Solapas principales

NBA, el resumen atípico (VII): ¿Alguien es capaz de frenar a La Ceja?

  • Anthony Davis deja actuaciones de 39 y 50 puntos y comanda la maquinaria Laker en la primera posición de la NBA
  • Giannis Antetokounmpo guía a los Bucks a su victoria número 14 de manera consecutiva a la caza de los Lakers
  • Cavs, Pelicans y Knicks siguen en caída libre

Séptima semana de competición concluida, con dos equipos erigiéndose por encima del resto: Los Ángeles Lakers y Milwaukee Bucks. La dúpla LeBron James-Anthony Davis carbura cada partido mejor, y "La Ceja" está llevando su nivel de juego al del debate sobre MVP y DPoY. Su superioridad en la zona ha hecho mella en los cuatro partidos que han disputado los suyos durante la semana, y se encuentra en progresión. Si las lesiones le respetan, puede hacer historia con la franquicia angelina en su primera temporada. Bien seguido está por el actual MVP de la NBA, el griego Giannis Antetokounmpo. Ya son 14 las victorias que han adquirido de manera consecutiva, y cada partido que pasa vemos una versión más imparable del griego, quien está añadiendo la capacidad de acierto desde el triple. Si consigue mantener una regularidad desde el tiro exterior, podemos hablar de una versión totalmente imparable de Antetokounmpo. Protagonistas a los que los focos de dichos colosos tapan a un segundo plano son Spencer Dinwiddie y LaMarcus Aldridge. El base de los Nets está cumpliendo con el vacío de Kyrie Irving, y lideró a los suyos a mantenerse invictos durante la semana, y ser la referencia de los neoyorquinos en finales apretados como el del domingo ante los Denver Nuggets. El center de los Spurs debe llevarse muchos méritos de que se mantengan invictos durante la semana, y especialmente que la imagen que reflejan en la cancha es mucho más optimista. Con 19 puntos y 13 rebotes de media en ambas victorias, Aldridge dirigió a los suyos a la identidad del equipo de Pops, a ser un hueso en la tan complicada conferencia Oeste. La nota negativa la ponen especialmente los Toronto Raptors, actuales campeones de la liga, y los Minnesota Timberwolves, ambos salieron derrotados durante la semana. Grizzlies y Pelicans en el oeste, Cavaliers y Knicks en el este, siguen en caída libre, siendo los farolillos de ambas conferencias.

EQUIPOS Y RACHAS

-Rachas positivas:

  • Los Ángeles Lakers 4-0: (Denver Nuggets, Utah Jazz, Portland Trail Blazers y Minnesota Timberwolves)
  • Milwaukee Bucks 3-0: (New York Knicks, Detroit Pistons y Los Ángeles Clippers)
  • Brooklyn Nets 3-0: (Atlanta Hawks, Charlotte Hornets y Denver Nuggets)
  • Orlando Magic 3-0: (Washington Wizards, Phoenix Suns y Cleveland Cavaliers)
  • San Antonio Spurs 2-0: (Houston Rockets y Sacramento Kings)

-Rachas negativas:

  • New York Knicks 0-3: (Milwaukee Bucks, Indiana Pacers y Orlando Magic)
  • New Orleans Pelicans 0-3: (Dallas Mavericks x2 y Phoenix Suns)
  • Cleveland Cavaliers 0-3: (Detroit Pistons, Orlando Magic y Philadelphia 76ers)
  • Memphis Grizzlies 0-3: (Indiana Pacers, Chicago Bulls y Utah Jazz)
  • Minnesota Timberwolves 0-3: (Dallas Mavericks, Oklahoma City Thunder y Los Ángeles Lakers)
  • Toronto Raptors 0-3: (Miami Heat, Houston Rockets y Philadelphia 76ers)

Se merecen una mención especial los Dallas Mavericks, quienes cayeron el domingo ante los Sacramento Kings, siendo la única derrota de la semana. El nivel de Luka Doncic es progresivo cada semana, y se contagia al nivel colectivo de unos Mavs que se cuelan entre los mejores clasificados de la NBA.

