Solapas principales

LeBron James y Anthony Davis

PlayOffs NBA: Los Lakers a un paso de las finales del Oeste

  • Anthony Davis lidera unos Lakers que abusaron de la pintura para poner el 3-1 en la eliminatoria
  • LeBron y Rondo se quedaron a una y dos asistencias respectivamente de un triple-doble en la tercera victoria consecutiva Laker

Una noche NBA con solo un partido, y para ser honestos, sin mucha historia durante 40 minutos. Es lo que tardó Houston en despertar y darse cuenta que de perder, se quedaban con un improbable de remontar 3-1 en la serie. Una noche bizarra en la que Harden anotó solo dos tiros de campo (2/11 en total) pero al mismo tiempo, encestó tantos tiros libres como los Lakers lanzaron: 16/20 para la barba, 15/16 para el equipo de Vogel. Pero fue Anthony Davis el hombre clave de la velada, otra vez. Y sin hacer mucho ruido, a la sombra de LeBron o las noticias sobre playoffs Rondo, ya está en números de MVP. 

Y a un partido de encontrarse con los Clippers en el duelo que llevamos esperando desde que Paul George, Kawhi y el propio Davis se mudaron a California. 

LOS ANGELES LAKERS 110 — 100 HOUSTON ROCKETS 

Con Markieff Morris de inicio por JaVale McGee, los Lakers le igualaron las cartas a Houston. Con Davis de cinco, LeBron de point guard y tres cuerpos por encima del 205. El concepto de pivot ha quedado obsoleto en la serie (cero minutos McGee y Howard), pero no el trabajo en los aros. No para los Lakers al menos, que no desequilibraron la balanza, directamente abusaron de Houston: 52 capturas para los angelinos, 26 (!) para Houston. James (15), Davis (12) y Rondo (10) se fueron todos a dobles figuras, los cinco titulares de Houston sumaron 13 juntos. Los Lakers erraron el 97.6% de los tiros fallados por los Rockets, que consiguió UN rebote ofensivo.

Sin posibilidades en la pintura. La lucha de puntos también se la llevó LA con 62 puntos dentro de la zona por 24 de Houston, que otra vez vivió y murió en el triple (y los tiros libres de Harden). Ni siquiera pudieron correr, con solo una canasta en transición. Los Lakers volvieron a ser esa defensa que prometieron en regular season (103.4 defensive rating) que anula tus mejores armas. Y en ataque, dos armas efectivas: el outlet pass de LeBron James y el juego dos contra dos, con Rondo o el propio LeBron generando. Y en cada jugada, Anthony Davis se convertía en el ejecutor. 

No es el mejor partido de su carrera porque tiene noches de +50 puntos o triples-dobles con tapones, pero ahora mismo está por primera vez en su carrera a un paso de unas finales de conferencia. Y nunca habíamos disfrutado a Anthony Davis tan lejos en los playoffs (en 2018 perdió en semifinales en cinco ante Golden State). Su tarjeta, la de siempre: 29 puntos (10/18 tiros de campo, 9/9 en tiros libres), 12 rebotes, 5 asistencias y 2 tapones. El mejor de la noche, por supuesto. Aunque Rondo se quedara a dos asistencias (11+10+8) del triple-doble o LeBron firmara un 16+15 rebotes y 9 pases de canasta (y 0/5 en triples). Los focos en la ceja. Por él al descanso se fueron +16 y con la sensación de que los Rockets querían volver a casa. 

El 2/11 de Harden no es tan grave si se compara con los números del resto del equipo. PJ Tucker 0/4 y sin anotar al final de la noche, Eric Gordon 6/14 para 19 y el mejor de los titulares fue Westbrook con un 8/16 y 25 puntos. Clave el banquillo con 32 puntos (11/18 en tiros) entre Jeff Green, McLemore y Austin Rivers. Pero ante los Lakers, con solo eso no vale para ganar. De hecho, ni para pelear. Por muy tarde que uno se despierte. 

A 7:21 para acabar, los Lakers dominaban 101-78. A 58 segundos para el final del partido, el parcial para Houston era de 4-22 (para un 105-100) a base de triples y los tiros libres de Harden. Era tarde, pero había tiempo para soñar con la épica remontada. Una fantasía que se encargaría Alex Caruso de aniquilar con un triple desde la esquina, su segundo del partido para 16 puntos, los mismos que LeBron James. En la siguiente jugada, robo de Caruso a Eric Gordon, Rondo corre la pista y la deja suave a tablero para que LeBron la hunda. Partido y casi la serie. 

Podría haber sido el broche perfecto para la eliminatoria, pero todavía queda. En las manos de Houston está decidir si se trata de un trámite o quieren pelear por alargar la serie. 

 

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 2 semanas
#contenidos: 
119
#Comentarios: 
391
Total lecturas: 
513,578

Comentarios

Los Rockets pues eso: "hemos venido a emborracharnos, el resultado nos da igual". Hero hero. Los Lakers volverán a perder el primero para llevarse la final del Oeste, es marca Lebronidas allá donde estuvo, ni que estuviera vacilando al personal. Pero atención a sus ex de las playas del Este, en su segundo hogar la casa de Mickey, corrupción anywhere con Bam en el papel de Don.