Solapas principales

Jayson Tatum anota ante la mirada de Embiid y Thybulle

Playoffs NBA: El factor pista manda en la primera noche

  • Los Nuggets necesitaron una prórroga para superar los 57 puntos de Donovan Mitchell
  • Clippers y Celtics sufren ante Luka Doncic y Joel Embiid, pero se llevan el triunfo

¿Qué mejor manera de empezar los playoffs que con un récord histórico (sin premio), una exhibición ofensiva en una primera parte, la mayor rivalidad en una conferencia y ver a Luka Doncic y Kawhi cara a cara? Sólo hay una respuesta posible: saber que puede ser así al menos por las próximas dos semanas. Nuggets, Raptors, Celtics y Clippers se avanzan 1-0 en la serie, todos favoritos y jugando como locales en Disney.  

La primera noche de playoffs en Florida nos dejó cuatro partidos y estas son las claves de cada uno:

DENVER NUGGETS 135 — 125 UTAH JAZZ (OT)

No bastaron los 48 minutos para decidir el vencedor, ni los 57 de Donovan Mitchell para conseguir el primer upset de la burbuja en el primer partido de playoffs. Batió el récord de anotación de un jugador de los Jazz (50, Malone), el tercer máximo anotado en un partido de playoffs tras Jordan (63) y Baylor (61) y más joven en anotar +50 puntos desde 1986. Acompañó a los 57 con nueve rebotes y siete asistencias. Nada de eso sirvió. ¿Por qué? Principalmente por Jamal Murray.
 
El base canadiense fue el único que aguantó el envite de Mitchell y respondió con 20 puntos entre el último periodo y la prórroga (Mitchell anotó solo 22 en el 4Q). Fue Gobert quien punteó a Jokic en el posible game winner para regalarnos baloncesto gratis. El serbio firmó un 29-10-9, a las puertas de firmar el primer triple-doble en estos playoffs.

El inicio fue para Michael Porter Jr que anotó casi todos sus (13) puntos en el primer cuarto. Desde entonces, desconocido. Fue Jerami Grant (19 puntos) y Monte Morris (14) los que tomaron el relevo en la segunda parte. Ninguno pudo contener a Donovan Mitchell, por muchas variaciones defensivas que Malone propusiera. En bloqueos altos, en la pintura cerrada, en dos contra uno y en isolation, Mitchell siempre encontraba la pintura o el tiro indicado.

Y cuando los Jazz tomaron la iniciativa en el marcador — nunca por más de cinco puntos —, Jamal Murray tomó el relevo. Asistencia, asistencia, mid-range, triple, triple y otro mid-range: partícipe de 14 puntos seguidos antes de que Jokic intentara tomar el testigo. Falló y en prórroga, otra vez el canadiense tuvo que hacer eso que sabe hacer tan bien: ganar un partido. Y los Nuggets se ponen 1-0.

TORONTO RAPTORS 134 — 110 BROOKLYN NETS

Media parte necesitaron los Raptors para mandar el mensaje que querían enviar. Todas las narrativas previas duraron unos 20 minutos: que si siempre pierden el primer partido de playoffs (1-10 hasta hoy), que si los Nets les han eliminado cada vez que se han cruzado, que si nunca han barrido una serie. Todo a la basura. Toronto es, al menos hasta octubre, el vigente campeón de la NBA y van a jugar como tal, defendiendo el anillo y el orgullo a partes iguales.

Y tienen armas para hacerlo. Ya el prepartido fue un recital, con el himno canadiense grabado desde lo alto de la CN Tower y las presentaciones de los cinco titulares hechas por la familia de los jugadores, imitando a los Suns en la última noche de la burbuja. Pero eso no fue siquiera uno de los highlights del partido (por muy impresionante o adorable que fueran). Un recital ofensivo de una de las mejores defensas de la liga.

Al descanso, la diferencia era de 22 puntos. En el tercero, Caris LeVert hizo lo que mejor sabe hacer, anotar compulsivamente, y cambió también de registro, con 15 asistencias. Bajó la diferencia a un dígito, moviéndose entre 8 y 12 puntos. Pero los Raptors, por muy mala historia que tengan en game-1, nunca vieron el partido peligrar. El 71-43 de salida fue una losa demasiado grande para los de Brooklyn. Y VanVleet se encargó de que el peso nunca aligerara.

El de Illinois se fue a 30 puntos, con 8/10 en triples y 11 asistencias en el primer 30+10 en la historia de la franquicia en playoffs. Dirigió al equipo en ataque en una exhibición colectiva donde siete jugadores se fueron a dobles figuras: Ibaka (22+7), Siakam (18+11) y Lowry (17+7+6), algunos de ellos. Para los Nets, Luwawu-Cabarrot siguió sorprendiendo con su nivel en la burbuja con 26 puntos, liderando a los Nets.  

