Solapas principales

Ramon Sessions (Foto: NBA MEDIA).

NBA Inside: Ramon Sessions sí es un buen base para los Lakers

  • El base surgido de Nevada Wolf Pack cuenta con el OK del público y de los técnicos. Después de cuatro temporadas y media de inestabilidad está mostrando su mejor cara en su primer equipo con balance positivo

La respuesta surge de manera automática. Es mencionar a Ramon Sessions y venirnos a la mente el récord de las 24 asistencias contra los Bulls en su año rookie, en abril del 2008. Era la primera vez que alguien en los Bucks conseguía anotar más de 20 puntos y repartir 20 o más asistencias en un mismo encuetnro. Han pasado, con ésta, 5 temporadas y podríamos decir que el base surgido de Nevada Wolf Pack -que tiene una noche en su honor dentro de la schedule anual de su equipo de formación- se ha ido manteniendo en la NBA gracias a aquella gesta. Aunque no todo es lo que parece.

En muchas ocasiones la trayectoria deportiva no depende únicamente de uno mismo.

Su entonces entrenador en Nevada-Reno en la temporada 2006-07, Mark Fox, era consciente del riesgo que corría Sessions al presentarse al draft del 2007 en su etapa junior. Había mejorado mucho en su tercer año, junto a Nick Fazekas, Marcelus Kemp y JaVale McGee, pero su proyección en los mock draft era la segunda ronda. Un agujero negro del que es difícil salir cuando te marcan los expertos en scouting a largo plazo. No se equivocaron los pitonisos y Sessions sería elegido en segunda ronda del draft por los Milwaukee Bucks. "Lo sentí por él -dijo Fox- ya que es una de las mejores y más integras personas que conozco".

Sessions no tuvo oportunidad para jugar en la NBA desde el primer día de la regular season. Mo Williams y Charlie Bell le dejaban muy pocos minutos así que se convirtió en el primer jugador en ser asignado a la D-League. Esta fue su tarjeta de presentación en su primera semana en la  NBDL: 30.5 puntos, 7.5 puntos y 5 asistencias. Demostró que era capaz de anotar, algo que no había quedado confirmado del todo tras su paso por la NCAA. En una competición más anárquica no resulta tan chocante el discreto promedio de asistencias.

Ramon fue ganándose la confianza de los Bucks hasta que fue reclamado por la franquicia de Wisconsin. La mala suerte, en forma de lesión en la muñeca, aplazó su debut en la NBA hasta el 9 de marzo del 2008. En el tramo final de aquella temporada logró encadenar números muy interesantes lo que auguraba un buen segundo año. No fue un mal año. Compartió minutos con Luke Ridnour; situó su media anotadora en 12.5 puntos y repartió 5.7 asistencias. Además, protagonizó un par de hit wonders dignos de reseña como los 44 puntos anotados en la derrota contra los Pistons (126-121) y el triple doble contra los Lakers en el tramo final de la temporada: 16 puntos, 10 rebotes y 16 asistencias.

El guard sharing, la dualidad de bases en Milwaukee le motiva a hacer las maletas y buscar un destino mejor a través de la agencia libre. Cómo él mismo ha reconocido a la prensa angelina, el mercado de agentes libres del 2009 no resultaba intersante para la mayoría de franquicias, que tenían puesto sus ojos en el del 2010 y la decisión de LeBron James.

Los Timberwolves acabarían contratándolo pero justo en el draft habían seleccionado a Ricky Rubio y Jonny Flynn. El base catalán se quedó en Barcelona y el de Syracuse recibió todas las atenciones de Kurt Rambis, técnico de los T-Wolves en la temporada 2008-09. 29 minutos de media para Flynn y 21 para Sessions. Mazazo en las aspiraciones de progresión con el consiguiente descenso numérico (8.2 puntos y 3.1 asistencias). Sobraban bases en Minneapolis por lo que fue enviado a los Cavaliers a cambio de dos jugadores que ya no están en el equipo: Telfair y West.