BUENA DINÁMICA

Más allá de las rachas ganadoras de Lakers y Bucks, o de los récords de Luka Doncic, debemos focalizarnos en dos equipos que se mantienen en puestos de Playoff pese a las bajas de jugadores de renombre. Nos vamos a la conferencia Este, donde Brooklyn Nets y Orlando Magic se han mantenido invictos, pese a las bajas de Kyrie Irving y Nikola Vucevic. A priori, dabamos por supuesto que ambas franquicias se verían mermadas por dichas ausencias, pero nada más allá de la realidad, donde Spencer Dinwiddie se ha postulado como líder del equipo, y vaya que si se lo ha ganado. Con 20.3 puntos y 8.3 rebotes durante la semana, ya no son únicamente los argumentos que debemos usar. Vayamos al último partido de la semana, donde los propios Nets se enfrentaban a unos siempre duros Denver Nuggets. Prueba de fuego para la franquicia neoyorquina, quien tiene un buen balance positivo desde que Kyrie Irving se encuentra en la enfermería. Un partido igualado desde el comienzo hasta el final, donde el balón empezaba a quemar. Ante las imprecisiones, Nikola Jokic era el faro de la franquicia de Colorado, mientras nuestro protagonista Dinwiddie no dudaba en atrapar el balón en cada jugada. La agresividad, electricidad y efectividad del 8 de los Nets estaba siendo impresionante, no había manera de frenarle. Siempre que los Nuggets se ponían por delante, una penetración de Spencer daba la vuelta al marcador, no conseguían dar con la tecla. Fue clave también en la última defensa a Jokic, donde saltó a la ayuda cuando Taurean Prince fue a hacer un 2 contra 1 junto a Allen contra Jokic. La figura del base está siendo de lo más destacado de lo que llevamos de temporada, especialmente las últimas semanas donde no se encuentra Irving.

Por otra parte destacan los Orlando Magic, quienes han conseguido equilibrar su balance negativo, con victorias serias ante rivales que, a priori, deben ganar si quieren ser candidatos a jugar la post-temporada. Ahora llega un calendario complicado, donde se enfrentarán a Bucks, Lakers y Rockets, por lo que necesitaban un colchón para soportarlo. Ante la baja de su jugador franquicia, Nikola Vucevic, se antojaba compleja la situación de los de Florida, quienes cierran los puestos de Playoff pero sin saber si su dinámmica será regular. Con el 3-0 de ésta semana, dejan buenas sensaciones para el "Everest" que les llega la próxima, estando cada vez más cerca el regreso del montenegrino.

EQUIPOS EN PROBLEMAS

En dicho apartado debemos resalzar las figuras de diversas franquicias, pese a que sean 3 por conferencia las que no han conocido la victoria durante toda la semana. Los casos de Minnesota Timberwolves y los campeones Toronto Raptors, ya que no esperabamos dichos resultados. Por parte de New York Knicks y New Orleans Pelicans por la gravedad de la situación. Equipos en caída libre, sin capacidad de reacción, e incluso con despidos en los banquillos como el caso de la franquicia neoyorquina.

Los TWolves han sufrido tres derrotas a lo largo de la semana ante equipos de Playoff en su misma conferencia. Consideramos un problema a una situación en la que te enfrentas a rivales directos y no sacas ninguna victoria, pese a que la imagen dada no incite al pesimismo. Meras estadísticas que a final de temporada o incluso en una hipotética post-temporada les puede pasar factura, por dinámica ante dichas franquicias con mismas aspiraciones o por ser considerada una amenaza en el salvaje oeste.

Calendario más complicado tuvieron los Toronto Raptors, quienes se enfrentaron a los terceros y cuartos del Este, Miami Heat y Philadelphia 76ers, y los Houston Rockets de James Harden y Russell Westbrook. Tres pruebas de fuego para los actuales campeones, quienes han dado una notable imagen en las siete semanas post-Kawhi, con un patinazo incluido en la última. Su situación no invita al pesimismo, ya que marchan en quinta posición, pero les hace verse vulnerables ante equipos aspirantes como ésta semana.