BOSTON CELTICS 109 — 101 PHILADELPHIA 76ERS

La mayor rivalidad de la conferencia Este tenía los ojos en un jugador, y solo un jugador: Joel Embiid. Sin Simmons, lo que hiciera el camerunés iba a ser clave para la serie. ¿El problema? Que el joven binomio de Boston decidió robar el protagonismo y el partido. Jayson Tatum y Jaylen Brown, Jaylen Brown y Jayson Tatum. El orden de los factores no altera el resultado del partido. Jaylen puso la defensa en la primera parte y 17 puntos en el último cuarto, para 29. Tatum anotó 21 en el primer periodo y fue clave en defensa en el cierre.

Y que los Sixers no supieron llegar a Embiid. Empezó como suele hacerlo con 10 puntos rápidos y un dominio por encima de Theis, Enes Kanter y Robert Williams. No importaba quién usaran los Celtics en defensa, Joel iba a pasar por encima. Delante, solo Tatum, que jugaba con la defensa de Philly como si de rookies se tratara. Boston consiguió una máxima de +10 en la primera y cuando parecía que podía romper el partido, otra narrativa entró en juego: Al Horford.

El ex Celtics, ahora Sixers, tomó las riendas del partido en el tercero. Un parcial de 16-0 sin Embiid ni Tatum llegó a poner a Philadelphia seis arriba al inicio del último cuarto. Josh Richardson (18) y Tobias Harris (15+8+8) se turnaban para castigar la defensa verde que encadenaba más de cuatro minutos sin anotar. Porcentajes pobres y el banquillo ahogado: 8 míseros puntos por los 23 de Philly. Y llegó Jaylen. Y ahora sí, Kemba, la defensa de Tatum y la aparición de Grant Williams como nuevo recurso contra Embiid.

Primera victoria de la serie para Boston que vio como Embiid se quedaba en solo 10 puntos en la pintura y su plan de contención funcionaba, pero que al mismo tiempo pierde a Gordon Hayward con un esguince de tobillo, a la espera de más pruebas. Y en 48 horas más.

LA CLIPPERS 118 — 110 DALLAS MAVERICKS

La locura de la NBA se personifica en prácticamente cada partido de los Mavericks. Y en este debut en playoffs, todavía más. 18-2 de salida para los Clippers. En el mismo primer cuarto, Dallas inicia un parcial de 48-18 (!!!) para ponerse +14 a mediados del segundo cuarto. Lo empata Marcus Morris a 57 y al llegar al descanso, los Mavs volvían a dominar por tres. Todo esto con una pequeña lesión de Doncic que lo mantuvo fuera de pista la mitad del primer cuarto y con ambos equipos tirando por encima del 50%. 
 
La excentricidad ofensiva hecha primera parte de baloncesto. Y para empezar la segunda parte, técnica a Kristaps Porzingis y Marcus Morris. La segunda del letón, que se iba expulsado en su debut en post-temporada. Lo que era una misión compleja, ahora se convertía en una utopía que pasaba únicamente por la magia de Luka Doncic. Sin Porzingis, Kawhi recuperó el formato máquina de máxima precisión, volvió a su lugar habitual de trabajo y desde el mid-range, castigó la pintura de Dallas. Respondía Doncic, pero muy solo ante el arsenal californiano. 
 
Lou Williams, Harrell o un Morris encendido activaban las alarmas pero sin Kawhi en pista, y con Luka descansando a inicio del último cuarto, Dallas aprovechaba para ganar el parcial (del 87-82 al 97-96) sin las principales estrellas. El único, Paul George que generaba los primeros diez puntos de la franquicia de LA en pick'n roll con Harrell. Para la vuelta de todos los nombres, dos triples de Beverley y Morris hundiron definitivamente a los Mavs. Y el de Paul George en el último minuto fue la daga.
 
Doncic acabó con 42 puntos, convirtiéndose en el debutante con más puntos en un partido de playoffs (estaba en 36), además de 9 asistencias, 6 rebotes y 11 pérdidas (!) de balón. En los Clippers, Kawhi con 29+12+6 asistencias y Paul George con 27 puntos. Morris (19), Lou Williams (14) desde el banco por un lado, Hardaway (18) y Seth Curry (14) también fueron clave en ataque. 
 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 2 meses
#contenidos: 
124
#Comentarios: 
433
Total lecturas: 
547,532

Comentarios

No se cuales de los dos banquillos del Boston vs Phila es peor. Solo se salva Burks.
Lo que está claro es que Tobias no es ni segunda espada... y con lo que cobra y le queda....carne de traspaso salvo sorpresa (Ben Simmons se quedará)