Solapas principales

New York Knicks: Mejor verano del que parece

  • Verano criticado, pero con un plan claro.

Oh Nueva York, Nueva York, la ciudad que nunca duerme, la ciudad donde apuntan todos los focos. Tener una franquicia deportiva en esa ciudad, es candidata a tener el centro de atención los 365 días del año. Para bien, o para mal como es el caso de los New York Knicks. La franquicia neoyorkina lleva un par de décadas en la miseria, con algunos pequeños momentos de brillantez. Todo ello desde que James Dolan compró la franquicia. Pero el polémico propietario lleva un tiempo sin meterse en las operaciones knickerbockers, dejando ese trabajo a Steve Mills y Scott Perry, presidente de operaciones y General Manager de la franquicia.

pills.jpg

Steve Mills y Scott Perry

Ha habido mucho revuelo en esta agencia libre con la franquicia azul y naranja. Revuelo negativo porque no han conseguido ningún agente libre importante. Pero eso no significa que el verano de los New York Knicks haya sido malo, y es lo que vengo a explicar en esta pieza, todo se debe a los planes.

Tener un plan B, o plan C.

Tras el traspaso de Kristaps Porzingis en enero por contratos expirings, el plan de los Knicks para verano era claro, tankear y tener el margen salario suficiente para pagar dos máximos. Se pusieron tres nombres sobre la mesa: Zion Williamson, Kevin Durant y Kyrie Irving. Pero, el mal hacer de la franquicia acompañado de pequeñas dosis de mala suerte, hicieron pensar en otro plan. Los Knicks no consiguieron el primer puesto de la lotería, perdiendo al jugador no NBA más mediático desde Lebron James, allá por 2003. Después, tanto Durant como Irving se decantaron por los Brooklyn Nets, una franquicia que sin tener tanto mercado, tiene un proyecto definido. Pero la gerencia, decidió moverse rápido a por su plan B y no esperar por otros agentes libres de renombre que podrían darles calabazas como ha hecho Kawhi Leonard con los Lakers, y diseñar una hoja de ruta, más a futuro, desarrollar a sus jóvenes talentos.

 

Hay talento, hay ilusión.

Y es que a pesar de no tener estrellas, los Knicks tienen futuro, mucho futuro, y han apostado por el desarrollo en vez de mover a esos jóvenes por all stars como se hizo otros años. A los Knox, Robinson, Smith Jr o Ntilikina, se le suma vía draft, R.J. Barrett. El canadiense ha sido el gran damnificado del fenómeno Zion, venía como estrella de high school y categorías inferiores de Canadá, donde, su combinado derrotó a Estados Unidos en la sub 19 con 38 puntos del escolta. A pesar de su buen papel en Duke, no ha podido superar a Williamson, cayendo de un posible top 1 que le daban el noviembre pasado, a un pick 3. Pero ahora Barrett tiene un gran reto por delante, ser la estrella de una franquicia perdida en los últimos años, y devolverles a la senda ganadora. De momento el chaval ha devuelto algo de ilusión a los Knickerbockers. También se han firmado jóvenes interesantes en agencia libre. Julius Randle es un jugador que no ha tenido suerte en los proyectos donde ha estado, pero ha demostrado ser una máquina de 20-10 andante en su carrera con 24 años. Elfrid Payton y Bobby Portis son otros dos jóvenes que tienen talento pero han estado fuera del radar por los equipos donde han jugado, perdedores la mayoría, pero son jugadores que pueden aportar. El primero es un base completo de números. Por poner un ejemplo, lleva más triples dobles en su carrera que el propio Chris Paul. Mientras que el formado en Arkansas, ha demostrado ser un sólido anotador saliendo desde el banquillo, aportando puntos y rebotes a su equipo. Los Knicks son la sexta franquicia más joven, empatada con los Pacers, con una media de 24'2 años. La diferencia con estos últimos es que Nueva York tiene la plantilla cerrada mientras que Indiana todavía tiene dos huecos libres para reforzar.

All of Barrett's 38 Points vs USA!

Dosis de experiencia.

Pero los Knicks no solo se han dedicado a reclutar jóvenes. Bien es sabido que en una época de reconstrucción tener veteranos de nivel que aporten tanto dentro como fuera de la cancha es importante, ya que ellos pueden ayudar a crear química en el vestuario y una cultura ganadora. Que no se resignen a perder y tanquear. Por ello, Nueva York decidió fichar cuatro jugadores experimentados. El primero es Taj Gibson, jugador guerrero, escuela Thibodeau, que viene a aportar defensa y garra en la pintura. También se ha hablado bien de él como compañero y puede hacer de mentor de Mitchell Robinson como ya hizo DeAndre Jordan en los últimos meses de la pasada campaña. Wayne Ellington, un trotamundos de la NBA que ha pasado por 8 equipos, viene a reforzar la línea exterior. Un problema que tenían que paliar los Knicks, ya que la temporada pasada fue el tercer equipo con peor porcentaje en la línea de tres. Marcus Morris también llega a la gran manzana a aportar, en cuanto a rendimiento individual ha sido su mejor temporada en un equipo, que en principio, era candidato para ser un rival fuerte en el este. Está en el prime de su carrera, no sorprendería que empezase de titular en este equipo. Por último tenemos a Reggie Bullock, del que tendremos que esperar a su debut debido a que recientemente le han operado de una hernia discal. Otro tirador en las alas que necesitaban los de Nueva York y que ha sido importante en sus dos últimos equipos, Pistons y Lakers.

El “problema” con los cuatros.

