adoptar esta misma filosofía.

Y, a día de hoy, tan sólo hay 5 equipos con menos de 30 intentos. Y, curiosamente, uno de ellos son los Warriors. Lo que demuestra que el Chef de Golden State fue rompedor hasta para su propio equipo, que no puede seguir la dinámica que les caracterizaba sin aquel que decidió empezarlo todo.

También recibieron votos: Derrick Rose (2 votos) y LeBron James (1 voto).

rookie DEL DECENIo

Cuando pensamos en rookies dominantes en la historia de la NBA rápidamente se nos vienen a la cabeza LeBron James, Tim Duncan, Allen Iverson, Shaquille O'Neal, David Robinson o, como no, Michael Jordan. Pero también, seguramente, otro nombre aparezca en nuestra mente. Alguien que se perdió su primer año por culpa de una lesión, que tenía un físico nunca visto y que de la noche a la mañana decidió dominar a toda la NBA, pero nunca ha conseguido llegar a ser ese top 5 de la liga que siempre se le prometió ser. Pero eso no quita que el curso de 2010-11 de Blake Griffin haya sido uno de los años rookies más dominadores de los últimos 20 años de la NBA. Al nivel de Luka Doncic o Tyreke Evans. Los 3 nombres que empataron en primer puesto, con 2 votos cada uno, y que trataremos a continuación.

Blake, comenzando por el ahora líder de los Pistons, llegó a la NBA como una bestia física que iba a dar un salto de calidad tremendamente necesario para Los Ángeles Clippers. Fue MVP de la Summer League con los Clippers, demostrándolo. Y en el último partido de pretemporada, cayó mal tras un mate y se lesionó la rodilla. ¿El resultado? Baja unas semanas, una mala recuperación y una operación para solventar problemas. Y cuando llegó a la temporada siguiente, un dominio aplastante. 23 puntos, 12 rebotes, 4 asistencias y un 51% en tiros de campo. Además de jugar los 82 partidos, y disputar 38 minutos por noche. Una bestia nunca vista, y que tiene además hasta día de hoy el mayor número de Win Shares para un rookie desde las 10 de Chris Paul en 2006.

El segundo en discordia, pero primero en plano temporal, Tyreke Evans, fue un jugador también rompedor. Pero, en este caso, con lo establecido. Y es que con 2 metros de estatura logró 20 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias de promedio, siendo entonces el primer guard en conseguirlo desde que Michael Jordan lo consiguiera en 1985, y Oscar Robertson en 1961. Y, hasta el año pasado, era el único en hacerlo esta centuria, pero Luka Doncic decidió unirse al club de los 4. Pero antes de llegar al esloveno continuemos con la campaña de Evans. Ya que, además, tuvo 4 rachas distintas de más de 2 partidos con 20 puntos o más, 4 rebotes o más y 4 asistencias más consecutivos. Y, para contextualizar este logro, hay que añadir dos datos más. El primero es que completó 26 partidos con estos parámetros, una cifra elevada que solamente Steve Francis, Allen Iverson y Gran Hill consiguieron superar entre 1990 y 2010. Y el segundo, que hasta su llegada a la NBA, sólo Francis, Iverson y Mitch Richmond habían logrado más rachas diferentes como guards desde la temporada rookie de Michael Jordan.

Y pasando, finalmente, a Luka Doncic, el más reciente de todos ellos, hay un dato ya dicho que le alaba. Pero que es todavía más grande de lo que parece. Es que su 20-5-5 fue de 21 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias. Números no vistos en un rookie desde Oscar Robertson, al que superó también en eficiencia en tiros de 2, con un 50% por el 47% de Big-O. Pero esto no fue lo único. Y es que el primer triple-doble de su carrera llegó el 21 de enero de este mismo año, con 19 años y 327 días de edad. Convirtiéndose en el jugador más joven en conseguir este logro en su temporada rookie, a dos meses de distancia de Lonzo Ball, el siguiente en la lista. Además, ya para acabar con su histórico año, fue el segundo Rookie del Año europeo en la historia de la NBA, uniéndose a Pau Gasol y cerrando la lista a su paso.

También recibieron votos: Damian Lillard (1), Michael Carter-Williams (1).

jugador defensivo DEL DECENIO

La primera parte de la década fue la de su antiguo equipo, y la segunda parte le ha tenido a él como protagonista en múltiples ocasiones, a veces también por asuntos extradeportivos. Y él es el jugador que más ha destacado por la protección del aro en las últimas 10 campañas. Y aunque jugadores como Green, Marc, o Gobert también lo merezcan, lo que ha hecho Kawhi está a la altura de unos pocos. Concretamente, de uno más. Y es que son, él y Dwight Howard, los únicos jugadores en haber ganado dos Defensive Player of the Year o más antes de los 25 años. The Klaw, pues garra se escribe con K de Kawhi, lo hizo a los 23 y a los 24. Una auténtica barbaridad.

Y no es lo único que ha logrado. Y es que comenzó siendo el anti-LeBron en aquellas finales de 2013 y 2014 entre Miami y San Antonio y ha acabado siendo el anti-cualquiera. Y es que en sus 9 temporadas en la NBA ha conseguido hacer 100 o menos en su DefRtg personal en 6 de ellas. Y en la 2014-15, su primer galardón, fue líder de la liga en este apartado, con una cifra mínima de 96. Aparte de liderar, aquel año también, la competición en robos, con 2.3.

Kawhi Leonard is the 2015 KIA NBA Defensive Player of the Year

Pero esto no es todo, ya que sin ir más lejos de la campaña pasada, sus matchups como defensor son elite a nivel histórico. Una temporada, por cierto, en la que hizo números máximos en la parcela ofensiva, pero aún así fue determinante como el que más en la defensiva. Así lo explica que, en los 17 minutos que defendió a Ben Simmons en 3 encuentros el base de Phila acabase en 14 puntos totales, 6 pérdidas y una participación en menos del 30% de los puntos de su equipo en ese periodo. O que, cuando tuvo en frente a Paul George -46 posesiones- PG acabase en 6 puntos de los 50 de su equipo, menos de un 15%. En su mejor momento de forma da igual quién se ponga delante de él, pues lo frena, y seca, sin miramientos.

También recibieron votos: Marc Gasol (2), Dwight Howard (1), Rudy Gobert (1), Joakim Noah (1).

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 14 horas
#contenidos: 
146
#Comentarios: 
340
Total lecturas: 
365,790