El tema de los Knicks cada semana es más preocupante más allá de los resultados. La imagen ofrecida a la NBA es cada temporada peor que la anterior, ya que pierden de manera abultada, y la cabeza de David Fizdale ha sido sacrificada por ello. Una franquicia a la deriva y cuyo futuro es muy preocupante. Nueva semana sin conocer la victoria y con jugadores haciendo la guerra por su parte, sin ninguna química ni detalles de cambio. Confiemos en que Mike Miller lave la imagen de un equipo con un horizonte muy negro, que tienen una young core donde deben edificar, ya que no les queda otra solución ni son atractivos de cara a la agencia libre por aspiraciones de plantilla. Paciencia y actitud ante la adversidad.

knicks_young_core.jpg

La young core de los Knicks, una esperanza neoyorquina. Vía: Knicks Twitter Acc

Los New Orleans Pelicans siguen sin rematar la imagen ofrecida en pista y salieron derrotados en dos ocasiones por los Dallas Mavericks y por Phoenix Suns. En ambos partidos dieron la cara, especialmente Brandon Ingram en cuanto a estadísticas, siendo insuficiente para alzarse con victorias. La sombra de Lonzo Ball acecha en el rendimiento del base, quien está reflejando una imagen que difiere mucho a su potencial, y preocupa en el resultado colectivo. Sumado a la baja de Zion Williamson, el futuro de los Pelicans no se asemeja al de los Knicks, y deben esperar a que sus jugadores mantengan la calma y mente fría para volver a ofrecer su mejor versión, junto a la tan ansiada vuelta del último número uno del Draft.

JUGADORES

En este apartado, vamos a dejar a un lado el apartado colectivo para centrarnos en la aportación individual, aquellas actuaciones semanales que han sido cruciales para las dinámicas de sus franquicias, tanto en el ámbito positivo como negativo. En el segunddo caso, no suele ir precedido de una acción de un jugador concreto, pero suelen haber culpables. Las rachas positivas, en cambio, suelen estar focalizadas en jugadores All Star pero, igual que en lo negativo, hay actuaciones que no todos esperamos, y que resuelven partidos y rachas colectivas que consiguen aupar en la clasificación.

"LOS OTROS"

Spencer Dinwiddie: Estaba destinado a salir en la sección, y no es para menos. El base de los Brooklyn Nets ha asumido los galones que ha dejado Kyrie Irving tras su lesión, En un primer momento, pensabamos que los Nets iban a sufrir más la ausencia del ex-Celtic, tampoco contabamos con que Dinwiddie iba a surgir como un líder indiscutible para los neoyorquinos. Asume balones calientes, situaciones complejas y aumenta el ritmo de partido cuando lo requiere. 20.3 puntos, 4 rebotes, 8.3 asistencias y 1.3 asistencias con un 45.3% de acierto en tiros de campo. Estadísticas que, incluso, podrían pensar que son de All Star. Tiene madera de líder, conoce el vestuario y tiene cualidades individuales para destacar cada noche. Menos mal que apareciste, Spencer, deberá estar pensando Atkinson.

Aaron Gordon: Menos mal que ha vuelto la imagen del forward de los Magic que conocemos. 13.8 puntos y 6.5 rebotes a lo largo de lo que llevamos de temporada, por los 21.3 y 7 rebotes, con un 60.5% de acierto en FG, datos de All Star y jugador franquicia. La ausencia de Vucevic ha liberado espacio en la zona para que Gordon vuelva a sentirse cómodo en el apartado ofensivo, viendo una imagen mansa de uno de los mejores dunkers de la liga. La progresión de Aaron Gordon durante su carrera le consolidaron como uno de los pesos pesados de la franquicia de Florida. Sin embargo, echabamos de menos ver un jugador más agresivo, con acierto desde media e incluso larga distancia, y que disfrute en pista como él. Confiamos en que no ha sido un espejismo, y podamos disfrutar de la versión de Gordon de esta semana, siendo vital en las tres victorias y cuatro que llevan los Magic de manera consecutiva.