Con la salida de Porzingis en enero, Nueva York tenía un agujero negro estructural en el puesto de cuatro y este verano han intentado paliar esa tara en agencia libre. Hemos visto que los Knicks se han convertido en el meme de las redes sociales por fichar ala-pívots, pero los cuatro power fowards que han llegado son bastante polivalentes y pueden jugar en más de una posición. Marcus Morris en Detroit jugó muchos partidos en el puesto de alero, mientras que Portis en su último año lo hemos visto jugar de pívot. Después tenemos a Gibson, que si bien es cierto que ha desempeñado toda su carrera funciones de cuatro, en la NBA actual con la importancia del tiro exterior lo normal es que el veterano ex jugador de los Wolves que tiene carencias en el triple, pase a ser pívot. El único jugador que es un cuatro puro es Julius Randle pero tampoco sorprendería que en momentos del partido cuando se requiera un small ball pase a jugar de pívot puro. En la NBA actual, la versatilidad está a la orden del día, asi que tener jugadores que ocupan varias posiciones es obligado firmar.

Estrategia salarial.

Aparte del plano deportivo del que hablaré en el siguiente punto, los Knicks tienen una estrategia, como podemos ver en los contratos firmados. De las siete firmas de este verano, cuatro de ellas no son garantizadas para el verano que viene (Payton, Gibson, Bullock y Ellington). Bobby Portis tiene una team option y Marcus Morris solo ha firmado por un año. El único que sobrevive aquí es Julius Randle donde su contrato también es parcialmente garantizado para el verano de 2021. Lo que los Knicks quieren es tener salario limpio para la agencia libre de 2020 y 2021. En la del próximo año no hay muchos nombres reseñables, excepto en de Anthony Davis, un deseo Knickerbocker que parecía evaporarse con su llegada a Lakers. Pero sus recientes declaraciones diciendo que no ha pensado en su futuro a largo plazo y no quiere atarse de momento. En 2021, al igual que en 2019, varios peces gordos saldrán al mercado. Por decir algunos nombres, tenemos a Giannis Antetokounmpo, Kawhi Leonard, Paul George, Lebron James o Blake Griffin como ejemplos. Los Knicks quieren estrellas para complementar su proyecto. Los ejemplos de Nets y Clippers les han hecho pensar que lo primero es construir un proyecto y luego atraer a las estrellas y no al revés, como se estaba haciendo en los últimos 20 años.

fa_2021.png

Algunos agentes libres que acaban contrato den 2021

Estrategia deportiva.

Los Knicks quieren ser pacientes con su proyecto, dejar que se cueza a fuego lento. Ya lo demostraron el verano pasado con la firma de Fizdale por cuatro años y dándole confianza a pesar de la nefasta temporada pasada. Este será el primer año donde se le pidan resultados al coach. No tanto en número de victorias, sino más bien en sensaciones y desarrollo, algo que se le crítico la temporada pasada con jugadores como Knox, Ntilikina o Smith Jr, donde no se vieron mejoras. El ejemplo que deben seguir los Knicks, son los Atlanta Hawks de la temporada pasada, donde con el paso de los partidos daban síntomas de crecimiento y mejora. Pero el techo serían los Brooklyn Nets, donde además de dar grandes sensaciones, si metieron en playoffs sin que nadie diese un duro por ellos. Como esta pasando ahora con Nueva York.

En resumen, los Knicks no han hecho una mala agencia libre. Aunque el plan A de traer al mejor jugador del draft y las dos estrellas más potentes de la agencia libre no haya fluctuado, no significa que su verano haya sido malo. Han pensado con cabeza, algo raro en esta franquicia, y están siendo pacientes, aprendiendo la lección de otros años en el que tiraban assets jóvenes con potencial, en post de una estrella que se ponía a tiro pero no se podía construir algo alrededor de ella. Los Knicks aciertan desde mi punto de vista buscando construir a largo plazo, creando estrellas y no acumulando parches como otros años (Melo, Amare, Marbury, Rose, etc). El tiempo dirá como evoluciona el proyecto, pero se atisban brotes verdes, mejor dicho naranjas, en la Gran Manzana.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 8 meses
#contenidos: 
68
#Comentarios: 
212
Total lecturas: 
191,621

Comentarios

A los Knicks les queremos resucitar cada verano, siempre con la esperanza de un mañana mejor, los contratos a expirar, espacio salarial y...vuelta a la cruda realidad. Obviamente todo dependerá del desarrollo de los más jóvenes. No sé si "creando estrellas" o más bien diría "acertando en la captación de presumibles estrellas". Todas las miradas sobre Barrett, veremos cómo lo lleva el chaval.

p.d: el último párrafo es un poco guirigay (en pos de..., fructificado, cómo)

Habrá que ver el estilo de este equipo, pero en mi opinión, si Fizdale es capaz de organizar una defensa aceptable, algo que el año pasado no se vió, y organiza un roster que no es precisamente equilibrado.
En mi opinión, tienen muchos 4 (Portis, Morris, Randle, Gibson), y solo un 5 de verdad, Robinson, que además aún no ha demostrado ser de primer nivel, aunque tiene buena pinta, sobre todo en defensa.
También tienen demasiados 1-2, Payton, Knox, Ntilikina, Bullock, Ellington, Barrett, Dennis Smith JR, Tryer; de aquí tiene que reconvertir a alguno en alero (Knox es el más apto).
En cualquier caso, el equipo, como dice el artículo, parece tener un poco más de sentido que en el pasado, veremos si son capaces de ganar más partidos que el año pasado.
Mi 5 titular; Payton, Barrett, Knox, Randle, Robinson;
Suplente; Smith Jr, Ellington, Morris, Portis, Gibson.