Cleveland, año 1 después de LeBron. Tampoco era el mejor año para intentar rehacer su carrera. Allí se reencontraría con Mo Williams, antiguo compañero en los Bucks. Prácticamente no tuvo acceso la titularidad hasta que éste fue traspasado a los Clippers. Elevó sus promedios hasta los 13.3 puntos y 5.2 asistencias por partido, pero su equipo acabaría con un triste 19-63. Una temporada antes los Wolves cerrarían el año con un 15-67 y los Bucks tuvieron un tope de 34 victorias en una temporada mientras estuvo Sessions.

No es base para equipos pobres

La bendición para él y para su nuevo equipo, los Lakers. Llegaría en el pasado trade deadline. Cleveland había seleccionado con el número 1 a Kyrie Irving por lo que de nuevo se le cerraban las puertas a la titularidad. Derek Fisher sólo está capacitado para momentos puntuales y la opción Steve Blake no convence. Se le concede una nueva oportunidad a Sessions, que llega a L.A. junto a Eyenga a cambio de Walton, Kapono y, lo más apetecible para los Cavs, una primera ronda del draft.

"En cinco temporadas como profesional nunca ha habido un momento en el que haya tenido el control".

Ese momento parece que ha llegado para Sessions. No sólo porque ya sea el cuarto mejor anotador con 13.8 puntos y el mejor pasador con 6.8 asistencias. Con él, los Lakers pueden explotar mejor su potencial interior, que sigue siendo el mejor de la competición. Sessions trabaja el pick & roll con los pívots; está sacando un mayor provecho de sus habilidades ofensivas -en los Lakers hay más gente a la que vigilar- y está involucrando en el juego a jugadores anteriormente desahuciados como es el caso de Metta Word Peace. En diecinueve partidos con el pariente rico, 12 victorias y 7 derrotas (4-2 sin Bryant); tres dobles dobles en puntos y asistencias que han coincidido con tres victorias de los laguneros contra Blazers, Hornets y Nets; tres partidos con 20 o más puntos (2 de ellos con Kobe)...y titular indiscutible tras los cuatro primeros partidos de testeo.

Ahora mismo el debate sigue estando en si los Lakers juegan mejor con Kobe o sin él aunque la última derrota ante los Spurs vuelve rendirse ante la blackmambización. 

Un debate que no debería generarse es ¿juegan mejor los Lakers con Ramon Sessions

Es razonable que los Lakers le amplíen la confianza una temporada más al base de South Carolina. Está demostrado que es capaz de rendir como starter

La jam session debe seguir.

Sobre el autor

Antiguedad: 
11 años 4 meses
#contenidos: 
1,133
#Comentarios: 
11,671
Total lecturas: 
9,032,382

Comentarios

Está claro que los lakers han salido ganando con este último trade, Fisher ya apenas aportaba nada. Con Sessions, y si Kobe tiene unos play off lúcidos (que pase la pelotita cuando piensa en tirar un triple de 9m a la media vuelta y con Westbrook pisándole el pecho), lo mismo tenemos un digno finalista de Conferencia.

Sessions tiene la "obligación" de marcarse unos PlayOff de aúpa por una razón: elevar su cotización al máximo. Éste verano tiene la opción de exlorar el mercado (él mismo ha dicho que tiene en mente decidir donde relanzar su carrera) y nada mejor que marcarse sus 10-15 puntos y 5-10 asistencias para ello. Luego ya decidirá, si seguir en Lakers cobrando sus 4 millones, sueldo bastante razonable, o arriesgarse a salir al mercado en época de crisis en muchos equipos. Si saliera no creo que nadie le ofreciera más que 5-7 millones, así que él tiene la sarten por el mango. Para la competitividad de la liga espere que se quede en Lakers porque sino el oeste irá quedándose en un camino de rosas para Oklahoma año tras año.

Fisher ha sido mucho Fisher en LA. Era difícil sustituirle con relativa facilidad, cosa que parece "hecha" con Sessions. Yo también quiero verle en un nivel más de dificultad cuando lleguen los play-offs. De momento, rindiendo a buen nivel.