aaron_gordon_dunk.jpg

Mate de Aaron Gordon ante los Cleveland Cavaliers. Vía: NBA.com

Bradley Beal: Pese a que la semana no haya acompañado a los resultados de su equipo tanto como su aportación individual merece, no podemos evitar mencionar al escolta de los Wizards. 27.8 puntos, 5.5 rebotes y 5.3 asistencias por partido. No llega a anotar 3 triples de media por encuentro, lo que nos muestra un Bradley Beal más agresivo de cara al aro y efectivo desde la media distancia. La ausencia de su socio exterior John Wall está lastrando a los resultados colectivos de la franquicia, pero el nivel de Beal, con actuaciones como la del pasado martes, endosando 42 puntos a los Orlando Magic, muestra la facilidad anotadora del que es uno de los mejores shooting guards de la NBA, líder de una franquicia en reconstrucción. 

ESPERAMOS MÁS DE ELLOS

Marc Gasol: Esperamos más del campeón de la NBA y del Mundo en ésta franquicia tras el éxito cosechado. No es un jugador de estadísticas, pero el rendimiento también deja bastante que desear. La noche del domingo se vieron ciertos destellos en defensa sobre Embiid, insuficientes para evitar una nueva derrota. Los Raptors no ganaron ningún partido durante la semana, pudiendo deberse a un errático Kyle Lowry, decidiéndose por asistir en mayor medida ante sus numerosos fallos en el tiro. Los 6.3 4.3 rebotes y 3.3 asistencias por partido durante dichas tres derrotas no reflejan la aportación del pívot español, pieza fundamental en el éxito canadiense la pasada campaña, y que debe erigirse en mayor medida ante la ausencia de Kawhi. Apenas está apareciendo en la aportación ofensiva, y es menos duro y eficaz atrás, notándose el desgaste físico en el veterano center. Si los Raptors quieren estar a la altura de un campeón, necesitan un mejor rendimiento de Gasol, y no dudamos en que va a llegar en cualquier momento.

Kevin Love: Está en boca de todos, y lamentablemente no es por su aportación en cancha. Tras la lesión, los números de Love estaban siendo bastante positivos, sacando una versión más competitiva de los Cavaliers, quienes se están desinflando, condicionados en gran parte por el estado físico del power forward. La anotación de Love es de vital importancia para un equipo en reconstrucción como los Cavs, y está totalmente cegado de cara al aro. Dichos problemas físicos acarrean que sea menos agresivo bajo tableros, y su aportación en el rebote descienda a su vez. Es fruto de diversas conversaciones referentes a traspasos, pudiendo ser la pieza clave para que un equipo pase de llevar la etiqueta de aspirante a contender. A su vez, los Cleveland Cavaliers necesitan ponerse a reconstruir ya, y pueden sacar activos a medio y largo plazo por el ala-pívot.

Lonzo Ball: La sombra del mayor de los Ball vuelve a surgir. Con 9.3 puntos, 5.3 rebotes y las mismas asistencias, preocupa especialmente la faceta organizadora del ex Laker. Su IQ y capacidad pasadora y de director de orquesta nos daba a entender que Lonzo iba a encajar mucho mejor en la franquicia de los Pelicans, por los activos tiradores y los atléticos interiores (a la espera de Zion). La intensidad y desparpajo que también caracterizan a Lonzo dejan bastante que desear, y no está asumiendo los galones que debe en la situación que atraviesa su equipo, que sigue en caída libre y dejando muy solo a Ingram como estandarte. Un cambio de actitud en la vuelta de su lesión le harán salir de este apartado en el que hemos otorgado durante varias semanas.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 6 meses
#contenidos: 
95
#Comentarios: 
210
Total lecturas: 
142,698